Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 138. Viernes 27 de Octubre de 1995 - 2082

I. DISPOSICIONES GENERALES - C.Economía y Hacienda

2082 - ORDEN de 25 de octubre de 1995, por la que se regula el tráfico interinsular de mercancías.

Descargar en formato pdf

El artículo 3 del Decreto 139/1991, de 28 de junio, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Canarias, por el que se aprueban las normas de gestión, liquidación, recaudación e inspección de las importaciones de bienes, sujetas al Arbitrio sobre la Producción e Importación en Canarias y de revisión de los actos dictados en aplicación del mismo (B.O.C. nº 86, de 29.6.91), establece que las mercancías objeto de tráfico interinsular quedarán sometidas a la vigilancia y control de la Administración tributaria de la Comunidad Autónoma y exige, a tal efecto, de los capitanes de los buques y de los comandantes de las aeronaves que realicen dicho tráfico, así como de los sujetos pasivos del Arbitrio el cumplimiento, por sí mismos o por sus representantes, de ciertos requisitos y formalidades, todo ello con el fin de asegurar la gestión del Arbitrio, tomada en su sentido más amplio.

Es preciso dictar las normas complementarias que determinen el alcance de los controles a realizar por parte de la Administración tributaria canaria y las obligaciones concretas que se imponen a los agentes económicos implicados en el tráfico interinsular, así como las operaciones a que el mismo se refiere.

Considerando que este tipo de tráfico tiene para las islas una significación relevante por su incidencia en el desarrollo de su economía y en el fortalecimiento de los vínculos de cohesión de su sociedad.

Considerando, por otra parte, que este tipo de tráfico es también objeto de control por parte de la Administración del Estado, que tiene establecidos sobre el mismo un procedimiento y formulación específicos.

Por todo ello es recomendable que la instrumentación de las actuaciones y obligaciones se realice de la forma más sencilla posible y facilitando la posible armonización de las actuaciones de una y otra Administración, con el fin de facilitar los flujos interinsulares de mercancías.

En virtud de todo ello,

D I S P O N G O:

Primero.- 1. Se entenderá por Tráfico Interinsular Canario de Mercancías el que se realice directamente entre puertos y aeropuertos de las Islas Canarias con mercancías que reúnan las condiciones que a continuación se especifican:

1) Las producidas o elaboradas en el ámbito territorial de las Islas Canarias con productos obtenidos enteramente en dicho ámbito, y que, a petición de la Administración tributaria canaria, se justifique haber repercutido el Arbitrio sobre la Producción e Importación en las Islas Canarias en su hecho imponible producción interior, y el Impuesto General Indirecto Canario en su hecho imponible entrega de bienes y prestación de servicios, en caso de que así proceda.

2) Las producidas o elaboradas, total o parcialmente, con productos no obtenidos enteramente en el ámbito territorial de las Islas Canarias, y que, a petición de la Administración tributaria canaria, se justifique haber repercutido o declarado el Arbitrio sobre la Producción e Importación en las Islas Canarias, hecho imponible producción interior y/o importación, el Impuesto General Indirecto Canario, hecho imponible entregas de bienes, prestación de servicios y/o importación y Tarifa Especial del Arbitrio Insular a la Entrada de Mercancías, en la parte que les corresponda y en caso de que así proceda.

3) Las mercancías importadas en el ámbito territorial de las Islas Canarias, que hubieran declarado el hecho imponible importación en el Arbitrio sobre la Producción e Importación en las Islas Canarias, el Impuesto General Indirecto Canario y Tarifa Especial del Arbitrio Insular a la Entrada de Mercancías, en caso de que así proceda.

2. Con carácter particular y a los efectos de esta Orden, se consideran productos enteramente obtenidos en las Islas Canarias:

a) Los productos minerales extraídos y productos químicos obtenidos del ámbito espacial de aplicación del Arbitrio sobre la Producción e Importación en las Islas Canarias, del Impuesto General Indirecto Canario y de la Tarifa Especial del Arbitrio Insular a la Entrada de Mercancías.

b) Los productos vegetales recolectados en dicho territorio.

c) Los animales vivos, en el mismo nacidos y criados.

d) Los productos procedentes de animales vivos criados en el mismo.

e) Los productos de la caza y de la pesca practicadas en el mismo.

f) Los productos de la pesca que procedan directamente de capturas realizadas por los armadores de los buques, en tanto no hayan sido objeto de operaciones de transformación.

g) Los desperdicios y desechos procedentes de operaciones de manufactura realizadas en las islas con los productos relacionados en los apartados anteriores, con exclusión de los resultantes de procesos de Tráfico de Perfeccionamiento.

h) Las mercancías fabricadas en el Archipiélago a partir exclusivamente de los productos mencionados en las letras anteriores. Segundo.- Los bienes objeto de tráfico interinsular canario de mercancías vendrán detallados de forma claramente diferenciada, o en documento aparte, en la declaración sumaria o relación de carga que presenten, ante la Administración tributaria canaria, los capitanes de los buques o los comandantes de las aeronaves que introduzcan o transporten mercancías en el territorio de las Islas Canarias.

Tercero.- Sin perjuicio de lo dispuesto en el número anterior, la vigilancia y control de los bienes objeto de tráfico interinsular canario de mercancías, tanto por vía marítima como por vía aérea, por parte de la Administración tributaria canaria, se limitarán exclusivamente a lo dispuesto en el presente apartado:

El expedidor, su representante, agente de aduanas autorizado o demás personas autorizadas deberán presentar una declaración de tráfico interinsular, sujeta al modelo que figura como anexo a la presente Orden. El modelo consta de cuatro ejemplares: ejemplar para la Administración, ejemplar para el expedidor, ejemplar de levante y ejemplar para el destinatario.

La declaración deberá formularse por escrito, siendo en todas sus casillas y copias perfectamente legible. Los datos irán encajados en sus casillas y deberán ser cumplimentados sin tachaduras, enmiendas, ni entrerrenglonaduras.

El ejemplar para la Administración deberá llevar en original la firma del declarante. Dicha firma le comprometerá en relación con:

- La exactitud de los datos que figuran en el documento.

- La autenticidad de los documentos unidos a la declaración.

- Que se trata de bienes incluidos en uno de los tres supuestos previstos en el apartado 1 del número primero de la presente Orden.

La declaración de tráfico interinsular se presentará, con carácter previo al embarque de las mercancías, y debidamente cumplimentada, en la oficina de la Administración tributaria canaria correspondiente al punto de salida de los bienes en los días y horas en las que éstas permanezcan abiertas. El levante de la mercancía en el puerto o aeropuerto de destino se autorizará, previas las comprobaciones que se estimen oportunas, con la presentación en las dependencias de la Sección de Vigilancia Fiscal del Ejemplar de Levante de la declaración de tráfico interinsular.

Cuarto.- No obstante lo dispuesto en el número anterior, la Dirección General de Tributos podrá autorizar el levante de la mercancía, objeto de tráfico interinsular, con la presentación ante la vigilancia fiscal de un documento expedido por el consignatario, que sustituirá al modelo que figura en el anexo, y que deberá recoger al menos los mismos datos contenidos en este último.

La autorización de este sistema alternativo, y del documento que sustituye al del anexo, requerirá previa solicitud del consignatario, a la que se acompañará el formato de declaración propuesto, y se presentará ante la Dirección General de Tributos que deberá resolver en el plazo de un mes a partir de su presentación, entendiéndose desestimada por el transcurso del plazo sin notificación expresa del acto, a los efectos de deducir las oportunas impugnaciones.

Los consignatarios deberán remitir, dentro de los cinco primeros días hábiles de cada mes y mediante soporte magnético, resumen del contenido de los documentos expedidos por los mismos a través de este sistema durante el mes anterior.

El incumplimiento por parte de los consignatarios autorizados de los requisitos establecidos en la presente Orden, o de los especificados en la correspondiente Resolución de autorización, determinará la suspensión o revocación de la autorización, debiendo utilizarse por consiguiente el procedimiento ordinario recogido en el apartado tercero.

Quinto.- Previa solicitud del interesado, la Administración tributaria canaria podrá autorizar la realización de la declaración de tráfico interinsular mediante sistema de transmisión electrónica de datos, en cuyo caso se procederá a la asignación al interesado de un código de autorización y un sistema de registro propio.

La autorización de este sistema no liberará al interesado de la obligación de disponer de las declaraciones y documentos necesarios para la autorización de este tipo de tráfico.

La firma manuscrita que debe figurar en la declaración de tráfico interinsular se sustituirá, en este sistema, por la utilización en cada declaración del código de autorización, el cual tendrá los mismos efectos que dicha firma manuscrita.

Sexto.- La Administración tributaria canaria, en el ejercicio de las competencias de vigilancia y control sobre los bienes objeto del tráfico interinsular que la misma tiene atribuidas, podrá intervenir en cualquier momento las operaciones de carga, descarga y levante de mercancías transportadas en dicho tráfico para comprobar la naturaleza, cantidad, origen, destino y demás circunstancias de dichas mercancías, así como para adoptar las medidas que estime pertinentes a la mejor gestión de los impuestos que tiene encomendada.

Séptimo.- La Administración tributaria canaria facilitará a la Agencia Estatal de la Administración tributaria, a requerimiento de ésta, la información sobre el tráfico interinsular obtenida por aquélla en el ejercicio de sus competencias.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

El modelo al que hace referencia el anexo, entrará en vigor a los tres meses desde la aprobación de la presente Orden, mientras tanto se admitirá la presentación del modelo en vigor

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- Se autoriza a la Dirección General de Tributos a dictar las Resoluciones necesarias para el desarrollo de la presente Orden.

Segunda .- La presente Orden entrará en vigor el día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Santa Cruz de Tenerife, a 25 de octubre de 1995.

EL CONSEJERO DE ECONOMÍA Y HACIENDA, José Carlos Francisco Díaz.

© Gobierno de Canarias