Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 045. Viernes 4 de marzo de 2022 - 739

ATENCION. La versión HTML de este documento no es oficial. Para obtener una versión oficial, debe descargar el archivo en formato PDF.

III. Otras Resoluciones - Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial

739 Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica.- Resolución de 21 de febrero de 2022, por la que se hace público el Acuerdo de la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental de 16 de febrero de 2022, que formula el Informe de Impacto Ambiental del Proyecto “Hacia la definición de las Islas Purpurarias. Desde el Taller de Púrpura de Lobos I (Islote de Lobos, La Oliva, Fuerteventura). Trabajos arqueológicos en el Islote de Lobos y su contexto territorial próximo, comprensivo de excavaciones arqueológicas sistemáticas en el Islote de Lobos (Área de la Playa de la Calera con el taller de Lobos 1, Área de Lobos 5, zona de las Salinas, Lobos 3 y Lobos 4), prospección arqueológica sistemática con sondeo en el Islote de Lobos. Prospección arqueológica sistemática en las playas de Corralejo”, promovido por el Cabildo Insular de Fuerteventura en la Isla de Lobos y en las Playas de Corralejo, término municipal de La Oliva, Fuerteventura.- Expte. 2021/29221-Sim.

21 páginas. Formato de archivo en PDF/Adobe Acrobat. Tamaño: 384.81 Kb.
BOC-A-2022-045-739. Firma electrónica - Descargar

En aplicación de la legislación vigente, por la presente,

RESUELVO:

Dar publicidad, en el Boletín Oficial de Canarias, al Acuerdo de la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental, de fecha 16 de febrero de 2022, por el que se formula el Informe de Impacto Ambiental del Proyecto “Hacia la Definición de las Islas Purpurarias. Desde el Taller de Púrpura de Lobos I (Islote de Lobos, La Oliva, Fuerteventura). Trabajos arqueológicos en el Islote de Lobos y su contexto territorial próximo, comprensivo de excavaciones arqueológicas sistemáticas en el Islote de Lobos (Área de la Playa de La Calera con el taller de Lobos 1, Área de Lobos 5, zona de Las Salinas, Lobos 3 y Lobos 4),
prospección arqueológica sistemática con sondeo en el Islote de Lobos. Prospección arqueológica sistemática en las playas de Corralejo”, promovido por el Cabildo de Fuerteventura en la Isla de Lobos y en las Playas de Corralejo, en el término municipal de la Oliva, Isla de Fuerteventura (2021/29221-Sim).

Santa Cruz de Tenerife, a 21 de febrero de 2022.- El Viceconsejero de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica, Miguel Ángel Pérez Hernández.

ANEXO

La Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental, en sesión celebrada el día 16 de febrero de 2022, adoptó, por unanimidad, entre otros, el siguiente Acuerdo:

ANTECEDENTES

Único.- Con fecha 26 de julio de 2021 y TELP 9902, se recibe a través del Registro Electrónico escrito de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, mediante el que se solicita el inicio del procedimiento de evaluación de impacto ambiental simplificada del proyecto denominado “Hacia la definición de las Islas Purpurarias. Desde el Taller de Púrpura Lobos I (Islote de Lobos, La Oliva, Fuerteventura). Trabajos arqueológicos en el Islote de Lobos y su contexto territorial próximo, comprensivo de excavaciones arqueológicas sistemáticas en el Islote de Lobos (área de la Playa de La Calera con el Taller de Lobos 1, Área de Lobos 5, Zona de Las Salinas, Lobos 3 y Lobos 4), prospección arqueológica sistemática con sondeo en el Islote de Lobos. Prospección arqueológica sistemática en las playas de Corralejo”, promovido por el Cabildo de Fuerteventura, a realizar en la Isla de Lobos y en las playas de Corralejo, de acuerdo con lo establecido en la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental y posteriores modificaciones.

El escrito de solicitud de la Dirección General de Patrimonio Cultural viene acompañado de documentación consistente en:

- Resolución nº 167/2021, de 19 de julio de 2021, por la que se autoriza al Cabildo de Fuerteventura la realización del citado proyecto.

- Solicitud de autorización para la realización del Proyecto firmada por los técnicos responsables.

- Documento Ambiental del Proyecto cuyos responsables son D. Isidoro Hernández Sánchez, Dña. Mercedes del Arco Aguilar y Dña. María del Carmen del Arco Aguilar.

CONSIDERACIONES TÉCNICAS

Primera.- Objeto del proyecto remitido.

De acuerdo con la información contenida en el documento aportado, el objetivo es realizar trabajos arqueológicos (prospecciones superficiales y excavaciones) en el Islote de Lobos, en las Dunas de Corralejo y en la zona marina entre la Isla de Lobos y la isla de Fuerteventura; todo ello para investigar la posible presencia de restos de la época romana en estas zonas.

En concreto, se trata de investigar y excavar en varias zonas del islote así como en “Playas de Corralejo”, incluyendo una prospección subacuática en “Franja costera sur del Islote de Lobos” (todas ellas indicadas con sus correspondientes coordenadas UTM, salvo la subacuática). Se prevé realizar las excavaciones arqueológicas en el periodo comprendido entre 2021 y 2027.

Segunda.- Localización del proyecto.

El proyecto se ubicaría en el islote de Lobos, en la zona de las playas de Corralejo (NE de Fuerteventura) y en un sector (no determinado) de la zona marina entre Lobos y Fuerteventura. Los sectores que se proponen para su estudio (prospección y excavación) se denominan: “Lobos 1” y “Lobos 5” en Playa de La Calera, “Las Salinas” en el sector occidental de Playa de La Calera, “Lobos 3”, “Lobos 4”, “Playas de Corralejo” y la prospección subacuática “Franja costera sur del Islote de Lobos” (todas ellas delimitadas con sus correspondientes coordenadas UTM, salvo la subacuática).

- Sector “Lobos 1”. Localizado en la Playa de La Calera, al suroeste del Islote de Lobos. Este sector comprende 560 m² y la superficie total a excavar es de 164 m². Delimitado por los siguientes vértices y sus coordenadas geográficas:

Ver anexo en la página 9180 del documento Descargar

- Sector “Lobos 5”. Localizado en la Playa de La Calera, al suroeste del Islote de Lobos. La superficie total a excavar en este sector es de 310 m². Delimitado por los siguientes vértices y sus coordenadas geográficas:

Ver anexo en la página 9180 del documento Descargar

- Sector “Las Salinas”. Localizado al oeste de la Playa de La Calera, al suroeste del Islote de Lobos. En este sector se va a realizar prospección arqueológica sistemática con sondeo. Delimitado por los siguientes vértices y sus coordenadas geográficas:

Ver anexo en la página 9180 del documento Descargar

- Sector “Lobos 3”. Localizado al sur del Islote de Lobos. La superficie total a excavar es de 599 m². Los sectores Lobos 3 y Lobos 4 ya fueron objeto de sondeo en campañas anteriores (2015), y en los dos casos muestran fertilidad arqueológica como espacios complementarios a la actividad desarrollada en el taller de púrpura, correspondiendo respectivamente a una pequeña depresión o vaguada y a un cantil rocoso próximo a una posible zona de atraque y desembarco más favorable por ser el área de calmas. Delimitado por los siguientes vértices y sus coordenadas geográficas:

Ver anexo en la página 9181 del documento Descargar

- Sector “Lobos 4”. Localizado al sur del Islote de Lobos. La superficie total a excavar es de 304 m². Delimitado por los siguientes vértices y sus coordenadas geográficas:

Ver anexo en la página 9181 del documento Descargar

- Sector “Playas de Corralejo”. Localizados al noreste y al sureste de las Playas de Corralejo. En este sector se va a realizar prospección arqueológica sistemática superficial y de carácter ocular. Necesaria para la definición de variables indicios de actividad antrópica antigua. El área afectada en esta actividad va desde la Playa del Pocito-Los Caserones a la Playa de Corralejo. Es una prospección superficial circunscrita al área de un uso antrópico de las playas. Delimitado por los siguientes vértices y sus coordenadas geográficas:

Ver anexo en la página 9181 del documento Descargar

- Sector Subacuático en El Río. No constan coordenadas, ni superficies.

De acuerdo con la información aportada las actuaciones previstas se proyectan en el interior de los límites de los siguientes espacios naturales protegidos, terrestres y marinos, por la normativa internacional, europea, nacional y autonómica:

- Reserva de la Biosfera de Fuerteventura declarada por la UNESCO el 27 de mayo de 2009.

- Zona de Especial Conservación (ZEC) ‘Islote de Lobos’ ES7010031.

- Zona de Especial Conservación (ZEC) ‘Corralejo’ ES7010032.

- Zona de Especial Conservación (ZEC) ‘Sebadales de Corralejo’ ES7010022.

Todas ellas declaradas al amparo de la Directiva 92/43/CEE, de 21 de mayo, relativa a la conservación de los Hábitats naturales y de la Fauna y Flora silvestres, formando parte de la Red Natura 2000.

- Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) ‘Dunas de Corralejo e Islote de Lobos’ ES 0000042.

- Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) ‘Espacio Marino de la Bocaina’ ES0000531.

Declaradas al amparo de la Directiva 79/409/CEE, de 2 de abril, relativa a la conservación de las aves silvestres, derogada por la Directiva 2009/147/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de noviembre de 2010, formando parte de la Red Natura 2000.

- Espacio Natural Protegido (ENPs) ‘Parque Natural del Islote de Lobos’.

- Espacio Natural Protegido (ENPs) ‘Parque Natural de las Dunas de Corralejo’.

Declarados al amparo de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales de Canarias.

- Área Prioritaria de reproducción, alimentación, dispersión y concentración de las especies amenazadas de la avifauna nº 62 ‘Isla de Lobos’.

- Área Prioritaria de reproducción, alimentación, dispersión y concentración de las especies amenazadas de la avifauna nº 63 ‘Jable de Corralejo’.

Declaradas mediante la Orden de 15 de mayo de 2015 de la Consejería de Educación. Universidades y Sostenibilidad, a los efectos de aplicación del Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto, por el que se establecen medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión.

Tercera.- Categoría de evaluación de impacto ambiental aplicable al proyecto.

El proyecto no se encuentra incluido en los anexos de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental. Sin embargo, al proyecto le es de aplicación lo establecido en el artículo 7.2.b): “Los proyectos no incluidos ni en el Anexo I ni el Anexo II que puedan afectar de forma apreciable, directa o indirectamente, a Espacios Protegidos Red
Natura 2000”. Por lo que le corresponde un procedimiento de evaluación de impacto ambiental simplificada.

Cuarta.- Fase de consultas.

A los efectos de lo previsto en el artículo 46 de la Ley 21/2013, se realizaron consultas a las siguientes Administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas, de los cuales se han recibido las siguientes respuestas:

Ver anexo en la página 9182 del documento Descargar

Resumen de las respuestas recibidas en el trámite de consultas ambientales:

a) Informe del Servicio de Contaminación de Aguas y Suelos de la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente remitido mediante NRI de fecha 23 de noviembre de 2021 y TELP 15288, donde se indica que “no hay nada que informar en dicho procedimiento”.

b) Informe del Servicio Técnico de Ordenación del Suelo Rústico y Espacios Naturales Protegidos de la Dirección General de Planificación Territorial, Transición Ecológica y Aguas de fecha 25 de noviembre de 2021, donde se concluye lo siguiente:

1ª. “Las actividades científicas de excavación arqueológica sistemática y de prospección superficial -a desarrollar entre los años 2021-2027- que persigue este proyecto se contemplan entre las finalidades de investigación y protección de los potenciales recursos culturales presentes en los espacios naturales protegidos del Parque Natural del islote de Lobos y del Parque Natural de Corralejo, reguladas en sus respectivos instrumentos de ordenación como un uso autorizable”.

2ª. “Si bien el Documento Ambiental Simplificado concluye que el impacto del proyecto es nada significativo, su compatibilidad con los recursos naturales potencialmente afectados (posible translocación de ejemplares de Traganum moquini, posible afección a avifauna litoral nidificante) deberá determinarla el Órgano Gestor de estos espacios naturales protegidos, el Cabildo Insular de Fuerteventura, tomando en consideración las determinaciones recogidas por los planes rectores de ambos parques naturales en sus correspondientes normativas”.

c) Informe del Servicio de Patrimonio Cultural del Cabildo de Fuerteventura de fecha 30 de noviembre de 202, donde se informa lo siguiente:

“El proyecto trata de una investigación arqueológica sistemática de campo (excavación y prospección), actuaciones que tienen la consideración de actividades arqueológicas, tal y como se establece en el artículo 90 de la Ley 11/2019, de 25 de abril, de Patrimonio Cultural de Canarias”.

“Este tipo de trabajos que tiene por objetivo una línea de investigación concreta, desarrollada mediante una investigación sistemática y llevada a cabo por Instituciones investigadoras como son el Museo Arqueológico de Fuerteventura, el Museo Arqueológico de Tenerife y el Departamento de Prehistoria, Arqueología, Antropología e Historia Antigua de la Universidad de La Laguna son imprescindibles y necesarios para el conocimiento de la historia de Canarias en general y de Fuerteventura en particular”.

d) Informe del Servicio de Ordenación del Territorio del Cabildo de Fuerteventura con fecha 19 de enero de 2022, que concluye lo siguiente:

- Visto el plano de situación de la actuación y contrastada su localización con la cartografía del Plan Insular de Ordenación, se comprueba que el total del área donde se localiza la misma corresponde con la zona de suelo denominada ZA-SREP-Zona A Suelo Rústico Especialmente Protegido, según el Texto consolidado de la normativa vigente del Plan Insular de Ordenación de Fuerteventura y Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PIOF-PORN) relativo a la toma en consideración de las determinaciones urbanísticas derogadas del Plan Insular de Ordenación de Fuerteventura, en aplicación de la Disposición derogatoria única.3 de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del suelo, publicado en el BOC de 21 de septiembre de 2018, con arreglo al artículo 100 DV de la normativa, se puede concluir que la actuación objeto de este informe, no es un uso prohibido expresamente por el Plan Insular de Ordenación y que además en las actividades a potenciar se especifican las científico-culturales.

- Cabe entender que el uso no está expresamente prohibido por el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural del Islote de Lobos (F-01), ni por el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural de Corralejo (F-02) y que a priori, la actuación no entra en contradicción con los objetivos y finalidad de los mismos. No obstante, deberá ser el órgano gestor del espacio natural protegido, el que deba pronunciarse a través de informe previo, de conformidad con el artículo 64 de la LSENPC y el Plan Rector de Uso y Gestión.

- El proyecto deberá atenerse a las disposiciones establecidas en la Ley 11/2019, de 25 de abril, de Patrimonio Cultural de Canarias, así como a la Ley 16/1985, de 25 de junio, de Patrimonio Histórico Español. También se deberá estar a lo dispuesto en el
Decreto 11/2004, de 29 de julio, por el que se aprueba el Reglamento sobre Procedimiento de Declaración y Régimen Jurídico de los Bienes de Interés Cultural, así como el
Decreto 262/2003, de 23 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento sobre Intervenciones Arqueológicas en la Comunidad Autónoma de Canarias.

- Es necesario dejar expuesto que el presente informe es solo con respecto a las competencias de esta Consejería de Ordenación del Territorio y en concreto respecto del Planeamiento Insular. No obstante, se ha de mencionar que comprobada la localización de la actuación pretendida dentro del Sistema de información territorial de Canarias, se observa que la misma está afectada por la Cuadrícula del Mapa de Especies Protegidas, por el Área Prioritaria de Reproducción, Alimentación, Dispersión y Concentración de las Especies de la Avifauna Amenazada en la Comunidad Autónoma de Canarias nº 62 y 63, por Zonas Especiales de Conservación (ZECs) y por Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs). Además, algunas zonas de la actuación se encuentran en las áreas señaladas en el Plan de Recuperación del Guirre, por lo que habría que realizar consulta al órgano competente a tenor de lo dispuesto en el apartado 6.1 del Decreto 183/2006, de 12 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de Recuperación del Guirre.

- En cuanto a la afección al patrimonio cultural, se debe realizar consulta a dicho servicio al respecto en el trámite que se plantea.

- En cuanto a la afección al suelo de protección costera, será el establecido en la
Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas y su Reglamento y demás normativa de aplicación siempre que sea compatible con los fines de protección del Parque Natural.

e) Informe del Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente, de fecha 28 de enero de 2022, que concluye lo siguiente:

1ª.- En el ámbito de afección del proyecto, consistente en la excavación y prospección en el islote de Lobos y Playas de Corralejo en la isla de Fuerteventura, se ha detectado la presencia de al menos 30 especies protegidas de fauna en el Islote de Lobos y 23 especies protegidas en las Playas de Corralejo según la normativa vigente. Dentro de ese listado y según el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias (Biota) deben incluirse especies que afectan al ámbito del proyecto, cabe destacar al cuervo canario (Corvus corax canariensis), el águila pescadora (Pandion haliaetus) y la lapa majorera (Patella candei candei), con la categoría de En peligro de extinción dentro del Catálogo Canario de Especies Protegidas (Ley 4/2010, de 4 de junio). Por otro lado, destacamos a la cochinita de los Jameos también con la categoría En peligro de extinción pero dentro del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero). Por otra parte, destacamos a un numeroso grupo de especies de fauna con la categoría de vulnerable tanto dentro del Catálogo Canario de Especies Protegidas como el Catálogo Español de Especies Amenazadas, especies como la lisneja (Chalcides symonyi), corredor sahariano (Cursorius cursor), chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), cachalote (Physeter macrocephalus), musaraña canaria (Crocidura canariensis) y el águila pescadora (Pandion haliaetus).

Respecto al grupo de la flora, se ha detectado la presencia en el Islote de Lobos de
4 especies protegidas y 3 en las Playas de Corralejo, destacamos a la siempreviva espinocha (Limonium tuberculatum), balancón (Traganum moquinii) y alsidio (Alsidium corallinum) con la categoría de vulnerable dentro del Catálogo Canario de Especies Protegidas, también destacamos con esta misma categoría pero dentro del Catálogo Español de Especies Amenazadas a la seba (Cymodocea nodosa). Igualmente hay citas en Lobos de la treintanudos de mar (Polygonum maritimun), en la misma categoría de protección.

Sin embargo, dada la localización y tamaño de los trabajos, no es de esperar afecciones relevantes a la mayoría de las especies listadas, siempre que se tengan en cuenta las recomendaciones señaladas en el resto de apartados de estas conclusiones.

Hay que tener en cuenta que, según la normativa vigente, las especies incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, así como en el Catálogo Canario de Especies Protegidas, llevan asociado un régimen de prohibiciones según el artículo 57 del texto consolidado de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

Estas prohibiciones se aplicarán a todas las fases del ciclo biológico de estas especies, subespecies o poblaciones.

Además, cabe destacar que la destrucción del hábitat de especies en peligro de extinción, vulnerables o en régimen de protección especial, en particular del lugar de reproducción, invernada, reposo, campeo o alimentación, está tipificado en la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad como infracción administrativa.

2ª.- Todos los puntos a excavar y prospectar en el Islote de Lobos, se localizan dentro de los espacios incluidos en la Red Natura 2000 designados en función de la
Directiva 79/409/CEE del Consejo, relativa a la Conservación de las Aves Silvestres
(DOCE nº 103, de 25 de abril de 1979; derogada por la Directiva 2009/147/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de noviembre de 2010) o la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres (DO L 206, de 22 de julio de 1992). Concretamente se trata del ZEC ES7010031 Islote de Lobos (18_FV).

Por otro lado, esos mismos puntos a excavar y prospectar en dicho islote se encuentran dentro de la ZEPA ES0000042 Dunas de Corralejo e Isla de Lobos.

Tal y como se indicó en el apartado segundo de este informe, la cartografía aportada sobre las zonas de prospecciones en la Playa de Corralejo son poco precisas, pero aparentemente los cuatro puntos a prospectar se localizan dentro de los espacios incluidos en la Red Natura 2000 designados en función de la Directiva 79/409/CEE del Consejo, relativa a la Conservación de las Aves Silvestres (DOCE nº 103, de 25 de abril de 1979; derogada por la Directiva 2009/147/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de noviembre de 2010) o la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres (DO L 206, de 22 de julio de 1992). Concretamente se encuentra dentro de la ZEC terrestre ES7010032 Corralejo (12_FV). Igualmente se encuentran dentro de la ZEPA ES0000042 Dunas de Corralejo e Isla de Lobos.

Aunque todas las zonas se localizan dentro de las Zonas de Conservación Prioritaria dentro de los correspondientes Planes de Gestión señalados en el apartado 4 de este informe, entre los criterios de actuación se hace referencia a la compatibilidad con la promoción e investigación del patrimonio cultural, siempre que no afecte a los valores naturales.

3ª.- Con respecto a los Hábitats de Interés Comunitario:

- Todos los puntos a excavar y prospectar en el islote de Lobos a excepción de tres puntos de Las Salinas, se ha inventariado la presencia de Hábitats de Interés Comunitario incluidos en el Anexo I de la Directiva 92/43/CEE susceptibles de verse afectados, concretamente se trata del hábitat prioritario 2130 Dunas costeras fijas con vegetación herbácea (dunas grises).

Dado que en Lobos se procederá a la realización de una excavación arqueológica, para cada punto deberá hacerse un análisis topográfico del estado concreto del mismo, la vegetación existente, así como un plan de restauración para devolver una vez finalizada la misma a estado óptimo para su regeneración natural. Se evitará especialmente la persistencia de desniveles o taludes y el acúmulo de materiales fuera de las zonas señaladas.

- Respecto a las prospecciones superficiales en las Playas de Corralejo, en los puntos indicados se ha inventariado la presencia de Hábitats de Interés Comunitario incluidos en el Anexo I de la Directiva 92/43/CEE susceptibles de verse afectados, concretamente se trata del hábitat prioritario 2130 Dunas costeras fijas con vegetación herbácea (dunas grises), correspondiente al balancón (Traganum moquinii).

Dado el carácter limitado de la superficie a afectar (por tratarse de prospecciones) se deberán restablecer las zonas al estado anterior al inicio de los trabajos, evitando hoyos o desniveles y prestando especial atención a la introducción de especies invasoras (véase apartado sexto de estas conclusiones).

4ª.- El Documento Inicial del Proyecto considera que la valoración global del impacto es nada significativo. Entendemos que aunque se pueda tratar en algunos lugares de ambientes antropizados, hay que considerar que las actuaciones que se pretenden ejecutar se encuentran en el ámbito del Parque Natural de la isla de Lobos y en el Parque Natural de Corralejo y por lo tanto en suelo rústico de protección ambiental. Por tanto, se considera importante, justo previamente al inicio de los trabajos, un análisis “in situ” de la flora y avifauna de los lugares a excavar y prospectar en la isla de Lobos y Playas de Corralejo por parte de un técnico, con la finalidad de detectar previamente especies y ejemplares concretos que puedan verse afectados y tomar las medidas necesarias para su protección.

5ª.- Es importante señalar que sería necesario acotar y no exceder los límites de las excavaciones y/o prospecciones del área de estudio para evitar en la medida de lo posible la afección al medio, ya que según cita el Documento Ambiental “Lobos 1, en la zona meridional de la playa, que se sitúa al Sur-Oeste del islote de Lobos, con un área que se ha definido sobre los 560 m², susceptible de ampliarse en el transcurso de las excavaciones según vayan surgiendo las evidencias, zona en la que con probabilidad se intervendrá en cada anualidad”. Debemos evitar los posibles impactos que pueda ocasionar el proyecto sobre las especies catalogadas en peligro de extinción y/o vulnerable en el Catálogo Canario de Especies Protegidas y Catálogo Español de Especies Amenazadas.

6ª.- Es importante realizar un seguimiento, y en su caso la erradicación de las especies exóticas que hayan podido proliferar como consecuencia de la ejecución de las obras de excavación y/o prospección, incorporando la limpieza de vegetación de especies invasoras y que puedan propagarse una vez se ejecuten los movimientos de tierras pertinentes. En este sentido se tendrán en cuenta las especificaciones de la normativa específica de aplicación.

7ª.- Dado el carácter del proyecto, limitado a la excavación y/o prospección en el islote de Lobos y Playas de Corralejo, y vistas las características del entorno y los valores circundantes, no es previsible que el proyecto provoque afecciones sobre las especies y espacios protegidos siempre y cuando se sigan las recomendaciones derivadas de este informe. A modo de resumen, las principales serían:

- La inclusión en el equipo de un técnico a pie de proyecto para detectar las posibles afecciones al medio natural.

- Un análisis previo sobre la flora y avifauna del entorno inmediato de cada punto.

- La eliminación de especies invasoras asociadas a la manipulación resultante de los trabajos.

- Diseñar e incluir en el proyecto las labores de restauración mencionadas en el apartado Tercero de estas conclusiones.

No hay que olvidar que, de aparecer alguna especie protegida, hay que tener en cuenta que, según la normativa vigente, las especies incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, así como en el Catálogo Canario de Especies Protegidas, llevan asociado un régimen de prohibiciones según el artículo 57 del texto consolidado de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

Quinta.- Criterios del Anexo III, mencionados en el artículo 47.2 para determinar si un proyecto del Anexo II debe someterse a evaluación de impacto ambiental ordinaria.

1º. Características del proyecto: las características del proyecto deberán considerarse, en particular, desde el punto de vista de:

a) Las dimensiones y el diseño del conjunto del proyecto. Se trata de un proyecto de pequeñas dimensiones que afecta a determinadas parcelas en el ámbito del Islote de Lobos y de las Playas de Corralejo, así como del fondo marino entre la isla de Lobos y Fuerteventura. El proyecto consiste en una excavación-prospección arqueológica que afecta sobre todo al suelo y a los valores ambientales que soporta. El proyecto no conlleva la instalaciones de infraestructuras permanentes en el territorio. En el Documento Ambiental no se han definido correctamente determinadas cuestiones, como son la delimitación exacta de las parcelas a intervenir, la superficie exacta de cada sector de actuación, las superficies de posibles ampliaciones para realizar excavaciones, los volúmenes de suelo que se van a excavar y las parcelas donde se van a realizar los acopios. Tampoco se ha realizado una descripción topográfica de las parcelas a intervenir, ni de las especies biológicas que se puedan encontrar en ellas, ni de los hábitats o ecosistemas presentes y que pudieran ser afectados. Todos ellos datos esenciales para la correcta gestión del proyecto.

b) La acumulación con otros proyectos, existentes y/o aprobados. No existen otros proyectos actualmente en la zona que deban ser considerados para su acumulación. Aunque en el pasado ya se realizó un tipo de intervención similar en la Isla de Lobos.

c) La utilización de recursos naturales, en particular la tierra, el suelo, el agua y la biodiversidad. El proyecto no implica un consumo de recursos naturales; no cabe esperar consumo de suelo, agua, aire o de elementos de la biodiversidad, ni de otros recursos naturales, dadas las características del mismo. Si cabe esperar una alteración del suelo que es un recurso natural no renovable a escala humana; esta afección al suelo podría implicar también la afección a especies de la biodiversidad, amenazadas y protegidas, así como a ecosistema y hábitats.

d) La generación de residuos. Dada las características del proyecto, teniendo en cuenta que no se van a construir infraestructuras, ni permanente ni transitorias, ni se va a emplear maquinaria, cabe esperar que la naturaleza de los residuos que se puedan producir sea asimilables a domésticos (plásticos, maderas, cartones, hierros, etc.). Todos estos residuos deberán ser clasificados, almacenados, transportados y gestionados de manera correcta para evitar cualquier impacto ambiental.

e) La contaminación y otras perturbaciones. Dadas las características técnicas del proyecto no cabe esperar eventos de contaminación del agua, ni del suelo, ni de la atmósfera, con una correcta gestión ambiental de las intervenciones. Sí cabe esperar perturbaciones como consecuencia de la presencia humana (personas que van a intervenir en las excavaciones) sobre determinadas especies de la fauna, sobre todo de la avifauna. Así como alteraciones debidas al ruido generado por esas personas. Otra posible perturbación es el efecto que tiene el pisoteo de las personas sobre el suelo como consecuencia del tránsito, especialmente sobre los hábitats de interés comunitario.

f) Los riesgos de accidentes graves y/o catástrofes relevantes para el proyecto en cuestión, incluidos los provocados por el cambio climático, de conformidad con los conocimientos científicos. No cabe esperar accidentes graves, ni catástrofes derivadas de la ejecución del proyecto. Ni afección al proyecto por efectos del cambio climático o viceversa.

g) Los riesgos para la salud humana (por ejemplo debido a la contaminación del agua, del aire, o la contaminación electromagnética). La ejecución del proyecto y su puesta en marcha no conllevan riesgos para la salud humana siempre que se realicen de forma correcta. No cabe esperar eventos de contaminación, ni del agua, ni del aire, ni del suelo. Tampoco cabe esperar ningún impacto sobre la población debido a la distancia al núcleo poblacional más próximo y teniendo en cuenta las características de la actividad.

2º. Ubicación del proyecto: la sensibilidad medioambiental de las áreas geográficas, que puedan verse afectadas por el proyecto, deberá considerarse teniendo en cuenta los principios de sostenibilidad, en particular:

a) El uso presente y aprobado del suelo. El proyecto se desarrolla dentro de los límites de espacios naturales protegidos, en suelos que tienen la máxima protección (Suelo Rústico Especialmente Protegido, Zona PIO: ZA-SREP-Zona A), se encuentran además protegidos por varias figuras de protección de espacios naturales y su objetivo es proteger y conservar los valores naturales que albergan. El uso actual es limitado ya que se encuentran en Zona de Uso Moderado y permiten un cierto uso social, como es el caso de las visitas a la Isla de Lobos y los usuarios de las Playas de Corralejo. El proyecto es un uso compatible y Autorizable de acuerdo con lo establecido en los correspondientes Planes Rectores de Uso y Gestión de ambos espacios protegidos.

b) La abundancia relativa, la disponibilidad, la calidad y la capacidad regenerativa de los recursos naturales de la zona y su subsuelo (incluidos el suelo, la tierra, el agua y la biodiversidad). Los recursos naturales en el ámbito del proyecto son muy frágiles y por lo tanto sensibles ante cualquier impacto ambiental; se trata especialmente del suelo, recurso natural no renovable a escala humana, y de diversos elementos de la biodiversidad que se distribuyen en esa zona. De acuerdo con el informe de Biodiversidad, según la información disponible en el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias (Biota) a 15 de noviembre de 2021, con niveles de precisión 1 y 2, se ha detectado la presencia en el Islote de Lobos de al menos 30 especies protegidas y 23 especies protegidas de la fauna en las Playas de Corralejo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas, Catálogo Canario de Especies Protegidas y Directiva de Aves en el ámbito del proyecto, desde el año 2000 (inclusive), en un ámbito de cuadrículas de 500 x 500 m que pueden verse directa o indirectamente afectadas en la zona. En lo que respecta a las especies de la flora, con niveles de precisión 1 a partir del año 2000 con cuadrículas de 500 x 500 m, se ha detectado la presencia en el Islote de Lobos de 4 especies protegidas y 3 en las Playas de Corralejo de flora en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas y Catálogo Canario de Especies Protegidas en el ámbito de estudio del proyecto (páginas 11, 12 y 13 del Informe de Biodiversidad). Teniendo en cuenta esta densidad de especies amenazadas y protegidas, el informe del Servicio de Biodiversidad indica lo siguiente: “Cabe destacar que en relación a los trabajos en el Islote de Lobos y Playas de Corralejo, no se especifica si se ha realizado algún muestreo/censo del área de estudio para confirmar la posible afección de las excavaciones y/o prospecciones a la flora y avifauna presente”.

c) La capacidad de absorción del medio natural, con especial atención a las áreas siguientes:

1º. Humedales, zonas ribereñas, desembocaduras de ríos. No corresponde.

2º. Zonas costeras y medio marino. SÍ corresponde. Las zonas costeras son sensibles por definición debido a la existencia de elementos singulares en ellas. Todas las actuaciones corresponden a zonas costeras, menos la que se plantea en los fondos marinos cercanos; aunque en este último caso no se describe ni se aportan datos sobre la zona.

3º. Áreas de montaña y de bosque. No corresponde.

4º. Reservas naturales y parques. Sí corresponde. El proyecto se localiza dentro de los límites de dos espacios naturales protegidos de la Red Canaria (los dos terrestres). ‘Parque Natural del Islote de Lobos’ y ‘Parque Natural de las Dunas de Corralejo’; ambos con importantes valores naturales y muy sensibles ambientalmente a cualquier impacto o alteración.

5º. Áreas clasificadas o protegidas por la legislación del Estado o de las Comunidades Autónomas; lugares Red Natura 2000. Sí corresponde. El proyecto se plantea dentro de los límites de varios espacios de la Red Natura 2000, tres ZECs (dos terrestres y una marina) y dos ZEPAs (una terrestre y otra marina). De acuerdo con la información aportada las actuaciones previstas se proyectan en el interior de los límites de los siguientes espacios naturales protegidos, terrestres y marinos, por la normativa internacional, europea, nacional y autonómica:

- Reserva de la Biosfera de Fuerteventura declarada por la UNESCO el 27 de mayo de 2009.

- Zonas de Especial Conservación (ZECs): ZEC ‘Islote de Lobos’ ES7010031, ZEC ‘Corralejo’ ES7010032, ZEC ‘Sebadales de Corralejo’ ES7010022, declarados al amparo de la Directiva 92/43/CEE, de 21 de mayo, relativa a la conservación de los Hábitats Naturales y de la Fauna y Flora Silvestres, formando parte de la Red Natura 2000.

- Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs): ZEPA ‘Dunas de Corralejo e Islote de Lobos’ ES 0000042; ZEPA ‘Espacio Marino de la Bocaina’ ES0000531, declaradas al amparo de la Directiva 79/409/CEE, de 2 de abril, relativa a la conservación de las aves silvestres, y posteriores modificaciones, formando parte de la Red Natura 2000.

- Espacios Naturales Protegidos (ENPs): ‘Parque Natural del Islote de Lobos’ y ‘Parque Natural de las Dunas de Corralejo’, declarados al amparo de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales de Canarias.

El Plan de Gestión de la ZEC ES7010031 ‘Islote de Lobos’, aprobado por Orden de la Consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad de fecha de 1 de abril de 2016 (BOC nº 68, de 1.4.2016) establece las zonas de trabajo dentro del ámbito de la Zona de Conservación Prioritaria. Esta zona está constituida por “las áreas que poseen un alto valor para la conservación dado que albergan hábitats naturales de interés comunitario que presentan un estado favorable de conservación y hábitats que albergan núcleos de población de las especies del Anexo II de la Directiva 92/43/CEE”. Se indica entre los criterios de actuación el que “se promoverán actividades compatibles de educación ambiental y divulgación de los valores ecológicos y culturales del espacio y su significado”. Lo mismo cabe indicar respecto a la ZEC ES7010032 ‘Corralejo’.

Respecto a la presencia de hábitats naturales en el ámbito del proyecto, todos los puntos a excavar y prospectar en el Islote de Lobos, a excepción de tres puntos de Las Salinas, se ha inventariado la presencia de Hábitats de Interés Comunitario incluidos en el Anexo I de la Directiva 92/43/CEE susceptibles de verse afectados, concretamente se trata del hábitat prioritario 2130 ‘Dunas costeras fijas con vegetación herbácea (dunas grises)’.

Respecto a las prospecciones superficiales en las Playas de Corralejo, tal y como indica el Informe de Biodiversidad, el nivel de precisión aportado en el DA es escaso. Con los datos disponibles, parecen estar dentro de uno de los Hábitats de Interés Comunitario incluidos en el Anexo I de la Directiva 92/43/CEE susceptibles de verse afectados, concretamente se trata del hábitat prioritario 2130 ‘Dunas costeras fijas con vegetación herbácea (dunas grises)’, correspondiente al balancón (Traganum moquinii). Otros hábitats próximos serían el hábitat 2110 ‘Dunas móviles embrionarias pertenecientes a la comunidad de lechetrezna de la mar y junco marino (Euphorbio paraliae-Cyperetum capitati)’, y el hábitat 2120 ‘Dunas móviles embrionarias’.

6º. Áreas en las que se han rebasado ya los objetivos de calidad medioambiental establecidos en la legislación aplicable, y pertinentes para el proyecto, o en las que se considere que se ha producido un incumplimiento de dichas normas de calidad medioambientales. No corresponde.

7º. Áreas de gran densidad demográfica. No corresponde.

8º. Paisajes y lugares con significación histórica, cultural y/o arqueológica. No Corresponde. Tanto la Isla de Lobos como las Playas de Corralejo constituyen un paisaje natural.

9º. Áreas con potencial afección al patrimonio cultural. No corresponde.

10º. Masas de agua superficiales y subterráneas contempladas en la planificación hidrológica y sus respectivos objetivos ambientales. No corresponde.

3º. Características del potencial impacto: el análisis del potencial impacto del proyecto realizado en el Documento Ambiental es significativamente simple, ya que concluye lo siguiente: “… que no se producirá alteración alguna en el paisaje mediato o inmediato. En consecuencia los efectos negativos son Nada Significativos”.

Los potenciales efectos significativos de los proyectos en el medio ambiente, deben considerarse en relación con los criterios establecidos en los apartados 1 y 2, y teniendo presente el impacto del proyecto sobre los factores señalados en el artículo 45,
apartado 1.e), teniendo en cuenta:

a) La magnitud y el alcance espacial del impacto (por ejemplo, área geográfica y tamaño de la población que pueda verse afectada). Teniendo en cuenta las características del proyecto y que el mismo no conlleva la construcción de ninguna estructura sobre el territorio, la magnitud del impacto global del proyecto puede considerar pequeña; las obras de ejecución del proyecto pueden considerarse de baja entidad. En cuanto al alcance espacial del impacto, afectará principalmente a las parcelas que se van a intervenir y las zonas de acopios de materiales aledañas, por lo tanto, el alcance espacial es limitado; aunque no cabe descartar molestias a la fauna local, especialmente a la avifauna como consecuencia de las actividades. No cabe esperar impactos sobre la población, dado que se trata de espacios naturales protegidos donde no existen poblaciones relevantes, ni cercanas.

b) La naturaleza del impacto. El principal impacto se producirá sobre el suelo dadas las características del proyecto, ya que las excavaciones conllevan la alteración-destrucción del suelo, un recurso natural no renovable a escala humana. Se trata de suelos naturales con un alto valor ecológico y paisajístico. Estos suelos costeros dan soporte a un Hábitat de Interés Comunitario Prioritario: ‘Dunas costeras fijas con vegetación herbácea (dunas grises)’. Además la alteración del suelo puede suponer una alteración del hábitat para especies de la flora amenazada, tales como Limonium tuberculatum y Traganum moquinii, que se distribuyen en la zona. También podría producirse un impacto directo sobre ejemplares de estas especies durante las intervenciones o el tránsito del personal. También durante las excavaciones puede producirse un impacto sobre el paisaje natural debido a la presencia del personal, estructuras de balizamiento, herramientas, acopios, etc. Otro de los impactos potenciales puede producirse sobre la fauna, tanto la que habita el suelo (herpetofauna), como sobre la avifauna debido a las molestias ocasionadas por las intervenciones.

c) El carácter transfronterizo del impacto. No corresponde.

d) La intensidad y complejidad del impacto. La intensidad del impacto puede considerarse moderada, tanto espacial como temporalmente. No se trata de un impacto complejo, sino de un impacto bien definido e identificado. Las parcelas, superficies y volúmenes de suelo afectados pueden cuantificarse con precisión antes del comienzo de las intervenciones, aunque estas cuestiones habrá que definirlas antes del comienzo del proyecto.

e) La probabilidad del impacto. La probabilidad de que suceda el impacto sobre los hábitats naturales es segura; la probabilidad de impacto sobre ejemplares amenazadas de la flora se considera alta a juzgar por la distribución de especies protegidas que se reflejan en los mapas elaborados por el Servicio de Biodiversidad; mientras que sobre especies de la fauna la probabilidad de impacto es menor debido a su carácter vágil. También cabe esperar durante la fase de intervenciones que se produzca un impacto sobre el paisaje natural de estos espacios protegidos (presencia de personal, balizamiento, zonas de acopios, materiales, etc.). Todos estos impactos pueden ser evitados, reducidos o mitigados significativamente con las medidas ambientales adecuadas.

f) El inicio previsto y duración, frecuencia y reversibilidad del impacto. En el Documento Ambiental se define como intervalo temporal de actuación el comprendido entre los años 2021 y 2027, durante determinados periodos en cada año, sin especificarse. La frecuencia de las actuaciones se desconoce. El impacto puede considerarse reversible siempre y cuando se apliquen las correspondientes medidas ambientales preventivas y correctoras (restauración). El impacto se considera reversible porque una vez finalizadas las intervenciones cesará el impacto y con las medidas ambientales de restauración puede recuperarse, al menos, la topografía de las parcelas afectadas.

g) La acumulación del impacto con los impactos de otros proyectos existentes y/o aprobados. No existe acumulación con otros proyectos, por lo tanto no cabe acumulación de impactos.

h) La posibilidad de reducir el impacto de manera eficaz. Respecto a la aplicación de medidas ambientales, en el DA se afirma lo siguiente: “Teniendo en cuenta la nula afección en el entorno y en los bienes naturales no se considera necesario referirlas”. Sin embargo, existen medidas ambientales que permiten reducir significativamente el potencial impacto sobre los hábitats naturales y las especies biológicas, así como sobre el paisaje natural del Islote de Lobos y Playas de Corralejo, como se indican más adelante. Estas medidas básicas están relacionadas con la delimitación y balizamiento exactos de las parcelas a intervenir, cuantificación de las superficies a excavar y volúmenes a extraer, control previo de las parcelas para detectar la posible existencia de especies amenazadas, planificación y localización de las zonas de acopio de materiales de excavación, medidas de restauración ambiental al final de los trabajos en las zonas intervenidas y control de la posible aparición de especies invasoras.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

I. El artículo 9.1 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, establece que “los planes y los programas incluidos en el ámbito de aplicación de esta ley deberán someterse a una evaluación ambiental antes de su adopción o aprobación. Asimismo, los proyectos incluidos en el ámbito de aplicación de esta ley que puedan tener efectos significativos en el medio ambiente, en virtud, entre otras cosas, de su naturaleza, dimensiones o localización, deberán someterse a una evaluación ambiental antes de su autorización, o bien, si procede, en el caso de proyectos, antes de la presentación de una declaración responsable o de una comunicación previa a las que se refiere el artículo 69 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas”.

Señala también el mismo precepto que “Carecerán de validez los actos de adopción, aprobación o autorización de los planes, programas y proyectos que, estando incluidos en el ámbito de aplicación de esta ley no se hayan sometido a evaluación ambiental, sin perjuicio de las sanciones que, en su caso, puedan corresponder”.

El proyecto remitido no está recogido en los anexos de la Ley 21/2013. El proyecto se desarrolla en Espacios Naturales Protegidos, Red Natura 2000 y Áreas protegidas por instrumentos internacionales, según la regulación de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, por lo que le es de aplicación el artículo 7.2.b de la Ley 21/2013.

En este sentido y de acuerdo con la consideración técnica segunda, el proyecto se ubica íntegramente en la Reserva de la Biosfera de la Isla de Fuerteventura, y en diversos espacios de la Red Natura 2000 y de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos.

Por lo que en virtud del artículo 7.2.b) está sometido al procedimiento de evaluación de impacto ambiental en su modalidad simplificada, regulado en la Sección 2 del Capítulo II del Título II de dicha norma legal, al referirse dicho precepto expresamente a “Los proyectos no incluidos ni en el Anexo I ni el Anexo II que puedan afectar de forma apreciable, directa o indirectamente, a Espacios Protegidos Red Natura 2000”.

A estos efectos, el apartado 2 del artículo 47 establece lo siguiente:

“2. El órgano ambiental, teniendo en cuenta la información facilitada por el promotor, el resultado de las consultas realizadas y, en su caso, los resultados de verificaciones preliminares o evaluaciones de los efectos medioambientales realizadas de acuerdo con otra legislación, resolverá mediante la emisión del informe de impacto ambiental, que podrá determinar de forma motivada de acuerdo con los criterios del Anexo III que:

a) El proyecto debe someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria porque podría tener efectos significativos sobre el medio ambiente. En este caso, el promotor elaborará el estudio de impacto ambiental conforme al artículo 35.

Para ello, el promotor podrá solicitar al órgano ambiental el documento de alcance del estudio de impacto ambiental en los términos del artículo 34.

b) El proyecto no tiene efectos adversos significativos sobre el medio ambiente, en los términos establecidos en el informe de impacto ambiental, que indicará al menos, las características del proyecto y las medidas previstas para prevenir lo que, de otro modo, podrían haber sido efectos adversos significativos para el medio ambiente”.

Por su parte, en el apartado 3 de este mismo precepto se recoge la obligación de publicación del informe de impacto ambiental en el diario oficial que corresponda, sin perjuicio de su publicación en la sede electrónica del órgano ambiental. Por tanto, procederá la publicación del informe de impacto ambiental en el Boletín Oficial de la Provincia de Las Palmas.

En cuanto a su vigencia, el apartado 4 señala que “En el supuesto previsto en el
apartado 2.b), el informe de impacto ambiental perderá su vigencia y cesará en la producción de los efectos que le son propios si, una vez publicado en el … diario oficial correspondiente, no se hubiera procedido a la autorización del proyecto en el plazo máximo de cuatro años desde su publicación, salvo que se acuerde la prórroga de la vigencia ... en los términos previstos en los siguientes apartados”.

Y sobre su naturaleza jurídica, según el artículo 3.2.e), el informe de impacto ambiental es un “informe preceptivo y determinante del órgano ambiental con el que finaliza la evaluación de impacto ambiental simplificada”.

II. En cuanto a la competencia, según el artículo 11 del Decreto 13/2019, de 25 de febrero, por el que se crea el Órgano Colegiado de Evaluación Ambiental e Informe Único de Canarias, y se aprueba su Reglamento de Organización y Funcionamiento, “La Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental actuará como órgano ambiental en relación con los planes, programas y proyectos de competencia de la Administración Autonómica, así como los casos en que, previo convenio, desempeñe esa función respecto de planes, programas o proyectos de competencia insular o municipal”.

Se estima que en el presente supuesto procede remitir la propuesta de Informe de Impacto Ambiental a dicha Comisión por cuanto que se trata de un proyecto cuya autorización corresponde a un órgano de la Administración Autonómica, como es la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias.

La propuesta debe ser asumida por la actual Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica, de acuerdo con lo previsto en el apartado b) del
artículo 12 de la misma norma reglamentaria, que establece que para los asuntos que deba tratar la Comisión, será formulada propuesta “por la Viceconsejería a la que esté adscrito el Servicio competente en materia de declaraciones e informes de impacto ambiental de proyectos”, resultando que el Servicio de Impacto Ambiental se encuentra adscrito a la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente, y esta a su vez lo está a la citada Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica, conforme a la estructura departamental determinada por el Decreto 183/2015, de 21 de julio, por el que se determina la estructura central y periférica, así como las sedes de las Consejerías del Gobierno de Canarias.

En este sentido, el artículo 17 del vigente Reglamento Orgánico de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, aprobado por Decreto 54/2021, de 27 de mayo, establece que “En materia de evaluación de impacto ambiental de proyectos, corresponde a la Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica la función de proponer a la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental la emisión de las declaraciones e informe de impacto ambiental de proyectos en los términos previstos en la legislación aplicable”.

Igualmente, corresponde a esta misma Viceconsejería, por delegación de la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental, según el apartado 3 de su Acuerdo de 20 de mayo de 2019 (BOC nº 115, de 18.6.2019), realizar el inicio, ordenación e instrucción de los procedimientos de evaluación de impacto ambiental de proyectos, en sus modalidades ordinaria y simplificada.

Por su parte, la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente, en el ejercicio de las atribuciones conferidas por el artículo 19.1 del
Decreto 212/1991, de 11 de septiembre, de organización de los departamentos de la Administración Autonómica, resulta competente a su vez para proponer la formulación del presente Informe de Impacto Ambiental a la Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica.

En el mismo sentido, el artículo 34.1 del citado Reglamento Orgánico departamental, le atribuye a dicha Dirección General la función de “Realizar el análisis técnico y jurídico de los expedientes de evaluación de impacto ambiental de proyectos”.

En su virtud, la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental acordó:

Primero.- Formulación del Informe de Impacto Ambiental.

Formular el Informe de Impacto Ambiental del proyecto “Hacia la definición de las Islas Purpurarias. Desde el Taller de Púrpura Lobos I (Islote de Lobos, La Oliva, Fuerteventura). Trabajos arqueológicos en el Islote de Lobos y su contexto territorial próximo, comprensivo de excavaciones arqueológicas sistemáticas en el Islote de Lobos (Área de la Playa de La Calera con el taller de Lobos 1, Área de Lobos 5, zona de Las Salinas Lobos 3 y Lobos 4), prospección arqueológica sistemática con sondeo en el Islote de Lobos. Prospección arqueológica sistemática en las playas de Corralejo”, promovido por el Cabildo de Fuerteventura en el término municipal de La Oliva, isla de Fuerteventura, concluyendo que no debe someterse al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria.

No obstante, teniendo en cuenta el ámbito de desarrollo del proyecto, los importantes recursos naturales y valores ambientales que alberga, se establecen las siguientes medidas ambientales, que son de obligado cumplimiento para el promotor y que deben incluirse de forma íntegra en la autorización sustantiva del proyecto, para que el mismo sea ambientalmente viable:

1ª.- El proyecto deberá contar con una persona con titulación en biología experta en fauna y flora canaria antes de su comienzo y durante todas la fases de desarrollo del mismo. Este técnico será el responsable del seguimiento ambiental de las actuaciones, supervisará que se cumplan todas las medidas ambientales establecidas y elaborará los correspondientes informes ambientales.

2ª.- Con carácter previo al comienzo del proyecto, deberán realizarse las siguientes acciones:

- Deberán delimitarse de forma precisa, con las correspondientes coordenadas geográficas y perímetros, todas las parcelas afectadas por las excavaciones y prospecciones. Esta información se reflejará en planos a una escala adecuada para su correcta visión e interpretación. También deberán definirse de la misma forma las parcelas destinadas al acopio de los materiales excavados.

- Deberá calcularse la superficie de cada una de las parcelas a estudiar, la superficie que se va a excavar y prospectar, y se cuantificarán los volúmenes de materiales a retirar. También debe calcularse la superficie de las parcelas destinadas al acopio de los materiales extraídos.

- Deberá levantarse un plano topográfico de cada una de las parcelas que refleje el relieve en su estado natural (antes de las intervenciones).

- Antes de las intervenciones, la persona con titulación en biología experta en fauna y flora canaria deberá realizar una inspección a fondo para detectar la posible presencia de ejemplares de especies amenazadas o protegidas, especialmente de la flora, la herpetofauna y de la avifauna, en cada una de las parcelas. En caso de localizarse algún ejemplar deberá identificarse y georreferenciarse en el interior de la parcela correspondiente. También deberá cuantificarse la superficie y elementos del hábitat natural prioritario ‘Dunas costeras fijas con vegetación herbácea (dunas grises)’ que va a ser afectado por el proyecto.

- Con carácter previo al inicio de las actuaciones del proyecto, la persona con titulación en biología experta en fauna y flora canaria elaborará y firmará un informe ambiental donde conste toda la información requerida en los puntos anteriores, incluido un reportaje fotográfico. Este informe será enviado a la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente, así como al Cabildo de Fuerteventura, como órgano gestor del espacio natural, para su valoración y aprobación.

3ª.- En el caso de detectarse ejemplares de especies amenazadas o protegidas, será la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente junto con el Cabildo de Fuerteventura, como órgano gestor del espacio natural, quienes determinen la forma de proceder para evitar daños o afecciones a las mismas.

4ª.- Antes de la intervención en cualquiera de las parcelas, las mismas deberán balizarse correctamente para evitar errores o extralimitaciones innecesarias para el proyecto por parte del personal interviniente.

En ningún caso se emplearán vayas metálicas o mayas plásticas para delimitar o cerrar las parcelas, ya que constituyen un peligro para la avifauna.

5ª.- También deberán delimitarse los caminos de acceso a las distintas parcelas, de forma que el personal transite siempre por los mismos, evitando más afecciones al suelo, a los hábitats y a las especies.

6ª.- Durante todas las excavaciones y prospecciones deberá evitarse cualquier tipo de ruido que pueda producir molestias en el medio natural.

7ª.- Todos los residuos generados por las acciones del proyecto deberán ser correctamente almacenados y retirados cada día fuera de los espacios naturales, debiendo depositarse en los contenedores de recogida selectiva correspondientes.

8ª.- Tras la finalización de todos los trabajos del proyecto se procederá a la retirada de todos los elementos de balizamiento y a la restauración de todas las parcelas intervenidas mediante la colocación de los materiales excavados en su parcela original. Los materiales deberán se colocados de forma que se eviten relieves abruptos en las parcelas así como la formación de socavones, hoyos, huecos, montículos, etc. También deberá evitarse la compactación del suelo para favorecer en el futuro la recolonización de las parcelas por las especies biológicas.

9ª.- Tras la finalización de los trabajos de restauración se realizará una inspección de todas las parcelas intervenidas para detectar la posible presencia de especies no nativas o invasoras. En el caso de detectarse algún ejemplar deberá procederse a su erradicación y retirada inmediata.

10ª.- Tras la finalización del proyecto, la persona con titulación en biología experta en fauna y flora canaria elaborará un informe ambiental final donde se reflejará toda la información relativa al seguimiento y cumplimiento de las medidas ambientales establecidas, especialmente las relativas a la restauración ambiental. Se incorporará a este informe un reportaje fotográfico donde se refleje el estado final de todas las parcelas intervenidas. El informe también incluirá un análisis de las repercusiones del proyecto sobre los espacios de la Red Natura 2000 afectados, especialmente sobre las especies y los hábitats de la Directiva Hábitat.

Segundo.- Alcance del Informe de Impacto Ambiental.

A través de la evaluación de impacto ambiental simplificada se han analizado los efectos del proyecto sobre el medio ambiente y en particular sobre los siguientes factores: la población, la salud humana, la flora, la fauna, la biodiversidad, la geodiversidad, la tierra, el suelo, el subsuelo, el aire, el agua, el clima, el cambio climático, el paisaje, los bienes materiales, incluido el patrimonio cultural, y la interacción entre todos los factores mencionados. Por tanto, el presente informe de impacto ambiental no incorpora pronunciamiento alguno sobre cuestiones de índole urbanística y/o territorial, procedimientos judiciales en curso ni sobre la titularidad de los terrenos afectados por el proyecto.

Tercero.- Publicación del Informe de Impacto Ambiental.

Publicar el presente informe de impacto ambiental en el Boletín Oficial de Canarias.

Cuarto.- Notificación del Informe de Impacto Ambiental.

Notificar el presente informe de impacto ambiental al Cabildo de Fuerteventura, como promotor del proyecto; a la Dirección General de la Costa y el Mar del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico; a la Dirección General de Patrimonio Cultural y a la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias; al Consejo Insular de Aguas de Fuerteventura; al Ayuntamiento de La Oliva; y a la Oficina de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura.

Quinto.- Vigencia del Informe de Impacto Ambiental.

El presente informe de impacto ambiental tiene una vigencia de cuatro años, a contar desde la fecha de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias. En caso de que el proyecto no sea autorizado dentro de dicho plazo, el informe de impacto ambiental perderá su vigencia y cesará en la producción de los efectos que le son propios, salvo en el supuesto de que la vigencia sea prorrogada por el cauce previsto legalmente.

Contra el presente acto, por ser de trámite, no cabe recurso alguno, pudiendo no obstante interponerse el que se considere más oportuno, de entenderse que se da alguno de los supuestos excepcionales establecidos en el artículo 112 de la Ley 39/2015, de
1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas; y sin perjuicio de los que, en su caso, procedan en vía administrativa y judicial frente al acto por el que se autoriza el proyecto.- El Secretario de la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental, Ariel Martín Martín.

© Gobierno de Canarias