SEMÁFORO VOLCÁNICO

En consideración del riesgo volcánico, se ha establecido a nivel mundial un sistema de alerta a la población basado en la selección de cuatro colores: verde, amarillo, naranja y rojo. Es el llamado semáforo volcánico, que permite a la población adoptar ciertos comportamientos desde el punto de vista de la Protección Civil.

PREALERTA

PREALERTA
En el color verde se considera una condición de riesgo tan bajo para la población que no requiere tomar medidas de protección. Siga sus actividades con normalidad.

ALERTA

ALERTA
En amarillo se activa el Plan porque se aprecian incrementos en las anomalías o aparición de otros indicadores que preconizan un período pre-eruptivo a medio plazo. Preste especial atención a los comunicados oficiales de las autoridades y medios de comunicación. Tenga previsto un posible plan de evacuación autopersonal.

ALERTA MÁXIMA

ALERTA MÁXIMA
En naranja los registros que se tienen del comportamiento de la actividad volcánica indican que hay fenómenos pre-eruptivos que evidencian que se está desarrollando una fase preeruptiva, lo que dispara la fase de emergencia. Situación de alerta máxima. Inicio de la evacuación preventiva cuando se indique.

EMERGENCIA

EMERGENCIA
El rojo se inicia cuando se confirma la erupción volcánica y ésta supone riesgo para la población o infraestructuras fundamentales. En esta situación se procederá a la evacuación obligatoria de la población. Evacuación inmediata y urgente. Todas las personas deben colaborar con la autoridades para la evacuación obligatoria.

SITUACIÓN ACTUAL

Semáforo

ROJO- SITUACION DE EMERGENCIA

Activado nivel 2 (autonómico), bajo la dirección del Gobierno de Canarias

RECOMENDACIONES A LA POBLACIÓN

  • Esté atento a la información que proporcionen las autoridades.
  • Mantenga la calma, transmítala a los demás y no propague rumores infundidos.
  • Respete los cordones de seguridad que establezcan los servicios de seguridad y siga sus instrucciones. NO se acerque por ningún motivo al volcán, o a los flujos de lava.
  • En caso de cenizas volcánicas, permanezca en sus domicilios hasta que se haya asentado, a menos de que haya peligro de que se derrumbe el techo.
  • Evite salir y si lo hace, cúbrase la nariz y boca con una mascarilla para evitar inhalar las cenizas directamente. Protéjase los ojos con gafas de protección tipo máscara.
  • Proteja a las personas vulnerables de la exposición al polvo
  • No permanezca en áreas descubiertas y evite hacer ejercicio al aire libre.
  • Cuando esté cayendo ceniza, cierre las puertas, las ventanas y toda la ventilación de la casa (chimeneas, calefacción, aires acondicionados, etc.).
  • Quite la ceniza acumulada de los techos planos y de las canaletas de lluvia humedecida cuidadosamente con agua.
  • Mantenga tapados depósitos y cisternas de agua.
  • Evite que la ceniza haga contacto con los alimentos. Lave bien frutas y legumbres. No consuma alimentos al aire libre.
  • Limpie arbustos y plantas y sacuda los árboles si es posible.
  • Si tiene aspiradora utilícela para los muebles, alfombras, etc. Limpie el polvo con frecuencia, preferiblemente utilizando una aspiradora.
  • La ceniza acumulada recójala en bolsas plásticas, deposítela en contenedores y evite tirarla al alcantarillado público.
  • Evite conducir cuando haya ceniza a menos que sea absolutamente necesario. Si tiene que conducir con ceniza densa y con poca visibilidad extreme la precaución y no sobrepase los 40 km/h.
  • Las cenizas volcánicas consisten en fragmentos muy finos que pueden causar lesiones en las vías respiratorias, los ojos y las heridas abiertas, así como irritación en la piel. Siga estas precauciones para mantenerse seguro en caso de caída de ceniza:
    • Use camisas de manga larga y pantalones largos.
    • Use gafas protectoras tipo máscara y use gafas en lugar de lentillas.
    • Use mascarilla de polvo o coloque un paño húmedo sobre la boca.
    • Mantenga apagados los motores de los vehículos. Conducir puede levantar la ceniza, los motores pueden obstruirse y los vehículos pueden averiarse.