RSS
Inicio
Políticas Sociales
29 de enero del 2019 - 12:53
Los últimos datos del Imserso certifican el avance en la atención a personas con dependencia en el Archipiélago

Canarias logra en dos años casi cuadruplicar el porcentaje de dependientes de Grado I con prestación

2018 acaba con el 77,1% del total de demandantes de grado I y II recibiendo prestación frente al 63,66% de 2016

La Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda ha logrado, en solo dos años, casi cuadruplicar el porcentaje de personas dependientes de grado I que reciben prestación. En 2016 el porcentaje de usuarios con este nivel de dependencia y que estaba recibiendo un servicio ascendía al 15,50%, mientras que en diciembre de 2018 esa proporción había crecido hasta el 54,25%, según datos publicados por el Imserso.

El Imserso contempla tres grados de dependencia, de I a III en función del deterioro que sufra la persona. La asistencia a los dependientes de Grado I, los más leves, es fundamental para retrasar la pérdida de autonomía, de ahí que la ampliación de las prestaciones a este colectivo sea una de las prioridades de este departamento.

En noviembre de 2018 Canarias alcanzó por primera vez las 20 mil personas beneficiarias con prestaciones, es decir, que cuentan con Plan Individual de Atención (PIA), y finalizó el año con 21.638 beneficiarios de prestaciones incluidos en el sistema, lo que sitúa a Canarias con un 70,73% de personas beneficiarias de prestaciones sobre personas con derecho reconocido. "Es decir, que se ha incrementado en un total de 16 puntos más que en enero 2016 cuando el porcentaje era 54,78%". Si hablamos de personas, las que estaban esperando PIA en 2016 eran 13.911, mientras que ahora mismo hay 8.956.

Así, este avance en el número de prestaciones ha supuesto un incremento notable en la partida que destina la Dirección General de Dependencia y Discapacidad a abonar nóminas. En 2018, el área que dirige Cristina Valido invirtió casi 52 millones de euros en este concepto, mientras que en 2016 se destinó 39,5 millones. "Este año batiremos un récord en la financiación de la dependencia: en 2019 tendremos el presupuesto más alto que se ha destinado en Canarias. Ahora falta que el Estado asuma el compromiso que ha manifestado y que cumpla con su parte, es decir, que financie el 50% del coste, que es lo que establece la ley", señaló la consejera del área, Cristina Valido, tras conocer las últimas cifras oficiales. En la actualidad, el Archipiélago abona más del 80% del coste de la dependencia.

Esta mejoría también se ha reflejado en el total de usuarios de grado II y III que son atendidos, ya sea a través de la financiación de un servicio o recibiendo una prestación para el cuidado del entorno familiar. En 2016, el 63,66% de los dependientes contaba con un servicio sufragado por la Comunidad Autónoma, mientras que en 2018 ese porcentaje se elevó hasta el 77,10%.

"Nuestro compromiso sigue siendo el mismo que cuando llegamos a esta Consejería: continuar trabajando, sin descanso, para que la dependencia siga avanzando y responda a las necesidades de la sociedad canaria. Este compromiso es uno de los más importantes de estos tiempos, porque no podemos obviar el ritmo al que envejece nuestra sociedad y lo que ello va a suponer para el sistema de la dependencia y, en general, para el sistema de servicios sociales", añadió Valido.

Para poder dar respuesta a esta demanda creciente, la Consejería ha puesto en marcha el segundo plan de infraestructuras sociosanitarias, que supondrá una inversión de más de 160 millones y la creación de casi 6.000 plazas. "Necesitamos más camas para atender a los grandes dependientes que no necesitan un servicio sino una atención las 24 horas del día".

Asimismo, el equipo de Valido cuenta con la Estrategia de Envejecimiento Activo, que está impulsando el papel de los centros de día y los servicios para que los mayores disfruten de una jubilación activa.