RSS
Inicio
Energía
27 de julio del 2018 - 15:24

Ampliado en un 51% el crédito para proyectos de eficiencia energética y renovables para empresas y viviendas

La Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento incrementa en 400.000 euros el presupuesto destinado a la convocatoria anual de estas ayudas, hasta 1.191.250 euros

La Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias ha ampliado en un 51% el crédito presupuestario destinado a la convocatoria anual de subvenciones para financiar proyectos que ayuden a mejorar la eficiencia energética y la incorporación de energías renovables en empresas y edificios residenciales.

En concreto, y según publica hoy el Boletín Oficial de Canarias (BOC), el presupuesto de la convocatoria de 2018, financiada en un 85% con fondos europeos FEDER, aumenta en 400.000 euros hasta 1.191.250 euros, frente a los 791.000 euros recogidos inicialmente.

A través de esta línea de ayudas, el departamento que dirige Pedro Ortega quiere ayudar a las empresas a reducir sus costes energéticos y a mejorar la sostenibilidad de su actividad y su competitividad en el mercado. Al mismo tiempo, busca mejorar la sostenibilidad de las viviendas, reduciendo su consumo de energía convencional. Ambas acciones tienen como objetivo común el seguir avanzando en la transición a un nuevo modelo energético más sostenible y respetuoso con el medio ambiente que contribuya en la lucha de Canarias contra el cambio climático.

De acuerdo con las previsiones de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, la resolución definitiva de esta convocatoria saldrá publicada en el BOC a mediados del próximo mes de agosto El importe máximo de ayudas por beneficiario será de 300.000 euros, mientras que el porcentaje de subvención por proyecto será del 45% respecto a los gastos subvencionables, no pudiendo superar los 200.000 euros por proyecto.

En el caso de las empresas, no serán subvencionables proyectos cuya subvención sea inferior a 30.000 euros, mientras que en el sector residencial, el límite se establece por debajo de los 2.000 euros.