Introducción

programa_educacion_ambientalEl Programa de Educación Ambiental es un recurso educativo que potencia la educación para el desarrollo sostenible, el cuidado del medio natural y de la biodiversidad, prestando especial atención al patrimonio natural de Canarias. Una de las líneas de actuación de carácter transversal es el sensibilizar, concienciar, formar y movilizar esfuerzos individuales y colectivos encaminados a fomentar un desarrollo sostenible sustentado en una ética ambiental.

El Programa favorece la toma de conciencia sobre los problemas socio-ambientales globales, adoptando hábitos y actitudes responsables y respetuosas con el medio ambiente, promoviendo comportamientos proactivos hacia su defensa y conservación, así como hacia el funcionamiento sostenible y eficiente de los centros escolares.

Algunas de las Redes y programas que se ofertan a los centros educativos son: la Red de centros educativos hacia la sostenibilidad (RedECOS), la Red de Huertos Escolares Ecológicos y la Red de centros GLOBE, el programa Clima, el programa Hogares Verdes Canarias, el programa de Medio Natural Canario, entre otras.

Se fomenta el trabajo en Red con otras administraciones e instituciones, en este sentido la Consejería de Educación y Universidades establece protocolos de colaboración con otras administraciones públicas, organizaciones no gubernamentales y asociaciones, debidamente reconocidas en el ámbito de la educación ambiental que colaboran en la consecución de sus objetivos educativos.

El Programa de Educación Ambiental forma parte de la Red estatal de redes de centros educativos sostenibles (ESenRED), promovidas por iniciativa de administraciones públicas (Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, Diputaciones…), con la finalidad de facilitar el encuentro, el intercambio, la colaboración y la difusión entre las distintas redes de acciones, recursos, materiales e ideas. También, promueve la reflexión, la evaluación e innovación sobre la propia práctica para construir colectivamente conocimiento en modelos de referencia. Permite el desarrollo de proyectos comunes o compartidos por las redes que buscan la mejora permanente del aprendizaje competencial del alumnado, a través de su protagonismo participativo, así como la mejora permanente de la competencia profesional del profesorado.

En el Programa se desarrollan tres líneas de actuación:

  • Las acciones dirigidas a la gestión sostenible del centro y del entorno: Es un proceso cíclico, en el que se detectan los posibles problemas, se propone un plan de acción y se evalúan y comunican los resultados obtenidos, motivando a su vez a seguir trabajando esa dinámica. Con este tipo de prácticas se trabaja de forma intrínseca la participación de docentes, alumnado, personal no docente y familias, aparte de las mejoras, del centro escolar. Se pretende que la comunidad educativa transfiera el aprendizaje y el compromiso de la gestión sostenible a ámbitos de su vida cotidiana.
  • La ambientalización del currículo:En la escuela, la educación ambiental incorpora actividades y recursos pedagógicos comprometidos con el conocimiento y valoración del medio y aporta instrumentos que favorecen la reflexión y el tratamiento de la problemática ambiental, que deben estar integrados en todas las áreas y materias, además de implementar metodologías innovadoras y emplear recursos que mejoran la motivación del alumnado y el desarrollo de sus competencias. Así, la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de Mayo, de Educación (BOE n.º 107, de 4 de mayo de 2006) modificada parcialmente por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre para la mejora de la calidad educativa (BOE n.º 295, de 10 de diciembre), establece en su título preliminar, capítulo 1, artículo 2 entre los fines a los que se orientará el sistema educativo, la formación y educación para la adquisición de valores que propicien el respeto hacia los seres vivos y el medio ambiente, en particular, al valor de los espacios forestales y el desarrollo sostenible, reflejándose estos fines posteriormente en el articulado que establece los objetivos y las competencias en cada etapa educativa y que ha de incluirse en los proyectos educativos de los centros y en las programaciones didácticas y en las de aula.
    El papel de la educación ambiental como instrumento para el desarrollo sostenible en el ámbito de la enseñanza formal es fundamental. La práctica de la educación ambiental debe asumir la responsabilidad de trabajar para el cambio social, económico y cultural que necesitamos, no sólo para superar la crisis ambiental, sino también para superar la crisis social. Por lo tanto, los procedimientos que facilitan el aprendizaje social, el análisis crítico y la acción responsable tienen que experimentarse en el propio centro escolar, y deberían concretarse en un plan de acción a favor de la sostenibilidad.
    El Programa es una fuente de recursos didácticos, técnicos y de apoyo, además aporta contextos reales de aprendizaje. También se apuesta por la formación permanente del profesorado favoreciendo el acceso a metodologías emergentes, así como a la actualización didáctica y tecnológica, sin perder de vista el rigor del método científico y el método de proyectos.

  •  Acciones de participación comunitaria: El proceso de participación que se lleva a cabo en el centro para la toma de decisiones encaminadas al desarrollo sostenible se debe generalizar a todo su entorno, tanto en su forma como en su fondo, de manera que los objetivos y acciones se hagan extensivos a la familia, al hogar, al barrio y al municipio, entre otros, fomentando en todo momento los procesos de diálogo e implicación en la toma de decisiones de la comunidad. Lo que se pretende es capacitar al alumnado para extrapolar las soluciones que se plantean para los problemas ambientales más cercanos a otros problemas ambientales globales. En este sentido, la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), reza en el apartado IV de su preámbulo que una sociedad más abierta, global y participativa exige maneras alternativas de organización y gestión en las que se primen la colaboración y el trabajo en equipo, así como propuestas capaces de asumir que la verdadera fortaleza está en la mezcla de competencias y conocimientos diversos.

 

Objetivos del Programa de Educación Ambiental:

  • Sensibilizar, concienciar, formar y movilizar esfuerzos individuales y colectivos encaminados a fomentar un desarrollo sostenible sustentado en una ética ambiental.
  • Facilitar el desarrollo de programas y proyectos sustentados en el trabajo en equipo, cooperativo, participativo, interdisciplinar, intersectorial y en red, donde la mirada sobre la realidad global del planeta va de la mano de la realidad local de Canarias.
  • Asumir la educación ambiental como un elemento transversal al conjunto de las áreas y materias.
  • Facilitar recursos que favorezcan la innovación en la práctica educativa y estrategias metodológicas motivadoras del aprendizaje del alumnado.