BOC - 2005/107. Jueves 2 de Junio de 2005 - 766

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Educación, Cultura y Deportes

766 - Dirección General de Formación Profesional y Educación de Adultos.- Resolución de 20 de mayo de 2005, por la que se dictan instrucciones para la organización y desarrollo de la Valoración Inicial del Alumno (VIA) de Formación Básica de Personas Adultas en la Comunidad Autónoma de Canarias.

Descargar en formato pdf

La Ley 13/2003, de 4 de abril, de Educación y Formación Permanente de Personas Adultas de Canarias (B.O.C. nº 79, de 25 de abril) establece, en su artículo 2, los principios de la Educación y Formación Permanente de Personas Adultas, y fija, entre otros, los siguientes:

a) La igualdad en el acceso a un aprendizaje permanente eficaz y de calidad, como eje central de todas las actuaciones, con atención especial a las personas y colectivos que, en función de sus circunstancias, tengan más dificultades para ello.

c) La adaptación a las necesidades y demandas de los individuos, las comunidades y los cambios sociales y laborales.

g) La libertad en la elección de itinerarios individuales de aprendizajes abiertos y compatibles con las actividades familiares, sociales y laborales.

h) La complementariedad entre aprendizajes y contextos didácticos formales, no formales e informales, en sus diferentes modalidades con un énfasis en la de a distancia.

i) La validación y acreditación de los aprendizajes no formales e informales.

Asimismo, en el artículo 3 se establece que los objetivos de la Educación y Formación Permanente de Personas Adultas se orientarán también a facilitar la acreditación de los conocimientos adquiridos mediante aprendizajes no formales e informales, estableciendo mecanismos de coordinación y de complementariedad entre los diferentes tipos de aprendizajes.

En cumplimiento de lo dispuesto en el Decreto 79/1998, de 28 de mayo (B.O.C. nº 72, de 12 de junio), por el que se establece el currículo de la Formación Básica de Personas Adultas y en la Orden de 13 de agosto de 1998 (B.O.C. nº 114, de 7 de septiembre), por la que se establecen las instrucciones y orientaciones para la aplicación de dicho currículo en los centros de educación de personas adultas, procede fijar unas normas que permitan plantear al alumnado que inicia la Formación Básica de Personas Adultas un itinerario formativo adaptado a sus condiciones y características personales.

Asimismo, en la Orden de 28 de junio de 1999, por la que se regula la evaluación y acreditación de la formación básica de las personas adultas, se establece que en el proceso de evaluación de las personas adultas tiene especial relevancia la valoración inicial de las experiencias de aprendizaje, tanto formales como no formales. Será preceptivo realizar esta valoración a cada persona desde el momento de su inscripción en un centro de educación de personas adultas. Ésta comprenderá tanto sus experiencias y conocimientos, como sus intereses y expectativas para trazar su itinerario formativo.

Por otra parte, considerando la experiencia adquirida en la aplicación del currículo de la Formación Básica de Personas Adultas y vistos los procedimientos e instrumentos utilizados para la Valoración Inicial del Alumno (VIA) que hasta el momento han desarrollado los centros, se estima necesario establecer unas pautas que permitan armonizar y garantizar la aplicación de criterios y sistemas homogéneos de valoración que posibiliten el acceso a la Formación Básica de Personas Adultas en igualdad de condiciones, independientemente del centro que sea elegido por el alumno.

Por ello, en virtud de lo previsto en el Decreto 305/1991, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes (B.O.C. nº 161, de 9 de diciembre) y de lo establecido en el Decreto 123/2003, de 17 de julio, por el que se determina la estructura central y periférica, así como las sedes de las Consejerías del Gobierno de Canarias (B.O.C. nº 139, de 19 de julio),

R E S U E L V O:

Primero.- Dictar instrucciones para la organización y desarrollo de la Valoración Inicial del Alumno (VIA) en Formación Básica de Personas Adultas (FBPA), en los centros autorizados a impartir estas enseñanzas, de acuerdo con lo establecido en el anexo de la presente Resolución.

Segundo.- Los centros privados concertados, autorizados a impartir enseñanzas de personas adultas, se regirán por la presente Resolución, en todo aquello que les afecte, en el marco de los límites fijados por la legislación vigente.

Tercero.- Los órganos de gobierno de los centros arbitrarán el procedimiento más adecuado para que la presente Resolución sea conocida y difundida entre los distintos sectores de la comunidad educativa, y para que desde el momento de su vigencia esté a disposición de sus diferentes miembros, a través de sus representantes, haciéndoles llegar copia de la misma y exponiendo permanentemente una en el tablón de anuncios del centro, o de cualquier otro procedimiento que garantice su conocimiento.

Cuarto.- La Inspección de Educación velará por el cumplimiento de esta Resolución y asesorará en aquellos aspectos que le soliciten los centros.

Santa Cruz de Tenerife, a 20 de mayo de 2005.- El Director General de Formación Profesional y Educación de Adultos, Juan Magdalena Darias.

A N E X O

INSTRUCCIONES PARA LA ORGANIZACIÓN Y DESARROLLO DE LA VALORACIÓN INICIAL DEL ALUMNO DE FORMACIÓN BÁSICA DE PERSONAS ADULTAS.

SUMARIO

1.- Objeto y finalidad de la Valoración Inicial del Alumno.

2.- Desarrollo de la Valoración Inicial del Alumno.

3.- Itinerario formativo.

4.- Responsables de la aplicación.

1.- Objeto y finalidad de la Valoración Inicial del Alumno (VIA).

La VIA es un procedimiento previo al inicio del proceso formativo del alumno, que tiene por objeto reconocer sus aprendizajes y aptitudes con el fin de establecer un itinerario formativo adaptado a sus necesidades, capacidades, intereses y posibilidades.

Su finalidad principal es valorar las competencias educativas con las que parte el alumno, adquiridas por vía formal, no formal e informal, dentro o fuera de las instituciones educativas, que tengan relación con los objetivos y contenidos de la Formación Básica de Personas Adultas (FBPA).

La VIA será realizada por un equipo evaluador que se constituirá en cada centro y que llevará a cabo las siguientes tareas:

a) Valorar la documentación proporcionada por el alumno.

b) Otorgar los créditos con que cada persona comienza su formación en las distintas áreas curriculares de la FBPA.

c) Proponer al alumno el itinerario formativo, dentro de la oferta modular y las posibilidades organizativas del centro.

2.- Desarrollo de la Valoración Inicial del Alumno.

La valoración inicial del alumno comprenderá:

a) Aportación de información.

En el momento de la inscripción, el alumno proporcionará toda la información acreditativa de los aprendizajes formales y no formales, que pueda documentar fehacientemente y una declaración escrita de los aprendizajes informales alcanzados, con indicación del momento y procedimiento con el que fueron adquiridos.

b) Acreditación de aprendizajes formales.

Se consideran aprendizajes formales aquellos que se desarrollan en centros de educación y formación y conducen a titulación oficial no universitaria.

El equipo evaluador estudiará la documentación presentada y acreditará los conocimientos, capacidades y habilidades demostradas, de acuerdo con las equivalencias establecidas en el anexo I de la presente Resolución y que se reflejará en el Registro de la Valoración Inicial del Alumno que se recoge en el anexo II, al que se adjuntará la documentación aportada por el alumno.

c) Reconocimiento de aprendizajes no formales.

Tienen la consideración de aprendizajes no formales aquellos que no se ajustan a currículos conducentes a titulación, tales como la preparación de las pruebas libres de titulación y de acceso a otras enseñanzas, así como los cursos dirigidos a la adquisición de capacidades, habilidades y actitudes que le permitan el aprendizaje permanente a lo largo de la vida y su participación en el desarrollo de la sociedad basada en el conocimiento.

Para el reconocimiento de las enseñanzas no formales el equipo evaluador estudiará la documentación presentada y aplicará los criterios fijados en el anexo III de la presente Resolución.

d) Valoración de los aprendizajes informales.

Se consideran aprendizajes informales los realizados de forma autónoma por las personas adultas a través del autoaprendizaje, de acuerdo con sus necesidades e intereses, en especial del realizado con el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, o el adquirido a través de su experiencia en diversos contextos sociales y laborales.

Para la valoración de los aprendizajes informales se procederá a través de una doble vía: una directa, para el reconocimiento de los aprendizajes en los ámbitos de formación sociocultural y formación orientada al empleo, y otra (mediante prueba objetiva) para el resto de los ámbitos.

Para el reconocimiento de los aprendizajes reconocidos de forma directa, el equipo evaluador aplicará los criterios establecidos en el anexo III.

e) Pruebas de Valoración Inicial.

Para las personas que no puedan documentar sus aprendizajes formales, o no formales se realizarán pruebas de valoración inicial que estarán estructuradas con un nivel de dificultad progresiva y se ajustarán a los contenidos establecidos para cada uno de los tramos y áreas curriculares de la Formación Básica de Personas Adultas.

Asimismo, el equipo evaluador analizará la declaración de aprendizajes informales no reconocidos de forma directa presentada por el alumno y lo orientará a la realización de la prueba de exploración inicial si se observara que los conocimientos y capacidades señalados pudieran ser valorados.

· Formación Básica Inicial (FBI).

La prueba que se aplique para determinar los objetivos, conocimientos, capacidades y habilidades establecidas para la Formación Básica Inicial debe tener carácter globalizador y progresivo y abarcará todas las áreas que componen el currículo.

· Formación Básica Postinicial (FBPI).

El centro aplicará pruebas secuenciadas de menor a mayor dificultad para cada una de las áreas que integran el currículo de la Formación Básica de Personas Adultas.

En los casos en que se solicite la acreditación total de un área, se aplicarán pruebas con un nivel de dificultad semejante al establecido para la prueba libre de obtención del título de Graduado en Educación Secundaria.

Estas pruebas serán elaboradas, junto con las instrucciones de aplicación y criterios de evaluación, en las reuniones de coordinación intercentros y serán de aplicación en todas las zonas de actuación de los mismos.

Una copia del modelo elaborado se remitirá a la Inspección de Educación y a la Dirección General de Formación Profesional y Educación de Adultos en el mes de junio del año en curso.

f) Estudio de intereses, condiciones y posibilidades del alumno.

En el momento de la inscripción, el alumno cumplimentará un cuestionario personal que recogerá datos sobre sus intereses, posibilidades (tiempo disponible para destinar a la formación, compromisos laborales y personales, otras circunstancias que faciliten o dificulten la actividad formativa, etc.), así como otras condiciones que permitan adecuar a estas situaciones su itinerario formativo.

Este cuestionario será elaborado, junto con las instrucciones de aplicación y criterios de interpretación, en las reuniones de coordinación intercentros y será de aplicación en todas las zonas de actuación de los mismos.

Una copia del modelo elaborado se remitirá a la Inspección de Educación y a la Dirección General de Formación Profesional y Educación de Adultos en el mes de junio del año en curso.

g) Entrevista personal.

Opcionalmente, el equipo evaluador podrá realizar una entrevista personal al alumno en aquellos casos en que se necesite clarificar algunos de los aspectos que conforman la VIA.

Esta entrevista tendrá un carácter estructurado y será elaborada, junto con las instrucciones de aplicación y criterios de interpretación, en las reuniones de coordinación intercentros y será de aplicación en todas las zonas de actuación de los mismos.

Una copia del modelo elaborado se remitirá a la Inspección de Educación y a la Dirección General de Formación Profesional y Educación de Adultos en el mes de junio del año en curso.

En ningún caso esta acción conllevará acreditación de aprendizajes formales o no formales.

3.- Itinerario formativo.

3.1. Propuesta de itinerario formativo.

Como resultado de la valoración inicial, el equipo evaluador le propondrá al alumno el itinerario formativo más adecuado para la adquisición de los créditos establecidos para la obtención de la titulación de Graduado en Educación Secundaria.

Este itinerario quedará reflejado en el expediente personal del alumno establecido en la Orden de 28 de junio de 1999, por la que se regula la evaluación y acreditación de la Formación Básica de Personas Adultas (B.O.C. nº 100, de 28 de julio), y en el acta de la sesión de valoración inicial que confeccionará y firmará el equipo evaluador.

En ningún caso la VIA conlleva la realización de propuesta de titulación directa y siempre implica que al alumno, en función de su nivel formativo real, se le asigne un itinerario formativo para las distintas áreas curriculares con los créditos requeridos.

Los centros podrán orientar directamente hacia la prueba libre de Graduado en Educación Secundaria, o al curso de preparación de la misma, cuando el alumno, por el número de áreas que ha de cursar, su madurez y conocimientos acreditados, así como el tiempo que requiere para la obtención del mismo, considerara más idónea esta vía, o éste, por circunstancias personales, así lo manifestase.

3.2. Aceptación de itinerario formativo.

El profesor-tutor proporcionará al alumno una copia de la propuesta de itinerario formativo realizada por el equipo evaluador (anexo IV), para su conocimiento y aceptación.

Vista la propuesta de itinerario formativo realizada, el alumno podrá:

a) Aceptarla, firmando para ello la conformidad.

b) Realizar otra propuesta que se adecue a su disponibilidad horaria y sus condiciones personales. Esta nueva propuesta se reflejará en la Propuesta de Itinerario Formativo, con expresión de los motivos que le llevan a esta elección, firmando en el apartado correspondiente a itinerario elegido.

En ningún caso, se podrá alterar la VIA realizada.

3.3. Período de observación.

Con posterioridad a la aceptación del itinerario formativo los centros podrán dedicar un período formativo destinado a los alumnos de nueva incorporación, con una duración máxima de 15 horas, que incluya un módulo de técnicas de estudios, en el que se observarán los conocimientos, capacidades y habilidades de cada alumno. Estas observaciones se reflejarán en una ficha de recogida de datos y serán tenidas en cuenta por el equipo evaluador para determinar la acción tutorial.

4.- Responsables de la aplicación de la VIA.

4.1. Composición del Equipo Evaluador.

Cada centro constituirá un equipo evaluador por período formativo, Formación Básica Inicial y Formación Básica Postinicial, que se encargará de la elaboración y aplicación de los distintos instrumentos que conforman la VIA. Estará integrado, como mínimo, por:

- El profesor-tutor.

- Un profesor del campo sociolingüístico.

- Un profesor del campo científico-tecnológico.

- El Secretario del centro.

4.2. Funciones del Equipo Evaluador.

Además de las tareas establecidas en el punto 1 de esta Resolución, el equipo evaluador realizará las siguientes funciones:

a) Determinar la actuación tutorial con el alumno, tomando como referencia los aspectos formativos sobre los que se ha de realizar una especial observación.

b) Contrastar las observaciones obtenidas en aspectos tales como: características del alumno, motivación e interés formativo, hábitos de estudio, expresión oral o escrita, comprensión-razonamiento y asimilación de contenidos, y cualquier otro aspecto significativo que incida en el proceso formativo.

c) Trazar estrategias de adecuación curricular tendentes a alcanzar los objetivos propuestos y superar las dificultades detectadas, especialmente en el alumnado de necesidades educativas especiales y con medidas de atención a la diversidad en Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.).

Para este alumnado, se contará con el apoyo de los equipos de orientación educativa y psicopedagógica de zona (EOEP), que colaborarán en el diseño del itinerario formativo de estas personas.

Ver anexos - páginas 9521-9528



© Gobierno de Canarias