Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 097. Viernes 9 de Agosto de 1996 - 1327

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Educación, Cultura y Deportes

1327 - RESOLUCIÓN de 22 de julio de 1996, de la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, por la que se modifica la Resolución de 30 de noviembre de 1995, que establece el currículo de determinadas optativas y dicta instrucciones sobre la elaboración, aprobación e impartición de las mismas, en el segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria y en el Bachillerato (B.O.C. nº 160, de 18.12.95).

Descargar en formato pdf

Vista la Resolución de 30 de noviembre de 1995, por la que se establece el currículo de determinadas optativas y se dictan instrucciones sobre la elaboración, aprobación e impartición de las mismas, en el segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria y en el Bachillerato (B.O.C. de 18 de diciembre). Resultando que en la misma se hace referencia a la Geología, entre otras materias optativas que pueden ser ofertadas por los centros en la etapa de Bachillerato, y como quiera que el currículo que se adopta para esta materia concreta es el determinado, a su vez, por la Resolución de 29 de diciembre de 1992, de la Dirección General de Renovación Pedagógica (B.O.E. de 29 de enero de 1993), dado que, obviamente, no se recogen en el mismo los rasgos geológicos de nuestras islas con la profundidad que debe tener para el alumnado de la Comunidad Autónoma, se hace necesario en este momento, tras la experiencia contrastada de esta optativa en el aula, proceder a su revisión.

Por lo que, en uso de las competencias que le confiere el Decreto Territorial 305/1991, de 29 de noviembre, en relación a las facultades conferidas por el Decreto Territorial 310/1993, de 10 de diciembre, esta Dirección General

R E S U E L V E:

Primero.- Modificar, en la Resolución de 30 de noviembre de 1995, el anexo V que se refiere a las materias optativas autorizadas para impartirse en el Bachillerato, para suprimir en el mismo la indicación de la Geología.

Segundo.- Modificar la Resolución de 30 de noviembre de 1995, para incorporar al antedicho anexo V el currículo de Geología que, como materia optativa autorizada a impartirse en el Bachillerato, se contiene en el anexo a la presente Resolución.

Santa Cruz de Tenerife, a 22 de julio de 1996.- El Director General de Ordenación e Innovación Educativa, Carlos Tabares Santos. A N E X O

BACHILLERATO: CURRÍCULO DE GEOLOGÍA

INTRODUCCIÓN

El currículo de Geología incluye el estudio de la estructura, composición, origen y evolución de la Tierra, así como la aplicación de estos conocimientos al análisis geológico de Canarias. Muchos de los fenómenos que abarca conectan con campos de gran interés para el ser humano y constituyen un punto de partida en la resolución de diversos problemas que nuestra sociedad tiene planteados, tales como abastecimiento de materias primas, prevención de daños como consecuencia de catástrofes naturales de origen geológico, investigación sobre fuentes alternativas de energía, realización de importantes obras públicas con garantías de seguridad, etc. En general, el uso del territorio necesita de un estudio ambiental serio que permita evitar impactos desastrosos e irreversibles en el medio. Esto requiere que los ciudadanos adquieran una mayor formación en Geología, especialmente aquellos profesionales implicados en la ordenación del territorio.

La Geología, junto con la Biología, la Física y la Química, están incluidas en la Educación Secundaria Obligatoria dentro del área de Ciencias de la Naturaleza, de carácter netamente interdisciplinar. Su estudio continúa en la Biología y Geología del primer curso de la modalidad de Ciencias de la Naturaleza y de la Salud del Bachillerato, donde se apunta una tendencia más disciplinar, incluyendo contenidos relacionados con la posición, origen, constitución y procesos globales de funcionamiento y evolución de la Tierra. A diferencia de la Biología y Geología, de carácter más orientador, la disciplina que nos ocupa, por impartirse en el segundo curso de la citada modalidad del Bachillerato y por tratarse de una materia optativa, considera una inclinación concreta del alumnado hacia intereses relacionados con la Geología y tiene, por ello, una función más formadora, tratando de profundizar y complementar los contenidos básicos adquiridos para llegar a interpretar la historia geológica de una región.

El fuerte carácter formativo de la Geología en el Bachillerato se acentúa si consideramos que se trata de una materia que contribuye decisivamente a que los alumnos y las alumnas utilicen los conocimientos adquiridos en otras ciencias experimentales y aprecien la interrelación entre fenómenos de diferente naturaleza, especialmente física, química y biológica. Promueve, asimismo, una actitud investigadora basada en el análisis y la práctica de técnicas y procedimientos de elaboración del conocimiento que, en Geología, presenta claras diferencias con respecto a otras ciencias, al estar muy limitada la experimentación y la formulación de leyes. En la Geología, además, se combinan tanto los procedimientos de las ciencias experimentales como los de las ciencias históricas, pues al tratar de reconstruir el pasado de la Tierra, debe considerar sistemas que varían en el tiempo. La complejidad de los fenómenos estudiados, dada la escala espacio-temporal y el elevado número de variables manejadas, así como el carácter singular e irrepetible de cada fenómeno o configuración geológica, que obliga a buscar hipótesis particulares para su interpretación, favorece el desarrollo del pensamiento formal y el desarrollo del pensamiento hipotético-deductivo. Finalmente, la Geología permite valorar las implicaciones sociales o personales, éticas o económicas, de sus numerosos nuevos descubrimientos y la consideración de esta ciencia como una actividad sometida a continua revisión, con grandes posibilidades de aplicación y en directa relación con la vida cotidiana. Todo ello debe contribuir a formar ciudadanos críticos, con capacidad para valorar las diferentes informaciones y participar activamente en el desarrollo y mejora de su entorno social.

Además de su carácter formativo, en esta etapa final de la Enseñanza Secundaria, la Geología posee también un marcado papel orientador y preparatorio para estudios posteriores.

El sentido orientador implica que el alumno o la alumna debe encontrar en el propio currículo y en los procesos de diseño y desarrollo curricular todos los elementos que le van a permitir tantear las características y exigencias de las posibilidades y alternativas que se le ofrecen en este campo, ya sea en estudios posteriores o en la vida activa.

La Geología contribuye, asimismo, a configurar el carácter más especializado y diversificado y a la aparición de itinerarios educativos más diferenciados que son características del segundo curso del Bachillerato, para responder a los intereses del alumnado y a las demandas de preparación de conocimientos y habilidades necesarios para estudios venideros, universitarios o profesionales. En ningún caso, sin embargo, se trata de adelantar al Bachillerato contenidos que al alumno o la alumna le corresponde adquirir en ulteriores estudios, ni de adelantar la profesionalización. Las demandas de preparación para estudios posteriores no deben tener un carácter excesivamente especializado, sino básico y polivalente, respondiendo a grandes campos del conocimiento geológico, pero sin perder de vista las capacidades generales que han de desarrollarse en esta etapa educativa.

Para abordar la enseñanza de la mayor parte de los procesos geológicos, el punto de vista obligado es la teoría de la Tectónica de Placas, elaborada después de importantes controversias en el seno de la Geología y como suma de ideas surgidas a partir de nuevas observaciones en los fondos oceánicos y otras hipótesis parciales. Esta teoría proporciona una explicación global de la dinámica terrestre y sirve en la actualidad de marco de referencia para el estudio de cualquier proceso geológico. La historia de la Geología tiene, igualmente, un gran valor pedagógico, pues el conocimiento de las concepciones sobre el planeta que la humanidad ha asumido a lo largo de su historia, puede tener una gran importancia para comprender y poder actuar sobre la construcción que hace la alumna o el alumno de sus conocimientos geológicos. Es también una herramienta útil para definir los contenidos fundamentales de la enseñanza de esta ciencia, facilita la detección de obstáculos epistemológicos y puede orientar sobre posibles modos de tratamiento. Asimismo, a través del estudio de algunos momentos históricos se evidencian las relaciones de la Geología con la tecnología y la sociedad y su valor como ciencia inacabada, en continua construcción, presentándola de una manera no dogmática.

El medio geológico de nuestras islas, además, ofrece excelentes oportunidades para el aprendizaje de principios de ámbito universal. Nuestro entorno constituye un excelente laboratorio para estudiar la acción del tiempo, para poner a prueba las grandes ideas de la Geología y para utilizar la lógica que dirige los cambios en nuestro planeta. El entorno lo podemos estudiar directamente a través de salidas programadas, pero también podemos acercarnos a él a través de representaciones, mapas, fotos aéreas, diapositivas, vídeos, etc. El estudio del entorno abarca también otros objetivos: la dimensión social del conocimiento geológico, la previsión de catástrofes, la incidencia del hombre en el paisaje, los materiales geológicos como recurso, el problema del agua, y, en fin, la utilización del conocimiento científico como herramienta para comprender mejor la realidad.

No debemos olvidar, por otra parte, que el conocimiento geológico va ligado al dominio de la utilización de ciertos procedimientos que constituyen la base del trabajo científico como planteamiento de problemas, formulación y contrastación de hipótesis, diseño y desarrollo de experiencias, interpretación de resultados, comunicación científica o utilización de diversas fuentes de información, así como al desarrollo de determinadas actitudes propias de la ciencia (cuestionamiento de lo obvio, necesidad de comprobación, de rigor y de precisión, apertura ante nuevas ideas) y a la adquisición de hábitos de trabajo e indagación intelectual.

En este currículo, los contenidos de Geología se presentan estructurados en cuatro grandes bloques o apartados, que se organizan en torno a tres núcleos fundamentales: la naturaleza físico-química de la Tierra, la dinámica geológica y la historia terrestre. El primer bloque aborda el análisis, por una parte, de las características físicas y químicas de la Tierra y, por otra, de la energía interna del planeta, incluyendo su origen, sus manifestaciones y la utilidad de su comprensión para el conocimiento del interior de la Tierra y de la Litosfera y su dinámica. Los dos apartados siguientes corresponden al análisis de la naturaleza de los procesos geológicos y su influencia en la biosfera y en la geografía terrestre. El cuarto bloque se centra en el estudio de los principales acontecimientos de la historia de la Tierra y de los procedimientos utilizados para conocer su pasado. La geología regional que, como se ha expresado, constituye una dimensión importante de esta materia, se concreta, en los diferentes apartados, en el conocimiento de los principales rasgos geológicos de nuestras islas y la relación con su evolución histórica.

OBJETIVOS GENERALES

El desarrollo de esta materia ha de contribuir a que los alumnos y las alumnas adquieran las siguientes capacidades:

1. Comprender los principales conceptos de la Geología, así como sus leyes, modelos y teorías básicas, valorando el papel que éstos desempeñan en su desarrollo.

2. Adquirir una concepción dinámica en la interpretación del relieve y en la génesis y evolución de los materiales terrestres y del suelo, desarrollando una visión globalizadora de los principales fenómenos geológicos que acontecen en nuestro planeta.

3. Aplicar los conocimientos geológicos adquiridos a otras situaciones y contextos, permitiendo la resolución adecuada de problemas que pueden plantearse en la vida cotidiana, en el aula, en el laboratorio o en el campo.

4. Utilizar los procedimientos de la Geología y, en general, de la ciencia, desarrollando actitudes propias del trabajo científico que faciliten abordar los problemas de forma más eficaz y aprender con mayor autonomía.

5. Contrastar, evaluar y valorar informaciones procedentes de diferentes fuentes, potenciando una actitud crítica ante las mismas y la elaboración de criterios personales sobre problemas actuales relacionados con la Geología.

6. Valorar el conocimiento geológico como un proceso cambiante y dinámico ligado a las características y necesidades de la sociedad, así como las aportaciones de la Geología a la mejora de nuestras condiciones de vida.

7. Comprender y expresar mensajes geológicos, utilizando el lenguaje oral y escrito con propiedad, así como otros lenguajes de notación y representación.

8. Conocer el patrimonio geológico de Canarias, sus características, peculiaridades y elementos que lo integran, utilizando sus conocimientos geológicos para proponer, valorar y, en su caso, participar en iniciativas encaminadas a conservar y mejorar su entorno, principalmente en aquellos problemas geológicos más acuciantes en nuestras islas. CONTENIDOS

1. MATERIA Y ENERGÍA DE LA TIERRA

CONCEPTOS

- Estructura y composición de la Tierra: métodos de estudio. Origen de la estructura terrestre. Diferenciación geoquímica del planeta.

- El calor interno de la Tierra: origen y consecuencias.

- Sismicidad. La distribución y origen de los terremotos.

- Gravedad terrestre. Anomalías de la gravedad. La isostasia.

- Magnetismo y paleomagnetismo. El paleomagnetismo de los fondos oceánicos y su relación con el origen de los océanos.

- Materiales geológicos: tipos. Los minerales: propiedades y relación con su estructura cristalina. Los minerales más abundantes y sus aplicaciones. La clasificación general de las rocas. Transformaciones de las rocas.

PROCEDIMIENTOS

- Deducción de la estructura y composición de la Tierra a partir de la interpretación de distintos datos (geofísicos, sísmicos, meteoritos, etc.).

- Elaboración de esquemas a escala de la estructura terrestre.

- Establecimiento de relaciones entre anomalías del flujo térmico, de la gravedad o del magnetismo con la dinámica de la litosfera.

- Análisis crítico e interpretación de fenómenos sísmicos cotidianos publicados en los medios de comunicación.

- Explicación y predicción de la aparición de movimientos isostáticos en determinadas situaciones.

- Reconocimiento e identificación de los minerales más abundantes, explorando sus propiedades más significativas y utilizando los instrumentos oportunos.

- Observación, descripción y clasificación general de las rocas más frecuentes utilizando claves e identificando sus texturas y minerales más importantes.

- Formulación y contrastación de hipótesis en relación al origen de rocas y minerales, interpretando sus procesos de transformación ACTITUDES

- Valoración de la importancia del conocimiento de la estructura y estado físico de la Tierra para explicar los fenómenos geológicos.

- Valoración de la importancia para la Geología de la metodología utilizada, de sus teorías y modelos y de los avances tecnológicos en la adquisición y desarrollo de conocimientos sobre la Tierra, apreciando los logros conseguidos, así como sus limitaciones y problemas.

- Valoración de las posibilidades de aprovechamiento y utilización de los materiales terrestres, apreciando el trabajo de la naturaleza y la importancia de la correcta utilización de los recursos para favorecer la conservación y mejora de nuestro medio ambiente.

- Desarrollo de hábitos de trabajo e indagación intelectual.

2. PROCESOS GEOLÓGICOS INTERNOS

CONCEPTOS

- La Tectónica Global: antecedentes históricos. Pruebas de la Teoría.

- El origen de los magmas y su relación con la Tectónica de Placas. La consolidación y diferenciación magmática. Principales rocas magmáticas.

- El magmatismo en Canarias: tipos de magmas y estructuras asociadas. Volcanoestratigrafía: complejos basales y formaciones subaéreas. Teorías sobre el origen de las islas y su relación con la Tectónica Global.

- El metamorfismo: factores físico-químicos y tipos de metamorfismo. El metamorfismo en el contexto de la Tectónica de Placas. Principales rocas metamórficas.

- Orogénesis. Evolución histórica de las ideas sobre la formación de las cordilleras montañosas. Tipos de deformaciones.

PROCEDIMIENTOS

- Utilización de fuentes documentales diversas en el análisis histórico de las teorías anteriores a la Tectónica Global.

- Interpretación de gráficas sobre cambios de estructura y/o cambios de estado de los minerales en función de variables como presión, temperatura, etc.

- Identificación e interpretación de formas y estructuras volcánicas de Canarias, en mapas topográficos, fotos, diapositivas, cortes geológicos, dibujos, vídeos o en el campo. - Identificación de zonas de riesgo volcánico utilizando mapas geológicos de las islas, así como análisis de la posible incidencia de una erupción en el entorno, dependiendo de factores diversos como tipo de magma, topografía, vías de comunicación, etc.

- Planteamiento de problemas, formulación y contrastación de hipótesis y conclusiones sobre diversas cuestiones relacionadas con los procesos geológicos internos en el marco de la Tectónica de Placas. Redacción de informes y comunicación de resultados.

- Observación, descripción y clasificación de las rocas magmáticas y metamórficas más frecuentes, utilizando claves e identificando sus texturas y minerales más importantes.

ACTITUDES

- Valoración y aceptación de la provisionalidad de las teorías y modelos en la investigación geológica y la importancia que tienen en el desarrollo del conocimiento de los fenómenos geológicos de origen endógeno.

- Apreciación de la importancia de los procesos geológicos internos en la configuración del relieve terrestre.

- Valoración de los sistemas de notación y representación como técnicas de gran utilidad para el conocimiento y estudio de la realidad.

- Cuidado y respeto del material utilizado, creación de hábitos de trabajo y actitudes científicas y cumplimiento de las normas establecidas.

- Apreciación de nuestro patrimonio geológico creando actitudes de respeto para favorecer su conservación y evitar su deterioro.

- Reconocimiento y valoración de la posibilidad de desarrollo de catástrofes naturales en nuestro territorio y de la influencia del volcanismo en el desarrollo histórico, social y económico de Canarias.

3. PROCESOS GEOLÓGICOS EXTERNOS

CONCEPTOS

- La erosión de la superficie terrestre: agentes, modelado del relieve y materiales sedimentarios. Principales tipos de rocas sedimentarias: criterios de clasificación.

- Meteorización y formación del suelo. Factores que influyen en el desarrollo y conservación del suelo.

- Recursos geológicos. Recursos renovables y no renovables. El agua en Canarias. Energías alternativas, sus ventajas e inconvenientes. PROCEDIMIENTOS

- Interpretación del relieve del entorno a través de la utilización de mapas topográficos: levantamiento de perfiles a escala, identificación de formas topográficas de erosión y depósito, comparación de relieves de diferente antigüedad, identificación de cauces y trazado de redes hidrográficas.

- Identificación sobre diapositivas, vídeos, etc., de otras formas topográficas de erosión y depósito correspondientes a otras zonas climáticas.

- Planificación y realización de pequeñas investigaciones para determinar el origen y evolución de las estructuras del modelado del relieve que se observan en la zona, incluyendo elaboración de conclusiones, informes y comunicación de resultados.

- Identificación de suelos y reconocimiento de la influencia de algunos factores en su génesis y estado de evolución.

- Observación, descripción y clasificación de las rocas sedimentarias más frecuentes, utilizando tablas o claves e identificando algunas de sus texturas y estructuras más características.

ACTITUDES

- Apreciación de la importancia de los procesos geológicos externos en la configuración del relieve terrestre.

- Valoración de la utilidad del suelo como indicador climático y su importancia económica y social.

- Valoración del entorno para su mejor utilización y conservación, haciendo ver las consecuencias negativas que entrañan los procesos de desertización y erosión.

- Valoración del uso de mapas, creando actitudes de utilización en diferentes contextos, apreciándolos como instrumentos eficaces para aproximarnos al conocimiento de la realidad.

- Valoración de los problemas relacionados con la sobreexplotación de los recursos no renovables, aportando posibles alternativas o soluciones para el futuro y creando actitudes que propicien su correcta utilización.

- Reconocimiento y valoración de la influencia de los sistemas geológicos en el problema de la ordenación del territorio, así como el impacto medioambiental de las grandes obras públicas.

- Creación de hábitos de trabajo intelectual y actitudes científicas y cumplimiento de las normas establecidas. 4. HISTORIA DE LA TIERRA Y DE LA VIDA

CONCEPTOS

- El nacimiento de la Geología. Teorías catastrofistas y uniformistas.

- Datación relativa y absoluta.

- La escala de los tiempos geológicos.

- Principales acontecimientos de la historia de la Tierra y de la vida.

PROCEDIMIENTOS

- Utilización de fuentes documentales diversas en el análisis de problemas relacionados con la historia de la Tierra y de la vida.

- Interpretación de cortes geológicos y elaboración de series estratigráficas.

- Datación e identificación de algunos fósiles relevantes.

- Elaboración de ejes cronológicos, calendarios u otros modelos para reflejar y relacionar los principales acontecimientos geológicos y la evolución de los seres vivos en la Tierra.

- Emisión y contrastación de hipótesis y elaboración de informes y conclusiones de las tareas realizadas.

ACTITUDES

- Valoración de la importancia del uniformismo y actualismo en la reconstrucción de la historia geológica.

- Reconocimiento y valoración de la influencia en las concepciones geológicas de determinadas corrientes de pensamiento imperantes en cada momento.

- Aceptación de la provisionalidad de las teorías como característica fundamental para el avance del conocimiento científico.

- Adquisición de actitudes no dogmáticas y abiertas a nuevas interpretaciones e ideas sobre la historia geológica. - Valoración de la importancia de los fósiles en Geología.

CRITERIOS DE EVALUACIÓN

1. Interpretar datos geofísicos en la resolución de problemas relativos a la estructura y composición química de la Tierra. Se trata de comprobar si los alumnos y las alumnas han desarrollado la capacidad para interpretar datos (tablas, gráficas, etc.) obtenidos por métodos geofísicos, a partir de los cuales se ha deducido la estructura concéntrica de la Tierra, sus discontinuidades y su composición química. De la misma forma, se puede verificar si son capaces de reconstruir el modelo actualmente aceptado sobre la estructura y composición química terrestre.

2. Analizar las manifestaciones de la energía interna de la Tierra (gravedad, magnetismo y flujo térmico) y su interés en el conocimiento de la estructura y actividad de la Corteza.

Con este criterio se pretende verificar el grado de comprensión que el alumnado ha adquirido acerca de los campos gravitatorio y magnético terrestres, así como del flujo térmico, sus causas y consecuencias y, finalmente, si poseen una visión termodinámica del planeta.

Igualmente se pretende confirmar que valoran el interés que tienen los datos aportados por algunos fenómenos asociados, tales como las anomalías gravimétricas y su contribución como prueba de la isostasia, las inversiones magnéticas y su aplicación en la determinación de la edad de los océanos o las variaciones del flujo térmico y su utilización como indicadores de actividad geológica en algunas zonas (dorsales y fosas oceánicas) y su relación con los modelos de corrientes de convección y con la dinámica de la litosfera.

3. Identificar las características más importantes de la materia mineral y las aplicaciones más frecuentes de los minerales, estableciendo relaciones sencillas entre su composición química, su estructura cristalina y sus propiedades.

Se trata de evaluar si las alumnas y los alumnos saben reconocer, describir y explicar la existencia de determinadas propiedades en los minerales y si son capaces de relacionarlas con su composición química, su estructura y sus aplicaciones.

Asimismo se puede verificar si utilizan correctamente las claves y tablas de reconocimiento de minerales y, en su caso, si son capaces de elaborar claves sencillas o de clasificar los minerales a partir de sus propiedades más destacadas.

4. Identificar los tipos de rocas más frecuentes y sus aplicaciones principales, describir sus texturas y relacionarlas con sus procesos de formación.

Con este criterio se pretende averiguar si el alumno o la alumna es capaz de identificar los principales tipos de rocas magmáticas, metamórficas y sedimentarias, especialmente las más frecuentes en Canarias y aquellas que se utilicen de forma generalizada en monumentos, edificios u otras aplicaciones de interés social o industrial.

Igualmente, se pretende evaluar si es capaz de reconocer y describir las texturas y estructuras de las rocas y relacionarlas con su génesis, identificando al grupo al que pertenecen y sus principales aplicaciones.

Se puede verificar, además, si el alumnado utiliza correctamente las tablas y claves de reconocimiento de las rocas y reconoce los criterios empleados para su clasificación.

5. Utilizar los principales conceptos de la Geología, sus modelos y teorías básicas para explicar fenómenos geológicos e interpretar las características de distintas regiones de nuestro planeta, con un grado científico adecuado y utilizando un lenguaje preciso.

Se trata de comprobar si con los conceptos, modelos y teorías estudiados (evolución de la tierra, Tectónica Global, sistemas morfoclimáticos, etc.) las alumnas y los alumnos son capaces de explicar los distintos fenómenos geológicos (procesos de diferenciación en capas de la Tierra, formación y transformación de minerales y rocas, origen y distribución de los procesos ígneos, metamórficos y tectónicos, modelado de la superficie terrestre, etc.) y, en general, las características geológicas y topográficas de algunas regiones, especialmente de aquella en la que se vive, verificando, asimismo, si en las explicaciones cuidan y utilizan el lenguaje oral, escrito y gráfico propio de la Geología.

6. Interpretar mapas topográficos y cortes geológicos sencillos.

Con este criterio se pretende averiguar si las alumnas y los alumnos saben analizar mapas topográficos, reconociendo en ellos formas topográficas y, en su caso, estructuras geológicas concretas, emitiendo hipótesis sobre su posible origen.

De la misma forma se puede comprobar si son capaces de realizar perfiles topográficos e interpretar cortes geológicos sencillos, comparando distintas zonas, reconociendo tipos de estructuras y elaborando una breve historia geológica de la zona representada.

Permite evaluar, igualmente, si los estudiantes relacionan los distintos tipos de procesos geológicos con las huellas que de ellos encontramos y si saben aplicar los principios de cronología relativa.

También, se puede averiguar, si los alumnos y las alumnas valoran adecuadamente los procedimientos de representación como técnicas de gran utilidad para el conocimiento y estudio de la realidad.

7. Describir el comportamiento global del planeta Tierra, considerando el origen y naturaleza de los procesos dinámicos que la caracterizan. Se intenta comprobar, a través de este criterio, si el alumnado posee una visión termodinámica del sistema terrestre, si establece relaciones entre los flujos de energía y los procesos geológicos y si sabe hacer un análisis crítico del denominado “ciclo geológico”.

8. Responder de forma coherente a situaciones y problemas cotidianos, utilizando para ello los fundamentos geológicos que rigen estas situaciones y valorar, al mismo tiempo, las aportaciones de la Geología a la sociedad.

Este criterio pretende averiguar si la alumna o el alumno es capaz de aplicar los conocimientos adquiridos para explicar, de forma científica, situaciones que le son próximas (realización de obras públicas, ordenación del territorio, catástrofes naturales, etc.) y si valora críticamente informaciones aparecidas en distintos medios de comunicación.

De igual modo, se pretende verificar si es capaz de reconocer el papel desempeñado por la Geología en muchas actividades cotidianas de nuestra sociedad, relacionando la investigación geológica con actividades de nuestra civilización, tales como la prospección y explotación minera (carbón, petróleo, metales, áridos, materiales de construcción, etc.), la búsqueda de emplazamientos para los residuos tóxicos, la localización y explotación de aguas subterráneas, la construcción de edificios y vías públicas, etc.

9. Reconocer algunas de las razones que originan los cambios de modelos y teorías a lo largo de la historia de la Geología, como base para reconocer a la ciencia como no dogmática y en proceso de construcción colectiva.

Se trata de comprobar que los alumnos y las alumnas son capaces de comprender el carácter provisional de las explicaciones científicas siendo conscientes de que ninguna se puede considerar definitiva, sino que está sometida a revisiones continuas, bien como resultado de nuevos hallazgos o por influencias sociales o ideológicas. Deben comprender, así, que la Geología no es sólo observación y experimentación, sino el resultado de un complejo proceso en el que, además, intervienen creencias y condiciones sociales, por lo que el mantenimiento de una determinada concepción puede depender del contexto o del momento histórico.

Las alumnas y los alumnos deben comprender, a través del análisis de distintas interpretaciones, teorías y modelos en diferentes etapas del desarrollo de la Geología, que en esta ciencia no hay verdades inmutables, sino hipótesis de trabajo mejores o peores sobre las que se pueden basar o no futuras investigaciones y que responden mejor o peor a las observaciones y hechos registrados.

También se debe comprobar si han desarrollado un pensamiento crítico, para lo cual se ha de ver si cuestionan los conocimientos científicos y no los aceptan como verdades absolutas e inmutables y si reconocen que están influenciados, en parte, por factores sociales e ideológicos.

Igualmente se puede averiguar si los alumnos y las alumnas han asumido que la ciencia se construye colectivamente, lo que puede favorecerse a través del desarrollo de la cooperación en las diferentes tareas y el trabajo en grupo.

10. Utilizar y aplicar destrezas y actitudes coherentes con los procedimientos propios del trabajo científico en el desarrollo de una investigación, tanto en el campo estricto de la Geología como en sus relaciones con la Tecnología y la Sociedad.

Se trata de constatar si el alumno o la alumna, al realizar tareas investigadoras, tanto estrictamente geológicas como de relaciones Ciencia, Tecnología y Sociedad, sigue una metodología científica, utiliza satisfactoriamente diversos instrumentos y técnicas habituales en el trabajo geológico, acota un problema y selecciona la información significativa, tanto documental como de campo, participa en debates y otros trabajos en grupo, expone sus conclusiones, tanto oralmente como redactando informes, etc.

Se debe verificar, igualmente, si el alumno o la alumna muestra una serie de actitudes coherentes con el trabajo científico, tales como el cuestionamiento de lo obvio, el rigor, la predisposición al contraste de ideas y aceptación de otras nuevas, el pensamiento crítico, etc.

11. Valorar la influencia de los procesos geológicos en el medio ambiente y en la vida humana, las aportaciones de la Geología a la mejora de las condiciones de vida y los costes sociales y medioambientales que pueden derivarse de diversas aplicaciones de esta ciencia.

Este criterio pretende verificar si el alumnado conoce y valora la influencia de la dinámica geológica en el medio ambiente.

Permite comprobar, asimismo, si es capaz de utilizar su conocimiento de la Geología para reconocer y valorar las mejoras que la aplicación de esta ciencia proporciona a la sociedad y si argumenta las consecuencias sociales y medioambientales que pueden derivarse del mal uso de algunas actividades geológicas como, por ejemplo, la explotación irracional de recursos. Nos permite conocer, igualmente, cuál es su actitud respecto al papel que han de desempeñar los geólogos en estos aspectos. 12. Emplear adecuadamente el lenguaje científico para expresar sus conocimientos, hacer sus críticas, redactar informes de conclusiones, etc.

Se pretende comprobar que la alumna o el alumno utiliza con precisión el lenguaje ordinario y científico, tanto de forma oral, como escrita, en su cuaderno de trabajo, en las intervenciones en el aula o en los informes que debe realizar y, asimismo, que interpreta adecuadamente los sistemas de notación y representación más utilizados en Geología (tablas de datos, gráficos, etc.).

13. Analizar hechos o acontecimientos del pasado, teniendo en cuenta la escala y división del tiempo geológico, la posibilidad de ocurrencia de acontecimientos graduales o catastróficos y la fiabilidad de los procedimientos de obtención de datos.

Este criterio trata de verificar si el alumnado es capaz de situar en el tiempo los principales hitos de la historia de la Tierra (aparición de la vida, formación de las grandes cordilleras, apertura del Océano Atlántico, etc.) y aplicar la escala espacio-temporal en la que ocurren los fenómenos geológicos. También si analizan críticamente las teorías de la Tierra (Catastrofismo y Uniformismo), sus métodos de análisis (actualismo) y los procedimientos de obtención de datos por la cronología absoluta o relativa.

14. Identificar y describir fósiles comunes, interpretando su modo de vida, situarlos en el tiempo y relacionarlos con los periodos de evolución de los seres vivos.

Se trata de comprobar que el alumnado identifica los fósiles más comunes a partir de originales, modelos artificiales, diapositivas o fotografías, describiendo e interpretando su forma, su posible modo de vida y localizando la Era Geológica a la que pertenece. También si es capaz de relacionarlo con las grandes etapas de evolución de la vida, tales como el desarrollo de organismos con partes duras en la vida marina del Paleozoico, el desarrollo de las plantas vasculares en los continentes, etc.

Asimismo se puede verificar si el alumno o la alumna conoce el significado geológico de los fósiles y el papel que desempeñan en la Geología.

15. Relacionar las características geológicas más destacadas de las Islas Canarias con su génesis y evolución. Con este criterio se pretende comprobar que el alumnado conoce las características geológicas más destacadas de las Islas Canarias y que esas características son consecuencia de los mismos procesos que han originado el Archipiélago y que, por tanto, son los responsables de su evolución y transformación en el pasado, en el presente y en el futuro.

16. Diseñar y realizar pequeñas investigaciones sobre la geología de una zona de las Islas Canarias, realizando trabajo de campo y de laboratorio y aplicando algunos procedimientos del trabajo propio de la Geología.

Se trata de comprobar el desarrollo de destrezas y actitudes científicas en el alumnado en el campo concreto de la Geología de una zona. Para ello debe investigar los tipos de rocas, los edificios volcánicos y las estructuras de erosión presentes, formular hipótesis sobre los agentes geológicos que las han originado, trabajar en el laboratorio y en el campo, usar distintas fuentes de información para contrastar sus hipótesis y, finalmente, llegar a reconstruir los acontecimientos geológicos más notables que se han producido en dicha zona.

Puede comprobarse, del mismo modo, si las alumnas y los alumnos aplican correctamente, en el contexto de trabajo, los conocimientos, teorías y modelos adquiridos constatando el avance producido no solamente en el terreno de los conceptos, sino también en el de los procedimientos y las actitudes.

17. Investigar los recursos geológicos utilizados en Canarias, sus posibilidades de futuro y sus alternativas, así como los riesgos naturales que nuestro sistema geológico comporta y los posibles impactos ambientales que sobre ellos pueden producirse, sugiriendo algunas medidas para tratar de evitarlos.

Este criterio pretende comprobar si los alumnos y las alumnas progresan en la realización de pequeñas investigaciones, recabando datos sobre las fuentes de energía, materiales geológicos y recursos hídricos utilizados en Canarias y sus posibilidades de uso en el futuro, evaluando la rentabilidad económica y social de las fuentes energéticas alternativas que se barajan a nivel local (eólica, solar, geotérmica, mareomotriz) y las de nivel mundial (nuclear y térmica).

Además si han llegado a comprender los posibles riesgos existentes en nuestras islas como consecuencia de la actividad geológica y si existen medidas que puedan tomarse para disminuirlos.

También se puede constatar si reconocen y valoran los impactos medioambientales que pueden llegar a alterar la dinámica de nuestros sistemas geológicos, y si son capaces de sugerir posibles medidas para evitarlos o racionalizarlos.

© Gobierno de Canarias