RSS
Inicio
Empleo, Políticas Sociales y Vivienda
11 de diciembre del 2018 - 09:52

El Gobierno negocia con Sareb la compra de vivienda para situaciones de emergencia

Se trata de viviendas que se pondrían a disposición de las familias que se enfrentan a un desahucio o desalojo, aclara la directora del Instituto Canario de la Vivienda, Pino de León

La directora del Instituto Canario de la Vivienda, Pino de León, mantuvo una reunión de trabajo con el director de responsabilidad social corporativa de Sareb, Gaspar González Palenzuela, en la que se abordó la disponibilidad de viviendas por parte de la sociedad de gestión de activos en los municipios canarios para integrarlas a una bolsa de vivienda para atender a las familias más vulnerables.

"La intención del Gobierno es adquirir en torno a 180 pisos con el objeto de incorporarlos a una bolsa de viviendas que estarían destinadas a la atención inmediata de aquellas familias que se encuentran en situación de emergencia habitacional que puede venir derivada de una situación de desahucio o desalojo inminente", aclaró de León quien recordó que durante los dos últimos años, el Ejecutivo canario ha venido desarrollando el programa de ayuda a las personas en situación de vulnerabilidad denominado Canarias+ViviendasXFamilias (C+VxF), mediante el cual se presta asesoramiento y mediación a quienes se encuentren en situación de riesgo habitacional, desahucios, desalojos y otras circunstancias en las que exista un alto riesgo de que personas físicas o unidades de convivencia queden en exclusión residencial. "A través de este programa hemos logrado paralizar más de 400 lanzamientos y alojar a un número elevado de familias en recursos habitacionales temporales", aclara la directora del ICAVI.

 

Según explica la directora del Instituto Canario de la Vivienda, el Gobierno ha iniciado estas negociaciones hace meses en previsión del posible incremento de emergencias habitacionales propiciadas por el alza de los precios de mercado, "porque somos conscientes de que hay mucho que resolver aún en el ámbito de la vivienda, y estas negociaciones, el nuevo plan de vivienda, el inicio de la actividad constructora, los acuerdos de cesión de suelo con los ayuntamientos, las ayudas al alquiler y la paralización de los casos de desahucios o lanzamientos judiciales, así como las rehabilitaciones edificatorias y las áreas de renovación urbana, además de otras acciones como los acuerdos con entidades bancarias para la creación de una bolsa de alquiler, tratan de reducir al mínimo el impacto social de la crisis en un ámbito tan sensible como el de la vivienda".

"En la reunión celebrada, Sareb, a petición nuestra, nos ha presentado un conjunto de viviendas en diferentes municipios del Archipiélago. Ahora iniciaremos un proceso para evaluar la situación exacta de estas casas y estudiar si se adaptan o no a los requisitos técnicos y habitacionales necesarios. Si es así, se adquirirán mediante los procedimientos legalmente establecidos a esta bolsa de viviendas para situación de emergencia habitacional", explicó la directora quien señaló que para hacer frente a esta iniciativa el Instituto Canario de la Vivienda cuenta con una partida financiera de 11,6 millones de euros y la ejecución se llevará a cabo con la entidad pública Visocan.