El Parque Nacional de Timanfaya se encuentra adherido voluntariamente al Reglamento (CE) Nº 1221/2009 de Gestión y Auditoría Ambiental (EMAS), adoptando los requisitos básicos de dicho reglamento entre los que se encuentra la elaboración de la Declaración Ambiental. El Sistema de Gestión Ambiental en el parque se inicia a mediados de 2004, elaborándose toda la documentación conforme al Reglamento (CE) Nº 761/2001 y cuantificándose la mayoría de los aspectos ambientales. La Administracion del Parque Nacional de Timanfaya decide implantar un Sistema de Gestión Ambiental con el objetivo de llevar más allá el compromiso de la protección del medio ambiente, integrando, de la forma más respetuosamente posible con el medio, las actividades que se desarrollan en su territorio y las áreas de influencia.

El objetivo de la Declaración Ambiental es dar a conocer a todas las partes interesadas, público, otras administraciones, organismos oficiales, proveedores, entidades, asociaciones, colectivos y sociedad en general, información medioambiental del parque relacionada con el impacto ambiental causado, comportamiento ambiental de este espacio protegido y la mejora continua del comportamiento en materia de medio ambiente.

El Parque Nacional de Timanfaya se encuentra certificado en la norma ISO 14001, que establece cómo implantar un sistema de gestión ambiental eficaz y que se ha concebido para lograr el máximo nivel de calidad en los servicios con el menor impacto medioambiental.