Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 240. Miércoles 7 de diciembre de 2022 - 3692

ATENCION. La versión HTML de este documento no es oficial. Para obtener una versión oficial, debe descargar el archivo en formato PDF.

III. Otras Resoluciones - Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial

3692 Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica.- Resolución de 23 de noviembre de 2022, por la que se hace público el Acuerdo de la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental de 17 de noviembre de 2022, que formula Declaración de Impacto Ambiental del proyecto “Parque Eólico Complejo Ambiental de Juan Grande, de 7,05 MW”, término municipal de San Bartolomé de Tirajana, Gran Canaria, promovido por el Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria.- Expte. 2021/14706.

24 páginas. Formato de archivo en PDF/Adobe Acrobat. Tamaño: 605.44 Kb.
BOC-A-2022-240-3692. Firma electrónica - Descargar

En aplicación de la legislación vigente, por la presente,

RESUELVO:

Dar publicidad, en el Boletín Oficial de Canarias, al Acuerdo de la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental de fecha 17 de noviembre de 2022, relativo a propuesta de la Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica por la que se formula la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto “Parque Eólico Complejo Ambiental de Juan Grande, de 7,05 mw”, en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana, Isla de Gran Canaria, promovido por el Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria, cuyo texto se acompaña como anexo.

Santa Cruz de Tenerife, a 23 de noviembre de 2022.- El Viceconsejero de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica, Miguel Ángel Pérez Hernández.

ANEXO

La Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental, en sesión celebrada el día 17 de noviembre de 2022, adoptó, por unanimidad, entre otros, el siguiente Acuerdo:

ANTECEDENTES

1. Con fecha 15 de abril de 2021 (TELP/5045/2021), el Servicio de Combustibles y Energías Renovables de la Dirección General de Energía, como órgano sustantivo, solicita a la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente, como órgano ambiental, el inicio del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental ordinaria y la emisión de la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental del proyecto “Parque Eólico Complejo Ambiental de Juan Grande, de 7,05 MW”, conforme a lo establecido en la
Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

Tras la entrada en el Servicio de Impacto Ambiental de la documentación, se confirma que han sido aportados todos los documentos de contenido mínimo que forman parte del expediente de evaluación de impacto ambiental del presente Parque Eólico: Solicitud de inicio, Proyecto Técnico, Estudio de Impacto Ambiental, certificado de información pública del órgano sustantivo y toda la información relativa al trámite de información pública y de consulta a las Administraciones Públicas afectadas y personas interesadas, los informes y alegaciones recibidos y las respuestas del promotor, así como otros documentos vinculados al presente proyecto.

2. En cuanto al contenido del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) remitido, el mismo se ajusta al definido en todos los epígrafes establecidos en el artículo 35.1 y cumple con el contenido mínimo desarrollado en el Anexo VI de la Ley de evaluación ambiental.

3. Igualmente se realizó un análisis territorial del área de influencia del proyecto y se comprobó, que existen otros proyectos de parques eólicos que son sustancialmente análogos y se desarrollan en la misma área ecológica, presentando características ambientales similares a las del proyecto de referencia, y que ya han obtenido una Declaración de Impacto Ambiental desfavorable.

4. Esta propuesta se ha elaborado teniendo en cuenta toda la documentación que hasta la fecha ha sido remitida por la Dirección General de Energía, y que forma parte del correspondiente expediente administrativo.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

I. El artículo 9.1 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental (modificado por la Ley 9/2018, de 5 de diciembre, y el Real Decreto Ley 23/2020, de 23 de junio), establece que “… los proyectos incluidos en el ámbito de aplicación de esta ley que puedan tener efectos significativos en el medio ambiente, en virtud, entre otras cosas, de su naturaleza, dimensiones o localización, deberán someterse a una evaluación ambiental antes de su autorización, o bien, si procede, en el caso de proyectos, antes de la presentación de una declaración responsable o de una comunicación previa a las que se refiere el artículo 69 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas”.

En concreto, señala el mismo precepto que “Carecen de validez los actos de adopción, aprobación o autorización de los planes, programas y proyectos que, estando incluidos en el ámbito de aplicación de esta ley no se hayan sometido a evaluación ambiental, sin perjuicio de las sanciones que, en su caso, puedan corresponder”.

De acuerdo con el apartado 1 de la disposición adicional primera de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias, “la evaluación de impacto ambiental de proyectos se realizará de conformidad con la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental”.

En este sentido, el proyecto debe someterse al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental ordinaria, de acuerdo con lo previsto en el artículo 7.1 de la misma norma legal, ya que se encuentra contemplado en su Anexo I, Grupo 3. Industria energética, que en su apartado i) se refiere a “Instalaciones para la utilización de la fuerza del viento para la producción de energía (parques eólicos) que tengan 50 o más aerogeneradores, o que tengan más de 30 MW o que se encuentren a menos de 2 km de otro parque eólico en funcionamiento, en construcción, con autorización administrativa o con declaración de impacto ambiental”. En este sentido, el presente proyecto se encuentra a menos de 2 km de otros parques eólicos en funcionamiento, en construcción, con autorización administrativa o con declaración de impacto ambiental. En concreto, el parque eólico analizado no se encuentra a una distancia inferior a 2 km de otros parques eólicos instalados, pero sí se encuentra a menos de 2 km de otros parques eólicos en trámite, como el PE Finca Condal; y de otros parques eólicos que han obtenido Declaración de Impacto Ambiental, como el PE Tinojai, PE Ecoparque Juan Grande y PE Juan Grande.

De conformidad con el artículo 41.2 de la citada Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, “la declaración de impacto ambiental tendrá la naturaleza de informe preceptivo y determinante, que concluirá sobre los efectos significativos del proyecto en el medio ambiente y, en su caso, establecerá las condiciones en las que puede desarrollarse para la adecuada protección de los factores enumerados en el artículo 35.1.c) durante la ejecución y la explotación y, en su caso, el cese, el desmantelamiento o demolición del proyecto, así como, en su caso, las medidas preventivas, correctoras y compensatorias”, fijando a continuación su contenido mínimo.

Y respecto a la vigencia de la declaración de impacto ambiental, la misma finalizará en el plazo de cuatro años, contados a partir de la publicación de la misma, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 43.1 de la reiterada norma estatal. A estos efectos, el promotor deberá comunicar al órgano ambiental la fecha de comienzo de la ejecución del proyecto.

II. En cuanto a la competencia, la disposición adicional primera de la nombrada
Ley 4/2017, de 13 de julio, establece en su apartado 4 que “A los efectos de la presente ley, el órgano ambiental será el que designe la administración competente para autorizar o aprobar el proyecto, debiendo garantizarse la debida separación funcional y orgánica respecto del órgano sustantivo en los términos previstos en la legislación estatal básica”.

Al tratarse de proyectos cuya autorización compete a un órgano de la Administración Autonómica, como es la Dirección General de Energía, procede aplicar lo previsto en el artículo 11 del Reglamento de Organización y Funcionamiento del Órgano Colegiado de Evaluación Ambiental e Informe Único de Canarias, aprobado por Decreto 13/2019, de 25 de febrero, según el cual “La Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental actuará como órgano ambiental en relación con los planes, programas y proyectos de competencia de la Administración Autonómica, así como los casos en que, previo convenio, desempeñe esa función respecto a planes, programas o proyectos de competencia insular o municipal”.

Por acuerdo de delegación de la citada Comisión, de 21 de julio de 2021 (BOC nº 158, de 2.8.2021), corresponde a la actual Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica (en adelante, VLCCyTE) la función de “Realizar el inicio, ordenación e instrucción de los procedimientos de evaluación de impacto ambiental de proyectos, en sus modalidades ordinaria y simplificada”.

En cuanto a la propuesta, de acuerdo con lo previsto en el apartado b) del artículo 12 del referido reglamento interno, para los asuntos que deba tratar la citada Comisión, será formulada propuesta “Por la Viceconsejería a la que esté adscrito el Servicio competente en materia de declaraciones e informes de impacto ambiental de proyectos”. De esta manera, al estar el Servicio de Impacto Ambiental adscrito a la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente, y al depender dicho Centro Directivo de la propia VLCCyTE (según el artículo 11.2 del Decreto 203/2019, de 1 de agosto, por el que se determina la estructura central y periférica, así como las sedes de las Consejerías del Gobierno de Canarias), procede formular la presente propuesta de Declaración de Impacto Ambiental por esta Viceconsejería.

En este sentido, el artículo 17 del Reglamento Orgánico de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, aprobado por Decreto 54/2021, de 27 de mayo, atribuye a esta Viceconsejería la función de la función de proponer a la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental la emisión de las declaraciones e informe de impacto ambiental de proyectos en los términos previstos en la legislación aplicable.

Por su parte, la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente, en el ejercicio de las atribuciones genéricas conferidas por el artículo 19.1 del Decreto 212/1991, de 11 de septiembre, de organización de los departamentos de la Administración autonómica, se estima competente para proponer la formulación de la presente propuesta a la Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica. En el mismo sentido, el artículo 34.1 del citado reglamento orgánico departamental, atribuye a esta misma dirección general la función de “Realizar el análisis técnico y jurídico de los expedientes de evaluación de impacto ambiental de proyectos”.

En su virtud, la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental acordó:

Primero.- Formular la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto denominado “Parque Eólico Complejo Ambiental de Juan Grande, de 7,05 MW”, en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana, isla de Gran Canaria, determinando que, a los efectos ambientales, no procede su realización en la ubicación planteada, con el siguiente contenido:

A) IDENTIFICACIÓN DEL PROMOTOR DEL PROYECTO, DEL ÓRGANO SUSTANTIVO Y DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO.

El promotor del proyecto es el Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria.

El órgano sustantivo del proyecto es el Servicio de Combustibles y Energías Renovables, de la Dirección General de Energía del Gobierno de Canarias.

El proyecto consiste en la ejecución del “Parque Eólico Complejo Ambiental de Juan Grande, de 7,05 MW” y sus infraestructuras de evacuación. Concretamente, el PE se encuentra ubicado en el lado nororiental de Mesa del Salinero, dentro de los límites del Ecoparque Sur, en la parcela 72 del polígono 9, Barranco Hondo, en Juan Grande, T. M. de San Bartolomé de Tirajana, isla de Gran Canaria, con la referencia catastral 35020A009000720000EL.

Las coordenadas UTM de los tres aerogeneradores y la cota a la que se ubican son la siguientes:

Ver anexo en las páginas 48247-48247 del documento Descargar

El sistema de potencia del PE en su conjunto puede dividirse en aerogeneradores, infraestructura de media tensión de la red interna (interconexiones), línea de evacuación de media tensión y obra civil (viales de acceso, plataformas de montaje, drenajes, cimentaciones y centro de mando y control).

- Instalación de 3 aerogeneradores, marca ENERCON, modelo E-92. Son aerogeneradores de acondicionamiento directo con rotor de tres palas, sistema activo de control de ángulo de paso y funcionamiento a velocidad variable con una potencia nominal de 2.350 kW cada uno. Tienen un diámetro de rotor de 92 m y una altura de buje de 78 m.

- 3 Uds. de Centro de transformación de 2.800 kVA (0,4/20 kV), albergados en cada aerogenerador.

- 3 Uds. de Líneas internas subterráneas con conductores de 3x(1x150-240) mm2 A1 RHZ1 12/20 kV, con origen en los Centros de transformación de cada Aerogenerador y final en el Centro de maniobra y control.

- 1 Ud. Centro de maniobra y control.

- 1 Ud. Línea subterránea de evacuación de 8.929 m (3x(1x400) mm2 A1 RHZ1-12/20 kV, desde Centro de maniobra y control hacia punto de conexión con centro de entrega y medida.

- Pto. de conexión en la LMT ROCAS_ROJAS de la S.E. S_AGUSTIN, concretamente en el tramo 1736/C102058, previo refuerzo de los tramos de red comprendidos entre S.E. S_AGUSTIN/1736 a AL-400.

- La potencia total del PE será de 7,05 MW, estimándose una producción de
21.027,45 MWh/año.

B) TRÁMITE DE INFORMACIÓN PÚBLICA Y DE CONSULTAS A LAS ADMINISTRACIONES AFECTADAS Y PERSONAS INTERESADAS.

El Estudio de Impacto Ambiental fue sometido a información pública durante el plazo de treinta días hábiles, mediante anuncio en el Boletín Oficial de Canarias nº 181, de fecha 4 de septiembre de 2020.

Asimismo, se realizó el trámite simultáneo de consulta a las Administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas.

Las alegaciones y los informes recibidos relativos a cuestiones ambientales durante los trámites de información pública y de consultas, así como su fecha y los aspectos más significativos y/o conclusiones de los mismos, se recogen a continuación:

Ver anexo en las páginas 48248-48248 del documento Descargar

Tras el periodo establecido para el trámite de consultas, se observa que no se recibieron todos los informes preceptivos que vienen recogidos en el artículo 37.2 de la Ley 21/2013. En virtud del artículo 40 de la misma ley, estos informes fueron reiterados por el órgano sustantivo, siendo recibidos en las fechas indicadas a continuación:

Ver anexo en la página 48248 del documento Descargar

Además, durante el trámite de información pública, se recibió una alegación particular:

Ver anexo en la página 48248 del documento Descargar

Resumen del resultado del trámite de consultas y respuestas del promotor:

1. Dirección General de Infraestructura Viaria. Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda. Gobierno de Canarias. 25/08/2020.

Consideraciones:

El informe emitido señala que el Estudio de Impacto Ambiental no recoge una descripción detallada de los accesos de los componentes de los aerogeneradores hasta la parcela donde se desarrollará el proyecto, además de que, según los planos, se puede observar que en algunos tramos de la línea de evacuación, la cual afecta a varias carreteras y calles, se desarrollan usos no permitidos por la Ley 9/1991, de 8 de mayo, de Carreteras de Canarias (en adelante, L. C. C.) y el Decreto 131/1995, de 11 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Carreteras de Canarias (en adelante, R. C. C.), los cuales establecen las limitaciones para las distintas zonas de protección en las carreteras.

Sobre las cuestiones medioambientales de la actuación, no se realizan propuestas, observaciones y/o sugerencias. Por otro lado, sobre las cuestiones sectoriales en materia de carreteras, “el carácter del presente informe resulta ser condicionado a que:

• Se solicite la autorización al Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria para la ejecución de la Instalación del Parque Eólico, en virtud de lo establecido en el artículo 2 del
Decreto 112/2002, de 9 de agosto, de traspaso de funciones de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias a los Cabildos Insulares en materia de explotación, uso y defensa y régimen sancionador de las carreteras de interés regional.

• Se solicite al Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria, como titular de las vías, la previa autorización para la ejecución de las obras en las zonas de protección de la carretera GC-500, así como el acceso a la instalación que, preferentemente, se deberá realizar desde la carretera insular GC-502.

• Se solicite la autorización de las obras que afecten a las vías de titularidad del Ilustre Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, entre ellas el tramo de la carretera GC-500 municipalizado.

(…) todas las autorizaciones comprenderán inexcusablemente el condicionado técnico que regule cuantos aspectos de las mismas hayan de tenerse en cuenta a fin de proteger la plataforma y las estructuras de la carretera y la seguridad de su circulación (artículo 32 L. C. C. y artículo 61.2 R. C. C.).”

Respuesta del promotor 30/10/2020:

El promotor contesta que las alegaciones y condicionantes expuestos serán tenidos en cuenta en la ejecución de la instalación del parque eólico de referencia.

2. Dirección General de Salud Pública. Consejería de Sanidad. Gobierno de Canarias. 17/11/2020.

Consideraciones:

El informe elaborado por el Servicio de Sanidad Ambiental de dicha Dirección General se resuelve favorablemente, pues “no existen viviendas aisladas en el entorno inmediato a la zona de instalación” y “se cumplen las medidas mínimas a satisfacer con los núcleos de población”, por lo que “no se considera necesario hacer alegaciones ni condicionantes técnicos adicionales al mismo”.

3. Servicio de Biodiversidad. Dirección General de Lucha Contra el Cambio Climático y Medio Ambiente. Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial. Gobierno de Canarias. 14/06/2021.

Consideraciones:

De las consideraciones realizadas en el presente informe, se desprenden las siguientes conclusiones:

“Primera. Evaluar los proyectos de los parques eólicos individualmente, careciendo de la planificación sectorial y territorial referente a la industria energética, ni el dimensionamiento final al que se pretende llegar en cada isla, ni tampoco contar con estudios científicos específicos, no nos permite conocer el efecto global y acumulativo, las sinergias y repercusiones que la implantación de los parques eólicos puede tener sobre las especies y hábitats, tanto a nivel insular como a nivel local.

Ello nos obliga a utilizar el principio precautorio y de incertidumbre que establece la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias, en relación al desarrollo sostenible.

Segunda.- En el ámbito de afección de las instalaciones previstas, se ha detectado la presencia de especies protegidas tales como Alaudala rufescens, Bucanetes githagineus amantum y Burhinus oedicnemus distinctus, entre otras. Asimismo, además de los ejemplares que se localizan en el entorno inmediato al Parque Eólico, la zona de los Llanos de Juan Grande-Castillo del Romeral constituye un área de concentración de alcaravanes (Burhinus oedicnemus distinctus) (…). Concretamente, en este punto se han localizado los grupos de concentración postreproductora más numerosos, llegando a contabilizarse hasta 70 individuos, especialmente en el ámbito comprendido entre la cárcel de Juan Grande y el Tanatorio de Castillo del Romeral. Adicionalmente, se considera necesario realizar una corrección de la catalogación de las especies presentadas en el inventario, así como de aquellas que no aparecen en el apartado 6.7 Figuras y grado de protección de la fauna, como el murciélago montañero (Hypsugo savii) y el murciélago de borde claro (Pipistrellus kuhlii).

Hay que tener en cuenta que, según la normativa vigente, las especies incluidas en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial, así como en el Catálogo Canario de Especies Protegidas, llevan asociado un régimen de prohibiciones según el artículo 57 del texto consolidado de la Ley 42/2007, de 3 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Estas prohibiciones se aplicarán a todas las fases del ciclo biológico de estas especies, subespecies o poblaciones.

Además, cabe destacar que la destrucción del hábitat de especies en peligro de extinción, vulnerables o en régimen de protección especial, en particular del lugar de reproducción, invernada, reposo, campeo o alimentación, está tipificado en la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, como infracción administrativa.

Tercera.- (…) El EsIA nomina el impacto del proyecto sobre la fauna como Moderado. Vista la imprecisa información contenida, así como las carencias y limitaciones del análisis de la fauna (especialmente avifauna y quirópteros), se hace necesaria la realización de un estudio previo adecuado que evalúe la afección a las especies protegidas por parte de las infraestructuras y acciones llevadas a cabo en el proyecto. Para ello, (…) se debe especificar la metodología utilizada. Existen diversos manuales orientativos para el correcto análisis de la diversidad de una zona y la afección de los parques eólicos (…), con la finalidad además de que pueda ser reproducible en el futuro para evaluar cambios o afecciones por las nuevas instalaciones.

Dicho estudio, vistas las especies listadas por el propio EsIA y el Banco de Datos de Biodiversidad, debe hacer especial hincapié en la observación de detección de especies esteparias (alcaraván, camachuelo trompetero, terrera marismeña…), entre otras, y sus ámbitos de campeo y dormideros.

Igualmente, (…) dentro del EsIA se echan en falta determinados aspectos imprescindibles para el correcto análisis del impacto que produce la instalación de aerogeneradores en la zona:

• El muestreo de la avifauna debe abarcar todo el periodo reproductivo de las especies. Para ello, un estudio de este tipo debe extenderse al menos un año para incluir todas las fases prereproductoras, reproductoras y posreproductoras de las mismas.

• Todo seguimiento de la avifauna debe estar enfocado y fundamentado para la correcta comprensión de su interacción con los aerogeneradores. Además, dicho análisis de colisiones debe incluir, si procede, la torre anemométrica, en ocasiones tan peligrosa como las aspas, sobre todo cuando incluye tensores.

• La metodología debe ser adecuada para poder ser repetida en la fase operacional como parte del Plan de Vigilancia Ambiental, con el objetivo de poder conocer el impacto real del proyecto y determinar el área en el que se produce un descenso de la abundancia o riqueza de especies.

Cuarta.- En relación al Programa de Vigilancia Ambiental, el desarrollo de este queda supeditado a los resultados obtenidos mediante el correcto análisis de la avifauna indicado en el punto anterior, teniendo en cuenta especialmente el factor de repetitividad que hemos apuntado en el punto 3 de la conclusión Tercera. Debe observarse que únicamente con un análisis previo correcto se puede planificar adecuadamente dicho Programa desde el punto de vista del seguimiento de la fauna.

Quinta.- En el área del proyecto no se ha inventariado la presencia de Hábitats de Interés Comunitario incluidos en el Anexo I de la Directiva 92/43/CEE. Sin embargo, las actuaciones de la obra relacionadas con la excavación de la zanja para la línea de evacuación durante la fase de ejecución afectarán directamente al Hábitat 5330 - Matorrales termomediterráneos y pre-estépicos.

Según el artículo 46.3 del texto consolidado de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, hay que evitar el deterioro y la fragmentación de los Hábitats de Interés Comunitario, también fuera de la Red Natura 2000.

Sexta.- El presente proyecto tan solo propone esquemáticamente dos alternativas tecnológicas que contribuyen a minimizar los efectos del desarrollo de la actividad sobre determinadas especies protegidas, incrementar la visibilidad de las palas pintándolas con pintura distintiva, o incluso diferenciando sus extremos libres (puntas) y la instalación de dispositivos o sistemas anticolisión, pero sin desarrollar esta última. Si bien se podrían añadir otras, puesto que el riesgo de colisión con especies protegidas parece ser alto y nunca son suficientes todas las medidas que se puedan adoptar para compatibilizar la conservación de la biodiversidad con el desarrollo sostenible de la industria energética en Canarias. Por ejemplo, debe valorarse, de acuerdo a los resultados del correcto análisis de la fauna, otras medidas que contribuyan a la protección de quirópteros por medio de DTBat o similares.

Respuesta del promotor. 11/05/2021:

Con fecha 11 de mayo de 2021, el promotor aporta el “Estudio Ambiental del Área de Energías Renovables de Juan Grande”, en el que se incluye, según describe la comunicación, “el estudio ornitológico, así como las fichas de campo de la avifauna de la zona (Anexo 2).”

4. Servicio Técnico de Planeamiento Territorial Oriental. Dirección General de Ordenación del Territorio y Aguas. Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial. Gobierno de Canarias. 08/04/2021.

Consideraciones:

El informe indica que este Servicio “no tiene atribuidas funciones que pudieran resultar afectadas por el objeto de la consulta, de forma que no puede pronunciarse sobre la conformidad u oposición a la autorización solicitada.” Por tanto, “el informe (…) se limita a analizar la adecuación de este proyecto respecto a la Ley 4/2017.”

En el caso de que la implantación de instalaciones de energías renovables se presente en suelo rústico, debe darse siempre como un uso de interés público o social. Nunca puede ser considerado un uso ordinario, aunque esté previsto en el planeamiento.

El informe indica que, “consultado el IDE Canarias, se observa que los molinos se sitúan al interior del ámbito afectado por el ‘Decreto 57/2011, de 4 de marzo, por el que se dispone a iniciativa del Cabildo Insular de Gran Canaria, la suspensión para ámbito territorial concreto de las determinaciones del Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria y del Plan General de Ordenación de San Bartolomé de Tirajana, y se aprueban las Normas Sustantivas Transitorias de Ordenación, con el fin de legitimar la ampliación y acondicionamiento del Complejo Ambiental de Juan Grande’, en la zona reclasificada como suelo rústico de protección de infraestructuras y equipamientos. No ocurre lo mismo con la carretera de servicio que se sitúa al sur del Complejo Ambiental.”

Con todo ello, se concluye que, “examinada la documentación presentada y a la vista de los argumentos expuestos a lo largo del presente informe, se concluye la imposibilidad de manifestar nuestra conformidad o disconformidad con el proyecto presentado y la necesidad de recabar informes al respecto del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y del Cabildo Insular relativo a si el planeamiento municipal e insular prevén la implantación de energías renovables en suelo rústico, y de los posibles condicionantes ambientales contenidos en los distintos instrumentos de ordenación que pudieran resultar afectados por el proyecto y cuya gestión le compete, conforme al nuevo reparto competencial establecido por la Ley 4/2017,”.

Por último, el informe añade que, “recabados los informes de las corporaciones locales y siempre previa declaración de uso de interés público o social del proyecto, se podrá conocer si el proyecto es susceptible de acogerse a alguno de los procedimientos contemplados en la Ley 4/2017,”.

5. Dirección General de Seguridad y Emergencias. Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad. 22/07/2022.

La respuesta se emite por parte del Servicio de Protección Civil y Atención de Emergencias y analiza una serie de consideraciones referentes al Capítulo 13 del EsIA, donde se analiza la vulnerabilidad del proyecto y el estudio de riesgos.

El informe concluye indicando que el EsIA cumple con lo establecido en la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, en referencia a la inclusión de un capítulo específico de vulnerabilidad del proyecto. También indica que “el análisis de vulnerabilidad desarrolla ampliamente, desde un punto de vista teórico, el análisis de riesgos y presenta una acertada estructura separando los riesgos naturales, antrópicos y tecnológicos”. Este hecho permite que el informe recoja una serie de propuestas de mejora para el capítulo de vulnerabilidad.

Por último, el informe señala que “no es concluyente en relación a efectos acumulativos e interconexión de riesgos al desconocer los proyectos que se puedan llevar a cabo en el futuro en las parcelas colindantes”.

6. Servicio de Planeamiento. Consejería de Área de Política Territorial y Paisaje. Cabildo Insular de Gran Canaria. 14/10/2020 y 22/12/2020.

Consideraciones:

Según la zonificación y régimen de usos del PIOGC, y de acuerdo con lo previsto en el artículo 31 de la Sección 6 de su Normativa, las instalaciones se ubicarán en un área catalogada como Zona B.a.3, “de bajo interés natural y escaso valor productivo”, donde se considera compatible el “Uso de Infraestructuras de Energía”.

Con respecto al Régimen Básico de Usos de esta Sección se establece para la Zona Ba3 como uso compatible, el Uso de Infraestructuras de Energía de la siguiente manera:

“El uso de infraestructuras de producción, transporte y distribución de energía de acuerdo con lo establecido en la Sección 27 -Infraestructuras de Producción y Transporte de Energía, de Telecomunicaciones e Hidrocarburos- del presente Volumen.”

Con respecto al Régimen Específico de Usos, se establece en la Sección 7 (NAD) de la Normativa del PIO/GC, como compatible la nueva implantación (Alcance 5):

“Aerogeneradores, Parques Eólicos”, con Nivel de Intensidad 3, con la observación de que sea “únicamente en las Zonas Eólicas Insulares”.

En referencia a lo anterior, los tres aerogeneradores que conforman el parque eólico de referencia se encuentran dentro de una Zona Eólica Insular (ZEI), definida en el Plano 5.1 de Ordenación Territorial de las Infraestructuras e Instalaciones de Producción de Energía Eólica del Volumen V del PIO/GC… Por tanto, se considera que el citado parque resulta ser compatible con la zona Ba3 de la Zonificación del PIO/GC.

Además, en la Sección 27 del PIOGC se establecen una serie de determinaciones aplicables a las infraestructuras de producción de energía.

En concreto, se establece en el apartado 1 (NAD) del artículo 171 que “la implantación en el territorio de las infraestructuras energéticas y de telecomunicación de relevancia e interés insular requerirá su previa ordenación mediante los planes territoriales especiales descritos en esta Sección”.

De acuerdo a lo anterior, se establece en el apartado 1 del artículo 175 (Plan de Ordenación de Infraestructuras de Producción de Energía Eólica) de la citada Sección que “el Cabildo de Gran Canaria promoverá la redacción de un Plan Territorial Especial que ordene a implantación de Instalaciones de Infraestructuras de Energía Eólica en el ámbito insular, en el que se contemplen las implicaciones territoriales y ambientales de dicha planificación en materia de producción eólica, al menos en lo que a la implantación de instalaciones e infraestructuras de producción de relevancia insular y sus reservas de suelo se refiere”.

Tanto el artículo 171 como el 175 de la Normativa del Plan Insular se refieren a la ordenación de la implantación de instalaciones e infraestructuras de producción de relevancia insular y sus reservas de suelo.

Por tanto, de acuerdo a lo anterior, el parque eólico objeto de este informe, de 7,05 MW no se consideraría de relevancia e interés insular, y por tanto no le sería de aplicación el artículo 171 de la Normativa del PIO/GC. Tampoco le resultaría de aplicación el apartado 1 del artículo 175, ni el Plan Territorial de Ordenación de Infraestructuras de Producción de Energía Eólica (PTE 32, que no cuenta aún con aprobación definitiva) ya que, además, de acuerdo a lo expuesto, tal y como se puede observar en el cuadro del Uso de Infraestructuras de Energía previsto para la Zona Ba3, en esta zona no existe, para los parques eólicos, remisión a planeamiento que condicione el acto de ejecución, y dado que el PTE no está aún aprobado, no cabe su aplicación anticipada salvo en los supuestos de remisión a planeamiento regulados por la 1ª Modificación Puntual del PIOGC.

No obstante, lo anterior, el citado proyecto deberá contemplar lo expuesto en el apartado 7 del artículo 175 de la Normativa del PIO/GC, el cual transcribe las consideraciones a las que ha de atenerse el PE en ausencia de un Plan Territorial Especial aprobado. Además, el informe describe una serie de determinaciones aplicables a las infraestructuras de producción de energía, de acuerdo con la Sección 27 del PIOGC.

Por último, añade que “asimismo, en relación al Estudio de Impacto Ambiental presentado, se considera de especial importancia la afección visual que los aerogeneradores van a producir sobre la cuenca visual de las rampas de Amurga, espacio que en la actualidad permanece libre de la intromisión de elementos verticales, lo que permite el disfrute de la calidad paisajística que representa. Este aspecto se deberá tener muy en cuenta en la valoración del Estudio de Impacto Ambiental, que ha considerado como Poco Significativo dicha afección, minusvalorando la calidad paisajística de la cuenca visual de las rampas de Amurga.”

Respuesta del promotor 26/01/2021:

El promotor contesta que, en relación al informe de compatibilidad del Proyecto con el PIOGC, se tendrá en cuenta la consideración apreciada.

7. Servicio Administrativo de Patrimonio Histórico. Cabildo Insular de Gran Canaria. 05/10/2021.

Consideraciones:

Para la realización del presente informe, el Área de Patrimonio Histórico ha tenido en cuenta la información recogida en el Inventario arqueológico insular y en el Inventario de Bienes Etnográficos confeccionado por la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC).

El informe menciona, en primer lugar, que en el EsIA “no hay mención ni valoración alguna en relación a la incidencia de las actuaciones previstas sobre los bienes del patrimonio histórico insular”, lo cual es especialmente relevante “dado que se produce una afección directa sobre los elementos patrimoniales en presencia”.

Concretamente, “dos de los aerogeneradores estarían dentro de la delimitación como yacimiento arqueológico denominado “Mesa del Salinero” (código de identificación 1901). Es más, uno de los aerogeneradores, su base y la pista de acceso que permitiría su montaje podría suponer una afección grave e irreversible sobre restos arqueológicos de suma importancia. La Mesa del Salinero es un yacimiento conformado, entre otros elementos, por manifestaciones rupestres por lo que, según el artículo 87.2 de la Ley 11/2019, de 25 de abril, de Patrimonio Cultural de Canarias, quedan declarados Bien de Interés Cultural en la categoría de Zona Arqueológica. Dicho de otro modo, al cumplir el requisito dictado por la Ley (“todos los sitios, lugares, cuevas, abrigos o soportes que contengan manifestaciones rupestres y naturales de interés histórico”) este yacimiento queda amparado directamente en la máxima figura de protección que contempla la norma sectorial, quedando así sujeta a un régimen jurídico particular,”.

“En consecuencia, y aún a falta de contar con mayor información, el proyecto del parque eólico valorado tal y como está proyectado es incompatible con la conservación y protección del patrimonio histórico insular.”

Además, el informe señala que “es imprescindible, incluso si se plantean alternativas de ubicación de los aerogeneradores, llevar a cabo una valoración particular y directa de las afecciones directas e indirectas de la actuación prevista sobre los bienes en presencia” y, posteriormente, da una serie de directrices y medidas acerca de cómo elaborar el estudio patrimonial.

“En atención a todo lo expuesto, se propone informar negativamente a la propuesta (…) hasta tanto no se cumplan las condiciones señaladas en puntos anteriores y se busquen alternativas a las afecciones directas a las que se ha hecho alusión previamente. (…) el proyecto, (…) tal y como está diseñado, es incompatible con la conservación y protección del patrimonio histórico insular.” Por último, “debe reiterarse que, además de quedar amparados bajo la máxima figura de protección que contempla la Ley, los bienes arqueológicos presentes en la Mesa del Salinero son extremadamente frágiles, singulares e irremplazables, por lo que cualquier afección sobre ellos supondría un perjuicio sobresaliente.”

8. Servicio de Obras Públicas e Infraestructuras. Cabildo Insular de Gran Canaria. 06/07/2022.

Este Servicio informa que, “en relación a la solicitud, cabe indicar que la actuación sobre la que se solicita informe ya fue informada por este Servicio Técnico, dentro del trámite de Declaración de Interés Público o Social (…), concluyéndose en dicho trámite en los siguientes términos:

- Desfavorablemente al acceso directo planteado en la GC-1, atendiendo a lo establecido en el artículo 4.b) R.C.C. (artículo 1.4.b. L.C.C.).

- Desfavorablemente al trazado de la línea de evacuación en franjas de dominio público y de servidumbre de la GC-1 y GC-500, en base a lo establecido en los artículos 49 y 63.1.d) R.C.C.

- Desfavorablemente a los cruces de calzada mediante zanja a cielo abierto proyectados en el enlace del Aeroclub - Bahía Feliz y en la GC-500, debiendo en todo caso cumplir lo establecido en el artículo 63.1.I) R.C.C.

Los aerogeneradores se ubican fuera de las franjas de protección de cualquier vía de titularidad o competencia de esta Administración, no generando por tanto afección sobre las mismas.

Sin perjuicio de lo indicado anteriormente, cualquier actuación situada en las franjas de protección de la carretera deberá atender a lo establecido en la Ley 9/1991, de 8 de mayo, de Carreteras de Canarias, así como en el Decreto 131/1995, de 11 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Carreteras de Canarias, en los artículos que sean de aplicación la actuación propuesta. En su caso, previo al inicio de las obras, deberá solicitarse a esta Consejería autorización.”

9. Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria. 08/03/2021.

El Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria informa que “se ha podido comprobar que el emplazamiento de los aerogeneradores del Parque Eólico (…) no afecta a terrenos de Dominio Público Hidráulico, (…) como se puede apreciar en el plano adjunto. (…). Sin embargo, puede apreciarse también en el plano que el vial de acceso al Parque cruza tanto el Barranco de Toledo, como la Cañada del Gato, encontrándose muy próximo también a la Cañada del Desriscadero, aunque sin llegar a afectar a este. Por otro lado, también se ha detectado la afección de la Línea Eléctrica de evacuación hasta en 11 puntos de terrenos de Dominio Público Hidráulico, donde la Línea Eléctrica cruza los cauces de los Barrancos señalados en el plano adjunto, por lo que para su autorización se deberá solicitar autorización/concesión administrativa previa en este Organismo.” También recuerda que es necesaria autorización para la instalación de la línea de evacuación.

En consecuencia, con lo expuesto anteriormente, debido a que el emplazamiento del aerogenerador no supone afección a terrenos de Dominio Público Hidráulico, no existe inconveniente por parte de este Organismo en que se pueda seguir con la tramitación administrativa del citado proyecto”.

10. Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana. 21/12/2020.

Consideraciones:

El informe técnico determina que “los terrenos donde se desarrollan las actuaciones (…) están clasificados como Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras y Equipamientos, según las Normas Sustantivas Transitorias de Ordenación, que sustituyen las determinaciones del suelo rústico categorizado de Natural/Rural y Potencialmente Productivo del PGOU’96 vigente, con el fin de legitimar la Ampliación del Complejo Ambiental de Juan Grande, aprobadas por el Decreto 57/2011, de 4 de marzo, por el que se suspende para dicho ámbito territorial concreto las determinaciones del Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria y el Plan General de Ordenación de San Bartolomé de Tirajana”.

Por otro lado, tampoco cumple con el apartado c) del artículo 100 de Normas II del PGOU’96, pues se cita textualmente: “En el presente informe se emite la disconformidad con el planeamiento urbanístico en vigor, PGOU’96, del proyecto (…) por incumplir lo establecido en el artículo 100.c) de Normas II del PGOU’96 al ubicarse fuera del perímetro reseñado en los planos 12 y 14 del citado PGOU’96 y sobre la línea de evacuación de conexión con la S.E. San Agustín, al reestudio del trazado evitando las zanjas en calzada y aceras evitando el paso por la Avenida de la Unión Europea siempre que sea posible o planteando alternativas priorizando el paso por zonas sin uso en coordinación con este Ayuntamiento para un mejor trazado”.

Además, el informe recuerda que, dada la afección de la Línea de Evacuación a barrancos y a las carreteras GC-502 y margen de la autopista GC-1, serán preceptivas las Autorizaciones del Consejo Insular de Aguas y del Servicio de Carreteras del Cabildo Insular de Gran Canaria.

Respuesta del promotor (evaluador). 26/01/2021:

El promotor responde, en relación a la disconformidad recogida en el Informe Técnico del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana que, teniendo en cuenta la compatibilidad del Proyecto con la Zona B.a.3 de la Zonificación del PIOGC recogida en el informe emitido por el Área de Política Territorial y Paisaje, del Cabildo Insular de Gran Canaria, el CIEGC solicitará la declaración de interés público y social del Proyecto de referencia, en consonancia con lo previsto en el artículo 72 de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias.

11. Endesa. 23/09/2020.

Consideraciones:

La compañía e-distribución realiza una serie de condicionantes técnicos que deben ser tenidos en cuenta por parte del promotor, pero no realiza ninguna consideración referente a aspectos ambientales derivada de la implantación del proyecto.

Respuesta del promotor (evaluador) 30/10/2020:

El promotor contesta que las alegaciones y condicionantes expuestos serán tenidos en cuenta en la ejecución de la instalación del Parque Eólico de referencia.

12. Red Eléctrica de España. 30/09/2020.

Consideraciones:

“(…) en relación con la autorización administrativa y Declaración de Impacto Ambiental del proyecto (…), no presenta oposición a la concesión de las mismas al no existir afecciones con instalaciones propiedad de Red Eléctrica.”

Además, la empresa incorpora planos adjuntos que justifican la no afección del proyecto a sus instalaciones.

13. Alegante 1. 17/09/2020.

Consideraciones:

En la alegación particular presentada durante el trámite de información pública se expone la disconformidad con el proyecto objeto de estudio, especialmente por la afección que tendrían las instalaciones sobre la avifauna del área de influencia del proyecto. El alegante explica que la cercanía con el Complejo Ambiental provoca la presencia frecuente de muchas especies de avifauna, residente y migratoria, a la zona, destacando el milano negro (Milvus migrans), milano real (Milvus milvus), aguilillas (Buteo insularum), culebreras (Circaetus gallicus), cigüeñas (Ciconia ciconia), garzas reales (Ardea cinerea), cernícalos (Falco tinnunculus canariensis) y gariñuelas (Cursorius cursor), entre otras.

Además, explica que no se está realizando un riguroso seguimiento ambiental de estos proyectos, acción que normalmente se deja en manos de los promotores, por lo que realmente no se posee la información que determina el daño real que están causando los parques eólicos. Por tanto, la instalación de parques eólicos provoca un impacto inasumible, insostenible e irreversible sobre el territorio y la biodiversidad.

Respuesta del promotor (evaluador). 30/10/2020:

El promotor responde al alegante exponiendo la disconformidad con su escrito. Como contestación, explica que, desde el mes de junio, el CIEGC “ha contratado la asistencia técnica de realización de un estudio sobre la avifauna y la fauna quiróptera con el objeto de poder determinar el alcance de la posible afección y poder adoptar las debidas medidas ambientales.

Para ello, el equipo profesional constituido por ornitólogos y un experto en murciélagos están realizando censos (…) en el ámbito de trabajo (…) y se realizarán de forma periódica dos y tres veces al mes hasta el mes de enero de 2021”.

Además, se indica que “entre sus fines, se pretende realizar un análisis continuo de la evolución de los impactos previsibles y probables de las instalaciones de energías renovables en este sector de la isla”.

Por último, el promotor solicita que se tengan por formuladas las alegaciones, de conformidad con los argumentos expuestos.

Respuesta del alegante. 22/12/2020:

En respuesta al promotor, el alegante contesta que el periodo de tiempo destinado para el estudio de avifauna y quiropterofauna es insuficiente para lograr sus objetivos, ya que “quedaría fuera del mismo parte importante del periodo reproductor y la migración prenupcial, espacio de tiempo en el que el sector sureste en general y el Complejo Ambiental en particular son frecuentados por numerosas aves migratorias”.

Por último, vuelve a solicitar que se paralice la tramitación y autorización administrativa de la instalación y explotación del parque eólico en base a una serie de argumentos.

C) RESUMEN DEL ANÁLISIS TÉCNICO DEL EXPEDIENTE.

1. Localización:

El parque eólico se ubicará en el lado nororiental de Mesa del Salinero, dentro de los límites del Ecoparque Sur, en la parcela 72 del polígono 9, Barranco Hondo, en Juan Grande, T. M. de San Bartolomé de Tirajana, isla de Gran Canaria, con la referencia catastral 35020A009000720000EL. El núcleo de población más cercano es Juan Grande, localizado aproximadamente a 1,7 Km al este del PE.

El emplazamiento del proyecto se caracteriza por ser una antigua zona agrícola, cuya vegetación está conformada por barrilla (Mesenbryanthemun cristallinum), aulagas (Launaea arborescens) y espino (Lycium intricatum). También están presentes en parte del ámbito cardones (Euphorbia canariensis), verodes (Kleinia neriifolia), balos (Plocama pendula) y esparragueras (Asparagus plocamoides).

2. Análisis territorial y ambiental:

Tal y como se indica en el informe emitido por el Servicio de Planeamiento del Cabildo de Gran Canaria, el proyecto del “PE Complejo Ambiental de Juan Grande”, se pretende ubicar en un área zonificada por el PIO/GC como Zona Ba3, “de bajo interés natural y escaso valor productivo”.

“Para la Zona Ba3, se establece como compatible la nueva implantación (Alcance 5) de “Aerogeneradores, Parques Eólicos”, con Nivel de Intensidad 3, con la observación de que sea “únicamente en las Zonas Eólicas Insulares”.

Los tres aerogeneradores que conforman el parque eólico de referencia se encuentran dentro de una Zona Eólica Insular (ZEI), definida en el Plano 5.1 de Ordenación Territorial de las Infraestructuras e Instalaciones de Producción de Energía Eólica del Volumen V, por lo que se considera que el Proyecto resulta ser compatible con la Zona Ba3 de la Zonificación del PIO/GC”.

A pesar de lo anterior, el PIO/GC, para la Zona B.a.3 indica que, “salvo los lugares que por su menor valor natural pudiesen ser destinados a usos y actividades de alto impacto en suelo rústico, la finalidad de esta Zona es la conservación de su función paisajística global, mediante la mayor preservación posible de la morfología, de su estado de conservación y de su paisaje”.

Además, según lo indicado en el informe del Servicio de Planeamiento del Cabildo de Gran Canaria:

“El parque eólico objeto de informe, de 7,05 MW no se consideraría de relevancia e interés insular, y por tanto no le sería de aplicación el artículo 171 de la Normativa del PIO/GC. Tampoco le resultaría de aplicación el apartado 1 del artículo 175, ni el Plan Territorial de Ordenación de Infraestructuras de Producción de Energía Eólica (PTE 32, que no cuenta aún con aprobación definitiva) ya que, tal y como se puede observar en el cuadro del Uso de Infraestructuras de Energía previsto para la Zona Ba3, en esta zona no existe, para los parques eólicos, remisión a planeamiento que condicione el acto de ejecución, y dado que el PTE no está aún aprobado, no cabe su aplicación anticipada salvo en los supuestos de remisión a planeamiento regulados por la 1ª Modificación Puntual del PIO/GC”.

No obstante, el citado proyecto deberá contemplar lo expuesto en el apartado 7 del artículo 175 de la Normativa del PIO/GG, el cual establece, desde el punto de vista ambiental, que la implantación en el territorio de un parque eólico con aerogeneradores de media y alta potencia llevará implícitas una serie de obligaciones, entre las que se encuentra que “deberá aportar un estudio riguroso de alternativas de ubicación, de minimización de impactos, y de establecimiento de medidas correctoras.” En referencia a esta determinación, el EsIA aportado no realiza un análisis de alternativas de ubicación, ya que únicamente se plantean alternativas en el interior de la parcela disponible, la potencia y la distancia a la línea eléctrica aérea existente.

El presente proyecto se encuentra muy próximo a espacios naturales pertenecientes a la Red Natura 2000. Concretamente, los aerogeneradores se localizan entre dos Zonas de Especial Conservación (ZEC): al noroeste se localiza la ZEC 43_GC Amurga (ES7010055), la cual está incluida en la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria; y al sureste la ZEC 50_GC Juncalillo del Sur (ES0000112), la cual coincide con la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Juncalillo del Sur, por constituir una importante zona de paso de aves migratorias. Además, coincidiendo con la ZEC y con la ZEPA mencionados, la misma zona también está catalogada como Espacio Natural Protegido C-32 Sitio de Interés Científico Juncalillo del Sur, perteneciente a la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos.

Por su parte, la línea de evacuación se encuentra a escasos 200 m al noroeste del Espacio Natural Protegido C-32 Sitio de Interés Científico Juncalillo del Sur, perteneciente a la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos, coincidente además con la ZEC y la ZEPA Juncalillo del Sur. También se encuentra dentro del Área prioritaria de reproducción, alimentación, dispersión y concentración de las especies amenazadas de la avifauna Área 45 Juncalillo del Sur-Aldea Blanca.

La valoración de las determinaciones del planeamiento territorial no puede hacerse circunscribiéndose exclusivamente a la parcela donde se ubica el proyecto, sino que hay que considerar un ámbito más amplio, particularmente en el caso de los parques eólicos, para los cuales se ha identificado, entre otros, el efecto barrera como uno de los impactos negativos que producen. Así, es necesario señalar que la incompatibilidad territorial del presente proyecto, descansa sobre aspectos ambientales que fueron valorados tanto por el PIO/GC, como por el PTE-32, planeamiento que lo desarrolla y que ha sido ambientalmente evaluado.

En el Plan Insular se zonifican como Zonas A, Ba1, Ba2 y Ba3, ámbitos naturales o de aptitud natural, cuyas características naturales coadyuvan a la conexión entre los espacios protegidos entre sí, favoreciendo o manteniendo los movimientos, dispersión y flujos de las especies y poblaciones de flora y fauna. En este caso, la zona Ba3 afectada por el proyecto es un ejemplo claro de ello; está entre una zona de valor extractivo (zona Bb5) y una zona de Infraestructuras, Equipamientos e Instalaciones Puntuales de Relevancia e Interés Insular (zona C) siendo la única conexión entre las zonas de moderado valor natural y moderado valor productivo (zona Ba2) ubicada inmediatamente al noroeste y la zona de suelo agrario en abandono (Bb4) situada al sureste, donde se encuentra el área de sensibilidad ecológica Entorno del Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur declarada por el PIO/GC. Esta zona se extiende entre el límite del espacio natural protegido y la GC-1 y es considerada una zona de alta fragilidad insular. Por tanto, las zonas Ba3 no carecen de valor natural y, de hecho, el objeto de estas zonas es el mismo que en las zonas A1 y Ba2: la recuperación y mejora de los sectores naturales y con aptitud natural y la restauración de los impactos ambientales, paisajísticos y de integración existentes; pero en este caso, sin perjuicio de otros usos posibles, que deberán compatibilizarse siempre con el objetivo de restauración establecido en cada ámbito.

Lógicamente, el PGO sigue la estela del PIO/GC. De esta forma, el emplazamiento del proyecto está en un suelo rústico de protección ambiental/rural (SRPA), descansando necesariamente dicha clasificación y el régimen de usos sobre los factores ambientales existentes, definidas en términos generales como unidades ambientales de transición entre lo natural-rural y el espacio construido.

La conectividad entre las zonas comentadas anteriormente tiene una repercusión lógica sobre la integridad de otros factores ambientales, como por ejemplo el paisaje. El Plan Territorial Especial del Paisaje de Gran Canaria (PTE-05), que cuenta con aprobación definitiva, incluye el ámbito del proyecto en zona de Paisaje Natural que alberga incluso el suelo minero y el complejo ambiental de Juan Grande. De esta manera se permite que el Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur tenga continuidad paisajística con las Rampas de Amurga, incluidas en gran parte en la Red Natura 2000 y en la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, espacios que distan 0,7 y 1,5 km respectivamente del proyecto.

La conexión entre las zonas antes aludidas también opera sobre la biodiversidad del entorno, particularmente sobre las aves. El proyecto se encuentra entre las Rampas de Amurga y el área prioritaria número 45, denominada Juncalillo del Sur - Aldea Blanca, que incluye la zona de especial protección para las aves de Juncalillo del Sur (ZEPA ES0000112). Además, está próximo al vaso de vertido de residuos del complejo ambiental de Juan Grande, lugar que atrae a un gran número de aves. Dicha área prioritaria se ha establecido con el propósito de evitar la mortalidad de las aves por electrocución o colisión contra las líneas eléctricas. Pero las turbinas eólicas, son estructuras contra las que también pueden colisionar las mismas especies que lo pueden hacer contra los tendidos eléctricos, y por su situación, el proyecto puede reducir la permeabilidad entre zonas, incrementando el riesgo de colisión de las aves, al reducir el espacio aéreo.

Según la información obrante en el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias, a 03/11/2020, con niveles de precisión 1 y 2 se ha detectado la presencia en el ámbito de estudio de al menos 3 especies protegidas, desde el año 2000 (inclusive), en un ámbito de cuadrículas de 500 x 500 metros que pueden verse directa o indirectamente afectadas en la zona.

Ver anexo en la página 48262 del documento Descargar

Se debe indicar que de todas las especies inventariadas en la zona de ejecución de este parque eólico, son las aves las que pueden verse afectadas por la instalación de los aerogeneradores. Concretamente, las aves de carácter estepárico, como Alaudala rufescens, Bucanetes githagineus amantum o Burhinus oedicnemus distinctus serían las más afectadas por el efecto de las colisiones que las instalaciones puedan generar.

Además, el complejo ambiental cercano atrae, como ya ha sido comentado, a numerosas especies de aves, como Larus michahellis, Buteo buteo o Tyto alba, entre otras, que también podrían verse afectadas por la instalación de los aerogeneradores.

Las especies de aves incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas o en el Catálogo Canario de Especies protegidas que justifican el área prioritaria 45, son el chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) y el alcaraván (Burhinus oedicenmus), catalogadas ambas en la categoría vulnerable. De las dos, se considera que el alcaraván es la que más se podría ver afectada por el proyecto. Su presencia ha sido registrada en el ámbito del proyecto, así como en la ZEPA mencionada y en los Llanos de Juan Grande. Tal y como se indica en el informe del Servicio de Biodiversidad:

“El hábitat de las aves esteparias, y en especial el alcaraván ((Burhinus oedicnemus distinctus) en la isla de Gran Canaria, se ha visto reducido y fragmentado significativamente en las últimas décadas debido a la progresiva implantación de infraestructuras en el territorio, lo que de forma directa se ha visto reflejado en la pérdida de efectivos poblacionales, estimándose la población total de la isla en unos 2.400 individuos. Son aves propias de zonas áridas, semiáridas, campos arados con parches desnudos o pedregosos, dunas costeras y guijarrales; presente también en llanos con escasa vegetación o de tipo semidesérticos, ya que necesita terrenos abiertos con escasa cobertura vegetal. Por lo tanto, estos llanos áridos y antiguas zonas de cultivo abandonadas, como las fincas que nos ocupan, son zonas ideales para la especie…

Asimismo, se tiene además constancia de que la zona de los llanos de Juan Grande-Castillo del Romeral, constituye un área de concentración de alcaravanes (Burhinus oedicnemus distinctus). Concretamente en este punto se han localizado los grupos de concentración postreproductora más numerosos, llegando a contabilizarse hasta 70 individuos, especialmente en la comprendida entre la cárcel de Juan Grande y el Tanatorio de Castillo del Romeral. Se trata de antiguos terrenos de cultivo desprovistos de vegetación.

Por lo tanto, el efecto barrera y, consecuentemente, los riesgos de colisión, solo pueden ser descartados sobre la base de un estudio específico y adecuadamente diseñado. Esto es relevante, y así lo ha manifestado el Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente, que también ha señalado que este tipo de proyectos requiere información actual sobre distribución y abundancia de las especies de fauna, la identificación de áreas de alimentación, reproducción o descanso, los patrones en el comportamiento de vuelo de las especies de aves y la identificación de los puntos negros. Incluso, considera necesaria una planificación territorial que permita evaluar el efecto global y acumulativo, las sinergias y las repercusiones que la implantación de los parques eólicos puede tener sobre las especies y hábitats tanto a nivel insular como a nivel local.

En este sentido, el promotor aporta el “Estudio Ambiental del Área de Energías Renovables de Juan Grande” el cual, además de no incluir las fichas de campo, no ejecuta una metodología correcta, pues la temporalidad del estudio no cumple con un ciclo anual, ya que se realiza exclusivamente entre los meses de junio 2020 a enero de 2021, lo que implica que el estudio no abarque todo el ciclo vital de las especies.

Hay que tener en cuenta que, según la normativa vigente, las especies incluidas en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial, así como en el Catálogo Canario de Especies Protegidas, llevan asociado un régimen de prohibiciones, según el artículo 57 del texto consolidado de la Ley 42/2007, de 3 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Estas prohibiciones se aplicarán a todas las fases del ciclo biológico de estas especies, subespecies o poblaciones.

Cabe destacar que la destrucción del hábitat de especies en peligro de extinción, vulnerables o en régimen de protección especial, en particular del lugar de reproducción, invernada, reposo, campeo o alimentación, está tipificado en la Ley 42/2007, de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, como infracción administrativa.

Además, en el ámbito de desarrollo del proyecto, en los límites de la zona de instalación de los aerogeneradores y en parte del trazado de la línea de evacuación se ha inventariado la presencia del Hábitat de Interés Comunitario no prioritario HIC 5330 Matorrales termomediterráneos y pre-estépicos, incluido en el Anexo I de la Directiva 92/43/CEE, por albergar la presencia de Euphorbietum balsamiferae (tabaibal dulce) y Aeonio percarnei-Euphorbia canariensis (cardonal). Además, también se encuentra cercano al HIC no prioritario 1420 Matorrales Halófilos mediterráneos y termoatlánticos (Sarcocornetea fructicosae), por albergar la comunidad de Zygophyllum fontanesii y Suaeda vermiculata (Saladares) y al HIC no prioritario 92D0 Galerías y matorrales ribereños termomediterráneos (Nerio-Tamaricetea y Securinegion tinctoriae), el cual acoge la presencia de Atriplici ifniensis-Tamaricetum canariensis (Tarajal).

3. Análisis patrimonial.

De la información recogida en el Inventario arqueológico insular y en el Inventario de Bienes Etnográficos confeccionado por la FEDAC, y en línea con lo informado por el Área de Patrimonio Histórico del Cabildo Insular de Gran Canaria, se comprueba que, se produce una afección directa sobre elementos patrimoniales en presencia, tal es así, que dos de los aerogeneradores se ubicarían dentro de la delimitación del yacimiento arqueológico denominado “Mesa del Salinero” (código de identificación 1901). Concretamente, uno de los aerogeneradores, su base y la pista de acceso que permitiría su montaje podrían suponer una afección grave e irreversible sobre restos arqueológicos de suma importancia.

La “Mesa del Salinero” es un yacimiento conformado, entre otros elementos, por manifestaciones rupestres por lo que, según el artículo 87.2 de la Ley 11/2019, de 25 de abril, de Patrimonio Cultural de Canarias, quedan declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Zona Arqueológica. Por ello, este yacimiento queda amparado directamente en la máxima figura de protección que contempla la norma sectorial, quedando así sujeto a un régimen jurídico particular. Los bienes arqueológicos presentes en la “Mesa del Salinero” son extremadamente frágiles, singulares e irremplazables, por lo que cualquier afección sobre ellos supondría un perjuicio muy elevado.

Visto que no se ha realizado un riguroso análisis de alternativas de ubicación, ni se ha llevado a cabo una valoración particular de las afecciones directas e indirectas que tendrían las nuevas instalaciones sobre los bienes patrimoniales y etnográficos en presencia, el parque eólico, valorado tal y como está proyectado, resulta incompatible con la conservación y protección del patrimonio histórico insular en la ubicación planteada.

D) ARGUMENTOS DE DESFAVORABILIDAD.

Los siguientes argumentos de desfavorabilidad, que forman parte de la presente DIA justifican, a los efectos ambientales, la improcedencia de realizar el proyecto en la ubicación propuesta:

1º. La incompatibilidad territorial de este proyecto no se deriva de una cuestión de normas de planeamiento, pues de acuerdo con lo informado por el Servicio de Planeamiento del Cabildo de Gran Canaria, el Proyecto resulta ser compatible con la Zona Ba3 de la Zonificación del PIO/GC, sino que se fundamenta en la valoración previa de los factores ambientales considerados durante su elaboración. Por lo tanto, el proyecto no es compatible con las determinaciones del Plan Insular de Ordenación (PIO).

En este sentido, las zonas Ba3 albergan ámbitos naturales o de aptitud natural, cuyas características naturales coadyuvan a la conexión entre los espacios protegidos entre sí, favoreciendo o manteniendo los movimientos, dispersión y flujos de las especies y poblaciones de flora y fauna.

La ejecución de este proyecto afecta a la permeabilidad paisajística entre el Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur (integrado en la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos y en la Red Natura 2000) y las Rampas de Amurga.

La ubicación del parque eólico entre zonas de aptitud natural, con alto valor para las aves, el punto de alta concentración de aves constituido por el vaso de vertido de residuos del complejo ambiental de Juan Grande y el área prioritaria de reproducción, de alimentación, de dispersión y de concentración de las especies de avifauna amenazada, así como la presencia de especies amenazadas, hacen que el proyecto no contribuya a la función prevista por el planeamiento territorial para esta zona, consistente en favorecer los movimientos, la dispersión y los flujos de las aves, incrementándose, por tanto, el riesgo de mortalidad por colisión y las molestias y desplazamientos de las mismas hacia otros lugares, con la consiguiente pérdida de biodiversidad en todo este sector insular.

2º. De acuerdo a lo informado por el Servicio de Biodiversidad, el hábitat de las aves esteparias, y en especial del alcaraván (Burhinus oedicnemus distinctus), se ha visto reducido y fragmentado significativamente en las últimas décadas debido a la progresiva implantación de infraestructuras en el territorio, lo que de forma directa se ha visto reflejado en la pérdida de efectivos poblacionales.

Los alcaravanes son aves propias de zonas áridas, semiáridas, campos arados con parches desnudos o pedregosos, dunas costeras y guijarrales; presente también en llanos con escasa vegetación o de tipo semidesérticos, ya que necesita terrenos abiertos con escasa cobertura vegetal. Por lo tanto, estos llanos áridos y antiguas zonas de cultivo abandonadas, como las fincas que nos ocupan, son zonas ideales para la especie.

Por tanto, se puede concluir que el proyecto va a producir un impacto directo por la ocupación de un hábitat potencial del alcaraván, especie catalogada como vulnerable en el Catálogo Canario de Especies Amenazadas.

3º. En relación directa a lo informado por el Área de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, el lugar concreto previsto para la instalación de los aerogeneradores coincide con un yacimiento arqueológico denominado “Mesa del Salinero” (código de identificación 1901), conformado, entre otros elementos, por manifestaciones rupestres por lo que, según el artículo 87.2 de la Ley 11/2019, de 25 de abril, de Patrimonio Cultural de Canarias, quedan declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Zona Arqueológica. Concretamente dos de los aerogeneradores se ubicarían dentro de su delimitación, de tal manera que, uno de los aerogeneradores, su base y la pista de acceso que permitiría su montaje podrían suponer una afección grave e irreversible sobre restos arqueológicos de suma importancia.

4º. El proyecto es incompatible con el planeamiento municipal. La ubicación del proyecto está en un suelo rústico de protección natural/rural y no cumple con el artículo 100 del PGO de San Bartolomé de Tirajana, ya que está fuera de las zonas donde dicho planeamiento permite la instalación de parques eólicos.

E) ALCANCE DE LA EVALUACIÓN AMBIENTAL

El pronunciamiento del órgano ambiental actuante es que no procede, a los efectos ambientales, la ejecución del proyecto en el emplazamiento propuesto, en base a los argumentos de desfavorabilidad expuestos en el apartado anterior.

A estos efectos, se recuerda que la Declaración de Impacto Ambiental tiene naturaleza de informe preceptivo y determinante, en aplicación del artículo 41.2 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

Se advierte que la evaluación ambiental realizada no comprende los ámbitos de seguridad, salud y prevención de riesgos laborales, ni los derivados de las previsiones contempladas en la normativa y/o en la planificación de carácter territorial, urbanística, ambiental o sectorial que pudieran resultar de aplicación, que poseen regulación propia e instrumentos específicos y que, por tanto, quedan fuera del alcance de la evaluación de impacto ambiental de proyectos.

Asimismo, se recuerda que la Evaluación de Impacto Ambiental es independiente de la Evaluación Ambiental Estratégica de Planes y Programas, en el sentido de que esta última no excluirá aquella respecto de los proyectos que se requieran para su ejecución.

En consecuencia, la formulación de la DIA no exime, en ningún caso, al promotor de la obligación de obtener todas las licencias, permisos, autorizaciones o cualesquiera otros títulos habilitantes que resulten legalmente exigibles.

Segundo.- Notificar el presente acuerdo a la Dirección General de Energía y a la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, al Cabildo de Gran Canaria, al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y a la entidad Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria.

Tercero.- Publicar la Declaración de Impacto Ambiental como anuncio en el Boletín Oficial de Canarias y en la web de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial.- El Secretario de la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental, Ariel Martín Martín.

© Gobierno de Canarias