Puntos de Encuentro Familiar

 

Canarias presenta una serie de indicadores familiares que requieren de especial atención. Según el Instituto Nacional de Estadística, es una de las Comunidades Autónomas con mayor número de separaciones y divorcios, con una ratio de 2,3 por cada 1.000 habitantes y además tiene bajo su tutela a un total de 1.756 menores de edad. En materia de violencia de género, según el Consejo General del Poder Judicial, sufre de forma particularmente intensa la realidad esta problemática registrando uno de los mayores índices de denuncia de todo el territorio español, con una ratio de 22,6 denuncias por cada 10.000 habitantes.

El Gobierno de Canarias, atendiendo a la Ley 1/2010, de 26 de febrero, canaria de igualdad entre mujeres y hombres, establece que la Viceconsejería de Justicia es la responsable de “La promoción, en colaboración con los órganos administrativos competentes en materia de infancia y familia como servicio social especializado, del establecimiento de una Red de Puntos de Encuentro Familiar en Canarias, así como su coordinación con el servicio público de justicia”.

En el marco de estas competencias, con los Puntos de Encuentro Familiar, se pretende afrontar la necesidad de dotar espacios neutrales que favorezcan a las relaciones de los menores con sus padres en situaciones de conflicto familiar.

En la actualidad están en funcionamiento el Punto de Encuentro Familiar en Gran Canaria, con titularidad del Cabildo Insular de Gran Canaria, otros tres centros en Tenerife, uno en La Gomera, uno en El Hierro y uno en La Palma, que se antojan como insuficientes y por lo que se hace necesario potenciar una “red de puntos de encuentro familiar” en todas las islas.