Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 095. Lunes 19 de Julio de 1999 - 2509

IV. ANUNCIOS - Administración Local - Cabildo Insular de Tenerife

2509 - ANUNCIO de 7 de mayo de 1999, por el que se hace pública la Resolución de 30 de abril de 1999, que modifica la Resolución de 16 de abril de 1996, relativa a incoación de expediente de declaración de Bien de Interés Cultural a favor de la Iglesia del Carmen, Plaza de San Agustín y su entorno, en el término municipal de Los Realejos.

Descargar en formato pdf

Con fecha 30 de abril de 1999, la Sra. Consejera-Delegada de Cultura, Patrimonio Histórico y Educación, dictó entre otras la siguiente Resolución:

“Visto el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, a favor de la Iglesia del Carmen, Plaza de San Agustín y su entorno, en el término municipal de Los Realejos y

Resultando, que con fecha 16 de abril de 1996, se dicta Resolución de la Sra. Consejera-Delegada de Patrimonio Histórico, por la que se incoa el expediente de referencia, de acuerdo con los anexos que acompañan a dicha Resolución, publicándose en el Boletín Oficial de Canarias nº 63, de 24 de mayo de 1996, en la cual no consta la descripción ni la justificación de la delimitación del bien objeto de tal expediente.

Resultando, que con fecha 7 de marzo de 1997, se dicta Resolución de la Sra. Consejera-Delegada de Cultura, Patrimonio Histórico y Educación, por la que se modifica la Resolución de fecha 16 de abril de 1996, sobre incoación e información pública en el mencionado expediente, en el sentido de que toda referencia realizada en la misma a “Monumento Histórico” sea sustituida por la de “Monumento”.

Considerando, que la Disposición Adicional Primera h), de la Ley 14/1990, de 26 de julio, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias, dispone que queda transferida a los Cabildos Insulares, en el ámbito de su respectiva isla, la competencia administrativa de conservación y administración del patrimonio histórico-artístico insular. Considerando, que el Excmo. Cabildo Insular de Tenerife asume las competencias transferidas por la Comunidad Autónoma de Canarias en materia de patrimonio histórico-artístico por el Decreto 152/1994, de 21 de julio (B.O.C. nº 92, de 28.7.94), las cuales son delegadas por el Sr. Presidente del Cabildo en la Sra. Consejera-Delegada de Cultura, Patrimonio Histórico y Educación, en virtud del Decreto de 11 de julio de 1995 (Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife nº 103, de 23 de agosto de 1995).

Considerando, que entre las competencias transferidas se encuentra como función concurrente de los Cabildos Insulares y de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias, la de declarar Bienes de Interés Cultural para la Comunidad Autónoma, correspondiendo a los Cabildos Insulares la incoación e instrucción de los expedientes y a la Administración de la Comunidad Autónoma su resolución, tal y como dispone el artículo 4.c).1 del Decreto 152/1994, de 21 de julio.

Considerando, que el artículo 12.1, párrafo primero, del Real Decreto 111/1986, de 10 de enero, de desarrollo parcial de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, modificado por el Real Decreto 64/1994, de 21 de enero, dispone que el acto por el que se incoa el expediente deberá describir para su identificación el bien objeto del mismo; en caso de bienes inmuebles, el acto de incoación deberá, además, delimitar la zona afectada.

Considerando, que según lo dispuesto en el artículo 13.1 del Real Decreto 111/1986, de 10 de enero, la instrucción del expediente se ajustará a lo establecido en la Ley 16/1985, de 26 de noviembre, y en su tramitación serán de aplicación las normas generales del procedimiento administrativo; cuando se refiera a inmuebles se dispondrá la apertura de un período de información pública y se dará audiencia al Ayuntamiento interesado.

Considerando, que según el artículo 54.1.a) de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, serán motivados, con sucinta referencia de hechos y fundamentos de derecho los actos que limiten derechos subjetivos o intereses legítimos.

Considerando, lo dispuesto en el artículo 84 de la mencionada Ley en cuanto al trámite de audiencia a los interesados.

Considerando, que el artículo 105.2 de la citada Ley establece que las Administraciones Públicas podrán rectificar en cualquier momento, de oficio o a instancia de los interesados, los errores materiales, de hecho o aritméticos existentes en sus actos. Es por lo que

R E S U E L V O:

1º) Rectificar la Resolución de fecha 16 de abril de 1996 de la Sra. Consejera-Delegada de Cultura, Patrimonio Histórico y Educación, por la que se incoa el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, a favor de la Iglesia del Carmen, Plaza de San Agustín y su entorno, en el término municipal de Los Realejos, en el sentido de añadir los anexos III y IV que acompañan a la presente Resolución, relativos a la descripción y a la justificación de la delimitación del bien objeto de tal expediente, respectivamente.

2º) Abrir el trámite de audiencia en el expediente de referencia, a fin de poner de manifiesto a los interesados o, en su caso, a sus representantes, dicho expediente, los cuales podrán alegar y presentar los documentos y justificaciones que estimen pertinentes, durante un plazo de quince (15) días, contados a partir del día siguiente a aquél en que tenga lugar la notificación, a cuyo efecto el expediente podrá ser examinado en la Unidad de Patrimonio Histórico-Artístico, Área de Cultura, Patrimonio Histórico y Educación, calle Candelaria, 23, 2ª planta, Santa Cruz de Tenerife, de lunes a viernes de 9,00 a 13,00 horas.

3º) Notificar la presente Resolución a la Dirección General de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias y publicar la misma en el Boletín Oficial de Canarias, a efectos de su conocimiento general. 4º) Lo que le comunico para su conocimiento, significándole que contra la presente Resolución podrá interponer potestativamente recurso de reposición ante el mismo órgano que ha dictado el acto impugnado, en el plazo de un mes contado a partir del día siguiente al de la recepción de la presente notificación, o directamente recurso contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en Santa Cruz de Tenerife, dentro del plazo de dos meses contados a partir del día siguiente al de la recepción de la presente notificación, sin perjuicio de la interposición de cualquier otro recurso que estime procedente.”

Santa Cruz de Tenerife, a 7 de mayo de 1999.- El Secretario, José Antonio Duque Díaz.- Vº.Bº.: la Consejera-Delegada de Cultura, Patrimonio Histórico y Educación, Dulce Xerach Pérez López.

A N E X O I I I

BIEN DE INTERÉS CULTURAL. CON CATEGORÍA DE: Monumento. A FAVOR DE: Iglesia del Carmen, Plaza de San Agustín y su entorno. TÉRMINO MUNICIPAL: Los Realejos.

DESCRIPCIÓN

La Iglesia del Carmen se encuentra en la Plaza de San Agustín, sita en el barrio de San Agustín de Los Realejos.

El santuario mantiene la orientación de la desaparecida capilla del convento de agustinas recoletas: la fachada hacia el norte y la cabecera hacia el sur; no obstante, “tuvo que ser construido a unos 50 m de la línea de fachada de la citada capilla, pues el diseño de la plaza exigía tal desplazamiento”-Fuentes Pérez, Gerardo, y Rodríguez González, Margarita: “Arte”, Los Realejos. Una síntesis histórica, Ayuntamiento de Los Realejos, 1996-.

La iglesia ocupa una superficie de 800 m cuadrados. Descuella en su fachada el pórtico de cantería que realizara Diego de Miranda para la capilla conventual a finales del XVII y principios del XVIII este pórtico se salvó de la quema de la fábrica anterior y se adosó a la nueva, inaugurada en 1965-. De traza netamente barroca, consta -en esencia- de un arco de medio punto, dos pilastras y un frontón partido. Los capiteles corintios y las basas de las pilastras tienen mayor resalte. Éstas fueron talladas con decoración concéntrica en torno a sendos rosetones. El frontón, retranqueado y partido, se resuelve con volutas y una ménsula en el vértice del tímpano -sobre esta ménsula descansaba una cruz de piedra que, en un principio, se colocó rematando el hastial-. Bajo el frontón corre un friso con decoración de hojarasca y rosetones.

La fachada del santuario se estructura en tres cuerpos: el central, con el pórtico; la torre, a la derecha, y un cuerpo menor a la izquierda. De su estilo colegimos no pocos elementos del neocanario. Si consideramos, no obstante, otros edificios religiosos de D. Tomás Machado, convendríamos en que es éste el de mayor contención expresiva.

Sobre el pórtico de Miranda se abre un vano en forma de arco de medio punto con molduras de piedra falsa. En su interior, una vidriera representa a la Virgen del Carmen. Este cuerpo central remata en un sencillo frontón triangular.

Cuatro cruces acristaladas recorren la torre cuadrangular por cada una de sus caras. Este recurso decorativo participa de otros similares utilizados por el propio Tomás Machado, en la Cruz de los Caídos (Plaza de España de Santa Cruz de Tenerife), o por Marrero Regalado en Basílica de Nuestra Señora de Candelaria. El chapitel de la torre descansa sobre una linterna octogonal de cuatro vanos, donde se arman las campanas, y cuatro paredes lisas con relojes. En la base de la torre, una cartela recoge la leyenda alusiva a la fundación del santuario.

En el cuerpo de la izquierda destaca un óculo de moldura abocinada. Un pináculo corona el ángulo superior izquierdo; de éste parte una moldura curva y ascendente que enlaza con el frontón del cuerpo principal.

El templo tiene planta de salón con ábside en la cabecera. El frontispicio está adosado al cuerpo de la iglesia conformando un vestíbulo en la holgura que los separa. Accedemos a la nave desde el vestíbulo a través de un pequeño graderío; ya en el interior, nos es dado contemplar, a ambos lados de la nave, una galería a doble altura. El arquitecto concibió el interior barajando “una retórica arquitectónica nada común en las construcciones religiosas del Archipiélago: la galería superior, ondulante, que se inicia a ambos lados del coro, sostenida por columnas de aire corintio” -Fuentes Pérez, Gerardo, y Rodríguez González, Margarita: “Arte”, Artº. Ci.t.- Estas galerías nos sugieren, no bien entramos, la idea de un templo de tres naves. Son, empero, simples pasillos laterales -el propio arquitecto señala: (...) del vestíbulo pasamos a la nave principal y única, ya que la iglesia se desarrolla en planta de salón con dos pasillos laterales. Memoria del proyecto para la construcción del Santuario de la Virgen del Carmen, 1953, archivo personal de D. Tomás Machado Méndez de Lugo-. Las formas onduladas, con barandilla y pasamanos de madera, de la galería superior recuerdan algunos palcos de teatro.

Al cabo de la nave principal un gran arco de medio punto enmarca el presbiterio, concebido a dos niveles. En el primero de ellos hallamos el altar mayor; en el segundo, el nicho de la Virgen.

La cubierta, ejecutada en yeso, imita las mudéjares de par y nudillo, con tirantes y en forma de artesa.

En la Plaza de San Agustín hay otras dos edificaciones adyacentes a la iglesia y separadas de ésta por un callejón: el Teatro Cine Realejos, un inmueble de 1928, y el edificio de Telefónica, sin valor patrimonial alguno. Entre ambas ocupan una superficie pareja a la del santuario.

La Plaza de San Agustín se extiende, salvando el desnivel del terreno, desde la fachada del santuario hacia las calles Alhóndiga y San Agustín. Unas escaleras, varias jardineras y un voladizo cierran su contorno en lo que toca a estas dos calles. La trasera de un grupo de viviendas delimita la plaza hacia el poniente; asimismo la trasera de una manzana cierra la plaza hacia el sur -un espacio, a la cabecera de la iglesia, conocido por la plazoleta de Marinos-. El ámbito de protección comprende, amén del perímetro de la plaza, las dos líneas de fachada que corren a partir de la intersección de las calles Alhóndiga y San Agustín en sentidos este-oeste y norte-sur respectivamente.

De los inmuebles de la calle San Agustín a los que afecta la delimitación apenas merece reseñarse el número 70 (Almacenes Siverio), una casa de dos plantas y de aire ecléctico, con tres ventanas pareadas en la segunda planta. El resto lo conforman edificios modernos de fachadas anodinas -el barrio de San Agustín fue en un tiempo conjunto excepcional, donde destacaban el torreón del convento, y, enfrente, la casa y el balcón de los González de Chaves-.

En la calle Alhóndiga, enfrentando la plaza aunque a una cota más baja, hallamos un grupo de tres viviendas. Estas viviendas están emplazadas en el solar que fuera del Convento de San Juan Bautista.

El número 2 tiene fachadas a las calles Alhóndiga y San Agustín. La unión de ambas fachadas se resuelve en chaflán. Posee elementos decorativos de estilo ecléctico concentrados en el tercio superior de los vanos, en los balcones y el antepecho de la azotea. Los balcones de fábrica se decoran a base de círculos entrelazados y canes con roleos. Una tira hebrosa fijada con borlas recorre longitudinalmente el antepecho.

La vivienda con el número 4 tiene similar apariencia, solo que más sobria en su decoración y con balcones de forjado.

El número 6 (calle Alhóndiga esquina con el Carmen) es un casa de estilo tradicional canario, con cuatro vanos en cada uno de sus pisos (dos) y azotea.

A N E X O I V

BIEN DE INTERÉS CULTURAL. CON CATEGORÍA DE: Monumento. A FAVOR DE: Iglesia del Carmen, Plaza de San Agustín y su entorno. TÉRMINO MUNICIPAL: Los Realejos.

MOTIVACIÓN DE LA DELIMITACIÓN

Esta delimitación se justifica al entender la misma como el entorno visual y ambiental del bien a proteger.

El interés que ha primado a la hora de establecer esta delimitación ha sido el de proteger su entorno de cualquier alteración de las condiciones existentes en la percepción del mismo, así como el carácter que le rodea, intentando preservar el bien de cualquier actuación que pudiera afectarle directa o indirectamente tanto a los valores históricos, culturales, etc., y siempre siguiendo las disposiciones previstas en la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español.

© Gobierno de Canarias