Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 082. Miércoles 23 de Abril de 2008 - 1554

IV. ANUNCIOS - Otras Administraciones - Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Telde

1554 - EDICTO de 23 de enero de 2008, relativo al fallo de la sentencia recaída en los autos de juicio ejecutivo nº 0000350/1991.

Descargar en formato pdf

D. Óscar Rey Muñoz, Magistrado-Juez del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Telde y su Partido:

HACE SABER: que en este Juzgado de mi cargo se ha dictado sentencia, en los autos de juicio ejecutivo nº 350/1991 cuyo testimonio se adjunta.

Vistos, por el Sr. Magistrado-Juez del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Telde y su Partido, los presentes autos de juicio ejecutivo, bajo el nº 0000350/1991, seguidos a instancia de D. Manuel Ramírez Hernández, representado por el Procurador D. Vicente Manuel Martín Herrera, contra Naves Regionales, S.A., en paradero desconocido y en situación de rebeldía.

Y para que sirva de notificación al demandado, expido y libro el presente en Telde, a 23 de enero de 2008.- El/la Magistrado-Juez.- El/la Secretario.

SENTENCIA

En la ciudad de Telde, a siete de octubre de mil novecientos noventa y uno.- El Sr. D. Francisco Javier Teijeiro Dacal.- Juez de Primera Instancia nº Dos de la misma y su Partido, ha visto y examinado en nombre del Rey los presentes autos de juicio ejecutivo nº 350/91, seguidos a instancia de D. Manuel Jorge Ramírez Hernández, mayor de edad, con domicilio en calle Enrique Sánchez, 16, Las Palmas.- Representado por el Procurador D. Vicente Manuel Martín Herrera, con la dirección del Letrado D. Luis Artiles Bethencourt, contra entidad mercantil Naves Regionales, S.A., con domicilio social en Urbanización Industrial Salinetas, vial principal, parcela 17, Telde, declarada en situación de rebeldía por incomparecencia.

I. ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- Que en la representación del actor, se formuló la demanda ejecutiva en reclamación de la cantidad principal de cuatro millones cuatrocientas sesenta y cinco mil cuatrocientas sesenta y siete pesetas, importe de seis cambiales denegadas al pago por la entidad bancaria domiciliataria, a los efectos de lo previsto en el artº. 51 de la Ley 19/1985, más la cantidad de cuatrocientas once mil setecientas ochenta y una pesetas de gastos bancarios de devolución, y la cantidad de dos millones doscientas mil pesetas de intereses, gastos y costas provisionales, sin perjuicio de ulterior liquidación.

Segundo.- Que despachada la ejecución por auto de fecha 19 de septiembre de 1991 contra los bienes del demandado en los términos pretendidos y practicado el embargo sobre los bienes que resultan de la oportuna diligencia, se citó a aquél de remate para que en término de tres días pudiera oponerse a la ejecución si le convenía y como no lo verificase, fue declarado en rebeldía mandándose traer los autos a la vista para sentencia con citación sólo del ejecutante.

Tercero.- Que en la tramitación de este juicio, se han observado las prescripciones legales.

II. FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Único.- Que no habiéndose formulado oposición a la ejecución despachada, ni alegado excepción alguna contra el título que sirvió de base para ello por los propios fundamentos consignados en el auto respectivo, subsisten los fundamentos legales de aquella resolución y por tanto, procede dictar sentencia de remate en los términos prevenidos en el número 1º del artículo 1.473 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, con imposición de costas al ejecutado, como preceptúa el artº. 1.474 de la propia Ley.

Vistos los preceptos legales citados y concordantes de general aplicación.

FALLO: que declarando bien despachada la ejecución debo mandar y mando seguir la misma adelante, hasta hacer trance y remate de los bienes embargados y con su producto entero y cumplido pago a D. Manuel Jorge Ramírez Hernández de la cantidad principal de cuatro millones cuatrocientas sesenta y cinco mil cuatrocientas sesenta y siete pesetas, más la cantidad de cuatrocientas once mil setecientas ochenta y una pesetas, importe de los gastos bancarios de devolución, y los intereses, gastos y costas ocasionados y que se ocasionen, a cuyo pago condeno expresamente a la entidad mercantil Naves Regionales, S.A., declarada en situación de rebeldía por incomparecencia.

Contra esta Sentencia podrá interponerse recurso de apelación ante este Juzgado en el plazo de cinco días contados desde la fecha de su notificación.

Así por esta mi sentencia, que por la rebeldía del demandado, se le notificará en la forma prevenida en el artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Civil si dentro del tercer día no se solicita su notificación personal, definitivamente juzgando, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN: leída y publicada fue la anterior sentencia por el señor Juez que la suscribe, estando celebrando audiencia pública con mi asistencia en el día de hoy que es el de su fecha, doy fe.

© Gobierno de Canarias