INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Contenido mínimo de la información

El contenido mínimo de la información que deben difundir las Autoridades Públicas es el siguiente:

  • Los textos de tratados, convenios y acuerdos internacionales y los textos legislativos comunitarios, estatales, autonómicos o locales sobre el medio ambiente o relacionados con la materia.
  • Las políticas, programas y planes relativos al medio ambiente, así como sus evaluaciones ambientales.
  • Los informes sobre los avances registrados en materia de aplicación de la legislación o la política ambiental.
  • Los informes sobre el estado del medio ambiente. Como mínimo, cada año un informe de coyuntura y cada cuatro años un informe completo. Estos informes serán obligatoriamente de ámbito nacional y autonómico, y podrán ser también de ámbito local. Deben incluir datos sobre la calidad del medio ambiente y las presiones a las que está sometido. Se debe elaborar también un sumario no técnico que sea comprensible para el público.
  • Los datos derivados del seguimiento de las actividades que afecten al medio ambiente.
  • Las autorizaciones con un efecto significativo sobre el medio ambiente y los acuerdos en materia de medio ambiente. En su defecto, la referencia al lugar donde se puede solicitar o encontrar dicha información.
  • Los estudios sobre el impacto ambiental y evaluaciones del riesgo relativos a los elementos del medio ambiente. En su defecto, una referencia al lugar donde se puede solicitar o encontrar dicha información.
  • En el caso de amenaza inminente para la salud humana o para el medio ambiente ocasionada por actividades humanas o por causas naturales, las Administraciones públicas deben difundir inmediatamente toda la información que tengan, para que el público que pueda resultar afectado pueda adoptar las medidas necesarias para prevenir o limitar los daños que pudieran derivarse de dicha amenaza.