Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 077. Viernes 13 de Junio de 1997 - 731

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente

731 - ORDEN de 9 de junio de 1997, por la que se fijan las épocas de peligro de incendios forestales durante 1997 y se dictan instrucciones para su prevención y extinción.

Descargar en formato pdf

Al acercarse la época estival, constituye una constante preocupación de la Administración ambiental la tragedia ecológica que significan los incendios forestales, por ello, se hace necesario recordar el riesgo de amenaza para las personas y los bienes, en particular para nuestro patrimonio forestal. A tal fin se dictan las presentes instrucciones fijando las épocas de mayor peligro, donde la preocupación y la alerta deben ser extremadas por particulares y Autoridades. Vista la Ley 81/1968, de 5 de diciembre, sobre Incendios Forestales y el Reglamento para su aplicación.

Vista la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales, publicada por Orden del Ministerio del Interior de 2 de abril de 1993 (B.O.E. nº 90, de 15.4.93) y hasta tanto se apruebe el Plan autonómico de Protección Civil de emergencias por incendios forestales de la Comunidad Autónoma de Canarias (INFOCA), que defina, entre otros aspectos, las situaciones y niveles de gravedad y los procedimientos de actuación, sistemas de coordinación de las distintas Administraciones intervinientes y sus funciones, se hace necesario, por el momento, mantener las directrices mínimas establecidas en la Orden de 5 de julio de 1996, que seguirán en vigor.

En su virtud, a propuesta de la Viceconsejería de Medio Ambiente, y en el ejercicio de las competencias que tengo atribuidas,

D I S P O N G O:

1º) Época de peligro.

Se declara época de máxima alerta de peligro de incendios forestales la comprendida entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, y épocas de alerta, las comprendidas entre el 15 y 30 de junio y el 1 y 20 de octubre, pudiéndose ampliar o reducir dichas épocas si las circunstancias meteorológicas así lo aconsejan.

2º) Medidas preventivas.

1. De acuerdo con el artículo 5º de la Ley 81/1968, sobre Incendios Forestales, en orden a evitar la producción o propagación de un incendio, con carácter general, deberán adoptarse las siguientes medidas preventivas:

a) Los fumadores que transiten por los montes deberán apagar cuidadosamente los fósforos y puntas de cigarros antes de tirarlos, quedando prohibido arrojar unos y otras desde vehículos.

b) Los cazadores no podrán utilizar cartuchos provistos de tacos de papel.

c) Los caminos, pistas o fajas cortafuegos de las explotaciones y aprovechamientos forestales deberán mantenerse libres de obstáculos que impidan el paso y la maniobra de vehículos, y limpios de residuos o desperdicios.

d) Los lugares de emplazamiento o manipulación de motosierras, aparatos de soldadura, grupos electrógenos y motores o equipos eléctricos o de explosión, deberán mantenerse limpios de vegetación. La carga de combustible en las motosierras se hará en frío, sin fumar y no debiendo arrancar el motor en el mismo lugar de la carga.

Los emplazamientos de aparatos de soldadura se rodearán de una faja limpia de vegetación de 3 metros de anchura mínima, y los emplazamientos de grupos electrógenos y motores o equipos eléctricos o de explosión tendrán al descubierto el suelo mineral, y la faja de seguridad alrededor del emplazamiento tendrá una anchura mínima de 5 metros.

e) Por razones climatológicas y de altos índices de riesgo de incendios podrá quedar restringido el acceso y tránsito por el monte cuando así sea comunicado públicamente por la Viceconsejería de Medio Ambiente en coordinación con las Administraciones Locales afectadas.

Queda prohibido el estacionamiento de vehículos en las proximidades de cualquier depósito o tomas de agua de las existentes en el monte que impidan el acceso o maniobrabilidad de los vehículos.

f) Las carboneras solamente podrán instalarse fuera del monte o en los claros del mismo, siempre en el centro de círculos de 15 metros de diámetro mínimo, sin vegetación y con el suelo mineral al descubierto.

g) Las viviendas, edificaciones e instalaciones de carácter industrial en zona forestal deberán estar dotadas de una franja de seguridad de 15 metros de anchura mínima, libre de residuos, de matorral espontáneo y de vegetación seca, debiendo colocar, además, matachispas en las chimeneas.

h) Queda prohibido acampar sin el permiso correspondiente, que deberá emitirse en las oficinas de la Viceconsejería de Medio Ambiente de las distintas islas, de acuerdo con la Orden de 31 de agosto de 1993, por la que se regulan las acampadas en los espacios naturales protegidos, montes públicos y montes de particulares (B.O.C. nº 120, de 17 de septiembre).

i) No se podrá encender fuego salvo en las zonas señaladas al efecto.

j) Queda prohibido el vertido o abandono de objetos y residuos de los lugares autorizados.

k) Quedan sujetos a autorización previa:

- La utilización de fuegos artificiales en toda clase de fiestas, ferias y actos al aire libre, que se sitúen en zonas próximas a terrenos forestales o en su interior.

- El empleo de fuego en operaciones culturales, tales como la quema de rastrojos, pastizales, quema de residuos, operaciones de carboneo, destilación con equipos portátiles o para cualquier otra finalidad, de acuerdo con la Orden de la Consejería de Política Territorial de 24 de marzo de 1995, por la que se establecen normas preventivas sobre la quema de rastrojos, residuos y malezas en fincas agrícolas o forestales (B.O.C. nº 42, de 5 de abril).

Excepcionalmente, se autorizará la quema de rastrojos agrícolas o forestales en el período de máxima alerta de peligro de incendios a que se refiere el apartado 1º de esta Orden.

- El tránsito y estancia de personal y vehículos por zonas expresamente acotadas en razón de su alto peligro de incendios.

2. Las autorizaciones necesarias para realizar cualquiera de las actividades señaladas en el apartado 1.k) anterior serán solicitadas con, al menos, 48 horas de antelación a la fecha prevista de celebración de la actividad, y se dirigirán a las Unidades Insulares de la Viceconsejería de Medio Ambiente (Avenida de Anaga, 35, Edificio de Servicios Administrativos Múltiples I, 6ª planta, Santa Cruz de Tenerife; Avenida Juan XXIII, 2, Las Palmas de Gran Canaria; Carretera de Bajamar, 20, 2º, Edificio Bolsa de Aguas, Santa Cruz de La Palma; Carretera General del Sur, s/n, San Sebastián de La Gomera; Valverde, calle Prolongación Simón Acosta, s/n, Valverde, El Hierro) que las podrán conceder a razón del riesgo que impliquen. Las solicitudes de autorización para el empleo de fuego en operaciones culturales también podrán ser cursadas a través de las oficinas de los Jefes de Comarca allí donde existan.

Cuando la autorización sea concedida, los interesados deberán cumplir las normas previstas que en cada caso fije la Viceconsejería de Medio Ambiente, en lo referente a las medidas de seguridad a tomar.

3º) Detección de incendios.

1. Cualquier persona que advierta la existencia o iniciación de un incendio forestal, o agrícola que por su proximidad o progresión pueda convertirse en forestal, por hallarse dicho incendio en su fase inicial o no alcanzar demasiada extensión o intensidad, deberá intentar su extinción con la máxima urgencia y por todos los medios que tenga a su alcance. Una vez extinguido, tomará las medidas para que no se reproduzca.

2. Cuando la magnitud del incendio o la distancia del mismo no permita una actuación directa de la persona que lo haya advertido, ésta vendrá obligada a dar cuenta del hecho, por el medio más rápido posible, a la Viceconsejería de Medio Ambiente, al Alcalde del municipio donde el incendio se esté produciendo o al agente de la autoridad más cercano (Policía Local, Agente de Medio Ambiente, Guardia Civil), quien inmediatamente lo comunicará a dicha autoridad local. 3. Los Alcaldes comunicarán, sin demora, la existencia del incendio forestal a la Viceconsejería de Medio Ambiente, indicando las características del incendio y condiciones de su evolución y los medios locales con los que se cuenta para su extinción. Al mismo tiempo, si lo estima necesario, comenzará a movilizar a sus propios medios locales de extinción, en espera de que por parte del Centro de Coordinación de la Viceconsejería de Medio Ambiente se le confirme la necesidad de su intervención.

4. La puesta en conocimiento de la existencia del incendio a la Viceconsejería de Medio Ambiente se hará por el medio más directo en cada momento disponible (emisoras, teléfono, fax, etc.), debiendo dirigirse al Centro de recepción más cercano de los que se señalan en el anexo.

4º) Infracciones y sanciones.

1. Las personas que sin causa justificada se negaren o resistiesen a prestar su colaboración o auxilio después de ser requeridas por la Autoridad, serán sancionadas de acuerdo con lo establecido en el Decreto 3.769/1972, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Incendios Forestales, sin perjuicio de pasar el tanto de culpa a la jurisdicción ordinaria, si los hechos pudieran ser constitutivos de delito, de acuerdo con los artículos 351 a 358 y 556 del Código Penal, aprobado por Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre.

2. Los Agentes de la Autoridad de las distintas Administraciones que tuvieran conocimiento de alguna infracción en materia de incendios forestales, estarán obligados a denunciarla ante la Dirección General de Disciplina Urbanística y Medioambiental, dando cuenta a la autoridad de quien dependan.

3. Las faltas administrativas en materia de incendios forestales serán sancionadas con arreglo a lo que dispone el citado Decreto 3.769/1972, de 23 de diciembre. DISPOSICIONES ADICIONALES

Primera.- Operativos de extinción.

Hasta tanto se apruebe por el Gobierno de Canarias el Plan de Comunidad Autónoma de Protección Civil de emergencia por incendios forestales (INFOCA), a que se refiere el apartado 3.3 de la Orden del Ministerio del Interior de 2 de abril de 1993, el operativo de extinción, la definición de las situaciones de los niveles de gravedad, escalones de mando y los distintos elementos de apoyo logístico, serán los definidos en los apartados 4º al 9º de la Orden de la Consejería de Política Territorial de 5 de junio de 1996, por la que dictan instrucciones para la prevención y extinción en la lucha contra los incendios forestales (B.O.C. nº 69, de 7 de junio). Segunda.- Entrada en vigor.

La presente Orden surtirá efectos desde el día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias. Las Palmas de Gran Canaria, a 9 de junio de 1997.

LA CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL Y MEDIO AMBIENTE, María Eugenia Márquez Rodríguez.

A N E X O

CENTROS DE RECEPCIÓN

A la hora de alertar sobre la existencia de un incendio, la Viceconsejería de Medio Ambiente pone a disposición los siguientes Centros de Recepción:

A) En la isla de Tenerife:

Centro Regional de Recepción: Centro de Comunicaciones de La Laguna. Teléfonos: (922) 259329 y (922) 256440.

La Orotava: Centro Forestal de Aguamansa. Teléfono: 330701.

B) En la isla de Gran Canaria:

Centro de Recepción de Tafira. Teléfono: 350286.

Unidad Insular de la Viceconsejería de Medio Ambiente. Teléfonos: 248735 y 248736.

Centro Forestal de Artenara. Teléfono: 666605.

C) En la isla de La Palma:

Unidad Insular de la Viceconsejería de Medio Ambiente. Teléfonos: 411583 y 411847.

Breña Alta: Centro de incendios. Teléfono: 437650. D) En la isla de La Gomera:

Centro de Recepción de San Sebastián. Teléfono: 141501.

Vallehermoso: Casa Forestal. Teléfono: 800203.

E) En la isla de El Hierro:

Unidad Insular de la Viceconsejería de Medio Ambiente. Teléfono: 550017.

Centro de Recepción: Garaje de El Pinar. Teléfono: 558176.

© Gobierno de Canarias