BOC - 2024/32. Martes 13 de febrero de 2024 - 633

V. Anuncios

Otros anuncios

Consejería de Presidencia, Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad

633 - Dirección General de Transparencia y Participación Ciudadana.- Anuncio de 29 de enero de 2024, por el que se publican los Estatutos del Colegio de Ópticos-Optometristas de Canarias..

Descargar en formato pdf

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 22 del Decreto 277/1990, de 27 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Colegios Profesionales de Canarias, se procede a la publicación de los Estatutos del Colegio de Ópticos-Optometristas de Canarias, inscritos en el Registro de Colegios Profesionales de Canarias con fecha 25 de enero de 2024, en los términos del anexo.

Santa Cruz de Tenerife, a 29 de enero de 2024.- La Directora General de Transparencia y Participación Ciudadana, Carmen Delia Alberto Gómez.

ANEXO

ESTATUTOS DEL COLEGIO OFICIAL DE ÓPTICOS-OPTOMETRISTAS DE CANARIAS

PRÓLOGO

La Optometría es una profesión de la salud, titulada y colegiada, que presta un servicio esencial a la sociedad. La persona que ejerza la profesión óptico-optométrica, como profesional de gran experiencia, reúne los conocimientos científicos y las competencias necesarias para llevar a cabo en su totalidad el proceso de atención optométrico de pacientes a su cargo, en el ámbito de su autonomía en el ejercicio de su profesión sanitaria, con la mayor calidad posible.

La Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, dispone que las personas que ejerzan la profesión óptico-optométrica, sin perjuicio de las funciones que de acuerdo con su titulación y competencia específica corresponda desarrollar, son profesionales sanitarios que desarrollan las actividades dirigidas a la detección de los defectos de la refracción ocular, a través de su medida instrumental, a la utilización de técnicas de reeducación, prevención e higiene visual, y a la adaptación, verificación y control de las ayudas ópticas.

La prescripción, adaptación, verificación, control, venta y dispensación de las ayudas ópticas por parte del profesional que ejerce la Optometría, son un conjunto de actuaciones encaminadas a que sus pacientes reciban y utilicen los productos sanitarios de adaptación individualizada de forma óptima a sus necesidades clínicas visuales, lo que supone una adecuación a sus requerimientos personales, en los que la determinación del periodo de tiempo adecuado es fundamental, como también lo es la información necesaria para su correcto uso.

El avance de la profesión, así como las competencias otorgadas a las personas colegiadas que ejercen la profesión óptico-optométrica y en virtud de la Orden CIN/727/2009, de 18 de marzo (BOE n.º 73, de 26.3.2009), hace necesario que el Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias establezca, sin ser limitativa, una definición oficial del Acto Optométrico, en el cumplimiento de los fines estatutarios.

Se considera Acto Optométrico todo servicio prestado por quien haya obtenido el título en Óptica y Optometría, con colegiación como ejerciente, realizado en el ejercicio de su profesión con libertad de decisión y autonomía profesional, dirigido a la ciudadanía, tanto de forma individual como colectiva, actuando profesionalmente tanto en el ámbito docente, investigador, clínico y/o sociosanitario. En el ámbito clínico, el Acto Optométrico desarrolla el proceso de atención visual, el cual incluye: la obtención de datos exploratorios y su valoración, la elaboración del diagnóstico optométrico, la planificación, prescripción y promulgación del tratamiento optométrico, mediante los procedimientos pertinentes, la evaluación de los resultados alcanzados, el establecimiento e implementación de los registros correspondientes o, en su caso, de la historia clínica, la elaboración de informes sobre la evolución de su paciente y de alta del tratamiento optométrico. Todo ello, basándose en las consecuencias de las alteraciones del estado de salud visual y con el objetivo de prevenir, tratar y reeducar tales alteraciones, restaurando la funcionalidad en un entorno biopsicosocial y en todas las áreas clínicas y ámbitos laborales que permita la rehabilitación visual y potenciar las capacidades del sistema visual, así como la detección precoz, a través de los signos clínicos, de anomalías visuales asociadas o no a las patologías visuales. En el ámbito sociosanitario también es Acto Optométrico el examen de peritación realizado por la persona que ejerza la profesión óptico-optométrica a requerimiento de terceras personas, la planificación y puesta en práctica de programas de Promoción de la Salud y de Educación para la Salud en su campo competencial, así como las acciones de formación en materias propias y relacionadas de su desempeño profesional.

TÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

I. Denominación, domicilio y ámbito territorial, sede
y delegaciones del Colegio

Artículo 1.- Naturaleza jurídica.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias es una corporación de derecho público con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines, creado al amparo de la Ley 10/1990, de 23 de mayo, de Colegios Profesionales de la Comunidad Autónoma Canaria, y de los artículos 36 y 139 de la Constitución Española.

La estructura interna y funcionamiento son democráticos, fomentando los principios de participación, asociación y libertad de expresión de sus miembros.

Artículo 2.- Sede social.

La sede social del Colegio de Ópticos-Optometristas de Canarias está ubicada en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, calle León y Castillo, 78, entresuelo, sin perjuicio de los futuros cambios de ubicación. Para el mejor cumplimiento de sus fines, y mayor eficacia de sus funciones, podrán constituirse delegaciones insulares. La Junta de Gobierno tiene facultades para cambiar, con carácter provisional, la sede social y para crear y modificar las delegaciones, debiendo ser ratificado el acuerdo por la Asamblea General, mediante la correspondiente modificación estatutaria.

Artículo 3.- Ámbito territorial.

El ámbito territorial del Colegio de Ópticos-Optometristas es el de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Artículo 4.- Normativa reguladora.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias se regirá en todas sus actuaciones por la Ley 2/1974, de 13 de febrero, de Colegios Profesionales, Ley 10/1990, de 23 de mayo, de Colegios Profesionales de la Comunidad Autónoma Canaria, la Ley Orgánica 1/2018, de 5 de noviembre, de reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias, en el que asume el desarrollo legislativo y la ejecución en materia de colegios profesionales de ámbito autonómico, dentro del marco de la legislación básica estatal y por el resto de la normativa interna y toda la que sea aplicable general o subsidiariamente.

Artículo 5.- Relaciones con la administración.

En sus aspectos institucionales y corporativos, el Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias se relacionará con la Consejería que tenga atribuidas las competencias en materia de colegios profesionales, y en todo lo que se refiere a la profesión, el colegio se relacionará con la Consejería competente en materia de sanidad y prestará, en el ámbito propio, la asistencia que las otras administraciones pudieran solicitar para el eficaz ejercicio de sus competencias.

Artículo 6.- Tratamiento y patrocinio.

Quien ostente la Presidencia del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias tendrá el tratamiento de Excelentísimo/a. Conforme a su tradición, la patrona del Colegio es Santa Otilia.

TÍTULO II

FINES Y FUNCIONES

Artículo 7.- Fines del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Los fines esenciales del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias son:

a) La ordenación del ejercicio de la profesión óptico-optométrica y la representación exclusiva de la misma, en su ámbito territorial, junto con la que, como órgano supremo nacional, ostenta el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

b) Velar por la mejora y cuidado de la salud visual de la ciudadanía en la atención primaria de la salud visual integral, incluyendo el diagnóstico optométrico, la prescripción, adaptación y dispensación de los medios físicos y/o clínicos para la rehabilitación y potenciación del sistema visual, así como la detección precoz, a través de los signos clínicos, de anomalías visuales asociadas o no a patologías visuales.

c) La defensa de los intereses profesionales de las personas que se encuentren colegiadas.

d) La protección de los intereses de las personas consumidoras y usuarias de los servicios que presten las personas colegiadas.

e) Atender las solicitudes de información sobre las personas colegiadas y sobre las sanciones firmes que se les impongan, así como las peticiones de inspección o investigación que les formule cualquier autoridad competente de un Estado miembro de la Unión Europea en los términos previstos en la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, en particular, en lo que se refiere a que las solicitudes de información y de realización de controles, inspecciones e investigaciones estén debidamente motivadas y que la información obtenida se emplee únicamente para la finalidad para la que se solicitó.

Artículo 8.- Funciones del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Son funciones del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias las siguientes:

a) Procurar el perfeccionamiento de la actividad profesional de quien ejerza la óptica y la optometría, al servicio de la salud visual y la atención primaria de la población. Velar porque el ejercicio profesional responda, en número de profesionales y en calidad, a las necesidades de la población y promover y extender la integración plena de la Optometría en la estructura sanitaria.

b) El perfeccionamiento de la actividad profesional se extenderá a la salud auditiva en relación con las personas colegiadas habilitadas para el ejercicio de la audiología protésica.

c) Colaborar con la administración pública en el logro de intereses comunes y especialmente en la organización de actividades y servicios de carácter profesional, asistencial, de previsión y análogo que sea de interés para las personas colegiadas.

d) Establecer o modificar los órganos de gobierno del Colegio, su composición y competencias.

e) Informar los proyectos de Ley y de disposiciones de cualquier rango, de la Comunidad Autónoma de Canarias, que se refieran a las condiciones generales de la función profesional, entre las que figurarán el ámbito, los títulos oficiales requeridos y el régimen de incompatibilidades con otras profesiones. Informar, asimismo, los proyectos de modificación de la legislación autonómica sobre Colegios Profesionales y los proyectos de disposiciones generales de carácter sanitario o de otra índole, que afecten directa e indirectamente a la profesión óptico-optométrica.

f) Ejercer cuantas funciones le sean encomendadas por las administraciones públicas, en el ámbito de sus respectivas competencias, y colaborar con las mismas y con los juzgados y tribunales mediante la emisión de informes o dictámenes sobre cualquier aspecto relacionado con la profesión de la óptica y la optometría, la realización de estudios y otras actividades relacionadas con sus fines que puedan serle solicitadas o acuerde formular por propia iniciativa.

g) Ostentar en su ámbito, la representación y defensa de la profesión óptico-optométrica, los derechos profesionales de quien la ejerza y los intereses de la organización colegial ante las administraciones públicas, organismos, instituciones, entidades privadas, particulares, autoridades y tribunales de cualquier grado y jurisdicción; con legitimación para ser parte en cuantos litigios, procedimientos y causas afecten a los intereses profesionales y a los fines del Colegio, designando a tal efecto a profesionales de la abogacía, de la procuraduría o de otra profesión que fueren precisos y otorgando los poderes necesarios para su representación y defensa, de conformidad con la normativa legal.

h) Ejercer el derecho de petición, conforme a la Ley, sin perjuicio del derecho que corresponda individualmente a cada persona colegiada.

i) Participar en los órganos consultivos de la Comunidad Autónoma en relación con la profesión de la óptica y la optometría, en los términos que señale la Ley.

j) Ordenar, en el ámbito de su competencia, el ejercicio de la profesión óptico-optométrica e interpretar y aplicar, en su caso, dicha ordenación velando por su observancia y cumplimiento.

k) Informar y asesorar a las personas colegiadas en cuantas materias de carácter profesional o colegial sean sometidas por aquellas a su consideración, pudiendo crear cuantos servicios de asesoramiento profesional, jurídico, laboral y fiscal, o de cualquier otra naturaleza, fueran precisos para cumplir este fin.

l) Procurar la armonía y colaboración entre las personas colegiadas impidiendo la competencia desleal entre las mismas, en aplicación de la normativa legal y deontológica.

m) Intervenir, en vía de arbitraje o conciliación, en los conflictos o cuestiones que por motivos profesionales se susciten entre personas colegiadas, a instancia de aquellas interesadas.

n) Participar en la elaboración y modificación de los planes de estudio de los centros docentes, públicos o privados, en los que se cursen los estudios conducentes a la obtención de la titulación universitaria oficial en Óptica y Optometría requerida para el ejercicio profesional, así como mantener permanente contacto con los mismos para facilitar el acceso a la vida profesional de las nuevas personas tituladas, y todo ello en los casos legalmente previstos.

o) Cuidar en todo momento de armonizar la profesión con las exigencias del bien común y velar porque aquella mantenga el prestigio y alto nivel que le corresponden, velando también por la ética, dignidad profesional y el respeto debido a los derechos de particulares. A tal efecto dispondrá del Código Ético y Deontológico que sea preciso y vigilará y hará cumplir su contenido.

p) Colaborar con los demás Colegios de Ópticos-Optometristas.

q) Tratar de conseguir el mayor nivel de empleo de las personas colegiadas, colaborando con la administración y otras entidades en la medida que resulte necesaria.

r) Realizar con respecto a su patrimonio, y sin exclusión alguna, toda clase de actos de adquisición, disposición, administración y gravamen.

s) Ejercer las facultades disciplinarias sobre las personas colegiadas cuando estas infrinjan los deberes profesionales y la normativa legal reguladora del ejercicio profesional, en la forma establecida en los presentes Estatutos.

t) Organizar periódicamente actividades formativas, de carácter científico y profesional y fomentar, crear y organizar actividades y servicios que, en relación con la profesión óptico- optométrica, tengan por objeto la promoción científica y cultural, el fomento de la ocupación y el perfeccionamiento científico, técnico y profesional, realizando al efecto cuantas acciones y labores divulgativas redunden en beneficio de la profesión de la óptica y la optometría y de los intereses profesionales de las personas colegiadas, incluso colaborando con academias y sociedades científicas.

u) Para participar en la actividad formativa organizada por el Colegio será requisito que la persona colegiada se encuentre al corriente del pago de las cuotas.

v) Ejercer las acciones legales conducentes a evitar el intrusismo profesional, impidiendo el ejercicio profesional de la óptica y la optometría a quienes no reúnan los requisitos legales establecidos para ello, y adoptando también las medidas necesarias para erradicar las irregularidades en el ámbito profesional. Interponer recursos contra resoluciones administrativas dictadas en procedimientos sancionadores seguidos por actuaciones relativas al ejercicio de la óptica y la optometría.

w) Dotarse de unos Estatutos y el Reglamento de Régimen Interior del mismo y las Normas de Funcionamiento Interno cuyo establecimiento interese, para que sirvan de complemento de aquellos.

x) Elaborar la Memoria anual, la Cuenta General de Ingresos y Gastos y los Presupuestos, y en general el reglamento económico del Colegio, fijando la cuantía de las cuotas de entrada y periódicas a abonar obligatoriamente por las personas colegiadas, ya sean ordinarias como de carácter extraordinario.

y) Cooperar, sin perjuicio de lo que corresponda al Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas en coordinación con el mismo, con los poderes públicos en la regulación del ejercicio profesional de las personas tituladas en países extranjeros, pertenecientes o no a la Unión Europea que, al amparo de lo dispuesto en los Convenios o Tratados suscritos por el Estado español y dentro del marco de la normativa vigente, pretendan ejercer en España las funciones profesionales propias de la óptica y la optometría española.

z) Formular públicamente la opinión institucional de la corporación profesional, en aquellos asuntos que estime convenientes y elaborar cartas de servicios a la ciudadanía para la información pública de los servicios que prestan, así como de los derechos con relación a los mismos.

aa) Cumplir, y hacer cumplir a las personas colegiadas, las leyes generales y las específicas que afecten a la profesión, a su ejercicio y a las mismas, exigiendo a estas el cumplimiento de los presentes Estatutos y el Reglamento de Régimen Interior, así como el Código Deontológico de la profesión y las normas y decisiones adoptadas por los órganos de gobierno de este Colegio en materias de su competencia.

bb) Fijar las condiciones mínimas para el ejercicio profesional de la óptica y la optometría en sus distintos campos de actuación. Y en general, todas las demás funciones que estén previstas en las leyes o puedan serle delegadas o encomendadas por las administraciones públicas en su ámbito territorial.

TÍTULO III

COLEGIACIÓN Y EJERCICIO DE LA PROFESIÓN

CAPÍTULO I

Requisitos para la adquisición de la colegiación, sus clases, resolución sobre la solicitud y pérdida de la condición de persona colegiada

Artículo 9.- Obligatoriedad de colegiación.

a) Para el ejercicio de la profesión óptico-optométrica en la Comunidad Autónoma de Canarias será necesaria la incorporación al Colegio en condición de ejerciente.

b) Se colegiará de oficio a quien, habiendo estado colegiado con antelación, o no habiendo estado colegiado nunca en este, o en otro Colegio de Ópticos-Optometristas de España, cumpla estos dos requisitos:

1. Estar ejerciendo en la actualidad la profesión de óptico-optometrista en la Comunidad Autónoma de Canarias sin haber iniciado los trámites de colegiación obligatoria en este Colegio.

2. Contar con alguna de las titulaciones habilitantes expuestas en el artículo 10, epígrafe f; (caso contrario, se tomarán las medidas legales oportunas por tratarse de un ilícito de intrusismo profesional).

Realizadas por este Colegio las comprobaciones pertinentes para asegurar de forma fehaciente que se dan las dos circunstancias anteriores, se procederá, por tanto, a la colegiación de oficio, y desde ese momento, se empezarán a generar los cargos propios de sus cuotas de colegiación.

Artículo 10.- Requisitos de colegiación.

Son requisitos para la incorporación al Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias los siguientes:

a) Ser mayor de edad y no incurrir en causa de incapacidad.

b) No existir sobre la persona inhabilitación para el ejercicio de la profesión por sentencia o resolución administrativa firmes.

c) Satisfacer la cuota de ingreso.

d) Poseer alguna de las siguientes titulaciones universitarias.

e) Grado en Óptica y Optometría.

f) Las titulaciones y situaciones que en el pasado han venido habilitando para el ejercicio de la profesión, y en concreto, el Diploma en Óptica y Optometría creado por el Real Decreto 1419/1990, de 26 de octubre, el Diploma de Óptico de Anteojería establecido por el Decreto de 22 de junio de 1956; la situación regulada en la disposición transitoria del Decreto 1387/1961, de 20 de julio; el título de Diplomado en Óptica al amparo del Decreto 2842/1972, de 15 de septiembre; y los Diplomados en Óptica por las Escuelas de Óptica Oftálmica y Acústica Audiométrica, según lo previsto en las Órdenes ministeriales de 18 de febrero de 1975.

g) Los que se encuentren en posesión de títulos europeos acreditados por el Ministerio correspondiente para el ejercicio de la profesión de la óptica y la optometría.

h) Quienes se encuentren en posesión de otros títulos extranjeros equivalentes debidamente homologados, por el Ministerio español competente para la homologación de títulos académicos extranjeros.

Artículo 11.- Clases de personas colegiadas.

1. La persona colegiada de honor: el título de persona colegiada de honor será otorgado, a propuesta de la Junta de Gobierno del Colegio, por la Asamblea General, en sesión extraordinaria y en acuerdo adoptado por mayoría absoluta, a las personas que presten o hayan prestado servicios destacados a la profesión, pertenezcan o no a la misma. Dicha persona colegiada de honor podrá acudir a asambleas, y tendrá voz, pero no voto.

2. La persona colegiada ejerciente: quienes estando en posesión de alguno de los títulos universitarios previstos en el artículo 10, ejerzan la profesión óptico-optométrica en cualquiera de sus modalidades, bien de forma independiente o bien al servicio de las administraciones públicas o de cualesquiera otras entidades públicas o privadas.

3. La persona colegiada no ejerciente: quienes estando en posesión de alguno de los títulos universitarios previstos en el artículo 10, no ejerzan la profesión y de manera voluntaria deseen estar vinculados al Colegio.

Artículo 12.- Documentación necesaria para colegiarse.

Junto con la solicitud de colegiación en modelo normalizado, que a este efecto se facilitará a la persona interesada, será requisito indispensable la presentación de los siguientes documentos:

1. Persona colegiada ejerciente:

a) Formulario de colegiación facilitado por el Colegio.

b) Formulario de autorización para que las notificaciones procedentes del Colegio se realicen, a la persona colegiada, mediante vía telemática (correo electrónico u otra).

c) Título o diploma acreditativo del derecho al ejercicio de la profesión de la óptica y la optometría, que tiene que ser alguno de los que se encuentran en las situaciones previstas en el artículo 10 de estos Estatutos.

d) DNI, NIE o documento que lo sustituya.

e) Certificado de residencia.

f) Una fotografía de tipo carné.

g) Domiciliación bancaria para el pago de cuotas colegiales.

h) Justificación o acreditación del pago de la cuota de entrada o, en su caso, de las otras cuotas que estuvieren acordadas.

i) Si se va a prestar servicios por cuenta ajena: copia del contrato de trabajo.

j) Si se van a prestar servicios por cuenta propia por ser integrante de una persona jurídica: copia de la escritura de constitución de la persona jurídica, además de alta en la Seguridad Social en Régimen de Autónomos, Declaración censal o Alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas del establecimiento de óptica.

k) Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual.

El Reglamento de Régimen Interior desarrollará y especificará, en su caso, cualesquiera otros documentos que sean exigibles.

2. Persona colegiada no-ejerciente:

a) Formulario de colegiación facilitado por el Colegio.

b) Formulario de autorización para que las notificaciones procedentes del Colegio se realicen, a la persona colegiada, mediante vía telemática (correo electrónico u otra).

c) Título o diploma acreditativo del derecho al ejercicio de la profesión de la óptica y la optometría, que tiene que ser alguno de los que se encuentran en las situaciones previstas en el artículo 10 de estos Estatutos.

d) DNI, NIE o documento que lo sustituya.

e) Una fotografía de tipo carné.

f) Domiciliación bancaria para el pago de cuotas colegiales.

g) Justificación o acreditación del pago de la cuota de entrada o, en su caso, de las otras cuotas que estuvieren acordadas.

El Reglamento de Régimen Interior desarrollará y especificará, en su caso, cualesquiera otros documentos que sean exigibles.

Artículo 13.- Personas colegiadas procedentes de otros colegios.

Será suficiente la incorporación a uno solo de los Colegios de Ópticos-Optometristas de España, que será el del domicilio profesional único o principal, para ejercer en todo el territorio español.

Cuando una persona colegiada como ejerciente de la profesión óptico-optométrica en otro Colegio solicite el traslado de su colegiación por ejercer su actividad principal en la Comunidad Autónoma de Canarias deberá aportar la documentación concretada en el artículo 12 para ambas modalidades de colegiación, a excepción de c, y d (si este se encuentra en vigor), así como una copia del certificado de traslado de expediente que emite el Colegio de origen.

En estos supuestos y a los efectos de ejercer las competencias de ordenación y potestad disciplinaria que corresponda al Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias en beneficio de quienes sean consumidores y usuarios, el Colegio deberá utilizar los oportunos mecanismos de comunicación y los sistemas de cooperación administrativa entre autoridades competentes previstos en la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio. Las sanciones impuestas, en su caso, por el Colegio del territorio en el que se ejerza la actividad profesional surtirán efectos en todo el territorio español.

Artículo 14.- Resolución sobre la solicitud de alta, baja o traslado de colegiación.

Será competente para resolver la Junta de Gobierno, o el órgano en quien esta delegue, tanto de las solicitudes de incorporación como para las solicitudes de baja colegial y traslados de colegio.

La resolución quedará en suspenso en el supuesto de que la documentación aportada presente deficiencias, en cuyo caso, se concederá a la persona interesada un plazo de un mes, para su subsanación, con la advertencia de proceder al archivo del expediente de colegiación si no se procede de conformidad.

La resolución será notificada a la persona interesada, con expresión de los recursos que procedan contra la misma, y se hará pública dentro del ámbito colegial.

Si en el plazo de dos meses, a contar de la solicitud de colegiación, no se hubiera notificado ninguna resolución expresa a la persona interesada, su petición de colegiación deberá entenderse estimada. Contra los acuerdos de la Junta de Gobierno o el órgano en quien esta delegue, aceptando o rechazando las solicitudes de colegiación formuladas, las personas interesadas podrán interponer los recursos que se señalan en el Título VII de estos Estatutos.

Las altas y las bajas de las personas colegiadas, y también los cambios de colegiación, se anotarán en el correspondiente registro de colegiación.

Artículo 15.- Pérdida de la condición de persona colegiada.

La condición de persona colegiada se perderá por las causas siguientes:

a) Por baja voluntaria, debidamente comunicada por escrito y requerirá la acreditación del cese de la actividad como ejerciente de la óptica y la optometría.

b) Por pérdida de alguno de los requisitos exigidos para la colegiación.

c) Por separación o por expulsión acordada por resolución administrativa colegial firme en expediente disciplinario.

d) Por separación o por expulsión acordada por resolución del Colegio firme en expediente disciplinario.

e) Por condena judicial firme, que lleve consigo la pena accesoria de inhabilitación para el ejercicio profesional.

f) Por la declaración de incapacidad permanente para el ejercicio de la profesión de la óptica y la optometría por parte del instituto u organismo competente.

En los supuestos en los que la persona colegiada solicite su baja por traslado a otro colegio, la resolución accediendo a la misma quedará en suspenso hasta que el colegio de destino admita la colegiación.

CAPÍTULO II

Sociedades Profesionales

Artículo 16.- Las sociedades profesionales.

Las sociedades profesionales que tengan por objeto el ejercicio profesional propio de la óptica y la optometría y tengan su domicilio social en la Comunidad Autónoma de Canarias, se inscribirán en el Registro de Sociedades Profesionales del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias, a los efectos de su incorporación al mismo y de que este pueda ejercer sobre aquellas las competencias que le otorga el ordenamiento jurídico sobre quienes sean profesionales colegiados.

Artículo 17.- Registro de Sociedades Profesionales.

En la inscripción de las sociedades profesionales se hará constar:

a) Denominación o razón social y domicilio de la sociedad.

b) Fecha y reseña identificativa de la escritura pública de constitución y notario autorizante; y duración de la sociedad si se hubiera constituido por tiempo determinado.

c) La actividad o actividades profesionales que constituyan el objeto social.

d) Identificación de las personas socias profesionales y no profesionales y, en relación con aquellas, número de colegiación y colegio profesional de pertenencia.

e) Identificación de las personas que se encarguen de la administración legal y representación, expresando la condición de persona socia profesional o no de cada una de ellas.

Cualquier cambio de las personas socias y administradoras y cualquier modificación del contrato social serán de inscripción en el Registro de Sociedades Profesionales.

Artículo 18.- Publicidad del Registro de Sociedades Profesionales.

La publicidad del contenido de la hoja abierta a cada sociedad profesional en el Registro Mercantil y en el Registro de Sociedades Profesionales se realizará a través de un portal en Internet bajo la responsabilidad del Ministerio de Justicia o del que pueda crear el Gobierno de Canarias.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias remitirá periódicamente al Ministerio de Justicia y al Gobierno de Canarias, en su caso, las inscripciones practicadas en sus correspondientes Registros de Sociedades Profesionales.

Artículo 19.- Desarrollo de la actividad profesional y responsabilidad disciplinaria.

La sociedad profesional y las personas que ejerzan la profesión en su seno actuarán de conformidad con el régimen deontológico y disciplinario establecido en estos Estatutos.

Las causas de incompatibilidad o de inhabilitación para el ejercicio de la profesión que afecten a cualquier persona integrante se harán extensivas a la sociedad y a las restantes personas socias profesionales, salvo exclusión de quien tuviese la inhabilitación o incompatibilidad en los términos que se establece en la Ley de Sociedades Profesionales.

En ningún caso será obstáculo el ejercicio de la actividad profesional a través de la sociedad para la efectiva aplicación a quienes ejerzan la profesión, socios o no, del régimen disciplinario que corresponda según su ordenamiento profesional.

Sin perjuicio de la responsabilidad personal del profesional actuante, la sociedad profesional también podrá ser sancionada en los términos establecidos en el régimen disciplinario que corresponda según su ordenamiento profesional.

CAPÍTULO III

Derechos y deberes de las personas colegiadas

Artículo 20.- Derechos de las personas colegiadas como ejercientes.

Las personas ejercientes tendrán los siguientes derechos:

a) Actuar en el ejercicio de su profesión con toda libertad e independencia, sin otras limitaciones que las impuestas por las leyes, por el Código Deontológico o por las normas contempladas en estos Estatutos y el Reglamento de Régimen Interior.

b) Recibir defensa por el Colegio cuando sufran una agresión y/o vulneración de sus derechos en el ejercicio profesional o por motivos derivados del mismo, contando para ello con la asistencia del profesional de la abogacía y de la procuraduría que la Junta de Gobierno designe, cuando se trate de actuaciones legales ante las autoridades, tribunales, entidades o particulares.

c) Participar en la gestión corporativa, y, por tanto, ejercer sin limitaciones los derechos de petición, de voto y de acceso a los puestos y cargos de dirección, por los procedimientos y con el cumplimiento de los requisitos que se establecen en los presentes Estatutos.

d) Recibir las revistas y boletines informativos que edite el Colegio, las circulares, comunicaciones, notificaciones y en general cualquier documentación que los órganos de gobierno del Colegio acuerden transmitir a las personas colegiadas, abonando en su caso las cantidades fijadas.

e) Tener acceso a la biblioteca del Colegio, cumpliendo las normas que se establezcan para su uso.

f) Presentar en el Colegio cuantas proposiciones juzgue necesarias para la defensa y dignificación de la profesión y mejora general de la misma.

g) Asistir con voz y voto a las Asambleas Generales, que se celebren en el Colegio, y a las cuales necesariamente ha de haber recibido convocatoria. El voto de quienes estén colegiados como ejercientes tendrá doble valor que el de quienes consten como no ejercientes, tanto para las Asambleas Generales como para las elecciones; teniendo en consideración que, si se ha producido un cambio de modalidad de colegiación desde persona colegiada no ejerciente, a persona colegiada ejerciente, este no surtirá efecto en cuanto se refiere al valor de su voto exclusivamente, hasta que haya transcurrido el plazo de tres meses, a contar desde el momento en el que se haga entrega de toda la documentación necesaria para este fin, siendo el valor del voto de una persona colegiada no ejerciente, la mitad del de una ejerciente.

h) Desempeñar los cargos de dirección para los que se le eligiera.

i) Formular quejas ante la Junta de Gobierno del Colegio contra la actuación de la totalidad o cualquiera de sus miembros.

j) Hacer uso de todos los servicios que tenga establecidos el Colegio.

k) Ejercer cuantos derechos se deriven de estos Estatutos y demás normativa colegial.

l) La persona colegiada que tenga superada y vigente la validación periódica de la colegiación (VPC) tendrá la consideración de profesional con excelencia profesional.

Artículo 21.- Derechos de las personas colegiadas no ejercientes.

Quien no figure como ejerciente gozará de los mismos derechos reconocidos a quien sí lo esté en cuanto no afecten al ejercicio profesional o contravengan lo dispuesto en los presentes Estatutos, excepción hecha del derecho de voto, que será de mitad valor que el de las personas colegiadas ejercientes. A este respecto, cuando se produjere un cambio en la modalidad de colegiación desde persona colegiada no ejerciente, a persona colegiada ejerciente, este no surtirá efecto en cuanto se refiere al valor de su voto exclusivamente, hasta que haya transcurrido el plazo de tres meses, a contar desde el momento en el que se entregue toda la documentación necesaria para este fin.

Artículo 22.- Obligaciones de las personas colegiadas ejercientes.

Serán obligaciones de quienes figuren como ejercientes:

a) Ejercer la profesión con probidad, decoro, moralidad y sujeción al Código Deontológico.

b) Esforzarse por ofrecer la máxima calidad posible en sus actuaciones profesionales, basadas en la evidencia científica, por medio de una formación permanente y continuada que permita la actualización de sus conocimientos.

c) Guardar la consideración y respeto debido a quien sea miembro de los órganos rectores del Colegio y a las personas compañeras de profesión.

d) Llevar un registro o control, de prescripciones ópticas, según el modelo que establezca el Colegio, que podrá ser mediante soportes manuales o informáticos. Adoptando en todo caso las medidas necesarias para preservar la intimidad de sus pacientes.

e) Mantener en el local destinado al desarrollo de la profesión, la debida separación entre el gabinete optométrico y el resto de las dependencias, y disponer de los medios necesarios que, tanto las disposiciones legales vigentes en cada momento, como el Colegio, establezcan como imprescindibles para el ejercicio de las funciones propias de cada especialidad óptica-optométrica. Cuando la persona colegiada preste sus servicios profesionales en un establecimiento del que no sea titular, y en el mismo no se cumplan los requisitos que se citan en el párrafo anterior, esta, en aras de la buena praxis profesional, vendrá obligada a informar de esta circunstancia al Colegio, quien procederá a adoptar las medidas que se estimen oportunas para que se exijan a quien sea titular del establecimiento el cumplimiento de dichos requisitos o condiciones.

f) Asistir a las Asambleas, reuniones y actos colegiales para la que recibiera convocatoria.

g) Satisfacer a su tiempo la cuota de entrada, las ordinarias y las extraordinarias, legalmente establecidas y acordadas por los órganos de gobierno competentes del Colegio.

h) Comunicar al Colegio los cambios de lugar de ejercicio profesional por traslados o variaciones en el contrato de trabajo, así como sus ausencias del lugar de trabajo, fundamentando las causas que los motivan.

i) Cumplir los Estatutos, Reglamentos y demás disposiciones profesionales y colegiales, y los acuerdos de los órganos directivos del Colegio y del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, y aceptar sus resoluciones en caso de discrepancia entre personas colegiadas al someter al arbitraje y conciliación del Colegio las cuestiones de carácter profesional, quedando a salvo en todo momento su derecho a acudir a los tribunales de justicia.

j) Guardar escrupulosamente el secreto profesional, en lo que recibirá apoyo del Colegio por todos los medios legales.

k) Aceptar el desempeño de los cometidos que les encomienden los órganos rectores del Colegio, salvo en casos debidamente justificados, y desempeñar los cargos para los que se les haya elegido.

l) Poner en conocimiento del Colegio, mediante escrito remitido por algún medio fehaciente, (siendo de elección los medios telemáticos como: correo electrónico y ventanilla única o registro electrónico) los casos que conozcan de personas que ejerzan actos propios de la profesión óptico-optométrica sin tener la titulación adecuada, y de aquellas que, teniéndola, lo hagan sin colegiación, o de los que, siendo personas colegiadas, falten a las obligaciones que tienen como tales, especialmente en cuanto a ejercer la profesión con dignidad y buena praxis profesional.

Artículo 23.- Obligaciones de las personas colegiadas no ejercientes.

Las personas colegiadas no ejercientes tendrán las mismas obligaciones reconocidas a quienes sí sean ejercientes en cuanto no afecten al ejercicio profesional o contravengan lo dispuesto en los presentes Estatutos. Conocer que su derecho al voto será de la mitad del valor que el de una persona colegiada no ejerciente y que, aunque se hubiere producido cambio en su modalidad de colegiación a la de persona colegiada ejerciente, este no surtirá efecto en cuanto se refiere al valor de su voto exclusivamente, hasta que haya transcurrido el plazo de tres meses, a contar desde el momento en el que se entregue toda la documentación necesaria para este fin.

Artículo 24.- Campañas de prevención y controles de la visión.

La persona que ejerza la profesión óptico-optométrica colaborará voluntariamente en las campañas de prevención ocular u otras, que le sean solicitadas, tanto por las administraciones públicas como por cualquier otra corporación pública o privada con intereses en el ámbito de la salud visual, y ello previa autorización del Colegio.

Para poder ser llevada a cabo una campaña de prevención o control de la visión en la Comunidad Autónoma de Canarias, será preciso, la obtención previa, de la autorización, del Colegio de Ópticos-Optometristas, de la Comunidad Autónoma de Canarias, de conformidad con el modelo que se cree a tal fin.

Artículo 25.- Conducta en materia de comunicaciones comerciales.

En la publicidad no podrá hacerse referencia alguna a la relación o colaboración, de cualquier índole, con médicos de cualquier especialidad. En todo caso, dicha publicidad deberá, cumplir lo previsto en la legislación sobre la materia y en la sanitaria. Específicamente, queda prohibida cualquier clase de publicidad o promoción directa o indirecta, masiva o individualizada, de productos, materiales, sustancias, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria en los siguientes casos:

a) Que pretendan una utilidad terapéutica, sin ajustarse a los requisitos y exigencias previstos en las leyes reguladoras de medicamentos y productos sanitarios y disposiciones que la desarrollan.

b) Que cause alarma social.

c) Que proporcionen seguridades de alivio o curación cierta.

d) Que utilicen como respaldo cualquier clase de autorizaciones, homologaciones o controles de autoridades sanitarias de cualquier país no miembro de la Unión Europea.

e) Que difundan prácticas de competencia desleal.

f) Que pretendan aportar testimonios de profesionales sanitarios, de personas famosas o conocidas por el público o de pacientes reales o supuestos, como medio de inducción al consumo.

g) Y, en general, que atribuyan efectos preventivos o terapéuticos específicos que no estén respaldados por la evidencia científica.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias velará porque los medios de comunicación social divulguen la Optometría con base científica contrastada.

TÍTULO IV

DENOMINACIÓN, COMPOSICIÓN Y FORMA DE LA ELECCIÓN DE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO: SUS FUNCIONES; REQUISITOS PARA FORMAR PARTE DE ELLOS; Y LAS CAUSAS Y PROCEDIMIENTOS PARA LA REMOCIÓN DE SUS TITULARES. GARANTÍAS PARA LA ADMISIÓN DEL VOTO POR CORREO

CAPÍTULO I

Órganos de gobierno

Artículo 26.- Los órganos de gobierno.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias estará regido por los siguientes órganos de gobierno:

a) La Asamblea General.

b) La Junta de Gobierno.

c) La Comisión Permanente.

d) La Presidencia o Decanato del Colegio.

Sección Primera

Asamblea General

Artículo 27.- La Asamblea General.

La Asamblea General es el órgano supremo y soberano del Colegio y ostenta por ello la máxima autoridad de este; es la expresión de la voluntad de las personas colegiadas, y está integrada por la totalidad de estas en el ejercicio de sus derechos corporativos.

Corresponden a la Asamblea General las siguientes atribuciones básicas:

a) La aprobación o modificación de los Estatutos del Colegio y de su Reglamento de Régimen Interior.

b) La aprobación de las cuentas del ejercicio económico, y los presupuestos de ingresos y gastos; así como de la fijación de la cuantía de las cuotas de entrada, ordinarias y extraordinarias que deban satisfacer las personas colegiadas.

c) La aprobación de la moción de censura, si procede, de la Junta de Gobierno, o de cualquiera de sus miembros.

d) Y, en general, la adopción de cualquier clase de acuerdos conducentes al logro de los objetivos y finalidades del Colegio, tanto a propuesta de la Junta de Gobierno como de las personas colegiadas, y siempre de acuerdo con el procedimiento que se recoge en los presentes Estatutos.

Artículo 28.- Clases de Asambleas Generales.

Las Asambleas Generales podrán ser Ordinarias, Extraordinarias e Informativas.

Artículo 29.- Asambleas Ordinarias.

La Asamblea General Ordinaria se reunirá al menos una vez al año, siendo convocada por la Junta de Gobierno para tener lugar en el primer semestre de este.

Constituyen las funciones de la Asamblea General Ordinaria:

a) La aprobación del acta de la reunión anterior del mismo carácter.

b) La aprobación de la memoria presentada por la Junta de Gobierno, resumiendo su actuación en el año anterior.

c) La aprobación de la cuenta general de ingresos y gastos del Colegio referida al ejercicio económico anterior.

d) La autorización del presupuesto ordinario de ingresos y gastos para el ejercicio económico siguiente, y en su caso de los presupuestos extraordinarios, si los hubiese.

e) La determinación de la cuantía de las cuotas de entrada y periódicas a abonar al Colegio por las personas que estén colegiadas, así como de las cuotas extraordinarias que se decida establecer, señalando el fin específico de las mismas.

f) La aprobación de los demás asuntos, dictámenes y proposiciones que figuren en el orden del día de la reunión.

Las cuentas del Colegio podrán ser examinadas por las personas colegiadas previamente a celebrarse la Asamblea General, en el periodo que medie entre la convocatoria y 48 horas antes de la fecha señalada para la celebración de la reunión.

Cualquier persona colegiada podrá pedir que la Asamblea estudie y se pronuncie sobre cualquier tema de interés para el Colegio; a tal efecto dirigirá a la Presidencia-Decanato escrito fehaciente firmado por un mínimo de un 5% de personas colegiadas censadas perfectamente identificadas, en el que especifique claramente los asuntos que pide sean tratados, el cual los incluirá en el orden del día de la siguiente Asamblea ordinaria o extraordinaria que se celebre; sin perjuicio de que se puedan abrir plazos previos a la convocatoria oficial de la Asamblea, en los que se permita la sugerencia de temas para su inclusión el orden del día, requiriendo para ello, el mismo requisito del 5% de firmantes del censo colegial.

Artículo 30.- Asambleas Extraordinarias.

La Asamblea General Extraordinaria se celebrará cuando lo acuerde la Presidencia del Colegio, lo soliciten al menos tres miembros de la Junta de Gobierno, o un mínimo del diez por ciento de las personas colegiadas censadas; dicha solicitud deberá hacerse por escrito dirigido a la Presidencia y en este se señalarán los asuntos que solicitan sean tratados y las propuestas concretas que se desea someter a votación.

Una Asamblea General Extraordinaria será la facultada para aprobar la modificación de los Estatutos del Colegio y el Reglamento de Régimen Interior o su modificación; precisándose para todos estos supuestos que el acuerdo sea adoptado por mayoría absoluta de quienes asistan a la reunión, presentes o con la debida representación, y cuyos votos, para la validez de estos acuerdos, no sea inferior en número al diez por ciento de personas colegiadas censadas, en el momento de ser efectuada la convocatoria.

Artículo 31.- Asambleas Informativas.

Serán aquellas que acuerde convocar la Presidencia con el fin de informar a las personas colegiadas de hechos importantes para la profesión, en las que existirá debate, pero no se adoptará acuerdo alguno.

Artículo 32.- Convocatorias.

Las convocatorias para las reuniones de la Asamblea General se harán por escrito, firmadas por la Secretaría y por orden de la Presidencia, con una antelación, por lo menos, de treinta días para las ordinarias y de quince para las extraordinarias e informativas. Las convocatorias deberán ir acompañadas del orden del día correspondiente y se cursarán directamente a cada una de las personas colegiadas.

Artículo 33.- Asistentes y delegación.

Las personas colegiadas asistentes a la Asamblea General deberán acreditar su personalidad para ser admitidas a la reunión y estar al día en el pago de las cuotas, pudiendo presentar recibo de pago de lo debido una hora antes de la celebración de la junta en primera convocatoria. Alternativamente podrán asistir mediante medios telemáticos cuando sea posible y así lo decida la Junta de Gobierno, a estos efectos, la Junta de Gobierno establecerá los requisitos exigidos para la acreditación de la personalidad que se harán constar en la convocatoria.

Aquellas personas colegiadas a las que no les sea posible su asistencia podrán delegar su representación en otra persona colegiada y habilitada para poder votar según lo referido en el párrafo anterior, a cuyo efecto suscribirán la oportuna credencial, según el modelo que facilite la secretaría del Colegio, y en la que necesariamente ha de figurar el nombre de quien delega, fecha de asamblea a que otorga su representación, su número de colegiación y el nombre de la persona a quien otorga su representación. Una persona colegiada nunca podrá presentar en la misma asamblea más de tres representaciones. La delegación de representación únicamente podrá realizarse a favor de personas colegiadas que asistan personalmente y no a las que asistan por medios telemáticos.

En caso de que exista una persona colegiada representando a otra persona colegiada y vote en su nombre, pero a su vez esa persona supuestamente representada asiste, siempre prevalecerá el voto directo de la persona colegiada a su representación.

Esta credencial deberá entregarse en la secretaría de la Junta General con una antelación mínima de media hora a la señalada para el comienzo de la reunión, a efectos de su autentificación.

En los actos electorales no podrá ser utilizada delegación de voto. Se procederá a la destrucción de las credenciales, una vez transcurrido el plazo legal para la impugnación del acta de la reunión, y en el supuesto de que se formule tal impugnación se conservarán aquellas hasta que se resuelva la cuestión con carácter de resolución firme.

Excepcionalmente, y sin perjuicio del personal que preste sus servicios para el Colegio y quien asesore al mismo, a juicio de la Junta de Gobierno podrán ser invitadas aquellas personas que, sin ser colegiadas, puedan aportar o exponer algún asunto de interés para la profesión.

Artículo 34.- Mayorías precisas para la adopción de acuerdos.

Los acuerdos de la Asamblea General serán adoptados por mayoría de votos de quienes asistan y quienes otorguen la debida representación, salvo cuando se exija por estos Estatutos una mayoría cualificada. Los acuerdos, salvo que se disponga lo contrario a la hora de ser adoptados, son inmediatamente ejecutivos y obligan a todas las personas colegiadas, aunque hayan votado en contra, y a quienes se ausenten.

Consecuentemente, son de obligado cumplimiento para todas las personas colegiadas censadas en el Colegio, sin perjuicio de su posible impugnación, según se establece en los presentes Estatutos.

Artículo 35.- De la forma de adoptar los acuerdos y su documentación.

Las votaciones, que serán secretas cuando así lo decida el presidente o lo pida por lo menos el treinta por ciento de las personas asistentes al acto, votando por sí mismo y por sus representaciones.

Se levantarán actas de las reuniones que celebre la Asamblea General, que se extenderán en el libro correspondiente, o bien mediante su informatización o extensión por cualquier otro medio mecánico, que garantice su autenticidad.

En cualquier caso, las actas irán firmadas por la Secretaría, con el visado de la Presidencia.

Sección Segunda

Junta de Gobierno y Presidencia

Artículo 36.- Composición.

El Colegio estará regido por su Junta de Gobierno, que es el órgano encargado de la ejecución de los acuerdos de la Asamblea General, y asume la dirección, administración, programación y gestión del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias, correspondiéndole todas las competencias y atribuciones necesarias para la consecución de los fines del Colegio y las específicamente previstas en estos Estatutos.

La Junta de Gobierno del Colegio es, en orden jerárquico, su segundo órgano de gobierno, y estará integrada por cargos únicos que ocuparán:

a) La Presidencia o Decanato.

b) La Vicepresidencia o Vicedecanato.

c) La Secretaría.

d) La Tesorería.

e) La Contaduría.

f) Las Delegaciones Provinciales.

g) Primera Vocalía.

h) Segunda Vocalía.

Todos los cargos de la Junta de Gobierno se proveerán por elección, por un periodo máximo de mandato de cuatro años, pudiendo ser todos objeto de reelección.

La renovación de los cargos de la Junta de Gobierno se verificará por mitad, cada dos años, con sujeción al siguiente turno de rotación:

- Presidencia, Vicepresidencia, Tesorería y Primera y Segunda vocalías.

- Secretaría, Contaduría, Delegación Provincial de Santa Cruz de Tenerife y Delegación Provincial de Las Palmas.

Estos puestos son compatibles con cargos en órganos del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas de España.

Dichos cargos no tendrán remuneración alguna, pero podrán ser compensadas las dietas o gastos ocasionados en el desempeño de sus funciones por el medio que en cada momento se estime oportuno, a propuesta de la propia Junta de Gobierno.

La Junta de Gobierno podrá estar asistida, a efectos de información y asesoramiento, por las personas colegiadas o por quien se estime más idóneo en cada caso, a requerimiento de aquella, de la Comisión Permanente, o de la Presidencia.

Si quedasen vacantes la mitad o más de los miembros de la Junta de Gobierno, el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas completará, de forma provisional, los puestos vacantes de entre personas colegiadas del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias con más de 25 años de ejercicio profesional, debiendo convocar elecciones la Junta de Gobierno, en el plazo de un mes, para la provisión de los cargos vacantes.

Artículo 37.- La comisión gestora.

1. Cuando en la junta de gobierno se produzcan bajas de forma que queden la mitad de miembros o menos, necesaria para el funcionamiento normal de la entidad, sin que esta sea restablecida dentro de un plazo máximo de cuarenta y cinco días, o dimita la mayoría de los miembros de los órganos de gobierno, o no se realicen en plazo los procesos electorales periódicos, o se declare la nulidad del proceso electoral celebrado, el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas designará una comisión gestora.

2. La designación de una comisión gestora determinará la revocación de los mandatos de los órganos de gobierno del Colegio, que pasará temporalmente a ser gestionada por dicha comisión.

3. Dicha comisión se conformará por personas colegiadas del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias con más de 25 años de ejercicio profesional, y su funcionamiento se determinará reglamentariamente.

4. La comisión gestora tendrá como principal objetivo la convocatoria inmediata de elecciones, constituyéndose a tales efectos en comisión electoral, cesando en sus funciones cuando concluido el proceso electoral tomen posesión los nuevos miembros electos.

Artículo 38.- Atribuciones.

La Junta de Gobierno, además de asumir la plena dirección y administración del Colegio y sin perjuicio de las facultades de la Asamblea General, máximo órgano de gobierno colegial, tendrá dentro de su ámbito competencial, entre otras, las siguientes atribuciones:

a) Defender los derechos profesionales de las personas que ejerzan la profesión de la óptica y la optometría y del Colegio ante los organismos, autoridades y tribunales de cualquier grado y jurisdicción dentro de la demarcación territorial del Colegio, y promover ante aquellos cuantas cuestiones juzgue beneficiosas para la profesión, el Colegio o las personas colegiadas.

b) Defender a las personas colegiadas en el desempeño de la profesión óptico-optométrica.

c) Cuidar que se cumplan las disposiciones legales que afecten a la profesión, al Colegio y a las personas colegiadas, los presentes Estatutos, el Reglamento de Régimen Interior del Colegio y cuantos acuerdos adopten los órganos de gobierno del Colegio, haciendo uso de las medidas legales que se juzgue convenientes para su mejor ejecución, incluso recabando el auxilio de las autoridades, dentro del ámbito territorial del Colegio, y prestándoles su cooperación.

d) Adoptar cualquier resolución que estime urgente en defensa de los intereses de la profesión, del Colegio y de las personas colegiadas, debiendo dar cuenta de esta a la Asamblea General en la primera reunión que esta celebre.

e) Decidir respecto a la admisión de solicitudes de colegiación.

f) Redactar los Estatutos del Colegio y su Reglamento de Régimen Interior o las modificaciones de estos, para someterlos a la aprobación de la Asamblea General.

g) Ejercer las facultades disciplinarias respecto a las personas colegiadas, de conformidad con las previsiones de estos Estatutos.

h) Suspender los actos que considere nulos de pleno derecho.

i) Acordar la celebración de la Asamblea General, ya sea ordinaria o extraordinaria, señalando lugar, día y hora y estableciendo el orden del día de esta.

j) Examinar y visar la Cuenta de Ingresos y Gastos que formule la Tesorería, los Presupuestos que confeccionen esta y la Contaduría y la Memoria que redacte la Secretaría, a fin de someterlo todo ello a la preceptiva aprobación de la Asamblea General, y proponer a la misma la cuantía de las cuotas de entrada y periódicas a satisfacer por las personas colegiadas, así como proponer el establecimiento de cuotas extraordinarias, señalando la finalidad de estas.

k) Decidir la periodicidad y forma de recaudación de las cuotas colegiales.

l) Convocar las elecciones de los cargos de la propia Junta.

m) Administrar, cuidar, defender, recaudar y distribuir los fondos económicos del Colegio, abriendo y gestionando las cuentas bancarias necesarias y constituir y cancelar depósitos; adquirir, gravar y enajenar cualquier clase de bienes muebles, títulos o valores, para invertir todo o parte del capital social del Colegio.

n) Administrar los bienes patrimoniales del Colegio y realizar toda clase de actos de adquisición, enajenación y gravamen de bienes inmuebles. Para realizar cualquiera de estos actos, excepto el de administración, es preciso el acuerdo con el voto favorable de las tres cuartas partes de los miembros que integran la Junta de Gobierno. En el caso de la adquisición, enajenación o gravamen de inmuebles, será precisa también la autorización de la Asamblea General.

o) Impedir, mediante las acciones legales que procedan, el ejercicio de la profesión óptico-optométrica a quienes no reúnan las condiciones legales establecidas al efecto y denunciar, en su caso, a las personas intrusas ante las autoridades y tribunales competentes.

p) Designar, en caso de litigio, a personas profesionales de la abogacía y la procuraduría que hayan de defender y representar los intereses de la profesión y del Colegio ante toda clase de autoridades y tribunales, sin limitación alguna.

q) Conceder menciones y distinciones a quien estime pertinente, y proponer a la Junta de Gobierno del Consejo General la concesión de distinciones en el ámbito estatal.

r) Designar a las personas integrantes de las comisiones: audiología, óptica comunitaria, visión y aprendizaje, contactología, relaciones interprofesionales, juventud, divulgación profesión y evidencia científica y crear cuantas comisiones considere necesarias para el estudio, gestión y resolución de cualquier asunto de carácter profesional o colegial.

s) Señalar la cuantía de las dietas o gastos de los miembros de los órganos rectores del Colegio, por su asistencia a reuniones de estos.

t) Delegar aquellas de sus funciones que estime pertinentes en la Comisión Permanente y en la Presidencia.

u) Designar a la representación del Colegio ante el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

v) En general, todas las que le sean encomendadas expresamente por la Asamblea General.

Artículo 39.- Reuniones, convocatorias, acuerdos y votaciones y actas.

La Junta de Gobierno del Colegio se reunirá, como mínimo, una vez al semestre y cuantas veces sea necesario a juicio de la Presidencia o de la Comisión Permanente, o a solicitud de tres miembros de la propia Junta.

En una de sus reuniones, dentro del primer semestre del año, se examinará y visará la Cuenta General de Ingresos y Gastos y, la Memoria para someterlo todo ello a la preceptiva aprobación de la Asamblea General.

Las reuniones quedarán válidamente constituidas cuando se encuentren presentes como mínimo la mitad más uno de sus miembros. La asistencia a las reuniones es obligatoria para todos los miembros de la Junta, presencial o telemáticamente, no siendo posible la delegación, debiendo comunicar previamente, en su caso, la imposibilidad de acudir a ellas.

Las convocatorias para las reuniones de la Junta de Gobierno del Colegio se harán por escrito firmado por la Secretaría, por orden y con el visado de la Presidencia y acompañadas del orden del día correspondiente, con una antelación mínima de siete días y se cursarán directamente a todos sus miembros. En casos de urgencia se podrá convocar con una antelación mínima de tres días.

No podrán tomarse acuerdos sobre asuntos que no figuren en el orden del día, salvo cuando constituida la Junta de Gobierno con todos sus miembros, decidan, por unanimidad, estudiarlos y adoptar acuerdos sobre ellos, en cuyo caso estos serán plenamente válidos. Los acuerdos se tomarán por mayoría de los miembros presentes, salvo en las ocasiones en que se requiera una mayoría específica. Tendrá voto personal cada miembro, decidiendo, en caso de empate, el voto de calidad de la Presidencia.

Las votaciones podrán ser secretas cuando en la reunión así lo decida la Presidencia o al menos lo soliciten cuatro miembros asistentes a la misma.

Los acuerdos de la Junta de Gobierno, salvo previsión en contrario a la hora de adoptarlos, son inmediatamente ejecutivos.

Se levantarán actas de las reuniones que celebre la Junta de Gobierno, que se extenderán en el libro correspondiente, o bien mediante su informatización o extensión por cualquier otro medio mecánico, que garantice su autenticidad. De dichas actas se remitirá copia a la totalidad de miembros de la Junta, en el plazo máximo de diez días.

Artículo 40.- La Presidencia o Decanato.

Corresponde a la presidencia ostentar la máxima representación del Colegio y de todos sus órganos de gobierno, ante los poderes públicos, tribunales de cualquier clase y jurisdicción dentro de la demarcación territorial del Colegio, entidades, corporaciones y personas jurídicas o naturales de cualquier orden. Tendrá, además, las siguientes facultades, atribuciones y obligaciones:

a) Velar por el más exacto cumplimiento de las disposiciones legales, de cuanto se previene en los presentes Estatutos y de las resoluciones o acuerdos que adopten las autoridades y los órganos de gobierno del Colegio.

b) Dirigir el Colegio y sus órganos rectores.

c) Como representante máximo del Colegio podrá otorgar los mandatos de poder que sean precisos a favor de profesionales de la procuraduría y de cualquier otro profesional, y designar los profesionales de la abogacía, para litigar o para ejercitar acciones de cualquier orden o clase, sin limitación alguna, que afecten a la profesión y a los intereses del Colegio y de las personas colegiadas, formulando al efecto todo tipo de acciones, excepciones y recursos en los procesos que el Colegio promueva o en los que sea parte, ante las autoridades, organismos y tribunales de cualquier grado y jurisdicción.

d) Autorizar con su firma las comunicaciones oficiales, revisando la correspondencia y el funcionamiento de los servicios administrativos cuando lo estime conveniente, y actuar en toda clase de asuntos en los que el Colegio deba intervenir, pudiendo delegar parte de sus atribuciones en la Vicepresidencia cuando lo estime necesario.

e) Fijar el orden del día de todas las reuniones de los órganos de gobierno del Colegio y de las Comisiones, convocar y presidir todas ellas, dirigir sus debates y abrir, suspender y cerrar las sesiones de estas, y dirimir con su voto de calidad los empates que resulten en las votaciones que en las mismas se produzcan.

f) Proponer a la Comisión Permanente el nombramiento de miembros de la Junta de Gobierno del Colegio que vayan a formar parte de las Comisiones o Ponencias que sean necesarias para el mejor estudio y resolución de los asuntos que interesen al Colegio. Para formar parte de estas podrán igualmente nombrar a cualquier persona colegiada que no sea miembro de órganos de gobierno colegial.

g) Denunciar y demandar ante los tribunales de justicia o ante los organismos públicos competentes, a las personas que ejerzan actos de la profesión de la óptica y la optometría sin tener la titulación precisa ni derecho legal alguno para ello.

h) Autorizar con su visto bueno las convocatorias y las actas de cuantas reuniones se celebren y visar las certificaciones que expida la Secretaría y los informes que se emitan por los órganos directivos y del Colegio o alguno de sus miembros.

i) Resolver las consultas que le formulen las personas colegiadas, pudiendo delegar en cualquier miembro de la Junta dicha atribución en caso de que lo estime oportuno.

j) Convocar las elecciones de miembros de la Junta de Gobierno.

k) Ordenar los pagos que hayan de efectuarse con cargo a los fondos del Colegio, y autorizar la retirada de fondos de este.

l) Suspender los actos que considere nulos de pleno derecho dando cuenta de ello a la Junta de Gobierno en la primera reunión que esta celebre.

m) Las facultades que expresamente le delegue la Junta de Gobierno.

n) Adoptar cualquier resolución que estime urgente en defensa de los intereses de la profesión, del Colegio y de las personas colegiadas, debiendo dar cuenta de esta a la Junta de Gobierno en su primera reunión, para su aprobación.

Artículo 41.- La Vicepresidencia o Vicedecanato.

La Vicepresidencia llevará a cabo todas aquellas funciones que le confiera la Presidencia, asumiendo todas las de esta en caso de vacante, renuncia, incompatibilidad, abstención, recusación, ausencia, vacaciones, enfermedad, fallecimiento o cualquier otro supuesto de análoga naturaleza.

Si no pudieran ejercer las funciones inherentes a la Presidencia ni su cargo electo ni, en su caso, la Vicepresidencia, a causa de impedimento justificado o causa legal, desempeñará sus funciones el miembro de la Junta de Gobierno más antiguo, y en caso de empate, el de mayor edad.

Artículo 42.- Secretaría.

Corresponde a la secretaría:

a) Ejecutar los acuerdos de la Asamblea General, Junta de Gobierno y Comisión Permanente, así como las resoluciones que, con arreglo a estos Estatutos, adopte la Presidencia.

b) Dar cuenta a la Presidencia de todas las solicitudes y comunicaciones que se reciban en el Colegio.

c) Informar a la Junta de Gobierno y a sus miembros, con facultad de iniciativa, de cuantos asuntos sean de la competencia de los órganos rectores del Colegio, y auxiliar en su misión a la Presidencia, orientando y promocionando cuantas iniciativas de orden técnico-profesional deban adoptarse.

d) Redactar, para presentar a la Junta de Gobierno, la Memoria que recoja las actividades desarrolladas durante el ejercicio anterior por los órganos de gobierno del Colegio.

e) Redactar, expedir y firmar, con el visado de la Presidencia, toda clase de certificaciones y las convocatorias para todo tipo de reuniones de órganos de gobierno del Colegio, así como las actas de estas reuniones.

f) Llevar los libros de actas, de registro y ficheros necesarios, y tener a su cargo el archivo y el sello del Colegio.

g) Firmar toda la correspondencia, excepto aquella que se reserve a la Presidencia o sea conveniente que lleve su firma.

h) Dirigir los servicios administrativos del Colegio, ostentando la jefatura del personal del mismo y señalar a quien esté bajo su cargo las normas de actuación precisas para el mejor funcionamiento de dichos servicios, proponiendo a la Presidencia y a la Comisión Permanente, cuando lo estime necesario, las iniciativas que juzgue convenientes para conseguir un óptimo funcionamiento de la Secretaría, así como el nombramiento, sustitución o destitución de personal, previo el cumplimiento de las fórmulas y acciones legales a que haya lugar en cada caso.

Artículo 43.- Tesorería.

Corresponde a la tesorería:

a) Custodiar los fondos del Colegio, que recaudará y administrará, ingresándolos y retirándolos juntamente con la Presidencia en las cuentas bancarias abiertas al efecto, y del mismo modo constituir y cancelar depósitos cuando lo acuerde la Junta de Gobierno.

b) Llevar, con la ayuda y colaboración del personal administrativo, la contabilidad del Colegio.

c) Formalizar, sometiéndola a discusión y visado de la Junta de Gobierno, la Cuenta General de Ingresos y Gastos y redactar, juntamente con la contaduría, el Presupuesto de ingresos y gastos para el ejercicio económico, todo lo cual ha de someter dicha Junta de Gobierno a la aprobación definitiva de la Asamblea General.

d) Informar a la Presidencia y a la Junta de Gobierno de la situación económica del Colegio, cuando se le requiera a tal fin.

e) Ejercer las funciones de la Secretaría en caso de ausencia justificada de su titular.

Artículo 44.- Contaduría.

Es competencia de la contaduría:

a) Inspeccionar la contabilidad del Colegio y llevar el inventario detallado de los bienes de este.

b) Intervenir en las operaciones relacionadas con las cuentas bancarias y las órdenes de pago dadas por la Presidencia, con facultad en todo momento para tomar cuantas medidas estime necesarias para salvaguardar con eficacia los fondos del Colegio.

c) Figurar como cotitular en las cuentas y depósitos bancarios.

d) Confeccionar, juntamente con la tesorería, y presentar en la Junta de Gobierno los Presupuestos de ingresos y gastos para someterlos a la aprobación definitiva de la Asamblea General.

e) Informar a la Junta de Gobierno y a la Presidencia del estado económico y financiero del Colegio.

Artículo 45.- Las Delegaciones Provinciales.

En las dos provincias que comprenden este Colegio, habrá una persona que ostente la Delegación Provincial. Tendrá las siguientes atribuciones y obligaciones dentro de su demarcación provincial y siempre bajo las directrices generales marcadas por el Colegio:

a) Relacionarse, en caso necesario, con las autoridades, las corporaciones y los particulares de la provincia.

b) Desempeñar, por delegación, aquellas funciones que le encomiende la Junta de Gobierno del Colegio o quien ostente el cargo de la Presidencia, a los que representará en su provincia.

c) Estar informado de todos los ámbitos donde se ejerza la profesión de óptico-optometrista en la provincia, comprobando si al frente de cada uno de ellos se encuentra, como es preceptivo, un Óptico-Optometrista con la titulación legalmente exigible para ejercer la profesión, y si la ejerce legalmente, procediendo a promover su colegiación por los trámites normales. Si no lo estuviera, dará cuenta a quien ostente la Presidencia del Colegio de las posibles infracciones legales y colegiales que puedan cometerse.

d) Recibir e informar, tanto las solicitudes de admisión de nuevos colegiados, como las de cambio de condición o domicilio de los ya colegiados, las que cursará sin demora al domicilio del Colegio, previa autentificación de la documentación aportada.

e) Convocar cuantas reuniones estime oportunas en su demarcación.

f) Estar asistido, a efectos de información y asesoramiento, por las personas colegiadas de la provincia que estime necesarias.

Artículo 46.- Vocales.

Quienes ostenten las vocalías tendrán como funciones:

a) Colaborar en los trabajos de la Junta de Gobierno, desempeñando las funciones que les sean asignadas.

b) Formar parte de las comisiones o ponencias que se constituyan y se les nombre para el estudio y desarrollo de cuestiones o asuntos determinados.

Artículo 47.- Pérdida de la condición de miembros de la Junta de Gobierno.

Se perderá la condición de miembro de la Junta de Gobierno por las siguientes causas:

a) Por renuncia de la persona interesada.

b) Por nombramiento para cargo público o privado, que a juicio de la Junta de Gobierno sea incompatible con la de miembro de esta.

c) Por condena, mediante sentencia firme, que lleve aparejada la inhabilitación para cargo público o colegial.

d) Por sanción firme, recaída en expediente disciplinario, por falta grave o muy grave, de acuerdo con los presentes Estatutos.

e) Por pérdida de condición de persona colegiada.

f) Por expiración del término o plazo para el que se les eligió o reeligió.

g) Por moción de censura.

Artículo 48.- De la moción de censura.

La moción de censura contra quien ostente la Presidencia, o contra cualquier otro miembro de la Junta de Gobierno, se desarrollará ajustándose a los siguientes trámites:

a) Se dirigirá por escrito a quien ostente la Presidencia, y se hará de forma razonada y argumentada, esto es, exponiendo los hechos que han llevado a plantearla.

b) La moción de censura no podrá presentarse, en ningún caso, antes de cumplirse el primer año desde la fecha de toma de posesión de dicho cargo.

c) Solo podrá solicitarse una moción de censura por periodo de mandato de ese cargo de la Junta de Gobierno (4 años).

d) Se formulará mediante escrito firmado por, al menos, el veinticinco por ciento (25%) de las personas colegiadas censadas en el Colegio en el momento de presentarse, acompañando fotocopia del Documento Nacional de Identidad, o documento acreditativo de igual naturaleza, de cada firmante. Dicho escrito, para su tramitación, deberá presentarse necesariamente en la Secretaría del Colegio.

e) En este escrito deberá designarse a dos de las personas firmantes, para que actúen uno como portavoz y, la otra, como sustituta de aquella.

f) Quien ostente la Presidencia, una vez comprobado con el auxilio la que ostente la Secretaría, que se cumplen los requisitos exigidos, convocará, en un plazo máximo de quince días, una Asamblea General Extraordinaria de las personas colegiadas, señalando el lugar, día y hora de la celebración, a cuya convocatoria se acompañará copia de la moción de censura y, en su caso, de los documentos acompañados a la misma. La celebración de esta Asamblea deberá tener lugar dentro del plazo máximo de treinta días a contar desde el día siguiente al de la presentación del escrito.

g) La Asamblea, que se celebrará en única convocatoria, quedará válidamente constituida cuando asistan al menos la mitad más una de las personas colegiadas censadas en el momento de la presentación de la moción de censura. Si transcurriera media hora y no se hubiese llegado a alcanzar el quórum señalado se suspenderá la Asamblea y se declarará “intentada y no conseguida” la moción de censura. Cada persona colegiada asistente a la Asamblea podrá llevar la representación de otras dos personas colegiadas como máximo, la cual se acreditará mediante documento en el que necesariamente ha de figurar el nombre de quien delega, su número de persona colegiada y el nombre de la persona colegiada a quien otorga su representación. Este documento tiene que ir necesariamente firmado por el otorgante de la delegación de voto y acompañado de fotocopia de su Documento Nacional de Identidad o documento acreditativo de igual naturaleza.

h) Una vez constituida la Asamblea se iniciará el debate, comenzándose por dar la palabra al portavoz de los solicitantes o su sustituto. Seguidamente lo hará quien ostente la Presidencia, en defensa de su gestión o actuación, o la de la Junta de Gobierno, así como el miembro de la Junta cuya censura se pretenda exclusivamente.

i) Podrán utilizarse hasta dos turnos de réplica, uno quienes promovieron la moción, y el otro para quien ostente la Presidencia y el miembro de la Junta cuya censura se pretenda.

j) No existirán más intervenciones que las precedentemente indicadas y para cada una de ellas dispondrán los intervinientes de un máximo de quince minutos.

k) Terminado el debate, se procederá inmediatamente a la votación y recuento de los votos, si la votación hubiera sido secreta, ante cuatro asambleístas, dos de ellos miembros de la Junta de Gobierno y los otros dos integrantes de la solicitud de la moción. Se entenderá aprobada la moción de censura si esta obtiene el voto de la mayoría de las personas colegiados presentes en la Asamblea.

l) En el supuesto de prosperar la moción de censura, quienes hayan sido censurados cesarán en sus cargos en ese mismo acto, y habrán de convocarse elecciones, si fuera el caso, para cubrir los cargos que quedan vacantes, conforme a lo previsto en el Capítulo III de los presentes Estatutos.

m) Desestimada la moción o declarada “intentada y no conseguida” por falta de quórum en la Asamblea, no podrá promoverse una nueva moción de censura, por los mismos hechos, hasta pasado al menos un año.

Artículo 49.- Dietas y gastos de viaje.

A la totalidad de miembros de la Junta de Gobierno que asistan a las reuniones, así como a quienes acudan a las mismas como representantes de comisiones, les serán abonados por la Tesorería del Colegio los gastos de desplazamiento que ello les ocasione, en el medio de transporte público utilizado, o el kilometraje recorrido si utiliza vehículo privado, así como las dietas correspondientes. La cuantía, tanto de las dietas como de los gastos de desplazamiento, y sin perjuicio de lo que se acuerde cada año con motivo de la aprobación de los presupuestos, los fijará la Junta de Gobierno, y sus normas de percepción se desarrollarán en el Reglamento de Régimen Interior.

Sección Tercera

La Comisión Permanente

Artículo 50.- Composición.

Dentro de la Junta de Gobierno del Colegio, y cuando así específicamente lo decida esta, se constituirá una Comisión Permanente que estará integrada por:

a) La Presidencia o Decanato.

b) La Vicepresidencia o Vicedecanato.

c) La Secretaría.

d) La tesorería.

e) La contaduría.

f) Otros miembros de la Junta de Gobierno invitados por quien ostente la Presidencia.

Artículo 51.- Reuniones, convocatorias, acuerdos y actas.

La Comisión Permanente, por delegación de la Junta de Gobierno, tendrá las siguientes atribuciones:

a) Tramitar y resolver los expedientes de colegiación, procediendo en la forma establecida en los presentes Estatutos.

b) Ejecutar los acuerdos adoptados por la Asamblea General y por la Junta de Gobierno del Colegio, siguiendo las directrices marcadas por ambos órganos de gobierno.

c) Adoptar cualquier resolución que estime urgente en defensa de los intereses de la profesión óptico-optométrica, del Colegio o de las personas colegiadas, incluso la apertura de expedientes disciplinarios, de cuyo acuerdo dará cuenta a la Junta de Gobierno en la primera reunión que esta celebre.

d) Elaborar y aprobar las normas precisas para el óptimo funcionamiento de los servicios administrativos del Colegio.

e) Velar por el más exacto cumplimiento de los Estatutos del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas y los presentes Estatutos, el Reglamento de Régimen Interior y las normas complementarias de aquel que puedan establecerse.

f) Nombrar, sustituir o destituir al personal que preste sus servicios en el Colegio, mediante acuerdo adoptado por mayoría simple de los componentes de la Comisión, de cuyo acuerdo informará de forma inmediata a la totalidad de los miembros de la Junta de Gobierno.

g) Emitir cuantos informes soliciten las administraciones públicas.

h) Cualquier otra atribución que le delegue la Junta de Gobierno o le asigne la Asamblea General.

La Comisión Permanente se reunirá cuantas veces sea necesario a juicio de la Presidencia, o de la Vicepresidencia en ausencia de esta, o cuando lo soliciten al menos tres de sus miembros.

Las convocatorias para sus reuniones se harán con las mismas formalidades que para las de la Junta de Gobierno, con una antelación de al menos cinco días naturales. En casos de urgencia, la convocatoria podrá hacerse de forma fehaciente a cada miembro, y sin respetar la antelación establecida.

La asistencia podrá ser presencial o por medios telemáticos. De todas las convocatorias se enviará copia a la totalidad de miembros de la Junta de Gobierno para su información.

Para constituirse y poder deliberar, será necesaria la asistencia de la mayoría de quienes componen la Comisión. Los acuerdos se tomarán por mayoría de personas presentes y no podrá adoptarse ninguno sobre asuntos que no figuren en el orden del día, salvo cuando constituida la Comisión Permanente con la totalidad de sus miembros, decida, por unanimidad, estudiarlos y adoptar acuerdos sobre ellos, en cuyo caso estos serán plenamente válidos.

Se levantarán actas de las reuniones que celebre la Comisión Permanente, que se extenderán en el libro correspondiente, o bien mediante su informatización o extensión por cualquier otro medio mecánico, que garantice su autenticidad.

En cualquier caso, siempre irán firmadas por la Secretaría con el visado de la Presidencia o Vicepresidencia. De estas actas se remitirá copia a cada miembro de la Junta de Gobierno.

De los acuerdos o decisiones que adopte se dará cuenta la Junta de Gobierno, para ser ratificados por esta, si procede, en la primera reunión que celebre. La Junta de Gobierno, en su caso, podrá revocar los acuerdos que sean adoptados por su Comisión Permanente.

Quien asista a las reuniones de esta comisión, percibirá las dietas y gastos de desplazamiento que se establezcan por la Junta de Gobierno.

CAPÍTULO III

Elección de los órganos de gobierno

Artículo 52.- Condiciones para ser elegible y elector.

Los cargos de la Junta de Gobierno se proveerán por elección libre, directa y secreta, en la cual podrán participar todas las personas colegiadas, de acuerdo con el procedimiento que señalan estos Estatutos.

Con carácter general son requisitos exigibles a toda persona que quiera formar parte de la Junta de Gobierno estar colegiada con una antigüedad de colegiación ejerciente de al menos cinco años como ejerciente residente en la Comunidad Autónoma de Canarias; la antigüedad para la candidatura a Presidencia, y Vicepresidencia será de al menos diez años como persona colegiada ejerciente; no haber incurrido en sanciones disciplinarias firmes por faltas graves, ni en inhabilitación por sentencia firme para el ejercicio de la profesión o cargo público o encontrarse sometido a cualquier otra prohibición o incapacidad legal o estatutaria. Asimismo, deberá estar al corriente en sus obligaciones de carácter económico con el Colegio.

Tendrán la condición de electores todas las personas colegiadas.

Artículo 53.- Procedimiento electoral.

El procedimiento electoral se regirá por lo dispuesto en los artículos siguientes y por lo previsto en la Ley Reguladora del Régimen Electoral General.

Artículo 54.- Convocatoria de elecciones.

Las elecciones serán convocadas por la Presidencia. La convocatoria se realizará con una antelación mínima de dos meses anteriores a la fecha designada.

Artículo 55.- Presentación de candidaturas.

Tras la convocatoria de elecciones, las personas colegiadas tendrán un mes de plazo para presentar sus candidaturas, que deberán estar firmadas por, al menos, diez personas colegiadas adicionales que suscribirán la candidatura, debiendo estar quienes firmen al corriente de sus obligaciones colegiales. El Colegio facilitará un modelo de presentación de candidaturas, que se realizarán de forma independiente, al cargo elegible al que se desee ostentar.

Artículo 56.- Aprobación de las candidaturas.

La Comisión Permanente deberá aprobar o no las candidaturas presentadas en el plazo máximo de diez días tras la finalización del otorgado para la presentación de candidaturas. Contra esta resolución, que deberá ser fundamentada, se podrá hacer uso de la potestad de interponer recurso ante dicha Comisión en el plazo máximo de tres días, a contar desde el día siguiente a su notificación. La Comisión Permanente dispondrá de dos días para resolver los recursos presentados.

Artículo 57.- Candidatura única.

En el supuesto de que, para todos o alguno de los órganos de gobierno, se presentará una candidatura única, la misma Comisión Permanente que resuelva su aprobación proclamará electo a dicha candidatura o candidaturas únicas.

Artículo 58.- Constitución de la mesa.

La mesa electoral se constituirá antes del inicio de la elección y contará con tres miembros: presidencia, secretaría y vocalía de la mesa, que serán elegidos mediante sorteo, a partir del censo de personas colegiadas de ese momento. Solo se admitirá renuncia por causa de fuerza mayor, debidamente justificada; a este respecto, la renuncia justiciada deberá producirse en el plazo máximo de 48 horas, a contar desde el momento de su notificación. Si se produjera renuncia, se designará al inmediatamente siguiente en la lista de suplentes del mismo sorteo. Podrán constituirse una o más mesas electorales. Ninguna persona candidata podrá ser designada como miembro de la mesa electoral.

Artículo 59.- Funciones de la Mesa Electoral.

Son funciones de la Mesa Electoral:

- Vigilar el proceso electoral y su adecuación a los Estatutos.

- Levantar acta del desarrollo y resultado de las elecciones.

- Resolver los recursos e incidentes que se planteen durante la votación y escrutinio.

Artículo 60.- Personal interventor.

Cada una de las personas candidatas podrán designar una persona interventora o actuar ella misma como tal.

Artículo 61.- Votación.

Las personas colegiadas podrán ejercer su derecho al voto de forma personal, por correo o mensajería, o por sistemas electrónicos o telemáticos.

Existirán dos urnas en cada mesa, una para recoger el voto de las personas colegiadas ejercientes y otra para las no ejercientes.

Para ejercer el derecho al voto de forma personal deberán comparecer ante la Mesa Electoral y acreditar su condición de persona colegiada mediante la exhibición del carné colegial, del Documento Nacional de Identidad, del pasaporte o del carné de conducir.

Para ejercer el voto por correo deberán remitir su papeleta de voto dentro de un sobre y este, a su vez, en otro sobre en cuyo exterior deberán figurar los datos personales de quien vote y su firma y contendrá, en su interior, el sobre del voto y una fotocopia de su Documento Nacional de Identidad. El voto emitido por correo deberá estar a disposición de la Mesa Electoral antes de dar por finalizada la votación presencial. Todo voto recibido después de ese momento no será computado.

El sistema de votación por sistemas electrónicos o telemáticos requerirá su previo desarrollo por el Reglamento de Régimen Interior.

Artículo 62.- Escrutinio.

Se iniciará el escrutinio inmediatamente después de finalizar la votación.

La presidencia de la Mesa Electoral o el miembro de la mesa en el que delegue abrirá cada uno de los sobres diciendo, de viva voz, el nombre de la candidatura o candidaturas, exhibiendo la papeleta al resto de integrantes de la Mesa Electoral y del personal interventor.

Artículo 63.- Proclamación.

Finalizado el escrutinio, la presidencia anunciará su resultado, proclamándose seguidamente electas las candidaturas que hubieren obtenido para cada cargo el mayor número de votos. En caso de empate se entenderá ganador de la elección quien figure con mayor tiempo de ejercicio en el propio Colegio.

Las candidaturas electas tomarán posesión de sus cargos en el plazo de 10 días, a contar desde el momento de su proclamación, y en ese momento jurarán o prometerán acatamiento a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico, así como cumplir los deberes del cargo y mantener la confidencialidad de las deliberaciones de los órganos de gobierno.

TÍTULO V

RÉGIMEN ECONÓMICO Y FORMA DE CONTROL DE LOS GASTOS

Artículo 64.- Ingresos y gastos.

Para atender a los gastos de mantenimiento de los servicios del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias, a su sostenimiento y para el cumplimiento de sus fines, previstos y detallados en los presentes Estatutos, contará el mismo con los siguientes recursos económicos:

a) Con el importe que se recaude por la cuota de entrada que abonen las personas colegiadas, que será fijada por la Asamblea General.

b) Con el importe que se recaude por la cuota periódica que abonen las personas colegiadas, que será fijada por la Asamblea General.

c) Con el importe de las cuotas extraordinarias que la Asamblea General fije, que se destinará exclusivamente a los fines para los que concretamente se acuerden.

d) Los ingresos que pueda obtener por sus propios medios, tales como publicaciones, impresos, dictámenes, asesoramientos, etc.

e) Los donativos, subvenciones, u otros de similar naturaleza que se concedan al Colegio por cualquier persona física o jurídica, y los bienes muebles o inmuebles que, por herencia, donación o cualquier otro título no lucrativo entren a formar parte del patrimonio del Colegio.

f) Las rentas y frutos de toda clase de bienes y derechos que posea el Colegio.

g) Cualquier otro tipo de ingreso que legalmente proceda.

Si no fueran aprobados los presupuestos ordinarios por la Asamblea General, se considerarán automáticamente prorrogados los del ejercicio económico anterior. Para disponer de los fondos del Colegio, serán necesarias, conjuntamente, dos firmas de miembros de la Comisión Permanente, debiendo ser, al menos una de ellas de la Presidencia, de la Tesorería y/o de la Contaduría. En caso de resultado contable positivo del ejercicio, este podrá ser invertido en la forma que estime oportuno la Junta de Gobierno, y siempre en beneficio de los intereses de la profesión y de las personas colegiadas.

Los ingresos correspondientes a sanciones impuestas en expedientes disciplinarios se destinarán siempre a formación y/o a fines sociales.

Artículo 65.- Control de los gastos.

El Colegio, cada dos años, y coincidiendo con la convocatoria de elecciones para la renovación parcial de su Junta de Gobierno, deberá someter sus cuentas a auditoría externa, a fin de que los nuevos cargos electos puedan verificar, con total transparencia, el estado de las cuentas del Colegio, sin perjuicio de la función fiscalizadora que corresponda a los Organismos Públicos legalmente habilitados para ello.

TÍTULO VI

TIPIFICACIÓN DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES, PROCEDIMIENTO DISCIPLINARIO Y ÓRGANOS COMPETENTES PARA SU APLICACIÓN

Artículo 66.- Principios generales.

Las personas colegiadas estarán sujetas a responsabilidad disciplinaria en caso de infracción de sus deberes profesionales y/o colegiales, y ello sin perjuicio de la responsabilidad penal, civil o de cualquier otro tipo en la que pueden incurrir por los mismos actos.

Solo podrán imponerse sanciones disciplinarias en virtud de un expediente instruido a este efecto; de acuerdo con el procedimiento establecido en este capítulo.

La potestad sancionadora corresponde a la Junta de Gobierno o a la Comisión Permanente en caso de delegación. Los acuerdos sancionadores serán ejecutivos cuando pongan fin a la vía administrativa.

Artículo 67.- Clasificación de las faltas.

Las faltas disciplinarias se clasifican en muy graves, graves y leves.

1. Son faltas muy graves:

a) El ejercicio de la profesión sin la preceptiva colegiación en calidad de ejerciente en el Colegio correspondiente.

b) Tener contratada a una persona con titulación universitaria de óptica y optometría que ejerza la profesión sin haberse colegiado.

c) La colaboración, el encubrimiento o el amparo para el ejercicio de las actividades propias de la profesión de la óptica y la optometría por parte de quien no reúna los requisitos necesarios.

d) La negligencia profesional inexcusable.

e) Ser sancionado con dos o más faltas graves.

f) Los actos o las omisiones que constituyan ofensa grave a la dignidad y conducta exigible debido a la profesión.

g) El impago de tres cuotas.

h) El intento o manipulación de los procesos electorales.

2. Son faltas graves:

a) El incumplimiento de cualquier norma estatutaria o de los acuerdos adoptados por los órganos de gobierno del Colegio, a menos que constituya falta de otra entidad.

b) El incumplimiento de los deberes profesionales de quien ejerza la óptica y la optometría con daño para el prestigio de la profesión o de los legítimos intereses de terceras personas.

c) Los actos de desconsideración para con las personas colegiadas en el ejercicio de la profesión.

d) Ser sancionado con dos o más faltas leves.

e) Ocultación, simulación o falsificación de datos que el Colegio tenga que conocer en el ejercicio de sus funciones.

f) Actuaciones públicas en notorio desprestigio de la profesión o de otros profesionales, o con menosprecio de la autoridad legítima del Colegio.

g) Los actos relacionados en el apartado 1 anterior, cuando no tengan bastante entidad para ser considerados como muy graves.

h) La vulneración de las previsiones del artículo 24.

i) La vulneración de las normas deontológicas de la profesión.

j) Los actos de desconsideración para con las personas miembros de la Junta de Gobierno cuando actúen en el ejercicio de sus funciones.

k) El impago de dos cuotas.

3. Son faltas leves:

a) La negligencia en el cumplimiento de normas estatutarias.

b) Las pequeñas infracciones de los deberes que la profesión impone.

c) La falta de cumplimiento, en el tiempo y la forma que se señale, de requerimientos formulados por los órganos de gobierno del Colegio.

d) Los actos relacionados en el apartado 2 anterior, cuando no tengan bastante entidad para ser considerados como graves.

e) El impago de una cuota.

En ningún caso se considerará falta la inasistencia de la persona colegiada a las Asambleas o reuniones a las que sea convocada.

Artículo 68.- Sanciones disciplinarias.

Las faltas serán sancionadas de acuerdo con su importancia, con las sanciones siguientes:

1. Por faltas muy graves:

a) Expulsión del Colegio.

b) Suspensión del ejercicio de la profesión por tiempo de un año y un día a cuatro años.

c) Inhabilitación para el ejercicio de cargos colegiales en la Junta de Gobierno por un tiempo de entre cinco años y un día a ocho años.

d) Multa de siete a treinta veces el importe de la cuota anual.

2. Por faltas graves:

a) Suspensión del ejercicio de la profesión de un mes a un año.

b) Inhabilitación para el ejercicio de cargos colegiales en la Junta de Gobierno por un plazo no superior a cinco años.

c) Multa de cuatro a seis veces el importe de la cuota anual.

d) Amonestación, por escrito, con advertencia de suspensión.

3. Por faltas leves:

a) Multa de una a tres veces el importe de la cuota.

b) Amonestación escrita.

c) Amonestación verbal.

Artículo 69.- Iniciación del procedimiento disciplinario.

El procedimiento disciplinario será iniciado por acuerdo de la Junta de Gobierno de oficio cuando, por denuncia o por cualquier otro medio, haya tenido conocimiento de la comisión de un hecho que pueda ser constitutivo de falta.

Artículo 70.- Tramitación del procedimiento.

1. Antes del acuerdo de inicio del expediente, la Junta de Gobierno podrá abrir u ordenar un periodo de información previa, por un plazo máximo de dos meses desde la presentación de denuncia, o medio que produzca el inicio del procedimiento. Las actuaciones previas se orientarán a determinar, con la mayor precisión posible, los hechos susceptibles de motivar la incoación del procedimiento, la identificación de la persona o personas que pudieran resultar responsables y las circunstancias relevantes que concurran en unas y otras.

2. En el acuerdo de iniciación del expediente disciplinario se nombrará una persona encargada de la instrucción y una de la secretaría, que tendrán la obligación de mantener en secreto todas las actuaciones que se practiquen a lo largo del expediente hasta su resolución, respecto a todas aquellas que no sean la propia persona interesada.

El acuerdo de iniciación deberá contener al menos:

a) Identificación de la persona o personas presuntamente responsables.

b) Los hechos que motivan la incoación del procedimiento, su posible calificación y las sanciones que pudieran corresponder, sin perjuicio de lo que resulte de la instrucción.

c) Identificación de la persona instructora y secretaria del procedimiento, con expresa indicación de su régimen de recusación.

d) Órgano competente para la resolución del procedimiento y norma que le atribuya tal competencia, indicando la posibilidad de que la persona presuntamente responsable pueda reconocer voluntariamente su responsabilidad, con los efectos previstos en el artículo 85 de la Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

e) Medidas de carácter provisional que se hayan acordado por el órgano competente para iniciar el procedimiento sancionador, sin perjuicio de las que se puedan adoptar durante el mismo de conformidad con el artículo 56 de la Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

f) Indicación del derecho a formular alegaciones y a la audiencia en el procedimiento y de los plazos para su ejercicio, así como indicación de que, en caso de no efectuar alegaciones en el plazo previsto sobre el contenido del acuerdo de iniciación, este podrá ser considerado propuesta de resolución cuando contenga un pronunciamiento preciso acerca de la responsabilidad imputada.

3. El acuerdo de iniciación se comunicará a la Comisión Deontológica, con traslado de cuantas actuaciones existan al respecto, y se notificará a las personas interesadas, entendiendo en todo caso por tal a la inculpada, otorgándole un plazo de quince días para formular alegaciones y proponer las pruebas de que intenten valerse para la defensa de sus derechos o intereses y también para ejercer el derecho de recusación respecto a las personas nombradas como encargadas de la instrucción y de la secretaría. Igualmente, se indicará la posibilidad de que la presunta persona responsable pueda reconocer voluntariamente su responsabilidad, lo que dará lugar, en su caso, a dictar resolución de conformidad.

4. La recusación será resuelta por Junta de Gobierno, en el plazo de siete días. Esta resolución no será objeto de ningún recurso. Si por la persona interesada no se formulasen alegaciones ni se propusiese práctica de prueba, el pliego de cargos tendrá el carácter de Propuesta de Resolución, no procediendo más notificación a la persona interesada que la resolución sancionadora misma.

5. Quien se encargue de la instrucción ordenará de oficio, o a instancia de parte, la práctica de las pruebas y actuaciones que conduzcan a la averiguación de los hechos y las responsabilidades susceptibles de sanción y, a la vista de las actuaciones de averiguación iniciales practicadas, formulará propuesta de resolución.

6. Si de las diligencias y las pruebas iniciales practicadas no resultara acreditada la existencia de infracción o responsabilidad personal alguna, se propondrá el sobreseimiento del expediente. Esta resolución se notificará a las personas interesadas que hubiesen formulado la correspondiente denuncia.

7. La propuesta de resolución expresará la sanción o las sanciones que a su criterio deban imponerse y los preceptos estatutarios o colegiales que las establezcan, los pronunciamientos relativos a la existencia de los daños y perjuicios que hayan resultado acreditados, el órgano que impondrá la sanción y el precepto que otorga esta competencia.

8. La propuesta de resolución se notificará a las personas interesadas para que, en el plazo de diez días, puedan presentar nuevas alegaciones.

9. Una vez cumplidos todos los trámites anteriores, la persona instructora elevará el expediente a la Junta de Gobierno, que tendrá que dictar una resolución motivada, decidiendo todas las cuestiones que planteen las personas interesadas y las que se deriven del expediente. No se aceptarán hechos ni fundamentos diferentes de los que sirvieron como base para el pliego de cargos y la propuesta de resolución, con independencia de su diferente valoración jurídica.

10. El plazo máximo para resolver el expediente disciplinario será de nueve meses.

11. Iniciado un procedimiento sancionador, si la persona infractora reconoce su responsabilidad, se podrá resolver el procedimiento con la imposición de la sanción que proceda. Cuando la sanción tenga únicamente carácter pecuniario o bien quepa imponer una sanción pecuniaria y otra de carácter no pecuniario, pero se ha justificado la improcedencia de la segunda, el pago voluntario por la persona presuntamente responsable, en cualquier momento anterior a la resolución, implicará la terminación del procedimiento, salvo en lo relativo a la reposición de la situación alterada o a la determinación de la indemnización por los daños y perjuicios causados por la comisión de la infracción. En ambos casos, cuando la sanción tenga únicamente carácter pecuniario, el órgano competente para resolver el procedimiento aplicará reducciones de, al menos, el 20% sobre el importe de la sanción propuesta, siendo estos acumulables entre sí. Las citadas reducciones deberán estar determinadas en la notificación de iniciación del procedimiento y su efectividad estará condicionada al desistimiento o renuncia de cualquier acción o recurso en vía administrativa contra la sanción. El porcentaje de reducción previsto en este apartado podrá ser incrementado hasta el 50%.

12. Contra la resolución que ponga fin al expediente, la persona interesada podrá interponer recurso de alzada ante el Consejo General de Colegios Ópticos-Optometristas, en el plazo de un mes contado desde el día siguiente a la fecha de su notificación.

13. Las resoluciones sancionadoras no serán ejecutivas hasta que no haya recaído, expresa o presuntamente, resolución del recurso de alzada, o haya transcurrido el plazo para interponerlo sin que este se haya presentado. En estos supuestos, las resoluciones podrán adoptar las disposiciones cautelares necesarias para garantizar la eficacia mientras no sean ejecutivas.

14. Contra la resolución que dicte el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, la persona interesada podrá interponer recurso contencioso administrativo, ante la Jurisdicción de lo Contencioso-administrativo.

15. Cuando la persona denunciada fuese miembro de la Junta de Gobierno, la denuncia se remitirá al Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas para la incoación, tramitación y resolución de la información previa y, en su caso, del expediente.

Artículo 71.- Extinción de la responsabilidad disciplinaria.

Prescripción y cancelación de sanciones.

1. De las faltas: las faltas prescribirán:

a) Si son leves, a los nueve meses.

b) Las graves, a los dos años.

c) Las faltas muy graves, a los tres años.

d) Los plazos de prescripción comenzarán a contarse a partir del día en que se hubieran presuntamente cometido.

2. De las sanciones: las sanciones disciplinarias prescribirán:

a) Por faltas leves, a los nueve meses.

b) Por faltas graves, a los dos años.

c) Por faltas muy graves, a los tres años.

Los plazos de prescripción empezarán a contar a partir del día siguiente en que adquiera firmeza la resolución por la que se impone la sanción.

La baja como persona colegiada no extingue la responsabilidad contraída durante el periodo de pertenencia al mismo, aunque determinará la imposibilidad de ejecutar la sanción impuesta. En este supuesto quedará en suspenso la ejecución de la sanción, siendo comunicada al Colegio correspondiente, si la persona sancionada causare alta en cualquier otro Colegio de Ópticos-Optometristas de España. A tal efecto se dará conocimiento al Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas de la sanción impuesta y de la falta de cumplimiento de esta. A instancia de parte interesada, la Junta de Gobierno podrá acordar la cancelación de la anotación de las sanciones disciplinarias en el expediente colegial, en consideración a la gravedad de la sanción. Con el fin de formular aquella petición será necesario el transcurso de más de tres años desde la finalización de los efectos de la sanción impuesta.

TÍTULO VII

RÉGIMEN DE RECURSOS DE LAS PERSONAS COLEGIADAS FRENTE
A LAS RESOLUCIONES DEL COLEGIO

Artículo 72.- Régimen jurídico de los actos y acuerdos adoptados por los órganos de gobierno.

1. El régimen jurídico de los actos y acuerdos adoptados por los órganos de gobierno del Colegio, en cuanto estén sometidos al derecho administrativo, se ajustarán a lo dispuesto en Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas; a la Ley 2/1974, de 13 de febrero, de Colegios Profesionales, a la Ley 10/1990, de Colegios Profesionales de Canarias, a los presentes Estatutos y a los Estatutos del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

2. Los actos y resoluciones sujetos a derecho administrativo emanados del Colegio no ponen fin a la vía administrativa.

3. Contra las resoluciones de los órganos de gobierno del Colegio y los actos de trámite, si estos últimos decidieran directa o indirectamente sobre fondo del asunto y determinaran la imposibilidad de continuar el procedimiento, cabe interponer, con carácter potestativo, recurso de alzada, en el plazo de un mes, ante el Consejo General de Colegios de Ópticos- Optometristas. El recurso se presentará ante la propia Junta de Gobierno del Colegio, que lo elevará, con sus antecedentes y el informe que proceda, al Consejo General, dentro de los diez días siguientes a la fecha de presentación. Al formularse el recurso, la parte recurrente podrá solicitar la suspensión del acuerdo recurrido.

4. Contra los acuerdos en materia de elecciones, que no tenga otro recurso o plazo previsto especialmente, podrá interponerse recurso de alzada, en el plazo excepcional de diez días hábiles, mediante escrito que se presentará en el Colegio, que lo remitirá con su informe y los antecedentes que dieron lugar al acuerdo, al Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, en el plazo de tres días hábiles, para su tramitación y resolución de acuerdo con sus Estatutos Generales.

Artículo 73.- Notificación de los acuerdos.

Los acuerdos que se adopten y que afecten a situaciones personales deberán ser notificados a las personas interesadas, haciéndoles saber los recursos que pueden entablar contra ellos, órgano colegial o judicial ante el que hubieran de formularse y el plazo para interponerlos.

Artículo 74.- De la ejecución de los acuerdos.

Todos los acuerdos de la Asamblea General y de la Junta de Gobierno serán inmediatamente ejecutivos, salvo acuerdo motivado en contra tomado por el propio órgano que los adoptó.

TÍTULO VIII

PROCEDIMIENTO DE SEGREGACIÓN O DISOLUCIÓN

Artículo 75.- Absorción, fusión, segregación y disolución.

La segregación o, en su caso, la fusión o la absorción, requerirá acuerdo adoptado en Asamblea General Extraordinaria, expresamente convocada a tal efecto.

Para su aprobación se deberá cumplir con los requerimientos expuestos en el Capítulo II de la Ley 10/1990, de 23 de mayo, de Colegios Profesionales de la Comunidad Autónoma de Canarias y en el mismo capítulo del Decreto 277/1990, de 27 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Colegios Profesionales de Canarias, que desarrolla de forma más pormenorizada los procedimientos de absorción, fusión, segregación y disolución.

La Ley 10/1990 y el Decreto 277/1990 se encuentran en vigor en el momento de la redacción de estos Estatutos; si estas fueran derogadas o modificadas, habrá que remitirse al capítulo correspondiente que trate los procedimientos de “Absorción, fusión, segregación y disolución”, de las normas autonómicas en vigor que en ese momento sustituyan a las aquí mencionadas.

Artículo 76.- Disolución.

La disolución del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias podrá ser propuesta por su Junta de Gobierno, en acuerdo adoptado por el voto del setenta y cinco por ciento de sus miembros, o por un número de personas colegiadas que represente más de la mitad del censo al momento de ser esta realizada; debiendo ser aprobada en Asamblea General Extraordinaria, convocada a ese único efecto, con el voto a favor de las tres cuartas partes de estas personas presentes en la reunión, que necesariamente tendrán que representar a su vez los tres quintos del total de personas colegiadas censadas en el momento de la celebración de la Asamblea. En dicha Asamblea se deberá decidir, con el mismo porcentaje de votos, sobre si el haber resultante de la liquidación de los bienes y derechos propiedad del Colegio se reparte entre las personas colegiadas o se destina a una o varias organizaciones de carácter asistencial.

Adoptado en la forma expresada el acuerdo de disolución del Colegio, se remitirá certificación literal del acta de la Asamblea que lo decidió a la Consejería correspondiente de la Gobierno de Canarias Comunidad Autónoma de Canarias para anotación en el Registro de Colegios Profesionales adscrito a la misma y se comunicará al Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

TÍTULO IX

SERVICIO DE ATENCIÓN A PERSONAS COLEGIADAS Y A PERSONAS CONSUMIDORAS O USUARIAS

Artículo 77.- Servicio de atención a personas colegiadas y a personas consumidoras o usuarias.

1. El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias, dentro de su demarcación, deberá atender las quejas o reclamaciones presentadas por las personas colegiadas. Asimismo, dispondrá de un servicio de atención a las personas consumidoras y usuarias, que necesariamente tramitará y resolverá cuantas quejas y reclamaciones referidas a la actividad colegial o profesional de las personas colegiadas que se presenten por cualquier persona consumidora o usuaria que contrate los servicios profesionales, así como por asociaciones y organizaciones con potestad para su representación y/o defensa de sus intereses.

2. El servicio de atención a las personas consumidoras o usuarias resolverá, sobre la queja o reclamación según proceda: bien informando sobre el sistema extrajudicial de resolución de conflictos, bien remitiendo el expediente a los órganos colegiales competentes para instruir los oportunos expedientes informativos o disciplinarios, bien archivando o bien adoptando cualquier otra decisión conforme a derecho.

3. La presentación de quejas y reclamaciones se podrá realizar por vía electrónica y a distancia.

Artículo 78.- Ventanilla única.

1. El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias dispondrá de una página web para que, a través de la ventanilla única prevista en la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, quien ejerza o pretenda ejercer la profesión pueda realizar todos los trámites necesarios para la colegiación, su ejercicio y su baja en el Colegio, a través de un único punto, por vía electrónica y a distancia.

Se hará lo necesario para que, a través de esta ventanilla única, las personas ejercientes de la profesión puedan de forma gratuita:

a) Obtener toda la información y formularios necesarios para el acceso a la actividad profesional y su ejercicio.

b) Presentar toda la documentación y solicitudes necesarias, incluyendo la de la colegiación.

c) Conocer el estado de tramitación de los procedimientos en los que tenga consideración de persona interesada y recibir la correspondiente notificación de los actos de trámite preceptivos y la resolución de estos por el Colegio, incluida la notificación de los expedientes disciplinarios cuando no fuera posible por otros medios.

d) Convocar a las personas colegiadas a las Juntas Generales ordinarias y extraordinarias y poner en su conocimiento la actividad pública y privada del Colegio Profesional.

2. A través de la referida ventanilla única, para la mejor defensa de los derechos de las personas consumidoras y usuarias, el Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias ofrecerá la siguiente información, que deberá ser clara, inequívoca y gratuita:

a) El acceso al Registro de personas colegiadas, que estará permanentemente actualizado y en el que constarán, al menos, los siguientes datos: nombre y apellidos de las personas profesionales colegiadas, número de colegiación, si dispone de la Validación Periódica de la Colegiación superada, títulos oficiales de los que estén en posesión, domicilio profesional y situación de habilitación profesional.

b) El acceso al registro de sociedades profesionales, que tendrá el contenido descrito en el artículo 8 de la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de sociedades profesionales.

c) Las vías de reclamación y los recursos que podrán interponerse en caso de conflicto entre las personas consumidoras y usuarias y alguna persona colegiada o el Colegio profesional.

d) Los datos de las asociaciones u organizaciones de personas consumidoras y usuarias a las que quienes reciban los servicios profesionales pueden dirigirse para obtener asistencia.

e) El contenido del Código Deontológico.

Se adoptarán las medidas necesarias para el cumplimiento de lo previsto en este artículo e incorporar para ello las tecnologías precisas y crear y mantener las plataformas tecnológicas que garanticen la interoperabilidad entre los distintos sistemas y la accesibilidad de las personas con discapacidad. Para ello el Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias y, en su caso, los Consejos Generales y autonómicos podrán poner en marcha los mecanismos de coordinación y colaboración necesarios, inclusive con las corporaciones de otras profesiones.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad Autónoma de Canarias facilitará al Consejo General, y en su caso al Consejo Autonómico, la información concerniente a las altas, bajas y cualesquiera otras modificaciones que afecten a los Registros de personas colegiadas y de sociedades profesionales, para su conocimiento y anotación en los Registros centrales de personas colegiadas y de sociedades profesionales de aquellos.

DISPOSICIÓN COMPLEMENTARIA

Primera.- En todo lo que no esté previsto expresamente en los presentes Estatutos será de aplicación supletoria lo establecido en los Estatutos Generales del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

DISPOSICIÓN FINAL

Los presentes Estatutos, una vez aprobados por la Asamblea General Constituyente, serán comunicados a la Consejería correspondiente del Gobierno de Canarias para su inscripción en el Registro de Colegios Profesionales y al Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.



© Gobierno de Canarias