RSS
Inicio
Violencia machista e Igualdad
07 de noviembre del 2018 - 14:00

ICI y Colegios de Administradores de Fincas colaboran para prevenir y sensibilizar sobre la violencia machista

Concienciar sobre la tolerancia cero frente a la violencia de género y sobre la importancia de alertar y denunciar sobre situaciones de maltrato, así como la formación de profesionales, son algunos de los objetivos del acuerdo suscrito hoy

El Instituto Canario de Igualdad (ICI) y los Colegios de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas han suscrito hoy un convenio de colaboración para el desarrollo de acciones conjuntas de apoyo para la sensibilización, prevención y detección de situaciones de violencia de género en las comunidades de propietarios y propietarias gestionadas por profesionales de ambos colegios.

La directora del Instituto Canario de Igualdad, Claudina Morales, y las presidentas de los colegios de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas, Carmen Suárez y Rosario Molina, respectivamente, firmaron hoy el acuerdo, que tiene entre sus objetivos concienciar a las comunidades sobre la tolerancia cero frente a la violencia de género y, en su caso, para que las y los vecinos de los inmuebles  alerten y denuncien acerca de las situaciones de violencia machista sobre los que  tengan conocimiento, así como para que apoyen a las víctimas.

El acuerdo contempla la distribución y difusión del material informativo y de sensibilización a favor de la eliminación de la violencia de género que se elabore conjuntamente, con la finalidad de procurar la mayor difusión posible del mismo, así como la formación y sensibilización en la materia para profesionales del sector de la administración de fincas.

Morales destacó que los y las profesionales del sector de administración de fincas tienen contacto y posibilidad de acceso directo a las comunidades de los inmuebles que gestionan, y subrayó la importancia de contar con su colaboración en el desarrollo de actuaciones dirigidas a sensibilizar y a prevenir la violencia de género.

Claro compromiso de los colegios

La directora del ICI afirmó que, además del compromiso institucional, es prioritaria la concienciación del conjunto de la ciudadanía para ayudar a erradicar este grave problema social que "no es un asunto privado ni solo de mujeres". "Es absolutamente indispensable la colaboración colectiva e individual para acabar con cualquier manifestación de la violencia machista", remarcó la directora del ICI, quien acentuó "el claro compromiso asumido por ambos Colegios de Administradores de Fincas de no mantenerse al margen de una violencia machista que afecta toda la ciudadanía".

Carmen Suárez remarcó que toda la sociedad debe involucrarse contra la lacra de la violencia de género y aseguró que las y los administradores de fincas "de Canarias y de toda España lo estamos haciendo". Además, señaló la necesidad de concienciar y formar, tanto a quienes viven en las comunidades como a profesionales colegiados para saber qué hacer y cómo actuar ante casos de violencia machista en los inmuebles en los que desarrollan su actividad. "Las comunidades vecinales son un instrumento básico para erradicar esta lacra de nuestra sociedad", apuntó.

Por su parte, Rosario Molina destacó la oportunidad que representa este convenio para que los y las profesionales se formen y adquieran los conocimientos y habilidades necesarias para abordar la violencia de género que se produce en las comunidades que gestionan, así como la importancia de la concienciación entre las personas que habitan los inmuebles, quienes en ocasiones no saben si deben o no denunciar.

Relaciones desiguales de poder

En el convenio se recuerda que cuando se inflige violencia de género, se vulneran a las víctimas derechos fundamentales tales como el derecho a la vida, el derecho a la integridad física y moral, el derecho a la igualdad, en tanto la violencia de género constituye la manifestación más radical y cruel de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres. Así, refleja que la protección de las víctimas es una cuestión de vital importancia, que atañe no solo a todas las instituciones públicas sino, también, al conjunto de la ciudadanía.

"Los hogares deben dejar de ser el lugar donde se maltrate a las mujeres y a sus hijos e hijas, cualquiera que sea la forma en que manifieste el maltrato, y en los que el agresor se beneficie de la impunidad derivada del silencio cómplice o, en todo caso, irresponsable, de quienes teniendo conocimiento de la situación por cercanía al lugar en que se producen los hechos, a quienes maltratan o a quienes sufren la violencia machista, la justifican o miran hacia otro lado por considerarlo un asunto privado", recoge el texto del convenio.