RSS
Inicio
Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas
03 de enero del 2019 - 12:07

El Gobierno de Canarias concedió 29.120 licencias de pesca recreativa en 2018

La mayoría de éstas son de 3ª categoría, es decir, la que autoriza la práctica de la pesca marítima de recreo en superficie, desde tierra o embarcación sin utilizar el curricán

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, a través del Servicio de Inspección Pesquera de la Dirección general de Pesca ha concedido un total de 29.120 licencias de pesca marítima de recreo en 2018.

De éstas, el mayor número, es decir, 24.251, son de categoría 3ª, es decir, la que autoriza para la práctica de la pesca marítima de recreo en superficie, desde tierra o en embarcación sin utilizar el curricán de superficie, tipo de pesca que consiste en arrastrar el aparejo y su cebo desde la borda de la embarcación. Un total de 416 corresponden a la 1ª categoría -desde embarcación con empleo del curricán-; 1.480 a la 2ª - habilita para la pesca submarina-; 24 son de la primera y segunda clase, 2.197 de primera y tercera, 258 de la combinación de estas tres, y 494 de segunda y tercera clase.

De la totalidad, 400 han sido tramitadas mediante un proceso completamente telemático, un sistema que este departamento del Ejecutivo canario puso funcionamiento a principios de junio del pasado año con el propósito de mejorar la accesibilidad y facilitar a los usuarios una tramitación más rápida y cómoda.

El ejercicio de la pesca marítima de recreo en aguas interiores de la Comunidad Autónoma de Canarias requiere estar en posesión de la correspondiente licencia, la cual puede solicitarse durante todo el año y tiene una vigencia de tres años, contados a partir de su expedición o renovación.

La licencia de pesca marítima de recreo, es un documento administrativo de carácter personal e intransferible, que habilita a su titular para su ejercicio. Es necesario para su validez que se acompañe del Documento Nacional de Identidad o cualquier otro documento oficial que acredite la identidad del que la posee.