BOC - 2018/210. Martes 30 de Octubre de 2018 - 4966

IV. Administración de Justicia

Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Puerto de la Cruz

4966 - EDICTO de 1 de octubre de 2018, relativo al fallo de la sentencia dictada en los autos de procedimiento de familia. Divorcio contencioso nº 0000318/2012.

Descargar en formato pdf

D./Dña. Antonio Luis Toledano Cortés, Letrado/a de la Administración de Justicia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Puerto de la Cruz y su Partido:

HACE SABER: que en este Juzgado se ha dictado sentencia en los autos que luego se dirá, cuyo encabezamiento y fallo tienen el siguiente tenor literal:

SENTENCIA

En Puerto de la Cruz, a 14 de noviembre de 2013.

Vistos por Dña. María Antonia Benito Bethencourt, Magistrada-Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Puerto de la Cruz, los autos de divorcio contencioso, tramitados ante este Juzgado con el nº 318/12 a instancias de Dña. María Jesús Díaz Pérez, representada por el Procurador de los Tribunales, Sr. González Martín, contra su esposo D. Thomas Ernst, conforme a los siguientes:

FALLO

Se estima la demanda presentada por la representación procesal de Dña. María Jesús Díaz Pérez contra D. Thomas Ernst y se declara el divorcio y la disolución de su matrimonio, con todos los efectos inherentes a la misma, que se regirá por las medidas siguientes, en defecto de acuerdo en otro sentido de las partes:

Se fija una pensión de alimentos a favor del hijo común, de 200 euros mensuales, que se abonará por mitad por cada uno de los progenitores, a razón de 100 mensuales cada uno, en la cuenta bancaria que para ello designe el hijo común, dentro de los cinco primeros días de cada uno de los doce meses del año, y la actualizará anualmente, sin necesidad de previo requerimiento alguno, en la misma proporción que varíe el índice de Precios al Consumo, con efectos de primero de enero y a partir del año 2014.

En relación a los gastos extraordinarios del hijo común, se satisfarán de la siguiente forma:

a) Los que tengan un origen médico o farmacéutico y los que teniéndolo lúdico o académico hubiera sido acordada su realización por ambos progenitores, o, en su defecto, hubiesen sido autorizados judicialmente, por mitad por partes iguales.

b) Los que tengan un origen lúdico o académico y no cuentan para su realización con el acuerdo de ambos progenitores, o, en su defecto, la autorización judicial supletoria, por aquél que determine su realización, si es que el gasto llegara a producirse.

Los gastos reclamados deberán ser justificados oportunamente en cuanto a su importe y, en su caso, a su devengo.

No ha lugar a hacer expreso pronunciamiento sobre la imposición de costas.

Notifíquese la presente resolución a las partes.

Contra esta sentencia puede interponerse recurso de apelación en este Juzgado, en término de veinte días, correspondiendo la competencia para su resolución a Ilma. Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

Firme que sea esta sentencia, comuníquese al Registro Civil en donde conste inscrito el matrimonio a los efectos procedentes.

Así por esta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

Y para que sirva de notificación al demandado en paradero desconocido D. Thomas Ernst, expido y libro el presente en Puerto de la Cruz, a 1 de octubre de 2018.- El Letrado de la Administración de Justicia.



© Gobierno de Canarias