RSS
Inicio
Protección Civil
06 de septiembre del 2018 - 11:00

Canarias actualiza los planes especiales de emergencia por riesgo volcánico y sísmico

Los documentos, integrados bajo las directrices del Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil de Canarias, pretenden garantizar una respuesta coordinada, ágil, eficaz y eficiente entre todas las administraciones públicas

Canarias cuenta con un nuevo Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (Pevolca) y un Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Sísmico (Pesican), que fueron aprobados en Consejo de Gobierno el pasado 30 de julio a propuesta de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, y ya publicados en el Boletín Oficial de Canarias.

El Pevolca y el Pesican se enmarcan dentro del Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (Plateca), que establece las pautas de actuación necesarias para responder ante el riesgo sísmico y el derivado de las erupciones volcánicas en el ámbito regional, optimizando los medios y recursos que se requieren para emergencias de gran magnitud.

La modificación del Pevolca introduce como principal novedad el semáforo volcánico del color naranja. Esta medida permite definir en cada momento cómo se debe actuar, tanto a los intervinientes como a la ciudadanía en general. Es por ello que se necesita seguir fortaleciendo la percepción del riesgo de la población canaria a través de una gestión integral.

El principal objetivo del Pevolca es establecer el marco organizativo y los procedimientos de actuación en el ámbito de la Protección Civil de Canarias, mediante los que se dé una respuesta rápida y eficaz frente a crisis sismovolcánicas, que pueden dar lugar a erupciones tanto subaéreas como submarinas, y a las emergencias derivadas de las mismas, así como velar por el cumplimiento de las medidas de prevención contempladas en la normativa vigente.

La aplicación del plan concreta los adecuados mecanismos de coordinación entre las distintas organizaciones intervinientes, con objeto de asegurar la necesaria coherencia operativa entre los mismos, a fin de evitar situaciones disfuncionales.

Entre sus fines específicos, el Pevolca prevé los procedimientos de coordinación con el Plan Estatal de Protección Civil ante el Riesgo Volcánico para garantizar su adecuada integración; establece los sistemas de articulación con las organizaciones de las administraciones insulares y municipales; zonifica el territorio en función del riesgo y las previsibles consecuencias de las erupciones volcánicas, incluyendo las submarinas, y desarrolla un catálogo de infraestructuras, instalaciones, actividades y espacios naturales protegidos, que, por sus características, deban elaborar su correspondiente plan de autoprotección.

Asimismo, el documento especifica los procedimientos de información a la población, cataloga los medios y recursos específicos a disposición de las actuaciones previstas y detalla los mecanismos de implantación y mantenimiento para lograr una operatividad efectiva del plan.

El Pevolca cuenta con la implicación del Estado, el Gobierno de Canarias y las instituciones insulares y municipales. En Canarias, a efectos de planificación integral ante una emergencia, se considera necesario que cada cabildo insular elabore e implante los planes de emergencia insulares (PEIN) y que los municipios lleven a cabo sus planes de emergencia municipales (PEMU). Tantos los planes insulares como los locales son homologados por la Comisión de Protección Civil y Atención de Emergencias en Canarias y han de estar integrados en la estructura de planificación del Pevolca.

Por su parte, el Pesican tiene como objetivo establecer la organización y los protocolos de actuación de aquellos servicios del Gobierno de Canarias, y, en su caso, de otras entidades públicas y privadas, que sean necesarios para asegurar una respuesta rápida y eficiente ante las diferentes situaciones sísmicas que puedan afectar al ámbito de las Islas.

El marco organizativo del Pesican define, prevé y establece el desarrollo de la estructura para la intervención en emergencias por terremotos ocurridos en el territorio de la Comunidad Autónoma; los mecanismos y procedimientos de coordinación con el Plan

Estatal de Protección Civil ante el Riesgo Sísmico, y los sistemas de articulación con las organizaciones de las administraciones locales. Asimismo, zonifica el territorio en función del peligro sísmico, delimitando áreas según posibles requerimientos de intervención y localizando la infraestructura utilizable ante supuestos de terremotos.

El Pesican se encarga también de los procedimientos de información a la población y su difusión, asegurando su continuidad a través de un proceso educativo en los centros de formación y las organizaciones sociales; la catalogación de medios y recursos específicos a disposición de las actuaciones previstas, y abarca también los mecanismos de implantación y mantenimiento para que la operatividad del plan sea efectiva.

En cuanto al marco competencial, engloba al Estado, el Gobierno de Canarias y las administraciones locales (insulares y municipales). El Estado elabora el Plan Estatal de Protección Civil ante el Riesgo Sísmico, cuyas directrices sirven como base para la gestión de las actuaciones ante terremotos en las que está presente el interés nacional.

El Gobierno canario tiene la responsabilidad de redactar, implantar y aprobar el Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Sísmico en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma, previo informe positivo de la Comisión de Protección Civil y Atención de Emergencias de Canarias.

Además, al Ejecutivo regional corresponde la homologación de los planes de actuación de riesgo sísmico de las administraciones insulares y municipales con riesgo significativamente alto o medio.

Las competencias del Gobierno canario incluyen ajustar, en función de las responsabilidades de las consejerías implicadas, las acciones necesarias para incorporar el riesgo sísmico en los planes de autoprotección y emergencias de colegios, centros sociosanitarios, recintos deportivos, centros comerciales o en áreas residenciales e industriales, y su relación con los órganos responsables de los cabildos y los municipios.

Por último, las administraciones locales elaboran los planes de actuación insulares y municipales, que son aprobados por el pleno de las corporaciones locales, homologados por la Comisión de Protección Civil y Atención de Emergencias de Canarias y se integran en la estructura de los PEIN y en el propio Pesican.