Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 035. Miércoles 22 de Marzo de 1995 - 442

III. OTRAS RESOLUCIONES - C.Política Territorial

442 - RESOLUCIÓN de 13 de febrero de 1995, de la Dirección General de Urbanismo, por la que se hace público el Acuerdo de la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, de 27 de diciembre de 1994, de Declaración de Impacto Ambiental sobre el estudio de impacto ambiental del sistema general viario contenido en el Plan Especial Variante de la Carretera de Tafira, promovido por la Consejería de Política Territorial, en los términos municipales de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Brígida.

Descargar en formato pdf

En ejecución de la legislación aplicable, por la presente,

R E S U E L V O:

Ordenar la inserción en el Boletín Oficial de Canarias del Acuerdo de la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, de 27 de diciembre de 1994, de Declaración de Impacto Ambiental sobre el estudio de impacto ambiental del sistema general viario contenido en el Plan Especial Variante de la Carretera de Tafira, promovido por la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias, en los términos municipales de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Brígida, cuyo texto se adjunta como anexo.

Las Palmas de Gran Canaria, a 13 de febrero de 1995.- El Director General de Urbanismo, Faustino García Márquez.

A N E X O

La Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, en sesión celebrada el 27 de diciembre de 1994, adoptó, entre otros, el siguiente Acuerdo:

Declaración de Impacto Ambiental sobre el estudio de impacto ambiental del sistema general viario contenido en el Plan Especial Variante de la Carretera de Tafira, en los términos municipales de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Brígida, promovido por la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias.

PROCEDIMIENTO

La Ley Territorial 11/1990, de 13 de junio, de Prevención del Impacto Ecológico y el Real Decreto-Legislativo 1.302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, y su Reglamento de ejecución aprobado por el Real Decreto 1.131/1988, de 30 de septiembre, establecen la obligación de formular la Declaración de Impacto Ambiental con carácter previo a la resolución administrativa que se adopte para la realización o, en su caso, autorización de las obras, instalaciones o actividades comprendidas en los anexos a las citadas disposiciones.

El proyecto consiste en el viario del Plan Especial Variante de la Carretera de Tafira, promovido por la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias.

Las características principales del proyecto se recogen en el anexo I, obrante en el expediente administrativo.

Realizado por D. Alejandro Hansen Machín (Geógrafo), el Estudio de Impacto Ambiental fue sometido al trámite de información pública mediante anuncio que se publicó en el Boletín Oficial de Canarias nº 100, de 15 de agosto de 1994.

Los aspectos más destacados del Estudio de Impacto Ambiental, así como el análisis de su contenido, se recogen en el anexo II, obrante en el expediente administrativo.

Conforme a lo dispuesto en los artículos 29 de la Ley Territorial 11/1990, y 16 del Reglamento, el Secretario de la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, con fecha 18 de noviembre de 1994, remitió a la Viceconsejería de Medio Ambiente el Estudio de Impacto Ambiental y el resultado de la información pública del mismo.

El resumen del resultado del trámite de información pública del Estudio de Impacto Ambiental se acompaña como anexo III, obrante en el expediente administrativo. En consecuencia, la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, en el ejercicio de las atribuciones conferidas por el ar-tículo 20.3.a) de la Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, así como los artículos 4, 16.1 y 18 del Reglamento para la ejecución del Real Decreto-Legislativo 1.302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, aprobado por el Real Decreto 1.131/1988, de 30 de septiembre, formula, a los solos efectos ambientales, la siguiente Declaración de Impacto Ambiental sobre el Estudio de Impacto Ambiental del Plan Especial Variante de la Carretera de Tafira, en los términos municipales de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Brígida, promovido por la Consejería de Política Territorial.

CONTENIDO DE LA PROPUESTA DE DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

En aplicación de la Disposición Transitoria Tercera de la Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico y, de forma supletoria, lo dispuesto en el artículo 18 del Reglamento para la ejecución del Real Decreto-Legislativo 1.302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, aprobado por el Real Decreto 1.131/1988, se emite la siguiente Propuesta de Declaración de Impacto Ambiental:

A) El título del proyecto presentado para su evaluación es el viario del Plan Especial Variante de la Carretera de Tafira.

B) El ámbito territorial de actuación es el sistema general viario, calificado a tal fin por la revisión del Plan General de Ordenación Urbana del municipio de Las Palmas de Gran Canaria.

C) El proyecto está promovido por la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias.

D) El autor del proyecto es D. Eduardo Cáceres Morales (Arquitecto).

E) El autor del estudio de impacto ambiental es D. Alejandro Hansen Machín (Geógrafo).

F) El proyecto presentado se le ha aplicado la categoría de evaluación de impacto ambiental.

G) La evaluación del impacto ambiental previsible, tomada del Estudio de Impacto Ambiental presentado, no tiene carácter conjunto, sino que se desglosa en los impactos sobre los diferentes aspectos que van desde positivo hasta crítico.

H) La resolución de este órgano ambiental actuante sobre la Declaración de Impacto Ambiental solicitada, resulta ser condicionada.

I) La presente Declaración de Impacto, en aplicación del artículo 18.3 de la Ley Territorial 11/1990, tiene carácter vinculante.

J) Se ha considerado oportuno hacer las siguientes observaciones: las observaciones que se realizan sobre el Proyecto y el Es.I.A. se recogen en los análisis de contenido correspondientes.

K) Los órganos ambientales oídos, según la definición expresa del artículo 19.1 de la Ley Territorial 11/1990, son:

1. Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias.

2. Viceconsejería de Medio Ambiente.

3. Dirección General de Urbanismo.

L) El órgano ambiental actuante es la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias. APÉNDICE DE CONDICIONANTES

1. Se ha sobredimensionado la sección de la Variante de Tafira con el convencimiento de que en el futuro formará parte del acceso a Santa Brígida (Autovía Las Palmas-Santa Brígida); ya que esta última no se trata de una opción definitiva, en tanto no se presente el correspondiente estudio de alternativas, y dada la fragilidad del medio que atraviesa, un Espacio Natural Protegido, se deberá estudiar la reducción, a una, de las calzadas propuestas entre el cruce de la carretera de Marzagán y el cruce de la carretera de Bandama y, a dos, los carriles previstos para la variante.

2. Puesto que se establece el trazado definitivo de la Autovía Las Palmas-Santa Brígida no resulta necesario hacer las reservas de suelo (9G y 10G) que se proponen en el Plan Especial para su conexión con la Variante.

3. Para el establecimiento de las posibles alternativas de acceso al centro de la isla y de su conexión con la vía de circunvalación de Las Palmas y con la Variante de Tafira, deberá redactarse un Plan Especial que contemple todas y cada una de las alternativas a una escala adecuada; asimismo, se deberá realizar un Estudio de Impacto Ambiental de dicho Plan Especial.

4. Como consecuencia de la necesidad de realizar estudios más precisos en determinados aspectos del presente Estudio de Impacto Ambiental, deberá someterse el proyecto de ejecución de la carretera al procedimiento de evaluación del impacto ambiental.

5. Zonas que pueden sufrir alteración al margen del propio trazado: el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto de Ejecución de la Variante de Tafira deberá incluir las previsiones de accesos o zonas a ocupar durante la ejecución de la obra, al margen de la propia traza de la variante. En este sentido se evaluarán los impactos producidos por las maniobras de maquinaria pesada (incluida la posible realización de pistas auxiliares), por el establecimiento de áreas de acopios o parques de maquinaria y, en general, por cualquier acción que suponga la ocupación, uso o alteración de zonas distintas a las que con posterioridad conformarán el propio trazado de la vía.

6. Desmontes, terraplenes y muros de contención: deben localizarse e identificarse en los planos todos los desmontes a realizar y los muros de contención y terraplenes, determinando para cada uno de ellos sus dimensiones (longitud, altura, sección, etc.), sus características (muros: materiales, acabado, etc.), tratamiento paisajístico a recibir (plantaciones, etc.), con objeto de valorar los posibles impactos visuales de los mismos y poder establecer las medidas para su disminución.

7. Embocaduras de falsos túneles, enlaces y viaductos: deben exponerse las perspectivas y alzados de los mismos que sean necesarios para poder valorar los posibles impactos y establecer las medidas correctoras adecuadas.

8. Zonas de acopios de áridos: la zona de acumulación de áridos situada más al oeste sólo sería compatible con la acumulación del picón retirado para su posterior reposición, debiéndose impedir expresamente cualquier otra utilización para esta zona.

9. Muros de contención y restauración de bancales: con el objeto de lograr una mejor integración en el medio que propone que la coronación de los bancales o muros de contención sea siempre horizontal, y no inclinada, con la pendiente longitudinal de la vía.

10. Pasos peatonales: deben definirse las características exteriores de los pasos peatonales que vayan a realizarse tanto de los aéreos como de los subterráneos, valorando su calidad estética y su impacto en el paisaje.

11. Impacto acústico: debe evaluarse el impacto acústico que producirá el tráfico generado por la variante, en especial en la cabecera del Barranco de Gonzalo, donde se halla el Hotel Los Frailes y la finca de Las Magnolias. En este sentido se propone la realización de sobreelevaciones del terreno en los bordes y la plantación de los mismos y de los márgenes de la vía con especies arbustivas y arbóreas.

12. Debe cuidarse la iluminación de la vía, recomendándose para ello que no se realice la iluminación de todo el recorrido, sino tan sólo de los enlaces y, en éstos, de forma que la luz vaya dirigida a la zona concreta a iluminar, evitando la dispersión lumínica a otras zonas en las que no se precisa.

13. Deben definirse los proyectos concretos de repoblación, delimitando en un plano a escala adecuada la totalidad de las zonas a intervenir, definiendo para cada una de ellas el resultado de cobertura final buscado, diferenciando las zonas de recuperación o restauración de la vegetación original de las de ajardinamiento, y estableciendo densidades y proporciones de especies a emplear para lograr la formación vegetal deseable. 14. La restauración de los terrenos sobre los falsos túneles deberá ser lo más fiel posible al estado anterior, debiendo realizar un estudio exhaustivo sobre el terreno, a la vez que fotográfico, que lo ga- rantice.

15. Deben incluirse en las zonas a restaurar las áreas situadas bajo los viaductos y las zonas de maniobra, accesos, etc. que pudieran realizarse al margen del propio trazado de la vía, debiendo realizarse proyectos de revegetación como en cualquier otra zona a restaurar.

16. En las zonas en las que fuesen visibles desde el paisaje circundante las vallas metálicas de protección, deberá estudiarse su ocultación o su sustitución por otros tipos que permitan una mayor integración en el paisaje.

17. Conexión Casco de Tafira-Los Frailes: se considera que esta conexión peatonal, aparentemente limitada a una acera de un paso elevado para el tráfico, debiera ser contemplada desde la visión de lograr una conexión de calidad entre el casco de Tafira y el sector de Los Frailes y el Parque previsto. Para ello se propone la construcción de un falso túnel que posibilite la creación de una zona libre sobre él, en el sector comprendido entre el acceso a Los Frailes y el camino que actualmente une Tafira Alta con Los Frailes, que podría prolongarse a todo el tramo que discurre junto al estanque, tal y como se propone en el siguiente apartado. Debería preverse, además, que sobre el techo del mismo fuese posible extender tierra con espesor suficiente con objeto de que puedan plantarse algunas especies arbustivas o árboles de pequeño porte.

18. Debe estudiarse la posibilidad de establecer igualmente accesos peatonales a la cabecera del Barranco de Gonzalo por el borde norte de la carretera de Marzagán, continuando el camino que bordea la finca de Las Magnolias; para ello se propone estudiar el alargamiento del falso túnel de Los Frailes hacia el oeste hasta cerca del lugar por donde actualmente pasa el camino.

19. Falso túnel junto al edificio del antiguo Hotel Quiney: el paso sobre el falso túnel deberá ser exclusivamente peatonal, debiendo quedar los vehículos al norte de la futura vía, en algún lugar que se habilite para ello, al que se acceda directamente desde la carretera general.

20. Paso peatonal en la Finca de Los Castillos: para evitar la realización de un paso elevado, podría habilitarse un sendero que pase bajo el viaducto, en su extremo oeste.

21. Dados los beneficios ambientales que aporta la realización de falsos túneles en este proyecto, el tramo 2 (Cruce de la Carretera de Marzagán) deberá estudiarse su ejecución en falso túnel; adecuándose su superficie como parque y previendo el aporte de tierra sobre el techo del falso túnel con el objetivo de posibilitar las plantaciones.

22. Con el fin de mejorar el proyecto desde el punto de vista ambiental, los tramos en falso túnel deberán alargarse todo lo posible y necesario para que se acorten los viaductos y se rebajen las alturas de los mismos.

23. El futuro proyecto de ejecución de la carretera deberá contemplar y asumir todas las medidas correctoras propuestas en el Estudio de Impacto Ambiental, siempre y cuando no vayan en contra de lo dispuesto en este condicionado.

Contra este acto, que agota la vía administrativa, cabe interponer recurso contencioso-administrativo ante la Sala correspondiente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en el plazo de dos meses a partir de su notificación, en virtud de lo dispuesto en el artº. 58 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, en relación al artº. 8 del Decreto 164/1994, de 29 de julio, por el que se adaptan los procedimientos administrativos de la Comunidad Autónoma a la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

© Gobierno de Canarias