INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Los sistemas de depuración natural

 

 

 

Los sistemas de depuración natural

Los sistemas de depuración natural forman parte de los sistemas descentralizados de gestión integral del agua, es decir, que surgen como respuesta a las necesidades de depuración en aquellas zonas sin conexión al alcantarillado, tales como áreas rurales con población dispersa o países en vías de desarrollo. También tienen aplicación en la depuración de vertidos industriales y mineros, así como para tratar los lixiviados agrícolas o las aguas de escorrentía de zonas mineras, autopistas y aeropuertos. La idea básica es aprovechar las aguas captadas localmente, tratar el agua residual in situ, por medio de pequeños sistemas y reutilizar directamente los subproductos obtenidos.

La depuración natural se basa en la capacidad de autodepuración de los ecosistemas acuáticos naturales. Básicamente, se trata de crear unas condiciones ambientales que faciliten la descomposición de la materia orgánica presente en las aguas residuales, por parte de microorganismos. Estos aprovechan la energía contenida en los compuestos orgánicos y liberan los nutrientes, que ya pueden ser absorbidos por los vegetales para formar nueva materia orgánica. Con este proceso se consigue la recuperación de un recurso (el agua) y la reintroducción al ciclo biológico, de forma no traumática y lo más optimizada posible, de los subproductos de la contaminación.

Estos sistemas presentan múltiples ventajas, como su nulo consumo energético, bajos costes de implantación y mantenimiento, elevada autonomía de funcionamiento, ausencia de malos olores, alta calidad sanitaria del efluente y posibilidad de reutilización de los subproductos generados. Entre estos subproductos se encuentra: la planta acuática, que ha colaborado en la oxigenación del agua y en la captación de los nutrientes, la cual puede utilizarse como forraje o vendida como planta ornamental; los fangos, que pueden ser utilizados como abono; el agua de salida, que puede utilizarse como fertilizante líquido para el riego de cultivos; el biogás generado en el proceso, que puede ser utilizado como combustible; y el cultivo de peces en acuicultura.

Actualmente, existe una gran variedad de tecnologías para la depuración natural de las aguas residuales, que incluyen la combinación de varios elementos independientes, que conforman una unidad funcional. Entre los elementos más comunes se encuentran los siguientes:

  • Desbastador
  • Separador de grasas
  • Fosa séptica
  • Estanques y riberas
  • Filtros de grava
  • Filtros de grava con macrófitos
  • Filtros de plantas flotantes
  • Balsas flotantes con macrófitos
Edar