RSS
Inicio
Economía, Hacienda y Seguridad
12 de marzo del 2014 - 00:00

El Gobierno presenta la estrategia para conducir a Canarias hacia una "economía inteligente"

· González Ortiz destaca la modernización del sector turístico y las condiciones naturales que conviertan a las Islas en un laboratorio europeo · La Estrategia de Especialización Inteligente contará con 4.000 millones de recursos públicos y privados hasta el año 2020

El Gobierno de Canarias ha presentado hoy en el pleno del Parlamento la estrategia que ha diseñado para conducir a las Islas "hacia una economía inteligente que proporcione mayor bienestar, cohesión social, empleo de calidad, competitividad y diversificación", según explicó el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, Javier González Ortiz.



La Estrategia de Especialización Inteligente de Canarias 2014-2020 "será la agenda para la transformación socioeconómica del Archipiélago de los próximos años basada en el conocimiento, la innovación, las tecnologías y la sostenibilidad medioambiental", agregó el consejero.



González Ortiz incidió en que esta hoja de ruta "es plenamente coincidente con el replanteamiento de las políticas comunitarias" toda vez que la Comisión Europea ha establecido que todos los Estados y sus regiones "adoptemos nuevas acciones sustentadas en una economía inteligente, sostenible e integradora con el objetivo de alcanzar altos niveles de empleo, de productividad y de cohesión social".



El documento, que es un requisito previo para obtener nuevos fondos comunitarios, selecciona las acciones que acometerá el Archipiélago apoyándose en ventajas propias que las distinguen del resto de los territorios, su posición geoestratégica y sus condiciones naturales.



En base a estos criterios, se han definido cinco prioridades de actuación: el desarrollo de un liderazgo inteligente del turismo; la consideración de Canarias como referente atlántico; valorizar la I+D; el establecimiento de una agenda digital; y el crecimiento económico verde y sostenible.



"Para lograrlo ¿añadió el consejero- la estrategia debe integrar todas las políticas: autonómicas, insulares, estatales y europeas así como el estímulo de la iniciativa y la inversión privada". Por tanto, el marco financiero deberá sustentarse en recursos procedentes de todos estos ámbitos.



González Ortiz cuantificó en 4.000 millones de euros los fondos públicos y privados previstos para implementar estas acciones hasta el año 2020. De ellos, 2.500 millones se destinarán a la inversión en I+D y los 1.500 restantes a innovación, competitividad y sostenibilidad.



Laboratorio europeo



El consejero destacó que Canarias, aprovechando sus ventajas naturales, pretende convertirse en el laboratorio europeo en el Atlántico medio en todo lo referente al conocimiento del universo; al aprovechamiento sostenible del mar y de la biodiversidad; al estudio del cambio climático y de sus efectos; y a la gestión energética y al abasto de agua.



Por su parte, la consideración de las Islas como referente atlántico inteligente rentabiliza su ubicación para el desarrollo de las tecnologías con proyección hacia África; como polo de atracción para proyectos internacionales innovadores; o como centro nodal de las comunicaciones aéreas, marítimas y digitales.



González Ortiz también explicó las nuevas políticas que se proponen para mantener el liderazgo del sector turístico. Entre ellas citó la mejora de la competitividad del producto "introduciendo aspectos innovadores en la comercialización, en la promoción, en la renovación, en el transporte o en actividades asociadas como el ocio y el deporte".



En este sentido, el consejero calificó de "objetivo clave" la modernización de la planta alojativa obsoleta y la mejora de los espacios turísticos públicos. "Una apuesta ya iniciada ¿dijo- con la firma de convenios con las entidades financieras que han puesto en circulación más de 1.800 millones de euros".



Otro de los aspectos en los que incide la estrategia se refiere al establecimiento de una agenda digital que permita el despliegue de las redes de acceso de alta velocidad y el uso generalizado de las TICs en ámbitos como el comercio electrónico, la administración, la justicia, la sanidad y la educación.



Y, por último, contempla un crecimiento verde y sostenible fomentando la investigación en energías alternativas y agua; favoreciendo el desarrollo de empresas relacionadas con la protección del medio ambiente; y promoviendo su preservación en sectores como el agrícola y el pesquero.