Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 100. Miércoles 28 de Julio de 1999 - 1321

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Educación, Cultura y Deportes

1321 - ORDEN de 28 de junio de 1999, por la que se regulan las enseñanzas de Bachillerato para personas adultas en régimen nocturno y a distancia.

Descargar en formato pdf

El artículo 53.1 de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (B.O.E. nº 238, de 4 de octubre), establece que las Administraciones educativas deberán facilitar a las personas adultas el acceso a los niveles de enseñanzas no obligatorias reguladas por dicha Ley. Asimismo, el artículo 53.2 señala que las personas adultas podrán contar con una oferta específica y una organización adecuada a sus características para cursar los estudios de Bachillerato.

En Canarias, la Orden de 27 de marzo de 1996 (B.O.C. nº 41, de 3.4.96), por la que se dictan instrucciones sobre requisitos y procedimientos para el acceso a las nuevas enseñanzas durante el período de implantación anticipada, establece que la educación de personas adultas podrá contar con el régimen diferenciado de acceso y promoción que para los estudios regulados en dicha Orden se determinen en su normativa específica.

El Decreto 79/1998, de 28 de mayo (B.O.C. nº 72, de 12.6.98), regula la Formación Básica para las Personas Adultas, que ofrece a este sector de población la posibilidad de obtener el Título de Graduado en Educación Secundaria. Esta titulación permite acceder a los estudios de Bachillerato. Con el fin de ofrecer a las personas adultas la oportunidad de dar continuidad a sus estudios, resulta conveniente regular la oferta de Bachillerato, adaptando su organización a las necesidades de este sector de población, con más dificultades para asistir a un centro ordinario de régimen diurno o en la modalidad presencial. En este sentido, también en lo que se refiere a la evaluación, se determinan condiciones diferenciadas para la modalidad a distancia en la presente Orden, puesto que este tipo de enseñanza debe basarse en un sistema abierto, flexible e individualizado.

En virtud de las consideraciones anteriores y al amparo de los preceptos mencionados, previo informe del Consejo Escolar de Canarias, y a tenor de lo dispuesto en los artículos 32.c) y 37 de la Ley Territorial 1/1983, de 14 de abril, del Gobierno y de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias,

D I S P O N G O:

1.- Objeto y ámbito de aplicación.

1.1. La presente Orden tiene por objeto regular las condiciones en las que las personas adultas podrán cursar el Bachillerato, de conformidad con lo establecido en el artículo 53.2 de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo, en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias.

1.2. Podrán impartir Bachillerato dirigido a las personas adultas, en las modalidades e itinerarios que en cada caso se determinen, los centros públicos que sean expresamente autorizados por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

1.3. Los centros públicos y privados autorizados para impartir enseñanzas no universitarias que deseen impartir educación de adultos, en cualquiera de sus modalidades, deberán solicitarlo a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y obtener autorización expresa.

2.- Acceso.

2.1. Con carácter general, podrán acceder a las enseñanzas de Bachillerato para personas adultas:

a) Las personas mayores de 18 años.

b) Aquellas personas que, con menos de dieciocho años y a partir de dieciséis años, acrediten su condición de trabajadores o que se encuentren en circunstancias excepcionales que les impidan realizar los estudios de Bachillerato en régimen ordinario.

2.2. Los requisitos académicos para acceder a las enseñanzas de Bachillerato serán los establecidos en el Capítulo III de la Orden de 8 de marzo de 1999 (B.O.C. nº 33, de 17.3.99), por la que se dictan instrucciones sobre requisitos y procedimientos para el acceso a las nuevas enseñanzas durante el período de su implantación. Para la modalidad a distancia no será de aplicación lo establecido en el artículo 10, apartado a), de dicha Orden.

2.3. Cuando el alumno esté en posesión del Título de Técnico tras cursar la Formación Profesional específica de Grado Medio, los directores de los centros en los que se imparta el Bachillerato aplicarán, si procede, las convalidaciones de módulos profesionales con materias de Bachillerato previstas en el anexo IV del Real Decreto 777/1998, de 30 de abril (B.O.E. de 8 de mayo).

3.- Organización.

3.1. Las enseñanzas del Bachillerato para personas adultas se desarrollarán en régimen presencial o a distancia.

3.2. La oferta de Bachillerato para personas adultas podrá organizarse de acuerdo con dos modelos:

a) Por cursos completos a lo largo de dos cursos académicos, según la distribución que figura en el anexo I, que será de aplicación para la modalidad a distancia. b) Por bloques de materias, en tres cursos académicos. En cada uno de los bloques y para las materias que lo constituyen, la distribución, así como el horario semanal, será la que se relaciona en el anexo II. Este modelo será aplicado en la modalidad presencial.

3.3. En el régimen nocturno, el horario lectivo de los alumnos no podrá superar, con carácter general, las veinte horas semanales, y se desarrollará a partir de las diecisiete treinta, de lunes a viernes. Cada clase tendrá una duración mínima de cincuenta y cinco minutos.

3.4. En el Bachillerato de régimen nocturno, cada grupo de alumnos tendrá un profesor tutor de entre los profesores que impartan clase al grupo.

3.5. El alumnado que acceda a estas enseñanzas, salvo petición expresa, quedará exento de cursar las materias de Religión, actividades alternativas a la Religión y Educación Física. A tal fin, los centros que cuenten con alumnado que desee cursar las enseñanzas de Religión, organizarán su impartición en cualquiera de los tres bloques, con un horario de dos sesiones semanales.

4.- Solicitud de plaza y matrícula.

4.1. En los centros docentes sostenidos con fondos públicos, en la modalidad de Bachillerato nocturno, los períodos para la solicitud de plaza se regirán por el procedimiento de admisión establecido con carácter general para el Bachillerato en régimen diurno. La formalización de la matrícula se efectuará en los mismos plazos que los arbitrados para el régimen diurno, y se hará por bloques. Para el Bachillerato a distancia se determinarán plazos y condiciones específicos.

5.- Currículo.

5.1. El currículo de cada una de las materias y materias comunes de modalidad será el determinado en el Decreto 101/1995, de 26 de abril (B.O.C. de 25 de mayo).Para el currículo de las materias optativas se estará a lo dispuesto por la Orden de 16 de febrero de 1998, por la que se organiza la oferta de enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato en los centros educativos que imparten estas etapas (B.O.C. de 20 de marzo).

5.2. La organización del currículo de las materias Lengua Castellana y Literatura y Lengua Extranjera para la modalidad presencial será la que determine la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, con el fin de adaptarla para su impartición en tres cursos académicos.

5.3. Dentro del bloque uno, los centros que impartan la modalidad presencial organizarán talleres de materias instrumentales con las siguientes características:

a) Tendrán como finalidad el refuerzo de las capacidades instrumentales necesarias para el acceso al currículo de Bachillerato del alumnado que se incorpora a esta etapa educativa, en especial en relación con la comprensión y expresión en lengua castellana y una lengua extranjera, y utilización de códigos científicos y lenguaje matemático.

b) Las enseñanzas planificadas en estos talleres no supondrán desarrollo de contenidos propios de Bachillerato, serán objeto de evaluación a través de las materias propias de éste y no independientemente.

c) Los talleres serán impartidos por profesorado del equipo educativo del grupo correspondiente.

d) El centro dispondrá, para la realización de estos talleres, de cuatro horas lectivas por cada uno de los grupos de Bachillerato que cursen el bloque uno.

6.- Evaluación.

6.1. La evaluación del Bachillerato para adultos se realizará de acuerdo con lo dispuesto en la Orden de 3 de abril de 1995, sobre evaluación y calificación del Bachillerato, excepto en lo que se refiere el artículo 4, sobre promoción del alumnado y limitación de permanencia.

6.2. En el modelo por bloques, previamente a la evaluación y calificación de materias por bloques, se hará la de las materias pendientes del bloque anterior. Cuando en la convocatoria ordinaria o extraordinaria no se pueda calificar alguna materia por estar condicionada a la superación de otra de un bloque anterior, se pondrá “pendiente del bloque primero o segundo” según corresponda.

6.3. Cuando un alumno no se presente a examen de alguna materia en la convocatoria extraordinaria de septiembre, en el acta de calificación se hará constar dicha circunstancia mediante la expresión “no presentado”.

6.4. Los documentos básicos en los que queda recogida la calificación académica del alumnado son los mismos previstos en la reglamentación general de esta materia. La cumplimentación de los documentos de evaluación se regirá por las prescripciones generales establecidas para el Bachillerato. No obstante, en el caso de los Bachilleratos nocturnos, el acta de calificaciones se ajustará al anexo V de esta Orden. No obstante la cumplimentación del acta a efectos de su tratamiento informático se podrá ajustar a los modelos de la aplicación informática propuestos por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, por medio del Programa Pincel.

6.5. Cuando en el Libro de Calificaciones se agoten las páginas correspondientes al registro de las calificaciones de cada curso o bloque, podrán utilizarse las páginas en blanco y, en su caso, se añadirán hojas suplementarias debidamente numeradas y selladas, haciéndolo constar expresamente mediante diligencia en la página 24.

7.- Promoción del alumnado y permanencia.

7.1. En la modalidad presencial para la promoción de un bloque al siguiente será necesario que el alumno o la alumna haya superado todas las materias de los bloques precedentes, con dos excepciones como máximo. El alumnado que no promocione al segundo o tercer bloque por haber sido evaluado negativamente en más de dos materias, no tendrá que cursar de nuevo las que ya haya superado.

7.2. Los alumnos y las alumnas del tercer bloque que no completen el Bachillerato por haber sido evaluados negativamente en una o más materias, no tendrán que cursar de nuevo las materias ya superadas.

7.3. A efectos de evaluación, se considerará una única materia aquella que se curse con la misma denominación en los diferentes años o bloques.

7.4. El alumnado adulto no estará sometido a la limitación temporal de permanencia establecida en el artículo 10.4 del Real Decreto 1.178/1992, de Enseñanzas Mínimas de Bachillerato.

8.- Cambio de opción y movilidad.

8.1. Los alumnos podrán, desde el régimen ordinario incorporarse al Bachillerato para personas adultas, siempre que cumplan los requisitos establecidos en la presente Orden y en los términos que se determinen para las modalidades presencial o a distancia. 8.2. Los alumnos que inicien los estudios de Bachillerato para personas adultas por opciones a distancia o presencial, podrán cambiar de opción respetando en todo caso las condiciones de promoción que se establezcan en la opción a la que se incorporen.

8.3. Los alumnos procedentes de cualquiera de las dos opciones de Bachillerato para personas adultas, presencial y a distancia, conservarán las calificaciones de las materias superadas en la opción de la que provengan.

8.4. Si alguna materia de las optativas pendientes de evaluación positiva en el régimen de procedencia no se impartiese en el Bachillerato para personas adultas en cualquiera de las dos opciones, el alumno deberá sustituirla por otra equivalente de las que aparecen aprobadas para el centro en su Plan de Oferta de Enseñanzas.

8.5. En el expediente académico y Libro de Calificaciones del alumno se extenderá diligencia, firmada por el Secretario y visada por el Director, haciendo constar que el alumno ha efectuado un cambio de régimen de enseñanzas, de acuerdo con lo previsto en la presente Orden.

9.- Cambios de modalidad.

9.1. Las condiciones que deberá cumplir el alumno o la alumna para cambiar de modalidad serán:

a) Deberá cursar todas las materias propias de la nueva modalidad, exceptuando aquellas que por ser coincidentes en ambas modalidades hubieran sido aprobadas.

b) Se computarán como materias optativas de la nueva modalidad la o las optativas cursadas y aprobadas, así como las materias específicas de la modalidad que abandona, cursadas y superadas, que no coincidan con materias propias de la nueva modalidad.

c) En la opción presencial deberá cursar las materias comunes del bloque al que se incorpora y, en su caso, la de los anteriores no superadas.

9.2. Si en el proceso de cambio de modalidad o itinerario se produjera, en el régimen nocturno, incompatibilidad horaria para cursar materias pendientes o no superadas con la misma denominación o cuyos contendidos sean total o parcialmente progresivos, los departamentos didácticos correspondientes asumirán las tareas de apoyo y evaluación establecidas para la atención de los alumnos o alumnas con las materias pendientes.

9.3. De los cambios de modalidad e itinerario se extenderá diligencia, firmada por el Secretario y visada por el Director en la documentación académica.

10.- Proyecto curricular.

10.1. Los centros que impartan Bachillerato para personas adultas elaborarán un proyecto curricular propio para esta etapa, estableciendo orientaciones metodológicas específicas, como forma de responder a las circunstancias personales de edad, experiencia laboral y otras características de este alumnado.

10.2. En el caso de que se trate de un Centro de Educación de Personas Adultas, este proyecto curricular estará integrado en el Proyecto Formativo Comunitario.

10.3. La Programación General Anual o el Proyecto Formativo Comunitario en el caso de los centros específicos de educación de personas adultas deberá prever, para los alumnos que finalicen el Bachillerato, un período de tiempo después del proceso de evaluación final para profundizar en las materias objeto de las pruebas de acceso a la Universidad con aquellos alumnos que deseen presentarse a ellas.

10.4. Los centros educativos con estudios nocturnos organizarán esta oferta educativa en el marco del Plan de Oferta de Enseñanzas del centro, según el procedimiento establecido en la Orden de 16 de febrero de 1998, por la que se organiza la oferta de enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato en los centros educativos que imparten estas etapas, se regula la elaboración, aprobación e impartición de las materias optativas en el segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato y se establece el currículo del “Taller de fomento de autonomía de aprendizaje” (B.O.C. de 20 de marzo). En todo caso, para aquellos centros presenciales que no tengan autorizada otra oferta según el citado procedimiento, los itinerarios formativos que se oferten al alumnado corresponderán a los establecidos en el anexo IV de esta Orden.

10.5. Durante el período en que en los centros con la modalidad presencial se impartan enseñanzas reguladas por la Ley General de Educación de 1970, se podrá optar por una distribución horaria basada en períodos de 45 minutos, según lo establecido en el anexo III.

10.6. Se autoriza a las Direcciones Generales de Ordenación e Innovación Educativa y de Promoción Educativa a desarrollar la presente Orden en aquellos aspectos de su competencia que sean necesarios.

DISPOSICIÓN FINAL

La presente Orden entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Santa Cruz de Tenerife, a 28 de junio de 1999.

EL CONSEJERO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTES, en funciones, José Mendoza Cabrera.

Ver anexos - páginas 11373-11379

© Gobierno de Canarias