Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 151. Martes 29 de Julio de 2008 - 1182

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes

1182 - DECRETO 158/2008, de 15 de julio, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento "La Ermita de San Isidro Labrador y los bienes muebles vinculados a la misma", situada en el término municipal de Granadilla de Abona, isla de Tenerife, delimitando su entorno de protección.

Descargar en formato pdf

Visto el expediente instruido por el Cabildo Insular de Tenerife para la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, a favor de "La Ermita de San Isidro Labrador y los bienes muebles vinculados a la misma", situada en el término municipal de Granadilla de Abona y teniendo en cuenta los siguientes

ANTECEDENTES DE HECHO

I. Mediante Resolución de la Consejera de Cultura, Educación, Empleo y Juventud del Cabildo Insular de Tenerife, de 20 de noviembre de 2002, se incoa expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, a favor de "La Ermita de San Isidro Labrador y los bienes muebles vinculados a la misma", situada en el término municipal de Granadilla de Abona, sometiendo el mismo a información pública, por el plazo legalmente establecido.

II. Habiendo sido notificado el trámite de audiencia a los interesados, por el plazo de 15 días, no consta la presentación de alegaciones en el expediente.

III. Consta la solicitud del preceptivo dictamen a la Universidad de La Laguna y al Organismo Autónomo de Museos y Centros.

IV. Por Resolución del Consejero de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo Insular de Tenerife de 31 de julio de 2003, se resuelve elevar el expediente al Gobierno de Canarias para la resolución del procedimiento, y en sesión celebrada el 9 de julio de 2004, el Consejo Canario del Patrimonio Histórico emite informe favorable para la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, a favor de "La Ermita de San Isidro Labrador y los bienes muebles vinculados a la misma", situada en el término municipal de Granadilla de Abona, isla de Tenerife.

V. Consta el informe favorable emitido por la Comisión Mixta Comunidad Autónoma de Canarias-Iglesia Católica de fecha 18 de octubre de 2007.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

I. La tramitación de dicho expediente se ha llevado a efecto según lo determinado en la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias.

II. El artículo 18.1.a) de la mencionada Ley 4/1999, de 15 de marzo, define la categoría de Monumento como "bienes que constituyen realizaciones arquitectónicas o de ingeniería, u obras singulares de escultura siempre que sobresalgan por su valor arquitectónico, técnico, histórico, artístico, científico o social".

III. El artículo 18.2.a) de la anteriormente citada Ley 4/1999, define la categoría de Bienes Muebles Vinculados como "conjunto de bienes declarados de interés cultural por su vinculación a un inmueble declarado".

IV. El artículo 26.2 de la reiterada Ley 4/1999 establece que "se entiende por entorno de protección la zona periférica, exterior y continua al inmueble cuya delimitación se realiza a fin de prevenir, evitar o reducir un impacto negativo de obras, actividades o usos que repercutan en el bien a proteger, en su contemplación, estudio o apreciación de los valores del mismo".

V. Conforme establece el artículo 22.1 del mismo texto legal, la declaración de Bien de Interés Cultural se realizará mediante Decreto del Gobierno de Canarias, a propuesta de la Administración actuante y previo informe favorable del Consejo Canario del Patrimonio Histórico, trámites todos ellos que se han cumplido y que constan en el expediente administrativo.

En su virtud, a propuesta de la Consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, visto el informe del Consejo del Patrimonio Histórico de Canarias, y tras la deliberación del Gobierno en su reunión del día 15 de julio de 2008,

D I S P O N G O:

Declarar Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento "La Ermita de San Isidro Labrador y los bienes muebles vinculados a la misma", situada en el término municipal de Granadilla de Abona, isla de Tenerife, delimitando su entorno de protección, según la descripción y ubicación en plano que se contienen en los anexos I y II de este Decreto.

Contra el presente acto, que pone fin a la vía administrativa, cabe interponer recurso potestativo de reposición ante el Gobierno, en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de su notificación o publicación, o directamente recurso contencioso-administrativo ante la Sala competente de lo Contencioso-Administrativo, del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación o publicación; significando que, en el caso de presentar recurso de reposición, no se podrá interponer recurso contencioso-administrativo hasta que se resuelva expresamente el recurso de reposición o se produzca la desestimación presunta del mismo, y todo ello sin perjuicio de cualquier otro que pudiera interponerse.

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 15 de julio de 2008.

EL PRESIDENTE

DEL GOBIERNO,

Paulino Rivero Baute.

LA CONSEJERA DE EDUCACIÓN,

UNIVERSIDADES, CULTURA Y DEPORTES,

Milagros Luis Brito.

A N E X O I

DESCRIPCIÓN.

La ermita de San Isidro construida en la segunda mitad del siglo XVII constituye una fábrica de nave única, con la cabecera orientada hacia el este y una sacristía adosada en el costado sur. La ermita está emplazada en la margen del antiguo camino -hoy avenida de Santa Cruz- que conducía desde Granadilla hasta la costa.

La fachada principal se muestra enteramente revocada de cal. El hastial es triangular, siguiendo las vertientes del tejado y el hueco de la portada es de medio punto, sin cantería vista. El marco de la puerta, con moldura acanalada, describe un arco de medio punto; el dintel, también acanalado, hace las veces de entablamento del frontón semicircular. En el lado norte de la fachada se halla una espadaña de cantería con hueco de medio punto, frontón triangular y una cruz de piedra en el remate. Su campana original fue sustraída hace medio siglo.

En la fachada sur se aprecia el módulo cuadrangular de la sacristía, con cubierta a tres aguas. En esta fachada se han practicado dos puertas: la propia de la sacristía, que es antigua, y la de la nave, de factura reciente, abierta por motivos de seguridad dado el escaso ancho de acera que separa la puerta principal de la carretera. El interior ofrece un artesonado de par e hilera con tres faldones, dos tirantes y dos cuadrantes en la cabecera, además de tablas de forro. El pavimento, conformado por losetas de cantería, también es nuevo y sustituye a otro de cemento colocado años atrás.

La puerta principal ha sufrido modificaciones aún anteriores a la restauración: ha sido recortada y se le han añadido escalones para salvar el desnivel creado por la elevación de la calzada. Cuenta con el habitual sistema de giro con goznes que penetran respectivamente en el dintel y en los quicios metálicos del umbral. Dos ranuras practicadas en los derrames sujetan una aldaba que asegura la puerta. Las carpinterías son nuevas, de tea, fruto de la restauración en curso; pues las antiguas se hallaban en estado lamentable. Por último, en la pared norte quedan huellas de una puerta, hoy condenada, que facilitaba el acceso desde la explanada.

DELIMITACIÓN.

La delimitación se corresponde con un cuadrilátero ligeramente irregular, cuyo punto inicial se sitúa en la intersección de los ejes de la Avenida Santa Cruz y la calle El Panadero, trazándose el límite meridional por el eje de esta última hasta alcanzar la intersección con una línea imaginaria, paralela en 25 m a la fachada este de la ermita. Prosigue por esta línea hasta su intersección con otra línea imaginaria, paralela en 25 m a la fachada septentrional del edificio, para conectar con el eje de la Avenida Santa Cruz, desde donde avanza hasta el punto origen.

JUSTIFICACIÓN DE LA DELIMITACIÓN.

La ermita es uno de las pocas edificaciones antiguas -acaso ya la única- que se conserva en esta localidad, a la que además da nombre (pues el lugar era conocido antiguamente por Chuchurumbache). La delimitación se justifica por la necesidad de establecer un entorno de protección, que se corresponde con la amplia plaza donde se ubica el inmueble -incluyendo las vías que la ciñen por el sur y oeste-, con objeto de evitar que en la misma se desarrollen actuaciones urbanísticas o transformaciones del paisaje urbano que puedan generar impactos visuales sobre la ermita, que afecten a la contemplación y estudio de sus valores.

BIENES MUEBLES VINCULADOS.

San Isidro Labrador, imagen de bulto redondo, de madera policromada, anónimo barroco, siglo XVII. Ubicación: Tesoro de la Ermita.

Ver anexos - página 14219

© Gobierno de Canarias