Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 101. Lunes 6 de Agosto de 2001 - 1135

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación

1135 - DECRETO 155/2001, de 23 de julio, por el que se regula el proceso de primera venta de los productos pesqueros desembarcados en los puertos de la Comunidad Autónoma de Canarias y el Régimen de Explotación de las lonjas pesqueras de titularidad pública.

Descargar en formato pdf

El Reglamento (CEE) 2847/93, del Consejo, de 12 de octubre, por el que se establece un régimen de control aplicable a la política pesquera común, modificado posteriormente por el Reglamento (CE) 2846/98, del Consejo, de 17 de diciembre de 1998, parte de la premisa de que el éxito de dicha política depende de la aplicación de un régimen eficaz de control de todos los aspectos de la misma y, especialmente, de las medidas de conservación y gestión de los recursos pesqueros. Entre las actividades objeto de control, incluidas en la norma comunitaria citada, se encuentra el proceso de la primera venta de los productos de la pesca.

En el marco de las competencias que en materia de ordenación del sector pesquero atribuye al Estado el artículo 149.1.19ª de la Constitución, el Real Decreto 1998/1995, de 7 de diciembre, estableció la normativa básica sobre control de la primera venta de los productos pesqueros desembarcados en el territorio nacional, en cumplimiento de las obligaciones contenidas en el referido Reglamento (CEE) 2847/93, de 12 de octubre, atribuyendo a las Comunidades Autónomas su regulación y control, así como la autorización de los establecimientos dedicados a estos fines y el control del transporte de los productos pesqueros. Posteriormente, la Ley 3/2001, de 26 de marzo, de Pesca Marítima del Estado, ha venido a establecer definitivamente la normativa básica estatal sobre dicha materia y sobre la comercialización de los productos pesqueros.

La adaptación de la normativa comunitaria y estatal a las peculiaridades del sistema tradicional de primera venta de los productos pesqueros en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias, requiere la promulgación de esta norma autonómica, cuya habilitación competencial se ampara en el artículo 32.16 del Estatuto de Autonomía de Canarias, introduciendo asimismo las modificaciones derivadas de la entrada en vigor del citado Reglamento (CE) 2846/1998, de 17 de diciembre, y de la referida Ley 3/2001, de 26 de marzo.

Por otra parte, la Disposición Final Segunda del Decreto 109/1997, de 26 de junio (B.O.C. nº 95, de 25.7.97), por el que se regulan las Cofradías de Pescadores de Canarias y sus Federaciones, atribuye al Gobierno de Canarias, a propuesta conjunta de las Consejerías de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Obras Públicas, Vivienda y Aguas, la regulación del uso y aprovechamiento de los bienes propiedad de la Comunidad Autónoma de Canarias que vienen utilizando las Cofradías de Pescadores. En este sentido, el artículo 3.3, letra a) del referido Decreto incluye entre las funciones propias de las Cofradías, la de administrar y gestionar todos aquellos bienes patrimoniales que le sean cedidos, bajo cualquier título jurídico, por cualquiera de las Administraciones Públicas para el cumplimiento de sus fines, previsión que resulta plenamente congruente con el mandato contenido en la citada Disposición Final Segunda, en tanto viene a consagrar una situación que ha venido manteniéndose a lo largo de los últimos años y, en particular, la utilización de determinados bienes públicos que, si bien fueron inicialmente afectos en exclusiva al servicio del sector pesquero, no obstante deben cumplir asimismo una función complementaria del servicio público portuario. Por otra parte, el artículo 4.1 del referido Decreto 109/1997, establece que las Cofradías de Pescadores podrán asimismo ser titulares de autorizaciones o concesiones administrativas para la ocupación y gestión de los servicios de la lonja de primera venta de pescado.

La utilización y aprovechamiento de dichas instalaciones de titularidad de la Comunidad Autónoma de Canarias, y que hasta la fecha han venido siendo utilizadas de forma transitoria por las distintas Cofradías de Pescadores de Canarias, requiere ineludiblemente la determinación del título jurídico que les habilite para la ocupación de dichas instalaciones, de los requisitos generales a los que deberá sujetarse el otorgamiento de las mismas, así como la regulación de los aspectos esenciales de su funcionamiento, objetivo asimismo perseguido por esta norma.

En su virtud, a propuesta conjunta de los Consejeros de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación y de Obras Públicas, Vivienda y Aguas y, previa deliberación del Gobierno en su reunión del día 23 de julio de 2001,

D I S P O N G O:

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.- Objeto.

Es objeto del presente Decreto la regulación de la primera venta de los productos de la pesca desembarcados en los puertos de la Comunidad Autónoma de Canarias, el régimen de autorización de las lonjas o establecimientos en los que se produzca la primera venta, el transporte de los referidos productos hasta los centros y establecimientos autorizados para dicha primera venta, así como el régimen de explotación de determinadas lonjas pesqueras de titularidad pública.

Artículo 2.- Lugar de desembarque de los productos pesqueros.

1. Los puertos de desembarque de los productos de la pesca se determinarán, en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias, por la consejería competente en materia de pesca.

2. El desembarque de productos de la pesca no podrá efectuarse fuera de los muelles destinados a estos tráficos en cada puerto, excepto para los productos congelados o transformados a bordo que podrán ser desembarcados en los lugares delimitados por las autoridades portuarias competentes.

3. En el caso de productos pesqueros congelados o transformados a bordo, las Autoridades Portuarias comunicarán a la consejería competente en materia de pesca las cantidades desembarcadas, de acuerdo con los manifiestos de carga.

4. La citada consejería podrá asimismo autorizar, siempre que se garanticen los controles técnicos y sanitarios que se establezcan, el desembarque de los productos de la pesca en puertos o refugios tradicionales que por su situación geográfica, tipo de embarcación o por el reducido volumen de descarga no dispongan de instalaciones aptas para las faenas de atraque y descarga de los buques y embarcaciones, y adecuadas para la manipulación y conservación de los productos de la pesca, así como de los medios necesarios para un eficiente ejercicio de las labores de control de la pesca marítima.

Artículo 3.- Requisitos técnico-sanitarios.

Los requisitos técnico-sanitarios que han de reunir los locales, instalaciones y establecimientos dedicados a la primera venta de los productos pesqueros y sus medios de transporte, así como las condiciones sanitarias mínimas exigibles en la producción y comercialización de los productos pesqueros, serán los establecidos con carácter general por la normativa comunitaria, estatal y autonómica, aplicables.

CAPÍTULO II

DE LA PRIMERA VENTA DE LOS

PRODUCTOS PESQUEROS

Artículo 4.- Primera venta de los productos pesqueros.

1. La primera venta de productos pesqueros frescos en los puertos se realizará en las lonjas pesqueras autorizadas por la consejería competente en materia de pesca.

2. La primera comercialización de productos pesqueros congelados o transformados a bordo se realizará en los establecimientos debidamente autorizados al efecto por la referida consejería.

3. El responsable de la explotación de la lonja o del establecimiento autorizado a que se hace referencia en los apartados anteriores de este artículo, deberá expedir en la primera venta una nota de venta y la remitirá a dicha consejería en el plazo de cuarenta y ocho horas después de la venta, en soporte informático, responsabilizándose aquél, tanto de su expedición y entrega, como de la exactitud de los datos en ella contenidos.

4. En el caso de producirse operaciones comerciales con productos de la pesca cuya primera comercialización se realice de forma diferente a la establecida en los apartados 1 y 2 del presente artículo, y al objeto de poder retirar los citados productos una vez desembarcados, deberán entregarse previamente a la consejería competente en materia de pesca, los documentos siguientes:

a) En el caso de que los productos pesqueros se hayan vendido o puesto a la venta en el lugar de desembarque, se entregará una nota de venta.

b) En el supuesto de que los productos se pongan a la venta en lugar distinto del de desembarque, además de presentar la nota de venta cumplimentada en el momento de realizarse la transacción comercial, se entregará también una copia del documento de transporte que proceda.

c) Cuando los productos pesqueros no se pongan a la venta o se destinen a una puesta en venta posterior, se presentará una declaración de recogida, con el visto bueno del establecimiento autorizado.

d) Cuando la primera venta de los productos pesqueros frescos haya sido objeto de un precio contractual o de un precio fijado a un tanto alzado, se presentará una nota de venta.

La responsabilidad de la presentación de las notas de venta corresponde a los compradores y la de la presentación de las declaraciones de recogida a la que las hubiera suscrito.

Artículo 5.- Contenido y formato de las notas de venta.

1. Las notas de venta incluirán, además de los datos que determine la normativa comunitaria y estatal de aplicación, los que se establezcan por Orden de la consejería competente en materia de pesca. Dicha Orden establecerá asimismo, el formato de las mismas, tanto en impresos normalizados como en soporte informático.

2. Los responsables de la elaboración de las notas de venta recopilarán las informaciones necesarias para la expedición de las mismas, tanto en impresos normalizados como en soporte informático.

La información susceptible de codificación se cumplimentará utilizando los códigos establecidos en las normas comunitarias.

3. La consejería competente en materia de pesca conservará una copia de la nota de venta durante el período de un año, contado a partir del comienzo del año siguiente al registro de los datos que les hayan sido comunicados.

Artículo 6.- Las declaraciones de recogida.

1. Las declaraciones de recogida se utilizarán cuando los productos pesqueros desembarcados no se pongan a la venta o se destinen a una puesta en venta posterior.

2. La responsabilidad de cumplimentar las declaraciones de recogida corresponde al propietario de los productos pesqueros desembarcados o a su representante, debiendo constar en las mismas el visto bueno de las lonjas o establecimientos autorizados.

3. Las declaraciones de recogida comprenderán, además de los datos mínimos que determine la normativa comunitaria y estatal de aplicación, los que se establezcan por Orden de la consejería competente en materia de pesca. Dicha Orden fijará asimismo, el formato y el plazo de presentación de las mismas.

CAPÍTULO III

DE LAS LONJAS Y ESTABLECIMIENTOS PESQUEROS

Artículo 7.- Definiciones.

A los efectos del presente Decreto, se entiende por lonjas o establecimientos pesqueros cualquier local o instalación en la que se efectúa la exposición y primera venta de los productos de la pesca, así como aquellos en los que se preparen, refrigeren, congelen o depositen productos pesqueros para la misma finalidad.

Sección 1ª

De las autorizaciones

Artículo 8.- Régimen de autorización.

La apertura y funcionamiento de las lonjas o establecimientos dedicados a la primera venta de los productos de la pesca desembarcados en los puertos de la Comunidad Autónoma de Canarias, así como de aquellos en los que se preparen, refrigeren, congelen o depositen productos pesqueros para la misma finalidad, se someterá al requisito de autorización administrativa previa, en los términos que se establecen en este Decreto.

Artículo 9.- Solicitud y documentación.

1. El procedimiento de autorización administrativa se iniciará mediante solicitud, la cual se presentará en el Registro General de la consejería competente en materia de pesca o en cualquiera de los lugares previstos en la legislación del procedimiento administrativo común y, en particular, en los lugares previstos en la normativa autonómica de adaptación de los procedimientos administrativos de la Comunidad Autónoma de Canarias a dicha legislación común.

2. Toda la documentación a presentar por el interesado habrá de ser documentación original o bien copias que tengan el carácter de auténticas o compulsadas, conforme a la legislación vigente en la materia.

3. La solicitud deberá ir acompañada de los documentos que se establezcan por Orden de la referida consejería.

4. El órgano directivo competente en materia de pesca dictará y notificará la resolución que proceda, en el plazo máximo de tres meses, contados desde la fecha en que la solicitud del interesado hubiera tenido entrada en el registro de dicho órgano, entendiéndose estimada la misma si transcurrido dicho plazo no se hubiese notificado dicha resolución.

Artículo 10.- Plazo de inicio de actividades.

Concedida la autorización de una lonja o establecimiento, el inicio de actividades deberá efectuarse en el plazo máximo de seis meses, prorrogable por causa justificada hasta un plazo máximo de tres meses, debiéndose comunicar al órgano concedente la fecha de inicio. Transcurrido dicho plazo, quedará sin efecto la autorización.

Sección 2ª

De la extinción de las autorizaciones

Artículo 11.- Extinción de la autorización.

1. La autorización otorgada se extinguirá por el cese de actividades o por revocación expresa de la autorización, de acuerdo con lo que se establece en los preceptos siguientes.

2. La extinción de la autorización dará lugar a la correspondiente baja en el registro de establecimientos a que se refiere el artículo 15 de este Decreto.

Artículo 12.- Extinción por cese de actividades.

1. La extinción de la autorización por cese de actividades se declarará de oficio, previa audiencia del titular, cuando el mismo haya cesado de hecho en sus actividades por un período continuado de seis meses.

2. La extinción de la autorización podrá acordarse asimismo a instancia del titular de la lonja o establecimiento.

Artículo 13.- Extinción por revocación.

1. El procedimiento de extinción de la autorización por revocación expresa, procederá cuando el establecimiento deje de reunir alguno de los requisitos establecidos en este Decreto o en la normativa de aplicación.

2. En todo caso, se pondrán de manifiesto al titular del establecimiento las deficiencias observadas, a fin de que en el plazo mínimo de diez días, las subsane, con advertencia de que en caso de incumplimiento, se procederá a la iniciación del correspondiente expediente revocatorio.

CAPÍTULO IV

LIBROS OBLIGATORIOS Y REGISTRO DE LONJAS

O ESTABLECIMIENTOS

Artículo 14.- Libros obligatorios.

1. Las lonjas o establecimientos dedicados a la primera venta de productos pesqueros deberán llevar obligatoriamente, además de los exigidos en otras normas especiales que les sean de aplicación, los siguientes libros:

- Un libro registro de las operaciones de recogida de los productos de la pesca.

- Un libro registro de notas de venta, que será cumplimentado diariamente por orden de expedición.

- Un libro de reclamaciones a disposición de los compradores.

2. Los referidos libros deberán ajustarse al contenido mínimo que establezca la consejería competente en materia de pesca y ser diligenciados previamente por la misma.

Artículo 15.- Registro de las lonjas y establecimientos autorizados.

1. En la consejería competente en materia de pesca se llevará un registro de las lonjas o establecimientos autorizados para la primera venta de los productos pesqueros, en el que se inscribirán las autorizaciones otorgadas, así como cuantas incidencias se produzcan en su actividad.

2. La organización y funcionamiento del citado Registro se aprobará por Orden de dicha consejería.

CAPÍTULO V

DEL TRANSPORTE DE LOS PRODUCTOS PESQUEROS

Artículo 16.- Transporte de los productos pesqueros.

1. Los productos de la pesca desembarcados o importados, sin transformación o después de haber sido transformados a bordo, a su salida del recinto portuario o del lugar de recogida y hasta que se efectúe la primera venta, deberán ir acompañados de la documentación exigida por la normativa de aplicación.

2. Las autoridades competentes efectuarán controles por muestreo con el fin de comprobar el cumplimiento por los transportistas de la obligación establecida en el apartado anterior.

Artículo 17.- Excepciones.

1. Estarán exentos de la obligación a que se refiere el artículo anterior, los transportistas que sustituyan la documentación exigida en el mismo por copia de alguno de los siguientes documentos:

a) La declaración de desembarque que debe realizar el capitán del buque pesquero o su representante, en la que consten las cantidades transportadas.

b) El documento T2M (documento de transporte de la Unión Europea) en el que conste el origen de las cantidades transportadas.

2. Asimismo estarán exentos de la obligación establecida en el artículo anterior, los productos pesqueros que se transporten dentro del recinto portuario.

CAPÍTULO VI

DE LA EXPLOTACIÓN DE LAS LONJAS PORTUARIAS DE TITULARIDAD PÚBLICA

Artículo 18.- Ámbito de actuación.

Sin perjuicio de lo establecido con carácter general para las lonjas o establecimientos que se dediquen a la primera venta de pescado, en las lonjas de pescado de titularidad pública situadas en los puertos de competencia de la Comunidad Autónoma de Canarias, se deberán realizar las actividades de control del proceso de comercialización en origen, la gestión de las instalaciones de comercialización de la primera venta, la explotación de un servicio comercial y aquellas otras operaciones complementarias o vinculadas con las funciones de comercialización y control de los productos de la pesca en fresco.

Artículo 19.- Concesiones demaniales.

1. La gestión de las instalaciones de las lonjas pesqueras de titularidad pública situada en los puertos de competencia de la Comunidad Autónoma de Canarias, podrá encomendarse, a cualquier persona o entidad interesada, así como a las Cofradías de Pescadores, siempre que cuenten con la correspondiente autorización de la consejería competente en materia de pesca y la concesión demanial de la consejería competente en materia de puertos, que les habilite para su ocupación y aprovechamiento.

2. El procedimiento de otorgamiento exigirá, en todo caso, el trámite de información pública y el informe previo de las consejerías competentes en materia de pesca y de patrimonio, y se someterá a lo establecido en la legislación reguladora del dominio público marítimo-terrestre estatal.

3. El título administrativo que permita la explotación de la lonja y la ocupación de los bienes de dominio público portuario podrá autorizar asimismo la realización de actividades complementarias para el sector, tales como carga y descarga de productos pesqueros, varadero, reparaciones y marina seca, así como otras de interés para el sector pesquero.

Artículo 20.- Tarifas.

1. Las entidades concesionarias cobrarán a los usuarios del servicio de lonja u otros complementarios las tarifas que figurarán como anexo al correspondiente título concesional. Las variaciones sobre las citadas tarifas serán de aplicación automática, una vez que sean aprobadas en la forma legalmente establecida y comunicadas a la misma en forma fehaciente. Para la aplicación de estas tarifas, el concesionario deberá instalar, a su costa, un sistema de contadores que permita el cobro individualizado a cada uno de los usuarios del servicio.

2. Las tarifas serán recaudadas con carácter previo a la prestación de los servicios de que se trate. A los efectos de documentar los cobros que se realicen por el concesionario, se suministrará por la unidad competente de puertos unos talonarios de recibos numerados y correlativos. De cada uno de los recibos señalados existirán tres copias, una de las cuales será entregada al usuario, otra será conservada por el concesionario y la tercera será remitida a la referida unidad con una periodicidad mensual. Asimismo mensualmente, se liquidará a dicha unidad el porcentaje de los ingresos que por aplicación de tales tarifas se determine para cada actuación asignada por la consejería competente en materia de puertos, a tenor de los estudios económicos que al efecto se realicen, previo informe de la consejería competente en materia de pesca.

CAPÍTULO VII

INSPECCIONES E INFRACCIONES

Artículo 21.- Inspecciones y controles.

Los servicios correspondientes de la consejería competente en materia de pesca efectuarán inspecciones y controles por muestreo de las capturas desembarcadas, en todo lo concerniente a su cantidad, especies, tallas, métodos y lugares de pesca o recolección, tanto en las lonjas o establecimientos autorizados como en los transportes hasta los centros en que se produzca la venta de los productos pesqueros, y sin perjuicio de las competencias que correspondan a otros organismos.

Artículo 22.- Infracciones administrativas.

Las infracciones administrativas que se cometan contra lo establecido en este Decreto en materia de primera venta y demás normas complementarias o de desarrollo del mismo, serán sancionadas con arreglo a lo previsto en el Título V de la Ley 3/2001, de 26 de marzo (B.O.E. nº 75, de 28.3.01), de Pesca Marítima del Estado, y demás normas que se dicten en desarrollo de la misma.

DISPOSICIONES ADICIONALES

Primera.- Nuevos equipamientos portuarios.

Los nuevos equipamientos que la consejería competente en materia de pesca instale en los puertos de competencia de la Comunidad Autónoma de Canarias, podrán ser concedidos a cualquier persona o entidad interesada, así como a las Cofradías de Pescadores del puerto de que se trate, siguiendo el procedimiento y en la forma prevista en el artículo 19 de este Decreto.

Segunda.- Precio de venta.

El precio que figure en las notas de venta de los productos pesqueros frescos y congelados, deberá coincidir con el precio de venta que conste en las correspondientes facturas, sin incluir impuestos.

Tercera.- Entrada de productos pesqueros por vía aérea.

Las prescripciones del presente Decreto, excepto las contenidas en el Capítulo VI, serán de aplicación a los productos pesqueros introducidos por vía aérea en territorio de la Comunidad Autónoma de Canarias, procedentes de algún Estado de la Unión Europea sin que se hubiera producido la primera venta de los mismos, así como a todos aquellos productos pesqueros procedentes de países terceros.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- Facultad de ejecución.

Se autoriza a los consejeros competentes en materia de pesca y de puertos para que, en el ámbito de sus respectivas competencias, dicten las disposiciones necesarias para el cumplimiento de este Decreto y, en particular, para su adaptación a las normas comunitarias o estatales sobre control de ventas que sean de aplicación directa.

Segunda.- Entrada en vigor.

El presente Decreto entrará en vigor en el plazo de seis meses contados desde su publicación en el Boletín Oficial de Canarias, salvo las prescripciones contenidas en el Capítulo VI "De la explotación de las lonjas portuarias de titularidad pública", que lo harán al día siguiente de su publicación.

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 23 de julio de 2001.

EL PRESIDENTE

DEL GOBIERNO,

Román Rodríguez Rodríguez.

EL CONSEJERO DE AGRICULTURA,

GANADERÍA, PESCA Y ALIMENTACIÓN,

Pedro Rodríguez Zaragoza.

EL CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS,

VIVIENDA Y AGUAS,

Antonio Castro Cordobez.

© Gobierno de Canarias