BOC - 1995/160. Lunes 18 de Diciembre de 1995 - 2366

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Educación, Cultura y Deportes

2366 - RESOLUCIÓN de 30 de noviembre de 1995, de la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, por la que se establece el currículo de determinadas optativas y se dictan instrucciones sobre la elaboración, aprobación e impartición de las mismas, en el segundo ciclo de Educación Secundaria Obligatoria y en Bachillerato.

Descargar en formato pdf

El Real Decreto 1.007/1991, de 14 de junio (B.O.E. de 26), que establece las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria, dispone en su artículo tercero que el currículo comprenderá materias optativas, que tendrán mayor horario lectivo al final de la etapa. El Decreto 310/1993, de 10 de diciembre (B.O.C. de 28 de enero de 1994), en su artículo 7, apartado 2, establece para el ámbito de la Comunidad Autónoma Canaria, que se operarán con carácter optativo las enseñanzas de una Segunda Lengua Extranjera en todo los cursos de la etapa, una materia de Iniciación Profesional en el segundo ciclo y Cultura Clásica, al menos, en un curso del segundo ciclo. Por lo que respecta al Bachillerato, el Real Decreto 1.700/1991, de 29 de noviembre (B.O.E. de 2 de diciembre), desarrolló la estructura del mismo fijando las materias propias de las distintas modalidades, posibilitando que las Administraciones educativas fijen las materias optativas, y el Real Decreto 1.178/1992, de 2 de octubre (B.O.E. de 21 de octubre), establece las enseñanzas mínimas. Por último el Real Decreto 1.179/1992, de 2 de octubre (B.O.E. de 21 de octubre), establece el Currículo de Bachillerato, y el Decreto de Currículo de Bachillerato aprobado por el Consejo de Gobierno de 26 de abril de 1995, lo regula en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Las Disposiciones Finales primera de los mencionados Reales Decretos 1.007/1991 y 1.700/1991 establecen que corresponde al Ministerio de Educación y Ciencia y a los órganos competentes de las Comunidades Autónomas dictar, en el ámbito de sus competencias, cuantas disposiciones sean precisas para la ejecución y desarrollo de lo establecido en los mismos.

Habiéndose ampliado la implantación anticipada del segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato en un número considerable de centros, es necesario concretar, ampliar y en su caso modificar la regulación de las materias optativas mediante una nueva Resolución, en la que por un lado se regulen la idoneidad de los currículos de optativas propuestos por los centros y, por otra, el procedimiento de autorización y organización en los centros educativos.

Por todo ello, esta Dirección General, en uso de las competencias que le confiere el Decreto Territorial 305/1991, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias,

R E S U E L V E:

I. PLAN DE OPTATIVAS

1.- Los Centros que impartan el segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato elaborarán un Plan de Optativas para los cursos de estas enseñanzas que constará de:

- Justificación:

a) Adecuación de las enseñanzas a las características del Centro, a su entorno y a las necesidades del alumnado con atención especial a la diversidad del mismo.

b) Contribución de dichas enseñanzas a la consecución de los objetivos de la etapa en relación con los Proyectos Educativo y Curricular de Centro.

- Objetivos del Plan de Optativas.

- Aspectos organizativos: horas dedicadas a la impartición de optativas y criterios de organización horaria.

- Relación de optativas, indicando para cada una de ellas:

1) Duración.

2) Número de horas semanales.

3) Número de grupos que se oferta.

4) Departamento al que se adscribe y material didáctico disponible.

5) Perfil del alumnado al que se oferta preferentemente. - Criterios para la asignación de optativas al alumnado.

- Disponibilidad horaria del profesorado.

2.- Este Plan será enviado a la Inspección Educativa y a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa para su autorización, antes del día 1 de marzo, acompañando certificación de acta del Claustro de Profesores donde se aprueban los objetivos y el propio Plan.

3.- Los Planes de Optativas autorizados con anterioridad a la entrada en vigor de esta Resolución continuarán vigentes, a menos que los Claustros propongan modificaciones a los mismos. En el supuesto de existir un currículo publicado por esta Dirección General, deberá atenerse cada Centro a lo establecido en el mismo.

4.- Para los Centros que anticipen tercero de Educación Secundaria Obligatoria o primero de Bachillerato en el próximo curso, el plazo de presentación del Plan de Optativas se amplía hasta el día 15 de abril.

5.- Los Servicios de Inspección Educativa supervisarán el Plan de Optativas en función de los criterios recogidos en el apartado I.1 y remitirán informe a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, dentro de los quince días siguientes a su recepción en el que, de forma expresa, constarán las modificaciones que se considera necesario realizar en la propuesta de dicho Plan, así como una valoración del mismo.

6.- Autorizado el Plan de Optativas por la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, el alumnado, una vez hecha su elección, será distribuido en cada optativa atendiendo a las prioridades de asignación establecidas en el Plan. El Departamento de Orientación asesorará al alumnado para la elección de estas materias.

7.- Los Planes de Optativas aprobados podrán impartirse en los sucesivos cursos sin necesidad de nueva autorización en tanto no se modifiquen las condiciones en que fueron autorizados o el contenido de los mismos.

II. MATERIAS OPTATIVAS EN LA EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA

8.- Las propuestas de currículos de materias optativas para la Educación Secundaria Obligatoria deberán contribuir a desarrollar las capacidades generales a las que se refieren los objetivos de la etapa, atender a la diversidad de intereses, motivaciones y capacidades del alumnado, a ampliar las posibilidades de orientación vocacional y profesional del mismo y a facilitar su transición a la vida activa.

9.- El alumnado deberá cursar dos horas semanales de materias optativas en tercer curso y entre cuatro y seis en cuarto curso de la Educación Secundaria Obligatoria, según se complete o no con actividades de refuerzo o de libre disposición del centro. La temporalización de las materias optativas será la especificada en los currículos publicados y que se indican en los anexos IV y VI que acompañan a esta Resolución o en las propuestas de los centros que cuenten con la debida autorización de esta Dirección General.

10.- El número de alumnos y alumnas en cada materia optativa será como máximo de 30.

11.- El número máximo de horas semanales de materias optativas que cada centro impartirá será igual al triple del número de grupos de tercero si éste es par, o, en caso contrario, al siguiente número par. En cuarto curso el número máximo de horas para impartir materias optativas será el del número de grupos multiplicado por nueve.

12.- Las materias optativas tendrán en general una duración de un curso. Las materias Segunda Lengua Extranjera y Cultura Clásica podrán ser elegidas por el alumnado en tercero, en cuarto curso de la Educación Secundaria Obligatoria o en ambos.

13.- Cada Centro propondrá en su Plan de Optativas:

A.- Las materias que obligatoriamente deberán ser ofertadas por los centros en el segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria y que se indican en el anexo I.

En el cuarto curso los alumnos y las alumnas podrán elegir como materias optativas aquellas áreas troncales opcionales por las que, inicialmente, no hubieran optado.

B.- Materias optativas de oferta voluntaria por el Centro, propuestas por el Claustro, y cuyo currículo haya sido autorizado por la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa o se presente para su aprobación conjuntamente con el Plan de Optativas, siguiendo el procedimiento establecido en el epígrafe IV.

III. MATERIAS OPTATIVAS EN EL BACHILLERATO

14.- Las materias optativas en el Bachillerato deberán contribuir decididamente a la orientación profesional, laboral y universitaria y ayudarán al alumnado a tomar las decisiones apropiadas sobre su futuro; asimismo, contribuirán a completar la formación del alumnado mediante otras materias de modalidad u optativas diferentes a las propias de su itinerario.

15.- El alumnado dispondrá de cuatro horas de optativas en primer curso y ocho en segundo en las que podrá cursar las materias optativas y de modalidad que se oferten en el Centro, siempre, en este segundo caso, que no impliquen aumento del número de grupos. Se tendrán en cuenta, en la elección de las materias en cada uno de los cursos, las condiciones que se establecen en el artículo tercero, apartado 5. Quinto de la Orden de 3 de abril de 1995, sobre Evaluación y Calificación en el Bachillerato (B.O.C. de 21 de abril), en la medida en que se establece que la evaluación de determinadas materias está condicionada a que exista previamente una evaluación positiva de otras, cuando los contenidos establecidos en los currículos respectivos son progresivos. (Ver anexo II). La temporalización de las materias optativas será la especificada en los currículos publicados o en la propuesta de los centros debidamente autorizada.

16.- El número de alumnos y alumnas en cada materia optativa será como máximo de 35.

17.- El número máximo de horas semanales de materias optativas que cada centro impartirá será:

a) Para primero de Bachillerato:

- Hasta 36 alumnos o alumnas matriculados/as, 8 horas.

- Entre 36 y 45 alumnos o alumnas matriculados/as, 12 horas.

- De 46 a 60 alumnos o alumnas matriculados/as, 16 horas.

- De 61 a 75 alumnos o alumnas matriculados/as, 20 horas, etc.

b) Para segundo de Bachillerato:

- Hasta 36 alumnos o alumnas matriculados/as, 16 horas.

- Entre 36 y 45 alumnos o alumnas matriculados/as, 24 horas.

- De 46 a 60 alumnos o alumnas matriculados/as, 32 horas.

- De 61 a 75 alumnos o alumnas matriculados/as, 40 horas, etc. 18.- Las materias optativas tendrán una duración de un cuatrimestre, un curso, y, excepcionalmente, dos cursos.

19.- Cada Centro propondrá en su Plan de Optativas:

A.- Las materias optativas de obligada oferta en los distintos Bachilleratos e Itinerarios, de acuerdo con lo establecido en el anexo III.

B.- Materias optativas de oferta voluntaria por el Centro, propuestas por el Claustro y cuyo currículo haya sido autorizado por la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, o se presente para su aprobación conjuntamente con el Plan de Optativas, siguiendo el procedimiento establecido en el epígrafe IV.

IV. AUTORIZACIÓN DE LOS CURRÍCULOS DE OPTATIVAS

20.- Los Centros que adelanten enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato podrán proponer currículos de optativas a través de sus Claustros, indicando el nombre de las mismas y el Departamento al que se adscriben.

21.- Los currículos de dichas optativas han de presentar la siguiente estructura:

- Una introducción en la que se debe reseñar la justificación de la optativa, sus finalidades, en qué medida contribuye a desarrollar los objetivos de la etapa, en qué medida responde a la diversidad del alumnado del Centro, en qué curso se imparte, de qué disciplinas se nutre su contenido, etc.

- Los objetivos detallados de la materia optativa, es decir aquellas capacidades que el alumnado desarrollará.

- Los contenidos se clasificarán en conceptos, procedimientos y actitudes y podrán organizarse en bloques.

- Metodología. Se determinará el enfoque metodológico de la materia, indicando todos los elementos que la conforman (estrategias de enseñanza-aprendizaje, agrupamientos de alumnos, recursos y materiales, etc.).

- Los criterios de evaluación deberán estar relacionados con los objetivos y contenidos que se han señalado. Así mismo deberán contener una explicación de lo que se pretende valorar.

22.- La valoración de dichos currículos corresponderá a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa y se hará por comunicación escrita a los Centros, indicando las modificaciones que sea necesario realizar en la propuesta para su adecuación a los criterios y condiciones recogidas en esta Resolución.

23.- Criterios de aprobación de currículos de las optativas:

- Adecuación del currículo de la materia a los objetivos generales de la Etapa, a las características del Centro y a las necesidades e intereses del alumnado.

- Que los contenidos de las materias propuestas no estén incluidos en las áreas comunes ni sean una ampliación de las mismas.

- Que den prioridad al tratamiento interdisciplinar.

- Los contenidos de estas optativas no deben confundirse con propuestas muy cercanas a los temas transversales tales como Educación para la Salud, Educación Ambiental, etc., ya que su impartición debe ser abordada desde todas las áreas.

- Relación con los Itinerarios de Bachillerato y con los Ciclos Formativos que se impartan en el centro.

24.- En los anexos IV y V se indican las optativas autorizadas cuyo currículo ha sido publicado. En el anexo VI se incluyen los currículos de las optativas de Iniciación Profesional de un curso de duración con dos horas semanales: “Administrativo”, “Electricidad y Electrónica”, “Entretenimiento de Vehículos”, “Gastronomía” y “Mantenimiento del Hogar”.

V. PROFESORADO QUE IMPARTE OPTATIVAS

25.- Las materias optativas de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato serán impartidas por el profesorado del Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria o por el Cuerpo de Profesores Técnicos de Formación Profesional.

26.1.- En la Educación Secundaria Obligatoria y en el Bachillerato:

a) En general, las optativas se incorporarán a aquellos Departamentos o Seminarios que impartan mayor número de horas de la misma, a los propuestos por los Claustros, o en su caso, a los que la Inspección de Educación determine.

b) La Segunda Lengua Extranjera será asignada a la especialidad del Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria según el anexo VII del Real Decreto 1.701/1991, de 29 de noviembre (B.O.E. de 2 de diciembre de 1991). Excepcionalmente, podrá impartir esta materia aquel profesorado que acredite tener el nivel adecuado y sea debidamente autorizado. c) Las materias de Iniciación Profesional, excepto “Informática”, serán asignadas a los Departamentos más relacionados con dichas materias.

d) “Historia de la Ciencia” será asignada preferentemente al Departamento de Filosofía, tanto en la Educación Secundaria Obligatoria como en el Bachillerato.

26.2.- En la Educación Secundaria Obligatoria:

a) “Cultura Clásica” será asignada al profesorado de las especialidades de Latín o Griego.

b) “Aprender a Razonar” estará adscrita al Departamento de Filosofía.

26.3.- En el Bachillerato:

a) “Historia de Canarias” será asignada al Departamento de Geografía e Historia.

b) “Medio Natural Canario” será asignada al Departamento de Ciencias Naturales.

c) “Literatura Canaria” será asignada al Departamento de Lengua Castellana y Literatura. d) La materia “Ciencia, Tecnología y Sociedad” será asignada al Departamento de Filosofía.

27.- A la Programación General de los Seminarios o Departamentos se le incorporarán las programaciones de las optativas que les correspondan.

Santa Cruz de Tenerife, a 30 de noviembre de 1995.- El Director General de Ordenación e Innovación Educativa, Carlos Tabares Santos.

A N E X O I

MATERIAS OPTATIVAS DE OBLIGADA OFERTA EN EL SEGUNDO CICLO DE LA EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA

- Cultura Clásica.

- Segunda Lengua Extranjera.

- Una materia de Iniciación Profesional.

- Canarias, tierra sin fronteras.

- Aprender a Razonar.

Ver anexos - páginas 12106-12107

A N E X O I V

MATERIAS OPTATIVAS PARA IMPARTIR EN LA E.S.O.

- BOTÁNICA APLICADA (B.O.E. nº 142, de 15.6.94).

- CONSERVACIÓN Y RECUPERACIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL (B.O.E. nº 142, de 15.6.94). - ENERGÍAS RENOVABLES Y MEDIO AMBIENTE (B.O.E. nº 142, de 15.6.94).

- EXPRESIÓN CORPORAL (B.O.E. nº 147, de 10.6.92).

- IMAGEN Y EXPRESIÓN (B.O.E. nº 147, de 10.6.92).

- PROCESOS DE COMUNICAClÓN (B.O.E. nº 147, de 10.6.92).

- TALLER DE ARTESANÍA (B.O.E. nº 147, de 10.6.92).

- TALLER DE MATEMÁTICAS (B.O.E. nº 147, de 10.6.92).

- TRANSICIÓN A LA VIDA ADULTA Y ACTIVA (B.O.E. nº 147, de 10.6.92).

- CANTO CORAL (B.O.E. nº 147, de 10.6.92).

- CULTURA CLÁSICA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- SEGUNDA LENGUA EXTRANJERA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- APRENDER A RAZONAR (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- CANARIAS, TIERRA SIN FRONTERAS (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- INFORMÁTICA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- ITINERARIOS EN LA NATURALEZA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- TEATRO (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- INICIACIÓN A LA ASTRONOMÍA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- CONJUNTOS MUSICALES (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- HISTORIA DE LA CIENCIA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- FOTOGRAFÍA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- LA PRENSA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95). - HISTORIA DEL CINE (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- GRABADOS Y ESTAMPAClÓN (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- CERÁMICA ARTÍSTICA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- TALLER MÚSICO E INSTRUMENTAL (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

A N E X O V

MATERIAS OPTATIVAS AUTORIZADAS PARA IMPARTIR EN EL BACHILLERATO

- AMPLIAClÓN DE LOS SISTEMAS TÉCNICOS Y GRÁFICOS (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- CIENCIAS TECNOLOGÍA Y SOCIEDAD (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- FUNDAMENTOS DE ADMINISTRACIÓN Y GESTIÓN (B.O.E. nº 194, de 14.8.93).

- GEOLOGÍA (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- GRIEGO II (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- LITERATURA ESPAÑOLA Y UNIVERSAL (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- MATEMÁTICA DE LA FORMA (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- MÚSlCA (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE ELECTRÓNICA (B.O.E. nº 194, de 14.8.93).

- PSICOLOGÍA (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- TALLERES ARTÍSTICOS (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- VOLUMEN II (B.O.E. nº 25, de 29.1.93).

- HISTORIA DE CANARIAS (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- HISTORIA DE LA CIENCIA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- INFORMÁTICA APLICADA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- INTRODUCClÓN AL MANTENIMIENTO Y SEGURIDAD DE EDIFICIOS (B.O.C. nº 65, de 25.5.95). - LITERATURA CANARIA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- MEDIO NATURAL CANARIO (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- MÚSICA Y SOCIEDAD (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- SEGUNDA LENGUA EXTRANJERA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

- TÉCNICAS DE FABRICAClÓN Y REPARAClÓN MECÁNICA (B.O.C. nº 65, de 25.5.95).

A N E X O V I

CURRÍCULOS DE MATERIAS OPTATIVAS DE INICIACIÓN PROFESIONAL AUTORIZADAS POR RESOLUCIÓN DE 8 DE MAYO (B.O.C. nº 65, de 25 de mayo) PARA IMPARTIR EN LA E.S.O.

INICIACIÓN PROFESIONAL: ADMINISTRATIVO

1. INTRODUCCIÓN.

Esta materia optativa está concebida para el alumnado que tenga interés en conocer los procesos y funcionamiento del mundo empresarial. Esto le servirá no sólo para la incorporación al mundo laboral, sino para su vida activa como adulto, ya que supone abordar mecanismos, procedimientos, documentos, etc. que utilizará en muchas de sus actividades diarias.

También servirá esta materia optativa para el alumnado que quiera en un futuro decidirse por unos estudios administrativos y de carácter empresarial, tanto en ciclos formativos como en estudios universitarios.

Teniendo en cuenta las consideraciones anteriores, debe proporcionarse al alumnado una visión del entorno empresarial, así como de los procesos de gestión de la empresa.

El alumnado, por medio de esta optativa, conocerá de una manera sencilla y amena la organización de una empresa, sus procesos de trabajo, departamentos, administración, así como los documentos más usuales de gestión, como por ejemplo: facturas, cheques, letras de cambio, contratos, etc., que no sólo necesitará en un trabajo administrativo sino en muchos aspectos de su vida.

Esta optativa permite un trabajo interdisciplinar al tratar la empresa desde muchas perspectivas.

El alumnado podrá elegir esta optativa en el segundo ciclo de la E.S.O. 2. OBJETIVOS.

El alumnado al finalizar el curso escolar habrá desarrollado la capacidad de:

2.1. Conocer la organización del mundo empresarial.

2.2. Identificar los elementos y sujetos que intervienen en una operación empresarial.

2.3. Comprender el proceso que se debe seguir en una operación administrativa.

2.4. Aplicar los conocimientos administrativos a las necesidades cotidianas.

2.5. Diferenciar la documentación en la gestión empresarial y sus características técnicas.

2.6. Distinguir las diferentes secciones o departamentos que requiere la organización de una empresa.

2.7. Adquirir los conocimientos mínimos para comprender, tanto el proceso administrativo de una empresa como su gestión y lenguaje característico.

2.8. Definir el proceso necesario para la puesta en marcha de una empresa.

2.9. Enumerar las diferentes salidas profesionales, así como los problemas del mundo laboral.

3. CONTENIDOS.

3.1. Bloque 1: introducción al mundo empresarial.

3.1.1. Conceptuales:

- Los sectores económicos: Primario, Secundario y Terciario.

- Los tipos de empresa, tanto desde su perspectiva jurídica como económica y social.

- Las funciones de la empresa.

- Las operaciones empresariales típicas: compra-venta.

- Los departamentos de una empresa: organigramas.

- Los sujetos relacionados con la gestión empresarial:

o Clientes y proveedores.

o Minorista y mayorista. o Importador y exportador.

- Los canales de comunicación de una empresa: externos e internos.

3.1.2. De procedimiento:

- Identificación de los diferentes sectores empresariales.

- Comparación entre los sectores empresariales de Canarias y la C.E.E.

- Diferenciación de cada una de las partes, documentos y personas que intervienen en una operación empresarial.

- Distinción de los diferentes tipos de empresa según los diversos criterios empleados.

- Realización de organigramas donde se relacionen los diferentes departamentos de empresas ficticias o reales.

3.1.3. De actitud:

- Interés por los temas relacionados con el mundo empresarial.

- Toma de conciencia de la importancia de practicar las operaciones empresariales más comunes.

- Actitud favorable hacia el conocimiento de la organización de una empresa. 3.2. Bloque 2: documentos relacionados con la gestión administrativa de la empresa.

3.2.1. Conceptuales:

a) Documentos relacionados con las operaciones de compra-venta:

- Pedido. - Albarán. - Factura. b) Documentos relacionados con las operaciones de cobro y pago: - Cheque. - Efecto. c) Documentos laborales: - Contratos laborales. - Nóminas. 3.2.2. De procedimiento: - Realización de operaciones globales de compra-venta. - Identificación y distinción entre los documentos mercantiles de compra-venta, cobro-pago y de personal. - Confección de un supuesto práctico globalizado cumplimentando debidamente toda la documentación.

3.2.3. De actitud: - Actitud metódica y ordenada en el trabajo. - Disposición favorable a la revisión y mejora de resultados en cualquier ejercicio. - Interés por los temas expuestos en clase y su aplicación a la vida real. - Actitud positiva y creativa ante los problemas planteados. - Predisposición a realizar los trabajos con limpieza y exactitud.

3.3. Bloque 3: proyecto empresarial. 3.3.1. Conceptuales: - La actividad (idea inicial). - La elaboración del proceso. - Las necesidades de espacio. - Los materiales necesarios. - La comercialización. - El personal. - Los presupuestos. - La puesta en marcha de la empresa. - La documentación necesaria para la puesta en marcha. Pasos que se han de seguir. - Diferentes organismos y gestiones necesarias para la puesta en marcha de la empresa. - Los impuestos.

3.3.2. De procedimiento: - Diferencia de los distintos procesos necesarios para la puesta en marcha de una empresa en Canarias. - Realización de los presupuestos necesarios para la elaboración del proyecto empresarial. - Confección de los diferentes documentos relacionados con la creación de una empresa.

3.3.3. De actitud: - Interés en el trabajo en equipo, relacionando los aspectos trabajados en clase con la realidad empresarial del entorno canario. - Orden y limpieza en la realización de documentos relacionados con la creación de la empresa. - Curiosidad e interés por investigar sobre los apartados tratados en clase y su relación con el resto de las materias impartidas. - Valoración de la necesidad del trabajo en equipo. - Participación activa en el desarrollo de las tareas colectivas.

3.4. Bloque 4: orientaciones profesionales. 3.4.1. Conceptuales: - Los ciclos formativos. - Los estudios superiores. - Las salidas profesionales. - Las necesidades básicas para la obtención de un puesto de trabajo. - Los derechos y deberes de los trabajadores.

3.4.2. De procedimiento: - Elaboración de esquemas sobre los diferentes ciclos formativos, estudios superiores y campos profesionales que actualmente se pueden cursar en Canarias. - Diferencia entre los derechos y deberes de los trabajadores. - Estudio comparativo en el que se detallen las diferentes salidas profesionales que existen actualmente en nuestras islas. - Realización, con los propios compañeros de clase, de entrevistas de trabajo simuladas, para analizar las posibles respuestas, así como los errores cometidos. 3.4.3. De actitud: - Interés por el entorno laboral. - Disposición para relacionar los estudios en este campo con posibles salidas profesionales. - Actitud creativa ante problemas surgidos.

4. METODOLOGÍA. El alumnado, por medio de diferentes exposiciones realizadas por los profesores y profesoras, irá conociendo de una manera sencilla y amena la empresa como organización.

Se harán demostraciones en las que el alumnado conocerá las necesidades y recursos que conlleva la gestión empresarial, realizadas de una manera gradual en cuanto a dificultad y siempre tratando de que participe de forma activa. Se le motivará mediante ejercicios prácticos de actividades que se pueden encontrar cuando realicen este tipo de trabajo en un entorno laboral. Cuando el conocimiento del alumnado sea el suficiente, éste se planteará su propio proyecto empresarial, en el que las preguntas constantes surgidas de su razonamiento, puedan ser resueltas en un ambiente de grupo, en el cual el docente será un mero orientador. A través de la investigación personal el alumnado irá descubriendo la gran variedad de posibilidades que puede encontrar al realizar su propio proyecto empresarial.

Los alumnos y alumnas se agruparán para resolver los ejercicios planteados y se entablarán mesas redondas en las que se debatirán los temas tratados en el aula, estableciéndose un diálogo constante entre el profesorado y el alumnado.

Para crear en el aula un ambiente lo más real posible se recomienda realizar en pequeños grupos simulaciones de operaciones empresariales.

Para la realización del proyecto empresarial será necesario crear grupos de trabajo que expondrán sus conclusiones al resto de los compañeros y compañeras.

En cuanto al espacio, se necesitará un aula con material y mobiliario de oficina para dar un ambiente de realidad empresarial y que tenga las condiciones necesarias para agrupar a los alumnos y alumnas.

Esta materia se impartirá aproximadamente en 60 horas, divididas en dos horas semanales a lo largo del curso escolar. En cuanto a los medios y recursos será necesario la utilización de materiales de diversa índole que servirán de guía, tanto para el profesorado como para el alumnado. Así mismo, se utilizarán cintas de vídeos que muestren enfoques globales de empresas, realizando mesas redondas al finalizar los mismos.

Las transparencias ayudarán a una mejor explicación de los documentos utilizados en la gestión de la empresa, por medio de su proyección en la pizarra.

El alumnado en todo momento manejará documentos originales como cheques, facturas, letras de cambio, de manera que sienta que está realizando una actividad real.

Se realizarán visitas a empresas de la zona con importante desarrollo administrativo como pueden ser entidades bancarias, empresas comerciales, etc. Dichas visitas servirán de complemento a las explicaciones teóricas.

5. CRITERIOS DE EVALUACIÓN.

5.1. Describir las razones que hacen necesario el conocimiento del mundo empresarial.

Con este criterio se trata de evaluar el grado de interés y conocimiento que han desarrollado los alumnos y alumnas sobre el entorno empresarial pues en un futuro tendrán que incorporarse a ese medio.

5.2. Explicar y analizar la aplicación de los procesos administrativos en necesidades cotidianas del ámbito doméstico y personal.

Mediante este criterio se pretende valorar la capacidad de aplicación de lo aprendido en clase a su entorno real, ya que el alumnado en poco tiempo se verá en su entorno cotidiano realizando operaciones mercantiles, donde manejará documentos como facturas, cheques, contratos, etc.

5.3. Definir las características técnicas que debe reunir un documento administrativo para su correcta aplicación.

A través de este criterio se intenta evaluar si el alumnado ha adquirido la capacidad suficiente para cumplimentar correctamente los documentos administrativos tratados en el curso.

5.4. Utilizar el lenguaje característico de todo proceso administrativo. Con este criterio se pretende comprobar si los alumnos y alumnas han desarrollado la capacidad de expresión lingüística tan necesaria en una situación administrativa cotidiana, así como el significado de los términos más comunes que se plantean en estas situaciones, tales como: efectos, abonar, cargar, cancelar una cuenta, etc.

Se pretende que alcancen cierta fluidez y capacidad expresiva en el uso de los términos más importantes.

5.5. Analizar los conocimientos necesarios que se requieren para la puesta en marcha de una empresa.

Con este criterio se intenta evaluar el grado de conocimiento del alumnado al poner en marcha su proyecto empresarial, al realizar sus presupuestos, organigramas, etc., así como su capacidad para resolver los problemas que se le puedan plantear.

5.6. Representar en grupo los diferentes personajes que se pueden encontrar en una empresa.

Con este criterio se intenta valorar la capacidad del alumnado para adaptarse a los diferentes papeles que se puede encontrar en un puesto de trabajo de gestión empresarial.

5.7. Exponer las características que deben reunir los procesos más comunes dentro de la gestión de una empresa.

Con este criterio se pretende evaluar el nivel alcanzado por los alumnos y alumnas en la descripción y funcionamiento de una determinada actividad dentro del entorno de la empresa, así como su capacidad para conseguir la información necesaria para la exposición del ejercicio que se vaya a tratar.

5.8. Describir las razones que hacen necesaria la organización de la empresa y el trabajo organizado.

Con este criterio se trata de evaluar la capacidad del alumnado para comprender los diferentes criterios de organización empresarial y poder adaptarse al medio en el que se encuentren.

5.9. Demostrar interés por adquirir los conocimientos necesarios sobre posibles salidas profesionales, así como la problemática del mundo laboral.

Con este criterio se pretende comprobar el nivel de curiosidad del alumnado hacia posibles salidas profesionales relacionadas con la gestión y creación empresarial, así como el conocimiento de los derechos y deberes de los trabajadores y de las trabajadoras. INICIACIÓN PROFESIONAL: ELECTRICIDAD Y ELECTRÓNlCA

1. INTRODUCCIÓN.

La oferta de una materia optativa que trate de temas de electricidad y electrónica en la Educación Secundaria Obligatoria es coherente tanto con algunas de las finalidades de dicha etapa como con el sentido que el nuevo Sistema Educativo confiere a la opcionalidad del currículo.

Creemos que el impartir esta materia optativa en los centros educativos puede contribuir a:

1º) Potenciar la Formación Profesional de base que se pretende desarrollar en esta etapa. En efecto, el nuevo Sistema Educativo propone una formación básica para todos los alumnos y alumnas que abarque tanto los conocimientos científicos y humanísticos como los tecnológicos, fundamentales todos ellos para la formación integral de los jóvenes. Por ello, es obligatoria la oferta de una optativa de Iniciación Profesional en los centros educativos y, en este aspecto, nadie puede dudar de la importancia de la electricidad y la electrónica en el mundo laboral actual, reflejada en la existencia de los ciclos formativos de la Familia Profesional de Electricidad y Electrónica.

2º) Dar respuesta a la diversidad de intereses y motivaciones personales del alumnado que no pueden recogerse adecuadamente en las áreas troncales de la etapa. Así pues, hemos de recordar que la electricidad y, en especial, la electrónica han sido en los últimos años una de las aficiones de nuestros adolescentes, por lo que conviene potenciarlas y desarrollarlas desde el aula.

3º) Propiciar un tratamiento interdisciplinar de los contenidos, que permita una visión más amplia y globalizadora de temas actuales de vital importancia. En ese sentido, la optativa propuesta contribuye al tratamiento transversal del currículo, aportando una reflexión sobre aspectos tales como el consumo de energía o la dependencia económica y tecnológica exterior.

4º) Fomentar el objetivo prioritario de esta etapa, de educar para la vida. No cabe duda que nuestra vida cotidiana está muy influida por la tecnología relacionada con la electricidad y sobre todo con la electrónica. Desarrollar, pues, conocimientos básicos de estos campos favorece indudablemente el acercamiento de los contenidos del aula a la realidad.

Por todo ello, entendemos que esta optativa queda sobradamente justificada y su implantación puede contribuir al enriquecimiento del currículo y, en consecuencia, a la mejora de la oferta educativa.

2. OBJETIVOS.

Con esta optativa se pretenden desarrollar en el alumnado las capacidades implícitas en los siguientes objetivos:

1º) Conocer y utilizar los conceptos básicos de la electricidad y la electrónica, así como analizar y valorar las fuentes de energía de donde se obtiene y sus principales aplicaciones tecnológicas.

2º) Comprender y expresar mensajes científicos y tecnológicos relacionados con la electricidad y la electrónica, expresándolos oralmente y por escrito con propiedad además de utilizar otros sistemas de notación y representación.

3º) Abordar con autonomía y creatividad problemas científicos y tecnológicos sencillos relacionados con la electricidad y la electrónica, trabajando de forma ordenada y metódica, valorando las aportaciones propias y las de los demás, mostrando una actitud flexible y de colaboración y asumiendo las responsabilidades correspondientes.

4º) Seleccionar, contrastar y valorar informaciones referidas a la electricidad y a la electrónica procedentes de distintas fuentes, con el fin de elaborar criterios personales y razonados sobre cuestiones científicas y tecnológicas actuales relacionados con ellas.

5º) Reconocer y valorar las aportaciones de la electricidad y la electrónica a la mejora de las condiciones de la existencia de los seres humanos.

6º) Valorar las consecuencias de tipo económico, social, político y medioambiental que implica la producción de electricidad y reconocer las peculiaridades de dicho proceso en Canarias, adoptando una actitud crítica y fundamentada ante los grandes problemas que hoy plantea el consumo de energía eléctrica.

7º) Adquirir y valorar el sentimiento de satisfacción producido por la solución de problemas, superando las dificultades del proceso y contribuyendo así al bienestar propio y colectivo.

3. CONTENIDOS.

Los contenidos de esta optativa se presentan agrupados en bloques temáticos, pudiendo el profesorado ampliarlos o reagruparlos en función de su programación de aula o de los intereses y necesidades de su alumnado: I. LAS CARGAS ELÉCTRICAS.

Contenidos de concepto:

1º) Conocimiento de los fenómenos electrostáticos más habituales: carga eléctrica, tipos de carga eléctrica, fuerzas entre cargas eléctricas. Utilización del modelo de cargas.

2º) Transferencia de cargas entre cuerpos cargados eléctricamente.

3º) Ley de Coulomb.

Contenidos de procedimiento:

1º) Realización de experiencias sencillas dirigidas a conocer y analizar diferentes fenómenos relacionados con la naturaleza eléctrica de la materia.

2º) Observación y experimentación con fenómenos electrostáticos sencillos.

3º) Construcción y manipulación de aparatos que pongan de manifiesto la existencia de cargas eléctricas.

4º) Relación entre los fenómenos electrostáticos estudiados en el laboratorio y los que se producen en la naturaleza.

Contenidos de actitud:

1º) Valoración de la experimentación como fuente de conocimiento científico.

2º) Respeto a las normas de seguridad en el laboratorio.

3º) Reconocimiento de la importancia del establecimiento de modelos científicos para la comprensión de los fenómenos estudiados y su confrontación con los hechos empíricos.

II. ¿CÓMO CONSEGUIR CORRIENTE ELÉCTRICA CONTINUA?

Contenidos de concepto:

1º) La corriente eléctrica como corriente de electrones que se mueven dentro de un conductor.

2º) La corriente continua. Distintas formas de obtener una corriente continua.

3º) La energía como algo que se transforma. La degradación de la energía.

Contenidos de procedimiento: 1º) Transformación de energía mecánica en energía eléctrica. Construcción de una dinamo.

2º) Transformación de energía química en energía eléctrica. Construcción de una pila.

3º) Transformación de energía calorífica en energía eléctrica. Construcción de un termopar.

4º) Transformación de energía luminosa en energía eléctrica. Utilización de una célula fotovoltaica.

Contenidos de actitud:

1º) Interés por la correcta planificación y realización de las diferentes actividades y experiencias, y cuidado y respeto por el material e instrumentos de trabajo.

2º) Valoración de las aportaciones de la tecnología al aprovechamiento de los recursos naturales.

3º) Capacidad de análisis de los posibles errores, desarrollando actitudes de tolerancia y autocrítica.

III. CIRCUITOS DE CORRIENTE CONTINUA.

Contenidos de concepto:

1º) Las magnitudes físicas más importantes necesarias para la descripción y estudio cuantitativo de los circuitos eléctricos de corriente continua: intensidad, resistencia, voltaje. Ley de Ohm.

2º) Asociaciones de resistencias.

3º) Transformaciones energéticas en circuitos eléctricos sencillos de corriente continua. Efecto Joule. Motores eléctricos. Bombillas.

4º) Condensadores. Asociaciones de condensadores.

Contenidos de procedimiento:

1º) Análisis y descripción de circuitos de corriente continua por medio de modelos que expliquen los fenómenos observados.

2º) Establecimiento de la relación entre las magnitudes que caracterizan los circuitos de corriente continua y posibilitadoras de un estudio cuantitativo de los mismos.

3º) Diseño, construcción, representación gráfica e interpretación de circuitos eléctricos sencillos.

4º) Utilización, con habilidad y corrección, de instrumentos de medida tales como el voltímetro y el amperímetro. 5º) Utilización de técnicas de resolución de problemas relacionados con circuitos de corriente continua sencillos.

6º) Descripción y estudio de aquellos aparatos de corriente continua de uso frecuente.

Contenidos de actitud:

1º) Respeto por las normas de seguridad en los lugares de trabajo, en especial en el laboratorio.

2º) Capacidad de iniciativa y confianza en la toma de decisiones a partir de una planificación rigurosa, contrastada y documentada.

3º) Curiosidad y respeto ante las ideas, valores y soluciones a problemas técnicos aportados por otros.

IV. ¿CÓMO OBTENEMOS Y USAMOS LA CORRIENTE ALTERNA?

Contenidos de concepto:

1º) Las características de la corriente alterna. Magnitudes de las que depende.

2º) Formas convencionales de obtención de corriente alterna: Centrales Térmicas.

3º) Concepto de energía renovable.

4º) Formas alternativas de obtención de corriente alterna que utilizan fuentes de energía renovables: Centrales Hidroeléctricas. Células Fotovoltaicas. Energía Eólica. Energía Geotérmica.

5º) Las necesidades energéticas de Canarias: Fuentes de energía más utilizadas actualmente. Perspectivas de la energía solar, eólica y geotérmica en Canarias.

Contenidos de procedimiento:

1º) Análisis comparativo de algunas de las soluciones adoptadas hoy en día a escala industrial para la producción y distribución de electricidad hasta los lugares de consumo, así como de las fuentes energéticas alternativas.

2º) Distinción entre las fuentes de energía renovable y las de energía convencional.

3º) Interpretación de esquemas y modelos de máquinas para la transformación de los distintos tipos de energía en energía eléctrica.

4º) Relación entre los problemas ambientales originados por el consumo de las fuentes de energía no renovables y los ocasionados por el uso de las energías renovables.

5º) Reflexión sobre la disponibilidad de energía mediante el aprovechamiento de las energías renovables y relación con el consumo actual de energía, proponiendo posibles soluciones al actual desfase.

6º) Relación entre el consumo energético en Canarias y el origen de las fuentes de energía no renovables utilizadas actualmente.

7º) Interpretación de gráficos y tablas relacionadas con el consumo y producción de energía en Canarias.

8º) Estudio del consumo de energía eléctrica en el hogar y propuestas para disminuirlo.

Contenidos de actitud:

1º) Reconocimiento de la importancia de la electricidad en el desarrollo industrial, en el tecnológico y en la calidad de vida.

2º) Valoración del actual sistema de consumo energético y propuesta de posibles soluciones.

3º) Fomento de la toma de conciencia de que los problemas surgidos de la utilización y consumo de las fuentes de energía son responsabilidad de todos los usuarios y no sólo de las clases dirigentes.

4º) Reflexión sobre el concepto de calidad de vida, toma de conciencia de sus implicaciones medioambientales y desarrollo de una actitud crítica hacia el mismo.

5º) Toma de conciencia de la importancia del uso de las fuentes de energía en un modelo económico tendente a la consecución de un “desarrollo sostenible”.

6º) Valoración de la disminución del impacto ambiental derivado del uso de las fuentes de energía renovable.

7º) Toma de conciencia de la dependencia exterior de Canarias en cuanto al consumo actual de energía.

8º) Valoración de las posibilidades de utilización de energías renovables en Canarias y desarrollo de actitudes de participación en iniciativas ciudadanas tendentes a su mayor aprovechamiento.

V. ELECTRÓNICA.

Contenidos de concepto:

1º) Semiconductores. Tipos p y n. 2º) Teoría de Bandas. Bandas prohibidas y bandas permitidas.

3º) Asociación de semiconductores: diodo y transistor.

4º) Principales tipos de diodos: diodos Zener, tiristores, triacs, LED.

5º) Principales tipos de transistores: bipolares y de efecto de campo.

6º) Circuitos integrados. Puertas lógicas.

Contenidos de procedimiento:

1º) Interpretación de esquemas sencillos.

2º) Realización de placas de circuitos impresos.

3º) Utilización de la soldadura para la realización de circuitos impresos.

4º) Construcción de algunos elementos electrónicos sencillos: bobinas y electroimanes, fotorresistencias, microsirenas, transmisor de FM.

5º) Descripción, mediante esquemas y otros recursos audiovisuales, de los fundamentos de algunas aplicaciones de la electrónica: ordenadores, aparatos de radio y de televisión.

Contenidos de actitud:

1º) Valoración de la importancia actual de la electrónica en nuestra “calidad de vida” y reflexión crítica de su influencia en nuestra vida cotidiana.

2º) Predisposición a planificar el proyecto de trabajo, los recursos necesarios, plazos de ejecución y posibles obstáculos.

3º) Mantenimiento del interés durante todo el proceso y buena disposición ante las dificultades encontradas.

4. METODOLOGÍA.

El análisis del currículo propuesto nos sugiere que la enseñanza de esta materia debe mantener un equilibrio entre el tratamiento teórico, el tecnológico y el ético.

En efecto, hemos de recordar que en una Educación Secundaria Obligatoria no estamos formando especialistas sino desarrollando unas capacidades que permitan al alumnado actuar en el futuro como ciudadanos responsables y críticos y continuar con éxito sus estudios posteriores. Así pues, entendemos que los contenidos conceptuales han de ser lo más elementales posible ya que el alumnado no dispondrá, presumiblemente, de conocimientos previos suficientes sobre la materia. Sin embargo, se deben introducir aquellos conceptos básicos que permitan estructurar adecuadamente su conocimiento en lo que a la electricidad y a la electrónica se refiere.

Si bien la materia tiene un fuerte componente experimental y tecnológico, no hemos de confundir esto con que nuestros alumnos y alumnas opten necesariamente por los ciclos formativos, ésta será una decisión posterior y que en ningún caso conviene adelantar en esta etapa. Por lo tanto, procuraremos alejarnos de tratamientos excesivamente tecnicistas y siempre deberemos tener como referencia aquellos conocimientos que le puedan servir para la vida cotidiana.

Por último, los contenidos de actitud son los que permitirán conseguir el equilibrio antes mencionado. Así, en el currículo propuesto, se insiste bastante en el desarrollo de actitudes relacionadas con la problemática social y ambiental que el uso de la electricidad y de la electrónica presentan en nuestra sociedad, hecho en el que se debería insistir suficientemente.

De las 70 horas disponibles proponemos dedicar, aproximadamente, 6 al tratamiento del bloque I, 8 al bloque II, 20 al bloque III, 12 al bloque IV y las restantes 22 al bloque V.

Si podemos disponer de un laboratorio, lo ideal sería que las propuestas de actividades no tuvieran una discontinuidad entre aquellas que requieren una reflexión teórica y las que requieren una actividad manual.

Convendría organizar al alumnado en grupos de 4-5 personas, dándoles amplia autonomía en la realización de las tareas, proponiendo con frecuencia la planificación de pequeños proyectos para fomentar la toma de decisiones, con posteriores sesiones de contraste y puesta en común con los demás grupos del aula. También sería adecuado proponer actividades que se realizasen fuera del centro, tales como estudios del consumo eléctrico doméstico, encuestas de opinión, visitas a las centrales eléctricas, etc.

Para ello es conveniente que el profesorado planifique su actuación mediante unidades didácticas en las que la agrupación de contenidos no tiene porqué coincidir con la de los bloques temáticos propuestos. Las actividades que presentemos al alumnado, han de tener en cuenta sus conocimientos previos, así como favorecer su motivación, aportar conocimientos nuevos que permitan la modificación de los suyos y aplicarlos a situaciones distintas de las del aprendizaje. Por otro lado, el tipo de material utilizable no tiene porqué ser excesivamente sofisticado. Al contrario conviene usar, cuando sea posible, elementos sencillos. Por ejemplo, para tratar el bloque de la electrostática, en lugar de utilizar el material disponible en las cajas de electricidad, podríamos utilizar globos, y además que los alumnos y alumnas construyeran sus propios electroscopios. El tratamiento del bloque segundo requiere muy poco material especializado. El bloque tercero conviene tratarlo con materiales sencillos, utilizando amperímetros y voltímetros tipo “tester” que serán los que utilizará el alumnado posteriormente. En todos los casos conviene que el alumnado construya, si es posible, sus propios circuitos, adquiriendo así destreza en la soldadura, en la confección de placas para circuitos integrados, etc.

En resumen, se propone una metodología activa acorde con una visión constructivista del proceso de enseñanza-aprendizaje, en la que el profesor actúa como orientador y dinamizador del aprendizaje del alumnado.

5. EVALUACIÓN.

Criterios de Evaluación.

1º) Utilizar el modelo de cargas eléctricas para explicar e interpretar algunos fenómenos relacionados con la electricidad que se producen en la naturaleza.

Con este criterio se trata de averiguar si el alumnado es capaz de comprender la naturaleza corpuscular de la materia, de la existencia de cargas eléctricas en la misma y si relaciona estos hechos con los fenómenos que se producen habitualmente en la naturaleza.

2º) Conocer y describir las distintas formas de obtención de corriente continua y construir pequeños aparatos que la pongan de manifiesto.

Se trata de evaluar si los alumnos y alumnas han desarrollado suficientemente el conocimiento de la corriente eléctrica continua y las principales formas de producirla.

3º) Interpretar los circuitos eléctricos con ayuda de esquemas, utilizar adecuadamente las magnitudes que aparecen y establecer diferencias entre los distintos componentes de un circuito sencillo de corriente eléctrica continua.

Se pretende comprobar que el alumnado se desenvuelve adecuadamente en la interpretación y resolución de problemas técnicos relacionados con circuitos de corriente continua sencillos. 4º) Diseñar y montar circuitos, respetando las normas de seguridad, en los que se puedan medir la intensidad de corriente, la diferencia de potencial y la resistencia.

Con este criterio se pretende averiguar si el alumnado es capaz de realizar, en la práctica, montajes y mediciones; de su capacidad de predecir correctamente los valores de la magnitudes más importantes de un circuito de corriente continua, así como de introducir las modificaciones oportunas para variar sus características.

5º) Aplicar el principio de conservación de la energía al análisis de algunas transformaciones energéticas relacionadas con la producción de energía eléctrica.

La idea de la generación espontánea de energía está muy arraigada entre los alumnos y alumnas, por ello se debe tener especial cuidado en averiguar si éstos han modificado sus concepciones al respecto. Esto significa comprobar si son capaces de tratar la energía como una magnitud física que sólo es posible transformar y que, además, en este proceso de transformación siempre se degrada.

6º) Conocer las formas de obtención de corriente alterna, así como las fuentes energéticas utilizadas, valorando críticamente las ventajas e inconvenientes de éstas.

Se pretende comprobar que los alumnos y alumnas conozcan suficientemente aquellas formas y características tecnológicas que permitan la obtención de la corriente eléctrica, a partir de sus fuentes energéticas posibles, tanto en su forma tradicional como a través de uso de fuentes de energía renovables. De entre las fuentes de energía no renovable se tratarán sólo las Centrales Térmicas por ser las más cercanas a su entorno.

7º) Valorar críticamente el uso que hacemos de la energía eléctrica, así como de los aparatos electrónicos.

Este criterio pretende evaluar los cambios de actitud del alumnado relativos al consumo de energía eléctrica, basándose en el conocimiento del consumo de los principales aparatos eléctricos domésticos y en una reflexión posterior sobre el uso racional de los mismos. Igualmente, pretende valorar el grado de reflexión sobre el uso equilibrado de los aparatos electrónicos para evitar situaciones de dependencia o de uso abusivo de los mismos.

8º) Construir pequeños aparatos electrónicos con ayuda de esquemas.

Lo que se pretende con este criterio es averiguar la capacidad del alumnado para hacer una correcta interpretación de algunos esquemas de electrónica y una adecuada construcción de los mismos.

9º) Recoger ordenadamente información sobre aspectos científicos y tecnológicos relacionados con la electricidad y la electrónica.

Mediante este criterio se pretende que el alumnado demuestre su capacidad para buscar, seleccionar y ordenar información sobre algún aspecto concreto de la electricidad o la electrónica que previamente haya decidido.

10º) Valorar críticamente la dependencia energética y tecnológica en materia de electricidad y electrónica que existe en Canarias.

El desarrollo de las capacidades relacionadas con las actitudes requiere necesariamente el conocimiento de aspectos que, aparentemente, están alejados de la materia estudiada. No obstante, su importancia en la formación del alumnado es fundamental ya que le aportan una visión global de los problemas. Por ejemplo, el tomar conciencia de la dependencia energética y tecnológica le permitirá desarrollar criterios sobre la utilización más adecuada de los recursos disponibles, promover su diversificación y valorar la tecnología como una forma de riqueza y de independencia económica.

INICIAClÓN PROFESIONAL: ENTRETENIMIENTO DE VEHÍCULOS

1. INTRODUCCIÓN.

La palabra “automóvil” significa que se mueve por sí mismo, y se aplica, concretamente, para designar los vehículos que se desplazan sobre terreno sin rieles, mediante la fuerza suministrada por una energía química que se transforma en energía mecánica capaz de desplazarlos.

La familia de Automoción es una de las que mayores actividades genera en la economía de cualquier país, empleando un porcentaje elevado de trabajadores y trabajadoras que directa o indirectamente ejercen una labor en las diferentes parcelas relacionadas con este sector.

El ramo del automóvil absorbe una gran cantidad de mano de obra, muy especializada, con conocimientos técnicos cada vez más complejos en continua evolución. No obstante, utiliza otros efectivos de menor cualificación.

El automóvil, tanto para quien lo usa como para quien lo repara, es una máquina capaz de ejercer una influencia positiva o negativa sobre la vida diaria de sus usuarios (de la vía), dependiendo de las atenciones o cuidados que se le presten. Su potencia y el desconocimiento de su funcionamiento disminuyen la posibilidad de poder prevenir accidentes derivados de fallos mecánicos.

Los usuarios deberían saber realizar las tareas más elementales para el mantenimiento de un vehículo. Estas tareas podrían prevenir posibles accidentes con unos sencillos conocimientos del automóvil.

La conducción es una de las tareas más habituales en nuestra vida cotidiana, por lo que representa una motivación eficaz para completar la oferta formativa. Responde a las necesidades de formación de posibles usuarios del automóvil, de aprendices u operarios menos cualificados, encargados de realizar las tareas más elementales, mediante el establecimiento de un plan formativo acorde con la realidad.

El mundo del automóvil no sólo se basa en la pura y fría mecánica. También se precisa de habilidad, destreza y capacidad de análisis.

La finalidad de esta optativa, además de facilitar una formación suficiente para el correcto uso del vehículo, ha de permitir a los alumnos y alumnas la transición a la vida activa, preparándolos para su iniciación en el mundo del automóvil, así como para un conocimiento teórico y práctico, además de contribuir a crear una visión correcta y crítica como usuario de los servicios que se prestan en este sector profesional.

2. OBJETIVOS.

Con esta materia se pretenden desarrollar en el alumnado las siguientes capacidades:

1. Adquirir conocimientos de un vehículo y de sus averías más frecuentes.

2. Realizar operaciones de mantenimiento, así como utilizar las herramientas más adecuadas para desmontar, montar los componentes y accesorios del vehículo, siguiendo las instrucciones específicas de los planes de trabajo establecidos.

3. Interpretar y seguir instrucciones de trabajo dadas en los manuales del vehículo, para realizar los procesos de trabajo planificados.

4. Comprender y describir, a un nivel elemental, los fundamentos de las técnicas de reparación, así como las características de los materiales.

5. Interpretar documentos técnicos y usar con cierta corrección la simbología y terminología propias del campo profesional.

6. Aumentar la confianza en su propia capacidad y en sus posibilidades en el mundo del automóvil. 3. CONTENIDOS: procedimientos, actitudes y conceptos.

Bloque 1: operaciones de mantenimiento en motores de gasolina.

Contenidos:

Procedimientos:

Interpretación de planos y esquemas de las partes del motor en manuales del vehículo.

Manejo de herramientas y útiles en las operaciones básicas de mantenimiento, montaje y desmontaje de las partes del motor.

Despiece de un motor de dos tiempos o partes de éste.

Montaje del motor sin efectuar verificaciones ni reglajes, según planes de trabajo establecidos.

Extracción y reposición de los elementos anexos al motor (bomba de agua, carburador, etc.).

Sustitución de filtros.

Sustitución de manguitos y correas.

Realización de gráficos y croquis, así como anotaciones previas al desmontaje que faciliten el posterior montaje.

Actitudes:

Interés por el trabajo bien realizado.

Interés por conocer los principios científicos y tecnológicos del conjunto del vehículo.

Valoración por la puntualidad en la asistencia y en la terminación de los trabajos encomendados.

Interés por la resolución de problemas prácticos de forma ordenada según instrucciones recibidas.

Hábitos de limpieza y orden en el uso y mantenimiento de materiales, herramientas, máquinas y equipos empleados en el trabajo del motor del vehículo.

Atención, interés, meticulosidad, orden y responsabilidad en la realización de las tareas.

Conceptos:

Útiles y herramientas. Instrumentos y técnicas de medida básicos: el calibre o Pie de Rey. Funcionamiento.

El motor: elementos y conjuntos que lo constituyen. Características. Funciones que desarrollan. Funcionamiento elemental del motor de cuatro tiempos y de dos tiempos.

Circuitos principales del motor: alimentación, engrase, refrigeración, lubricación, etc. Características, componentes y función que desarrollan.

Elementos anexos al motor: tipos, características y funciones. Desmontaje y montaje.

Operaciones básicas de mantenimiento. Tipos y características. Técnicas y procedimientos de trabajo.

Bloque 2: circuitos eléctricos básicos del vehículo.

Contenidos:

Procedimientos:

Comprobación y sustitución de un interruptor y su funcionamiento.

Conexión y comprobación de faros, lámparas y pilotos de un vehículo.

Sustitución y necesidad de los fusibles en un circuito.

Conexión, comprobación, mantenimiento y sustitución de una batería.

Montaje y desmontaje de faros y pilotos.

Aplicación sobre una maqueta de la Ley de Ohm.

Actitudes:

Interés por conocer los principios científicos y tecnológicos del conjunto eléctrico de un vehículo.

Responsabilidad, inquietud y superación en la terminación de los trabajos encomendados.

Interés por la resolución de problemas prácticos de forma ordenada según instrucciones recibidas.

Interés por las aplicaciones de las normas de seguridad en el trabajo.

Atención, interés, meticulosidad, orden y responsabilidad en la realización de las tareas. Conceptos:

Interruptor: misión y conexión.

Conexión: faros, lámparas, pilotos y su misión.

Aparatos de medidas eléctricas: conexión y uso.

Acumulador de corriente: misión, conexión en serie y paralelo, montaje y desmontaje en un vehículo.

Bloque 3: suspensión, transmisión, dirección y circuito de frenos.

Contenidos:

Procedimientos:

Interpretación de manuales de resolución de posibles averías y sus posibles repercusiones en la vía.

Identificación de los componentes de una transmisión y su función.

Desmontaje y montaje sobre maqueta de los elementos que componen una dirección y sus posibles averías.

Identificación de los componentes de una suspensión y su función.

Desmontaje y montaje de un neumático (averías, mantenimiento y lectura de su nomenclatura).

Actitudes:

Responsabilidad y superación en la terminación de los trabajos encomendados.

Interés por la resolución de problemas prácticos de forma ordenada, según instrucciones recibidas.

Interés por las aplicaciones de las normas de seguridad en el trabajo.

Atención, interés, meticulosidad, orden y responsabilidad en la realización de las tareas.

Hábitos de limpieza y orden en el uso y mantenimiento de materiales, herramientas, máquinas y equipos empleados en el trabajo.

Conceptos:

Partes que componen un vehículo. Transmisión: misión, funcionamiento básico e identificación de componentes. Tracción delantera, trasera y total.

Dirección: componentes, misión y funcionamiento.

Suspensión: componentes, misión y funcionamiento.

Frenos: componentes, misión y funcionamiento.

Neumáticos: averías, mantenimiento y nomenclatura.

Bloque 4: extracción, reposición y conexiones básicas.

Contenidos:

Procedimientos:

Análisis de los elementos del distribuidor, misión, ubicación y funcionamiento.

Realización de conexiones básicas del encendido.

Desmontaje, regulación y montaje de una bujía.

Ajuste de las correas de accionamiento.

Identificación de componentes y funcionamiento elemental del circuito de carga.

Actitudes:

Interés por el trabajo bien realizado.

Valoración por la puntualidad en la asistencia y en la terminación de los trabajos encomendados.

Atención, interés, meticulosidad, orden y responsabilidad en la realización de las tareas.

Interés por las aplicaciones de las normas de seguridad en el trabajo.

Interés por conocer los principios científicos y tecnológicos del conjunto del vehículo.

Hábitos de limpieza y orden en el uso y mantenimiento de materiales.

Conceptos:

El motor de arranque: misión, ubicación, funcionamiento elemental del mismo. El distribuidor: misión, ubicación, funcionamiento. Concepto de orden de encendido.

El alternador: misión, ubicación.

BLOQUE 5: mantenimiento básico del vehículo.

Contenidos:

Procedimientos:

Sustitución de escobillas limpiaparabrisas.

Mantenimiento del depósito de líquido limpiaparabrisas.

Regulación y sustitución del claxon de un vehículo.

Comprobación del nivel de lubricante en el motor.

Verificación del nivel en una batería.

Verificación del nivel en circuito de refrigeración.

Verificación de los neumáticos.

Actitudes:

Los contenidos de actitud tienen una formulación similar a las actitudes de bloques anteriores. Por ser este el último bloque, en él han de consolidarse dichas actitudes.

Conceptos:

Ampliación de conceptos relacionados con los accesorios del vehículo (sonido, iluminación, etc.).

4. METODOLOGÍA.

Serán los propios profesores quienes determinen la metodología más adecuada al contexto; por lo tanto sólo serán esbozados principios metodológicos generales.

El desarrollo de la materia deberá ajustarse a los objetivos, criterios de evaluación y contenidos definidos en este currículo, teniendo como referentes los objetivos generales de la etapa y el Proyecto Curricular de Centro.

Al establecer la programación de aula, en general, y en cada uno de los bloques de contenidos, las actividades se organizarán en torno a un procedimiento relevante y motivador desde el punto de vista de los intereses de los alumnos y alumnas y que tenga un carácter eminentemente práctico y básico, integrando el resto de los contenidos en el proceso de enseñanza-aprendizaje según vayan siendo demandados por la actividad. De este modo se logrará la construcción de nuevos conocimientos y habilidades a partir de los preconceptos que el alumnado tenga. Ello supone una inversión de tiempo superior al necesario para la mera transmisión de conceptos; por tanto, es imprescindible seleccionar concienzudamente los conceptos, procedimientos y actitudes que se deben trabajar.

El hecho de que en esta materia la organización del proceso de enseñanza-aprendizaje sea fundamentalmente de procedimientos no implica su reducción al mero trabajo manual, sin establecer la necesaria conexión entre las actividades manuales e intelectuales.

Se procurará dar a la materia un enfoque metodológico activo, con la máxima participación del alumnado en su propio aprendizaje, trabajando los contenidos desde lo concreto a lo abstracto, fomentando la relación con las áreas básicas, aplicando los conocimientos y habilidades en ellas adquiridos a la resolución de problemas técnicos reales e incorporando una dimensión práctica a las mismas, que asegurarán una formación profesional de base apropiada a este nivel educativo. Las propuestas de trabajo irán adquiriendo un mayor componente científico-técnico a medida que se avanza en cada uno de los bloques de contenidos. Las actividades tenderán a reforzar dichos conocimientos, poniendo de manifiesto su necesidad para la vida activa.

Hay que recordar en todo momento que la misión del profesorado no es sólo enseñar contenidos del área, sino iniciar al alumnado en las profesiones del sector, ayudándolo a descubrir sus capacidades potenciales para las realizaciones en ellas implicadas, reforzando y motivando la adquisición de nuevos hábitos de trabajo.

Se intentará evitar la presentación de soluciones únicas y exclusivas a los problemas técnicos planteados, ya que impiden al alumnado la posibilidad del descubrimiento autónomo. Por esta razón, es conveniente, al presentarle nuevas actividades, propiciar por su parte la propuesta de soluciones alternativas, experimentando hasta encontrar soluciones personales.

La estructuración de los contenidos en bloques, tal como han sido presentados, no tiene por qué considerarse única e inflexible, si bien parece conveniente una presentación de los contenidos que vaya desde el análisis de la propia realización de operaciones de mantenimiento de motores, pasando por el resto de las actividades básicas de los bloques 2, 3 y 4, terminando por realizar la sustitución e instalación de complementos y accesorios básicos en el automóvil (bloque 5).

Los materiales, las instalaciones y los espacios se adaptarán en la medida de lo posible a los campos profesionales del sector del automóvil.

Con el fin de no disociar el trabajo intelectual y el manual, sería preferible utilizar como aula base de la materia un aula-taller donde se favorezcan actividades de análisis, consulta, documentación, etc.

En general será conveniente alternar el trabajo individual con la actividad de pequeños grupos, tan necesaria y generalmente aplicada a este sector productivo del automóvil.

Con el objeto de fomentar la relación con el entorno productivo, una actividad complementaria de especial importancia para esta materia es la visita técnica, que permite un acercamiento a la realidad profesional del sector. Debe estar conectada con la actividad en el centro educativo, pudiendo ser en ocasiones la “antesala” de una propuesta de trabajo concreto, o bien el refuerzo de un conjunto coherente de tareas realizadas en el aula. En cualquiera de los casos, la visita debe tener un objetivo concreto y programado, y debe organizarse de forma que se relacione estrechamente con el proceso de enseñanza-aprendizaje tal y como ha sido diseñado.

Las propias actividades y el trabajo de los diferentes contenidos deciden en última instancia los materiales y medios didácticos que se van a necesitar; sin embargo, se relacionan de forma resumida los recursos de los que es conveniente disponer para esta materia.

Retroproyector de transparencias.

Armario de estanterías.

Pizarra.

Televisor y vídeo.

Herramientas para montaje y desmontaje de un motor.

Útiles de precisión.

Manuales de taller.

Juego de transparencias del automóvil.

Documentación referente a los vehículos.

Motores de dos tiempos. Maquetas de vehículos con la mayor diversidad posible en sus configuraciones mecánicas.

Panel experimental de electricidad/electrónica para un vehículo.

Banco de trabajo con sus correspondientes tornillos de banco.

Cajas de herramientas compuestas cada una de ellas por:

- Juego de llaves fijas de 6-7 a la 20-22.

- Juego de llaves acodadas de la 6-7 a la 20-22.

- Juego de llaves de vaso con carraca, prolongadores, cardan desde la 6 a la 22.

- Alicates universales.

- Martillo de bola.

- Mazo de plástico.

- Juego de destornilladores.

- “Buscapolos”.

- Tijeras de electricista.

- Taladradoras portátiles.

- Lámparas de 220 v.

- Lámpara estroboscópica.

- Armario de persiana de herramientas.

- Voltiamperímetro.

- Compresor.

5. CRITERIOS DE EVALUACIÓN.

1. Seguir e interpretar el manual de un vehículo.

Con este criterio se trata de evaluar el grado de conocimiento y análisis que el alumnado ha obtenido sobre los vehículos y su capacidad para descubrir la estructura de un automóvil.

2. Ubicar los componentes en un vehículo.

Pretende este criterio evaluar qué nivel han alcanzado los alumnos y alumnas en la identificación de los órganos más diversos de un automóvil y su curiosidad por descubrir la estructura y características del mismo. 3. Conocer el funcionamiento elemental de los mecanismos de un vehículo.

Este criterio persigue evaluar la capacidad que el alumnado tiene para aplicar conocimientos de otras áreas en realizaciones prácticas y su habilidad para llevarlas a cabo, identificar posibles errores cometidos y su causa, y llegar a una solución técnicamente aceptable.

4. Realizar el proceso de trabajo de forma limpia, ordenada y meticulosa.

Se pretende comprobar si los alumnos y alumnas han adquirido orden, limpieza y meticulosidad en sus trabajos.

5. Realizar las actividades didácticas con la precaución adecuada, observando las normas para evitar accidentes.

Con este criterio se intenta valorar el conocimiento e interés que el alumnado ha adquirido sobre las normas para impedir los accidentes más comunes.

6. Emplear el vocabulario técnico adecuado para describir los útiles y técnicas empleadas en la realización de las actividades didácticas.

Se pretende evaluar con este criterio el empleo de la terminología técnica que el alumnado ha adquirido para la comprensión de los diferentes manuales.

INICIACIÓN PROFESIONAL: GASTRONOMÍA

1. INTRODUCCIÓN.

Esta materia de iniciación profesional denominada Gastronomía está especialmente vinculada a la familia profesional Hostelería y Turismo, especialmente a los ciclos de grado medio Cocina, Pastelería y Panadería y Servicios de Restaurante y Bar.

Como toda materia de Iniciación Profesional trata de dar respuesta a los diferentes intereses, motivaciones y necesidades del alumnado, ampliando sus posibilidades de orientación, facilitando su transición a la vida activa y contribuyendo al desarrollo de las capacidades generales explicitadas en los objetivos generales de la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

Asimismo, se justifica esta materia optativa por la necesidad de contribuir, conjuntamente con el área de Tecnología, a la formación profesional de base inicial del alumnado en relación con los ya citados ciclos formativos de grado medio de la familia Hostelería y Turismo.

Por otro lado, a través de esta materia se pretende también que los alumnos y alumnas que la cursen adquieran una serie de conocimientos prácticos y útiles en un ámbito de tanta importancia para la vida personal, familiar y social como es el de la alimentación, no sólo desde el punto de vista de las necesidades de nutrición, sino también desde las perspectivas de ser consumidores y usuarios de los servicios vinculados a la actividad humana de comer y beber, de la elaboración y servicio de alimentos y bebidas, del placer de la buena mesa, del tiempo libre compartido y de las relaciones sociales.

Considerando su inclusión en el cuarto curso de la Enseñanza Secundaria Obligatoria, se nutre esta materia de ciertos conocimientos, habilidades cognitivas, destrezas y actitudes adquiridos por el alumnado a través de las distintas áreas de la etapa, especialmente las áreas de Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Geografía e Historia, Educación Plástica y Visual, Música y Tecnología, contribuyendo dicha materia al refuerzo que supone la aplicación práctica y visión interdisciplinar de estos conocimientos.

Los bloques de contenidos de estas áreas, especialmente vinculados a la materia de iniciación profesional Gastronomía, y previstos en el currículo canario de la E.S.O. aprobado por Decreto 310/1993, de 10 de diciembre, son los siguientes:

- Del área de Ciencias de la Naturaleza, los bloques 3 (La estructura de las sustancias. Los cambios químicos), 7 (Los seres vivos), 8 (El ser humano y la salud) y 9 (Interacciones y cambios en el medio).

- Del área de Ciencias Sociales, Geografía e Historia, los bloques 2 (Sociedades históricas y cambio en el tiempo) y 3 (El mundo actual).

- Del área de Educación Plástica y Visual, los bloques 2 (El lenguaje gráfico-plástico y los elementos que lo integran), 3 (La composición), 4 (Análisis y representación de formas planas) y 7 (Análisis del proceso de creación y de los valores estéticos de la obra plástica).

- Del área de Música, el bloque 6 (Música y comunicación).

- Del área de Tecnología, los bloques 1 (Análisis, diseño y construcción de objetos y sistemas), 5 (Herramientas, técnicas y procesos de fabricación), 7 (Técnicas de organización y gestión administrativa), 8 (Tecnología, Ciencia y Sociedad) y 9 (Organización y mundo laboral). Las finalidades generales de esta materia optativa de Iniciación Profesional son:

- Dar respuesta a los intereses, motivaciones y necesidades del alumnado que se sienta atraído por el mundo de la “restauración gastronómica” y de la “pastelería y panadería artesanales”.

- Ampliar las posibilidades de orientación académica y profesional del alumnado en relación con los distintos Programas de Garantía Social y Ciclos Formativos vinculados al sector de hostelería y turismo.

- Facilitar la transición a la vida activa en el campo profesional de la “restauración gastronómica” y de la “pastelería y panadería artesanales”, acercando al alumnado, mediante la realización de diversas actividades y experiencias sencillas de carácter práctico, a las ocupaciones, competencias profesionales y entornos productivos más característicos de estos subsectores.

- Introducir al alumnado en una serie de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes comunes a un número amplio de técnicas y perfiles profesionales de los subsectores “restauración gastronómica” y “pastelería y panadería artesanales”, particularmente los vinculados a las competencias profesionales características de los títulos de grado medio de la familia profesional de Hostelería y Turismo, que además resultan de utilidad para la vida personal, familiar y social en general.

- Contribuir al desarrollo de las capacidades generales de la Enseñanza Secundaria Obligatoria a las que se refiere el artículo 19º de la Ley 1/1990, de 3 de octubre (LOGSE), desarrolladas para Canarias en el artículo 4º del ya citado Decreto Territorial 310/1993, de 10 de diciembre, por el que se establece el currículo de dicha etapa para esta Comunidad Autónoma.

- Ayudar a que el alumnado, como consumidor y usuario de los productos y servicios generados y ofrecidos en el ámbito de los subsectores “restauración gastronómica” y “pastelería y panadería artesanales”, adquiera una correcta visión crítica de los mismos.

2. OBJETIVOS DE LA MATERIA DE INICIACIÓN PROFESIONAL.

La enseñanza de la materia de iniciación profesional Gastronomía, en el marco del segundo ciclo de la Enseñanza Secundaria Obligatoria, tendrá como objetivo prioritario contribuir a construir en los alumnos y las alumnas las siguientes capacidades generales: 1. Analizar los procesos productivos y las estructuras organizativas que se dan en los subsectores “restauración gastronómica” y “panadería y pastelería artesanales”, aprehendiendo su lógica, aproximándose a contextos de trabajo reales y adquiriendo una visión global de los distintos campos profesionales del subsector, así como de las vías de formación existentes.

2. Planificar, desarrollar y evaluar procesos sencillos de producción y servicio de elaboraciones culinarias y bebidas en el marco de un equipo de trabajo, ejecutando las tareas individuales asignadas de forma ordenada y metódica, y aplicando en su realización, con autonomía y creatividad, los conocimientos técnicos elementales adquiridos.

3. Identificar, seleccionar y utilizar los conocimientos, habilidades cognitivas, destrezas y actitudes adquiridas principalmente en las áreas de la Educación Secundaria Obligatoria Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Geografía e Historia, Educación Plástica y Visual, Música y Tecnología, que sean aplicables en el desarrollo de las distintas actividades de enseñanza-aprendizaje-evaluación que se programen para esta materia de Iniciación Profesional, valorando la funcionalidad, multiplicidad y diversidad de perspectivas y saberes interdisciplinares que convergen en la satisfacción de la necesidad de comer y beber bien, y de insertarse profesionalmente en los subsectores de “restauración gastronómica” o de “pastelería y panadería artesanales”.

4. Valorar la importancia de trabajar como miembro de un equipo en la planificación y ejecución de proyectos sencillos de diseño, elaboración y servicio de ofertas gastronómicas, asumiendo las responsabilidades individuales en la ejecución de las tareas encomendadas con actitud de cooperación, tolerancia y solidaridad.

5. Analizar y valorar los efectos que sobre la salud y seguridad personal y colectiva tiene la actitud de observar y respetar las normas de seguridad e higiénico-sanitarias, aplicables en la utilización de equipos y en la manipulación de alimentos, contribuyendo activamente al orden y a la consecución de un ambiente agradable y seguro en los lugares de elaboración y servicio de preparaciones culinarias y bebidas.

6. Integrar y valorar el sentimiento de satisfacción personal generado como consecuencia de la participación eficaz en la planificación y ejecución colectiva de procesos de elaboración y servicio de ofertas gastronómicas, potenciando la confianza en sí mismo y adquiriendo conciencia de los propios valores y capacidades en relación con posibles opciones de tipo profesional. 7. Valorar y desarrollar la tolerancia a la frustración y el espíritu autocrítico ante la dificultad transitoria de no hallar soluciones a los problemas que puedan plantearse en el proceso colectivo de diseño, elaboración y servicio de las ofertas gastronómicas sencillas en las que se interviene.

8. Valorar críticamente los diferentes tipos de hábitos gastronómicos de la sociedad canaria actual desde la perspectiva de una alimentación sana y equilibrada, eligiendo aquellos que mejor favorezcan el propio desarrollo personal.

3. Contenidos: conceptos, procedimientos y actitudes.

Bloque 1: los subsectores “Restauración gastronómica” y “Pastelería y panadería artesanales”.

Conceptos:

1. Configuración económica y laboral de los subsectores “restauración gastronómica” y “pastelería y panadería artesanales”.

2. Configuración organizativa:

2.1. Tipos de establecimientos y fórmulas de restauración.

2.2. Estructuras organizativas y funcionales más características.

2.3. Relaciones externas con otras empresas e internas con otros áreas/departamentos.

Procedimientos:

1. Estimación del peso económico actual y previsiblemente futuro de los subsectores “restauración gastronómica” y “pastelería-panadería artesanales” en Canarias, en España y en la Unión Europea.

2. Evaluación de la evolución de la oferta y demanda de empleo por ocupaciones en Canarias y en España en el marco de ambos subsectores.

3. Análisis de los diferentes procesos de elaboración y servicio de alimentos y bebidas que suponga:

3.1. Descripción de los principales elementos de entrada (“inputs”).

3.2. Caracterización de las fases fundamentales: 3.2.1. Secuencia. 3.2.2. Ubicación de las ocupaciones profesionales en cada fase. 3.2.3. Identificación de las realizaciones profesionales/tareas más significativas de cada ocupación. 3.2.4. Identificación de los resultados/productos intermedios de cada fase. 3.3. Descripción de los principales elementos de salida (“outputs”): resultados finales, productos/servicios generados y prestados.

4. Formalización y justificación de organigramas funcionales sencillos, en supuestos prácticos debidamente caracterizados, correspondientes a unidades de preparación y servicio de bufés a base de elaboraciones culinarias rápidas y bebidas no alcohólicas.

Actitudes:

1. Toma de conciencia de la importancia económica de las actividades relativas a la producción y servicio de elaboraciones culinarias y bebidas, y a la necesidad o deseo crecientes de comer fuera de casa.

2. Reconocimiento de las oportunidades de empleo en Canarias en el sector de hostelería. Consecuencia de la importancia del turismo como motor fundamental de la economía canaria.

3. Valoración de la importancia que supone aprehender la lógica de un proceso productivo para evaluar críticamente las estructuras organizativo-funcionales que se puedan generar.

Bloque 2: seguridad e higiene alimentarias.

Conceptos:

1. Condiciones y normas básicas de seguridad e higiénico-sanitarias en el uso de locales, instalaciones y equipos, y en la manipulación y servicio de alimentos y bebidas.

2. Causas biológicas y químicas de alteración de los alimentos.

3. Intoxicaciones de origen alimentario:

3.1. Identificación de las más frecuentes.

3.2. Causas y vehículos que las transmiten. 3.3. Métodos de prevención.

4. Causas que influyen en la pérdida de nutrientes de los alimentos:

4.1. Agentes físicos que producen transformaciones y pérdidas nutritivas.

4.2. Operaciones culinarias, de conservación y de servicio que producen pérdidas nutritivas en los alimentos de origen animal y vegetal.

4.3. Influencia de las tecnologías alimentarias industriales sobre el valor nutritivo de los principios inmediatos y otros nutrientes.

5. Sustancias antinutritivas de algunos alimentos:

5.1. Sustancias que actúan sobre las proteínas.

5.2. Sustancias que actúan sobre las vitaminas.

5.3. Sustancias que actúan sobre elementos minerales.

6. Sistemas y métodos de limpieza:

6.1. Equipos y materiales básicos: aplicaciones.

6.2. Procedimientos de ejecución y control.

Procedimientos:

1. Aplicación de las normas higiénico-sanitarias en la manipulación y elaboración de alimentos y bebidas.

2. Aplicación de las normas y técnicas básicas de seguridad, higiene y limpieza en el uso y mantenimiento de locales, instalaciones, equipos y materiales destinados a la preparación y servicio de alimentos y bebidas.

3. Aplicación de las normas generales de seguridad y mantenimiento preventivo en el uso de equipos de frío, de cocción y de conservación.

4. Aplicación de métodos básicos de prevención de las intoxicaciones más frecuentes de origen alimentario.

5. Aplicación de las normas básicas para evitar pérdidas de nutrientes al manipular, elaborar, conservar y servir alimentos de origen animal y vegetal.

6. Formalización de programas de limpieza de locales e instalaciones destinados a la elaboración y servicio de alimentos y bebidas. Actitudes:

1. Respeto de las normas de seguridad e higiénico-sanitarias para la elaboración y servicio de alimentos y bebidas.

2. Toma de conciencia de los graves efectos que se derivan de las intoxicaciones alimentarias generadas como consecuencia del incumplimiento de las normas higiénico-sanitarias.

3. Precaución ante los riesgos y peligros que entraña el uso de las máquinas, herramientas y utensilios propios de la elaboración y servicio de alimentos y bebidas.

4. Interés por el cuidado y conservación de las máquinas, herramientas y utensilios utilizados.

5. Contribución activa al orden y limpieza en las zonas de producción y servicio de alimentos y bebidas.

Bloque 3: ofertas gastronómicas, aprovisionamiento, alimentación equilibrada y comportamiento alimentario.

Conceptos:

1. Ofertas gastronómicas básicas y aprovisionamiento:

1.1. Clases y definiciones.

1.2. Variables que intervienen en su diseño.

1.3. Ofertas de productos de pastelería y panadería.

1.4. Procedimientos básicos de aprovisionamiento de materias primas y productos alimentarios.

2. Alimentación equilibrada:

2.1. Relación entre grupos de alimentos, nutrientes que los componen y necesidades energéticas, funcionales y formadoras del organismo humano.

2.2. Alimentación equilibrada en el niño, en el adolescente, en el adulto, en el anciano y en los deportistas.

3. Comportamiento alimentario:

3.1. Factores socioculturales y personales que influyen en la alimentación.

3.2. Los hábitos alimentarios en Canarias. Procedimientos:

1. Análisis comparativo de cartas, menús y otras ofertas gastronómicas.

2. Composición de ofertas gastronómicas simples basadas en elaboraciones culinarias rápidas, pastelería salada sencilla y bebidas no alcohólicas para servicios tipo bufé, teniendo en cuenta, como variables:

- Las instalaciones y equipos disponibles para la elaboración.

- El local, instalaciones y equipos disponibles para el servicio.

- Los recursos económicos disponibles para la compra de alimentos y bebidas.

- El tipo de comensales a quien se dirige la oferta y sus posibles gustos.

- El correcto equilibrio nutritivo de los alimentos y bebidas que se vayan a emplear.

3. Cálculo de necesidades de aprovisionamiento externo de géneros y de costes de elaboración y servicio asociados a ofertas gastronómicas determinadas.

4. Aplicación de procedimientos básicos de solicitud interna y externa, recepción, control y almacenamiento de materias primas y productos alimentarios.

5. Identificación de los factores que influyen en la alimentación de cada uno y evaluación de la idoneidad del comportamiento alimentario individual desde el punto de vista de las necesidades nutricionales.

6. Valoración de los hábitos alimentarios de los jóvenes de la zona.

Actitudes:

1. Valoración equilibrada de las distintas variables que intervienen en el diseño de una oferta gastronómica.

2. Predisposición al diseño en equipo de ofertas gastronómicas, respetando las ideas y soluciones aportadas por otros con actitud de cooperación y tolerancia.

3. Predisposición a variar los hábitos alimentarios personales y familiares, adaptándolos a los principios de una alimentación sabrosa, equilibrada y sana. Bloque 4: procesos básicos de elaboración culinaria y de preparación de bebidas no alcohólicas.

Conceptos:

1. Técnicas y/o procesos básicos de regeneración de géneros y de productos empleados en elaboraciones culinarias rápidas:

1.1. Clases.

1.2. Fases y control de resultados.

1.3. Equipos básicos utilizados.

2. Métodos elementales de elaboración previa de géneros y productos para elaboraciones culinarias rápidas y pastelería salada sencilla:

2.1. Equipos básicos utilizados.

2.2. Tratamientos característicos de las materias primas empleadas en las elaboraciones culinarias rápidas y pastelería salada sencilla.

2.3. Cortes y piezas más usuales.

2.4. Fases, riesgos en la ejecución y control de resultados.

3. Técnicas elementales de cocción de alimentos:

3.1. Equipos básicos utilizados.

3.2. Peculiaridades de las técnicas básicas de cocción con elementos húmedos.

3.3. Peculiaridades de la técnicas básicas de cocción con elementos grasos.

3.4. Peculiaridades de la cocción al horno de masas y pastas sencillas.

4. Principales elaboraciones básicas de múltiples aplicaciones para preparaciones culinarias rápidas y pastelería salada sencilla:

4.1. Clasificación y descripción.

4.2. Aplicaciones.

4.3. Esquemas de elaboración: fases más importantes.

5. Elaboraciones culinarias rápidas: aperitivos simples, canapés, bocadillos y platos combinados, así como pastelería salada sencilla. 5.1. Clasificación.

5.2. Características diferenciadoras.

5.3. Esquemas de elaboración: fases más importantes.

6. Bebidas no alcohólicas:

6.1. Clasificación, características y tipos.

6.2. Equipamiento básico utilizado en la elaboración y conservación de bebidas no alcohólicas.

6.3. Esquemas de elaboración: fases más importantes.

7. Sistemas y métodos básicos de conservación de géneros, productos culinarios y bebidas no alcohólicas:

7.1. Clases.

7.2. Fases.

7.3. Equipos básicos que se utilizan.

7.4. Control de resultados.

Procedimientos:

1. Elaboración de planes sencillos de producción culinaria y de bebidas no alcohólicas.

2. Selección y aplicación de técnicas básicas de regeneración que precisen materias primas alimentarias y productos culinarios semielaborados o elaborados.

3. Deducción de necesidades de preelaboración en géneros culinarios, derivadas de la posterior preparación de elaboraciones básicas de múltiples aplicaciones, elaboraciones culinarias rápidas, pastelería salada sencilla y bebidas no alcohólicas.

4. Selección y distribución de útiles, herramientas y equipos de trabajo de acuerdo con las preelaboraciones, elaboraciones básicas de múltiples aplicaciones, elaboraciones culinarias rápidas, pastelería salada sencilla y bebidas no alcohólicas que se vayan a preparar.

5. Cálculo de necesidades de materias primas alimentarias y otros productos necesarios para obtener elaboraciones básicas de múltiples aplicaciones, elaboraciones culinarias rápidas, pastelería salada sencilla y bebidas no alcohólicas.

6. Ejecución de operaciones necesarias de manipulación en crudo de alimentos para la obtención de preelaboraciones culinarias y determinadas bebidas no alcohólicas, obteniendo piezas y cortes que se precisen.

7. Selección y aplicación de técnicas de cocción necesarias para la obtención de preelaboraciones, elaboraciones básicas de múltiples aplicaciones, elaboraciones culinarias rápidas, pastelería salada sencilla y bebidas no alcohólicas que precisen dichas técnicas.

8. Terminación, decoración y presentación de elaboraciones culinarias rápidas tipo aperitivos simples, canapés, bocadillos y platos combinados, de pastelería salada sencilla y de bebidas no alcohólicas.

9. Selección y aplicación de técnicas básicas de conservación conforme a géneros, productos culinarios o bebidas no alcohólicas en cuestión, destino y necesidades.

Actitudes:

1. Predisposición a planificar procesos de elaboración y presentación de elaboraciones culinarias sencillas y bebidas no alcohólicas, determinando productos, recursos necesarios, fases y plazos de ejecución según disponibilidades, asignando tareas individuales y colectivas, y previendo posibles obstáculos y soluciones.

2. Mantenimiento del interés durante todo el proceso de elaboración, y actitud emprendedora y creativa ante los problemas prácticos surgidos, valorando las soluciones aplicadas en la resolución de los problemas.

3. Asunción de responsabilidades individuales en el desarrollo del proceso de elaboración y presentación de elaboraciones culinarias sencillas y bebidas no alcohólicas, con actitud de cooperación, tolerancia y solidaridad.

4. Valoración de la importancia del trabajo en equipo y predisposición hacia esta forma de trabajar.

5. Capacidad de análisis ante posibles errores, desarrollando espíritu de tolerancia y de autocrítica.

6. Satisfacción por la precisión, exactitud, orden y limpieza con que se desarrolla individual y colectivamente el proceso de elaboración.

7. Sensibilidad y gusto artísticos al decorar y presentar las elaboraciones culinarias sencillas y bebidas no alcohólicas. 8. Toma de conciencia de la importancia de evitar costes innecesarios al utilizar los medios energéticos utilizados en el proceso de elaboración.

9. Satisfacción personal por los resultados positivos conseguidos.

Bloque 5: procesos básicos de servicio y protocolo gastronómicos.

Conceptos:

1. El preservicio en el área de consumo de alimentos y bebidas:

1.1. Secuencia de operaciones más importantes.

1.2. Mobiliario y equipos básicos: identificación, modos de operar más característicos y mantenimiento de uso.

1.3. Decoración y ambientación musical.

2. El servicio de alimentos y bebidas:

2.1. Normas generales de servicio en desayunos, almuerzos y cenas según ocasión.

2.2. Tipos de servicio: características, ventajas e inconvenientes.

2.3. Normas básicas de protocolo y de comportamiento en la mesa.

2.4. Características específicas del servicio tipo bufé.

3. El postservicio en el área de consumo de alimentos y bebidas:

3.1. Tipos y modalidades de postservicio.

3.2. Secuencia de operaciones en el postservicio del servicio en mesas y bufés.

3.3. Supervisión de instalaciones y equipamiento.

3.4. Técnicas para la elaboración de listados de supervisión.

Procedimientos:

1. Elaboración de planes sencillos de preservicio, servicio y postservicio de ofertas gastronómicas.

2. Puesta a punto del área de servicio de alimentos y bebidas: 2.1. Repaso del material de servicio.

2.2. Montaje de aparadores.

2.3. Montaje de mesas, según tipo y modalidad de servicio.

2.4. Montaje de bufés sencillos.

2.5. Realización de arreglos florales sencillos.

2.6. Selección de música ambiental adecuada.

3. Aplicación de las normas generales del servicio en la mesa, de alimentos y bebidas según el tipo de servicio.

4. Aplicación de las normas básicas de protocolo y de comportamiento en la mesa como comensal.

5. Planificación del montaje de un bufé/autoservicio.

6. Ejecución de las operaciones de servicio de alimentos y bebidas en la modalidad de bufé/autoservicio.

7. Aplicación de métodos de evaluación del grado de satisfacción de comensales y usuarios del servicio en general.

8. Elaboración de listados de supervisión para el postservicio y cierre.

9. Ejecución de las operaciones de postservicio en el área de consumo de alimentos y bebidas.

Actitudes:

1. Predisposición a planificar procesos de preservicio, servicio y postservicio de alimentos y bebidas, determinando recursos necesarios, fases y tiempos de ejecución según disponibilidades, asignando tareas individuales y colectivas, y previendo posibles obstáculos y soluciones.

2. Mantenimiento del interés durante todo el proceso de preservicio, servicio y postservicio, y actitud emprendedora y creativa ante los problemas prácticos surgidos, valorando las soluciones aplicadas en la resolución de los problemas.

3. Asunción de responsabilidades individuales en el desarrollo del proceso de preservicio, servicio y postservicio, con actitud de cooperación, tolerancia y solidaridad.

4. Valoración de la importancia del trabajo en equipo y predisposición hacia esta forma de trabajar. 5. Capacidad de análisis ante posibles errores, desarrollando espíritu de tolerancia y de autocrítica.

6. Satisfacción por la precisión, exactitud, orden y limpieza con que se desarrolla individual y colectivamente el proceso de preservicio, servicio y postservicio de alimentos y bebidas.

7. Atención a los comensales con amabilidad, procurando satisfacer sus hábitos, gustos y necesidades en relación con la oferta gastronómica servida, resolviendo con simpatía y discreción sus quejas, y potenciando la buena imagen de la entidad que ofrece el servicio.

8. Sensibilidad y gusto artísticos al decorar y ambientar las zonas de consumo de alimentos y bebidas.

9. Satisfacción personal por los resultados positivos conseguidos.

Bloque 6: identidad profesional en la restauración gastronómica y en la panadería y pastelería artesanales.

Conceptos:

1. Competencias profesionales básicas de las ocupaciones de cocinero, repostero, pastelero, panadero, camarero, barman y “sumiller”:

1.1. Conocimientos más significativos.

1.2. Habilidades cognitivas.

1.3. Destrezas.

1.4. Actitudes.

Procedimientos:

1. Comparación de capacidades iniciales propias con aquellas requeridas a los profesionales de la “restauración gastronómica” y de la “pastelería y panadería artesanales”.

2. Identificación y análisis de intereses y motivaciones individuales en relación con el mundo profesional de la restauración gastronómica y de la panadería y pastelería artesanales.

3. Identificación de la oferta formativa y de-manda laboral en los subsectores “restauración gastronómica” y “pastelería y panadería artesanales” referida a los intereses propios.

Actitudes:

1. Estimación de las normas, valores y modos de comportamiento exigibles a los distintos profesionales de la restauración gastronómica y de la pastelería y panadería artesanales, tanto en el ámbito de las relaciones en el entorno de trabajo como en las relaciones con los clientes.

2. Conciencia de las habilidades, destrezas y actitudes propias en relación con posibles opciones de tipo profesional en el marco de las actividades de elaboración y servicio de alimentos y bebidas.

4. MetodologÍa.

La metodología que se debe seguir en esta materia la debe desarrollar, en última instancia, el propio profesorado teniendo en cuenta, entre otros aspectos, la realidad del grupo-clase destinatario de la asignatura. Por esta razón, conviene exponer algunos criterios metodológicos que facilitan la consecución de los objetivos específicos de la misma por parte del alumnado.

En primer lugar, el desarrollo curricular de la materia que debe hacer el profesorado ha de partir de los objetivos, criterios de evaluación y contenidos definidos en este currículo, teniendo como referentes los objetivos generales de Etapa y el Proyecto Curricular de Centro.

Las materias de Iniciación Profesional participan, desde el punto de vista metodológico, de la misma naturaleza que los ciclos de formación profesional específica. A estos efectos, los procesos de enseñanza-aprendizaje en estas materias deben girar en torno a los modos y maneras del “saber hacer” y del “saber estar”; en suma, en torno a los procedimientos y a las actitudes. Esta forma de organizar los contenidos educativos, además de posibilitar el desarrollo de las capacidades involucradas en los propios procedimientos y actitudes, y de hacer de las actividades materia de aprendizaje directo, metodológicamente supone una estrategia para aprender y comprender significativamente el resto de contenidos educativos: hechos, conceptos, principios, terminología, etc.

La teoría y la práctica, como aspectos de un mismo proceso de enseñanza-aprendizaje, deben constituir un continuum que facilite la realización de las actividades que lleve a cabo el alumnado. Cada unidad didáctica o periodo de permanencia en el aula puede comenzar por uno u otro aspecto, el que se estime más conveniente por el profesorado, y el paso del uno al otro se dará en cualquier momento del proceso, el que se estime más oportuno. Antes de establecer la secuencia de contenidos y definir las distintas unidades didácticas o de trabajo de la materia, es conveniente identificar y enunciar primero un gran contenido organizador de carácter procedimental, que sirva de eje integrador del proceso de enseñanza-aprendizaje, a partir del cual se confeccionen la secuencia y estructura de los contenidos más específicos.

Es evidente que en esta materia, tal como ha sido concebida, un gran contenido organizador de carácter procedimental y globalizador, que puede servir de base para incluir la mayor parte de los contenidos específicos de la misma, pudiera ser la definición, preparación, presentación, servicio y evaluación de ofertas gastronómicas sencillas.

En el marco de ese eje procedimental, que responde además a la secuencia lógica de los procesos productivos característicos para la elaboración y/o servicio de alimentos y bebidas, se podrían programar y organizar las distintas actividades de enseñanza-aprendizaje. Los contenidos se trabajarían según vayan siendo demandados por las actividades programadas en el marco del contenido organizador, construyéndose nuevas capacidades a partir de los conocimientos, habilidades cognitivas, destrezas manuales y actitudes previamente adquiridos por el alumnado dentro o fuera del aula.

Desde el punto de vista expuesto, los procedimientos se convierten así en los contenidos organizadores del proceso de enseñanza-aprendizaje, mientras que los conocimientos más teóricos (conceptos, normas, reglas, principios, etc.), adquieren la categoría de contenidos soporte, que también deben ser trabajados en conexión con los procedimientos.

Esta metodología de corte constructivista supone, sin duda, una mayor inversión de tiempo que una metodología más tradicional para el desarrollo de los contenidos programados; por ello, es necesario seleccionar concienzudamente los conceptos, procedimientos y actitudes que se pretenden trabajar con el alumnado.

El enfoque metodológico activo que se le debe dar a la materia supone la máxima participación del alumnado en su propio proceso de aprendizaje. En este sentido se debe evitar, por parte del profesorado, la presentación de soluciones únicas y exclusivas a los problemas o situaciones planteados, que quitan al alumnado la posibilidad del descubrimiento propio. Por el contrario, se debe dar pie a que los alumnos y las alumnas participen, creativamente, en la propuesta de actividades que se programen para trabajar los distintos contenidos, que deben ser desarrollados, a ser posible, desde lo concreto a lo abstracto.

Al ser el alumnado quien construye su propio aprendizaje, el profesor o la profesora actuará como guía y mediador para facilitar la construcción de nuevos aprendizajes.

Por otro lado, se debe fomentar la relación con las áreas básicas de conocimiento de la Enseñanza Secundaria Obligatoria, especialmente Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Geografía e Historia, Educación Plástica y Visual, Música y Tecnología, siendo muy conveniente la programación de actividades interdisciplinares con los profesores y profesoras que imparten las áreas en cuestión, para aplicar determinados conocimientos adquiridos en su marco a la resolución de problemas técnicos reales que se originan en cualquier proceso de elaboración y servicio de alimentos y bebidas.

Con ello se debe asegurar, metodológicamente, que la materia contribuya a construir en el alumnado capacidades de formación profesional de base, desde la Enseñanza Secundaria Obligatoria, en relación con los ciclos formativos de grado medio de la familia profesional de Hostelería y Turismo.

Cabe subrayar que la misión del profesorado no es sólo facilitar la adquisición de una serie de conocimientos, habilidades cognitivas, destrezas manuales y actitudes relativas a la definición, elaboración y servicio de ofertas gastronómicas, sino también contribuir a que el alumnado descubra su capacidad potencial en relación con las profesiones implicadas en dichos procesos productivos, reforzando y motivando la adquisición de nuevos hábitos de trabajo.

Teniendo en cuenta el poco tiempo de que se dispone para desarrollar la materia y la edad media del alumnado, se propone que los contenidos específicos vinculados al gran contenido organizador propuesto: definición, preparación, presentación, servicio y evaluación de ofertas gastronómicas sencillas, estén referidos a ofertas de elaboraciones culinarias rápidas, pastelería salada sencilla y bebidas no alcohólicas.

El servicio de tales elaboraciones culinarias y bebidas podría hacerse bajo la fórmula de un bufé/autoservicio sencillo, que podría ser ofrecido a miembros de la comunidad escolar en el periodo final de desarrollo de la materia.

Para poder desarrollar mejor las actividades vinculadas a las elaboraciones culinarias y finalizar éstas, es conveniente agrupar las horas semanales de la asignatura, debiéndose contar, en todo caso, con un mínimo de dos clases sucesivas.

La estructura de los contenidos en bloques, tal como han sido presentados, no tiene por qué considerarse única e inflexible, ni en modo alguno pretende ser una secuencia lineal de contenidos. En todo caso, parece lógico que las actividades más características vinculadas a los bloques II, III, IV y V se vayan desarrollando en el mismo orden que tienen lugar las distintas fases de cualquier proceso productivo de definición, preparación, presentación, servicio y evaluación de elaboraciones culinarias y bebidas. En el marco de esa secuencia, que simula la de un proceso productivo real en el sector, se pueden ir integrando los diferentes contenidos conceptuales, de procedimientos y de actitudes que se pretenden trabajar con el alumnado.

Los contenidos formulados en el marco de los bloques I y VI se pueden ir trabajando en paralelo con los recogidos en los demás bloques, si bien es cierto que la identificación y análisis de los intereses y motivaciones individuales en relación con el mundo profesional de la “restauración gastronómica” y de la “panadería y pastelería artesanales”, y la identificación de la oferta formativa y demanda laboral relativa a dichos subsectores, son procedimientos que deben ser trabajados una vez que los alumnos y las alumnas hayan realizado las distintas actividades que simulen un proceso productivo real y, por tanto, sean conscientes de sus propias potencialidades profesionales e intereses formativos.

En general será conveniente alternar el trabajo individual con la actividad en grupo, al ser la capacidad de trabajar colectivamente uno de los objetivos fundamentales de la materia, teniendo en cuenta la importancia de esta modalidad de trabajo en el marco de los subsectores productivos en cuestión.

En relación con los contenidos procedimentales, que tienen su máxima expresión en los bloques II, III, IV y V, las actividades que se desarrollen serán tanto más reales cuanto mayor disponibilidad de recursos haya en el centro educativo. En todo caso, sería admisible la simulación o adecuación mínima de un área de elaboración y servicio de alimentos y bebidas, pero no la sustitución de las operaciones ni de los equipos, máquinas y utensilios imprescindibles para trabajar los contenidos del presente currículo.

En los centros que tengan autorizadas enseñanzas de Hostelería, la mayor parte de las actividades sería conveniente que fueran desarrolladas en el taller de cocina y en el taller del restaurante y bar. Con el fin de no disociar el trabajo intelectual del manual, sería preferible utilizar estos espacios como aulas base de la materia, sin perjuicio de utilizar las aulas polivalentes, el aula de plástica y el aula de música para trabajar determinados contenidos.

Con el fin de fomentar la relación con el entorno productivo y aproximarse mejor a contextos de trabajo reales, una actividad complementaria de especial importancia para esta materia es la visita técnica, que permite un acercamiento a la realidad profesional de los subsectores “restauración gastronómica” y “pastelería y panadería artesanales”.

Las visitas a hoteles, restaurantes, panaderías, pastelerías y, en general, a cualesquiera otros establecimientos donde se elaboren y/o sirvan alimentos y bebidas, deben estar conectadas con las actividades desarrolladas en el centro educativo para esta materia, pudiendo ser en ocasiones la antesala a una propuesta de trabajo concreto, o bien el refuerzo a un conjunto coherente de tareas realizadas en el aula.

En cualquiera de los casos, estas visitas técnicas deben tener objetivos concretos y programados, y se han de organizar de forma que no impliquen excesiva ruptura con el proceso general de enseñanza-aprendizaje de la materia en cuestión.

En cuanto a los medios didácticos específicos mínimos para impartir esta materia de Iniciación Profesional, en los centros que tienen autorizadas enseñanzas correspondientes a las profesiones de FPI “Cocina” y “Servicios”, o a los ciclos formativos de grado medio equivalentes “Cocina” y “Servicios de Restaurante y Bar”, las dotaciones de que se dispone para impartir estas enseñanzas resultan más que suficientes para el desarrollo de las distintas actividades de elaboración, presentación y servicio de elaboraciones culinarias rápidas, pastelería salada sencilla y bebidas no alcohólicas.

En todo caso, no es imprescindible contar con una gran dotación, por lo que sería posible impartir esta materia en centros que no tengan autorizadas enseñanzas de Hostelería, pero que puedan disponer de los siguientes medios didácticos mínimos:

- Para almacenamiento y conservación de géneros:

Maquinaria/equipos: estantería de almacén, refrigerador-congelador.

- Para preparar y presentar elaboraciones culinarias rápidas y pastelería salada sencilla:

Maquinaria/equipos: cocina con horno (podría ser doméstica), mesa de trabajo con gavetas, batidora-trituradora.

- Útiles y herramientas:

Balanza para pesar, barreño, pila para lavado de géneros, escurridores de géneros, cogedores o paletas, abrelatas, tablas de polietileno, cuchillos cebolleros, puntillas, cuchillo trinchante, pelador, chaira para afilar, acanaladores, vaciador, rizador, tijeras, rallador, juego de medidas, embudo, colador chino, pasapurés, seta, almirez, rejillas, boles, cacerolas, cazos, cacillos, peroles, sartenes, sartén para “crêpes”, plancha para asar, placa de horno para asar, escurridores de fritos, triángulos, grasera, cesta de alambre, espátulas de madera, espátulas de acero, espátula de pintor, espumadera, varillas, cucharones, moldes de varios tipos y tamaños, tamiz, rodillos, batidores de mano, juego de cortapastas, cucharillas de diferentes formas y tamaños, tenedores, espuela, manga pastelera con juego de boquillas, lengüeta de goma, juego de ornamentación, polvera, brocha plana, colador de huevo hilado, cortahuevo o guitarra, exprimidor de cítricos.

- Para preparar, presentar y servir bebidas:

Maquinaria/equipos: además de algunos de los ya citados: licuadora de frutas, sorbetera, máquina para picar hielo, cafetera (puede ser doméstica). Útiles y herramientas: además de algunos de los ya citados: coctelera y vaso mezclador completo (para combinados no alcohólicos), rallador de nuez moscada, varilla batidora, cuchara para cócteles, espátula de acero inoxidable, colador, pajero, gotero-bitero, cubitera para hielo, pinza para hielo, abridor de botellas, jarras, copas de agua, de cóctel y de zumos, vasos para combinados, refrescos y bebidas en general, cafeteras de servicio, jarras de leche, teteras, juego de plato-taza para café solo o cortado, juego de plato-taza para café con leche, cucharillas de café, cucharillas de café con leche, cucharas de refresco, paños de hilo para repasar.

Aunque por ser la mayor parte de los alumnos y las alumnas menores de edad no está prevista la elaboración y/o cata de bebidas alcohólicas, es conveniente que conozcan las normas básicas de montaje de los distintos tipos de cristalería en la mesa y de servicio de estas bebidas, para lo cual resulta necesario contar, además, con los siguientes medios: champanera, cesta para servir vino, descapsulador, sacacorchos, copas de aperitivo, de vino, de jerez, de licor, de champán y tipo balón.

- Para servicio de alimentos:

Maquinaria/equipos: tableros, mesas, sillas, aparador, reproductor de casetes.

Útiles y herramientas: muletones, manteles, servilletas, cubrebandejas, litos, platos trincheros, platos de sopa, platos llanos, platos de postre, ravaneras, cubertería, cuchara para servicio, cuchillo para servicio, floreros, salero, pimentero, vinagrera, fuentes ovaladas y redondas, sopera, cucharón de servicio, campanas ovaladas y redondas, legumbreras, salsera, cuchara para salsera, bandejas rectangulares de fibra, bandejas redondas de acero inoxidable, elementos para decoración del área de consumo de alimentos y bebidas.

5. CRITERIOS DE EVALUACIÓN.

1. Analizar la configuración económica, laboral y organizativa de los subsectores “restauración gastronómica” y “pastelería y panadería artesanales”, aprehendiendo la lógica de sus procesos productivos y estimando su peso económico y la evolución de la oferta y demanda de empleo que se da en su marco.

Con este criterio se pretende evaluar si los alumnos y las alumnas han tomado conciencia de la importancia económica de ambos subsectores de actividad y de las oportunidades de empleo que en su marco existen, y de si son capaces de proponer y justificar organigramas funcionales que respondan a la lógica de un proceso productivo de diseño, comercialización, elaboración y servicio de ofertas gastronómicas sencillas.

Asimismo, con este criterio se pretende comprobar la capacidad de los alumnos y las alumnas para aplicar, al aprehender la lógica de los procesos productivos correspondientes, contenidos que se recogen en el currículo canario de la E.S.O. para el área de Tecnología, incluidos en los bloques 5 (“Herramientas, técnicas y procesos de fabricación”), 7 (“Técnicas de organización y gestión administrativa”) y 9 (“Organización y mundo laboral”).

2. Elegir y componer ofertas gastronómicas sencillas que resulten variadas, atractivas y equilibradas, comunicadas de forma amena y adaptadas a los medios personales y materiales disponibles.

Con este criterio se pretende evaluar si los alumnos y las alumnas son capaces de confeccionar ofertas gastronómicas sencillas, tanto menús para los miembros del propio hogar como ofertas para otros colectivos, teniendo en cuenta los principios de una alimentación variada, sabrosa, sana y equilibrada, los gustos de los potenciales comensales, la ocasión, la hora del día, los medios disponibles para su elaboración y servicio, y una forma atractiva de comunicación de dichas ofertas.

Asimismo, con este criterio se pretende comprobar la capacidad de los alumnos y las alumnas para aplicar, al componer ofertas gastronómicas sencillas, contenidos que se recogen en el bloque 8 del currículo canario de la E.S.O. para el área de Ciencias de la Naturaleza, titulado “El ser humano y la salud”, relativos a conceptos como “la nutrición”, “la obtención de energía y formación de estructuras”, “salud en la nutrición”, “dietas equilibradas” y “hábitos alimenticios”, y a procedimientos como “planificación y realización de experiencias sencillas sobre la identificación de algunos componentes de los alimentos”.

Por otro lado, al componer las ofertas gastronómicas, se pretende evaluar si el alumnado ha tomado conciencia de la importancia que tiene para el desarrollo personal unos hábitos gastronómicos adecuados a la edad y estado vital, que respondan a los ya mencionados principios de una alimentación variada, sabrosa, sana y equilibrada. 3. Formalizar planes de elaboración, presentación, preservicio, servicio y postservicio de ofertas gastronómicas sencillas.

Con este criterio se pretende evaluar la capacidad de los alumnos y las alumnas para definir planes sencillos de producción y servicio de alimentos y bebidas, fundamentalmente en la modalidad de servicio tipo bufé, de modo que se determinen platos y bebidas que se pretenden ofrecer, recursos necesarios, fases y plazos de ejecución según disponibilidades, se asignen tareas individuales y colectivas, y se prevean posibles obstáculos y soluciones en el desarrollo del proceso.

Asimismo, con este criterio se pretende comprobar la capacidad de los alumnos y las alumnas para aplicar, al formalizar los planes de producción y servicio, contenidos que se recogen en el currículo canario de la E.S.O. para el área de Tecnología, incluidos en los bloques 1 (“Análisis, diseño y construcción de objetos y sistemas”), 5 (“Herramientas, técnicas y procesos de fabricación”), y 7 (“Técnicas de organización y gestión administrativa”).

4. Analizar, desarrollar y evaluar procesos básicos de preparación y presentación de elaboraciones culinarias rápidas, pastelería salada sencilla y bebidas no alcohólicas, calculando géneros necesarios, justificando equipos adecuados, aplicando técnicas de elaboración, de regeneración y de conservación precisas, y efectuando operaciones de acabado de acuerdo con la definición y calidad previamente establecidas de los productos.

Con este criterio se pretende evaluar la capacidad de los alumnos y las alumnas para identificar y desarrollar las principales fases del proceso de elaboración culinaria y de bebidas no alcohólicas, empleando en cada una de dichas fases las técnicas y equipos adecuados, y comparando la idoneidad de los productos acabados y el grado de satisfacción de los comensales con la definición y estándares de calidad previamente establecidos.

Asimismo, con este criterio de evaluación se pretende comprobar la capacidad de los alumnos y las alumnas para utilizar en la práctica contenidos recogidos por otras áreas del currículo canario de la E.S.O.:

- Al aplicar las técnicas de regeneración y conservación, contenidos incluidos en el bloque 8 del área de Ciencias de la Naturaleza, titulado “El ser humano y la salud”, relativos a conceptos como “educación para el consumo (conservación, manipulación y comercialización de los alimentos)”, y a procedimientos como “utilización de técnicas de conservación de alimentos, interpretación de etiquetado de productos, etc.”. - Al realizar las operaciones de presentación y decoración de las elaboraciones culinarias y bebidas no alcohólicas, contenidos incluidos en el área de “Educación Plástica y Visual”, dentro de los bloques 2 (“El lenguaje gráfico-plástico y los elementos que lo integran”), 3 (“La composición”), 4 (“Análisis y representación de formas planas”) y 7 (“Análisis del proceso de creación y de los valores estéticos de la obra plástica”).

5. Analizar, desarrollar y evaluar procesos básicos de preservicio, servicio y postservicio de alimentos y bebidas, poniendo a punto al área de consumo, aplicando las normas generales de servicio y protocolo en las modalidades de servicio en mesas y bufé, y ejecutando las operaciones de cierre y supervisión del área.

Con este criterio se pretende evaluar la capacidad de los alumnos y las alumnas para identificar y desarrollar las principales fases del proceso de preservicio, servicio y postservicio de ofertas gastronómicas en las modalidades de servicio en mesas y bufé, ejecutando correctamente las operaciones fundamentales de puesta a punto del área de consumo de alimentos y bebidas, empleando en cada fase del proceso las normas, técnicas y equipos adecuados, y comparando los resultados de los servicios ofrecidos y el grado de satisfacción de los comensales con la definición y estándares de calidad previamente establecidos.

Asimismo, con este criterio de evaluación se pretende comprobar la capacidad de los alumnos y las alumnas para utilizar en la práctica contenidos recogidos por otras áreas del currículo canario de la E.S.O.:

- Al evaluar la capacidad para decorar el área de consumo de alimentos y bebidas, contenidos incluidos en el área de “Educación Plástica y Visual”, dentro de los bloques 2 (“El lenguaje gráfico-plástico y los elementos que lo integran”), 3 (“La composición”), 4 (“Análisis y representación de formas planas”) y 7 (“Análisis del proceso de creación y de los valores estéticos de la obra plástica”).

- Al evaluar la capacidad para ambientar musicalmente el área de consumo de alimentos y bebidas, contenidos del bloque 6 (“Música y comunicación”), del área de Música.

6. Aplicar las normas básicas de seguridad, de mantenimiento e higiénico-sanitarias en el uso de locales, instalaciones y equipos, y en la manipulación y servicio de alimentos y bebidas, evitando que se produzcan causas que provoquen accidentes en las personas o en las cosas, o alteraciones en los alimentos, toxiinfecciones de origen alimentario y pérdidas de nutrientes. Con este criterio se pretende evaluar si los alumnos y las alumnas han tomado conciencia de la enorme importancia que tiene, durante todo el proceso productivo, la correcta aplicación de las normas de seguridad e higiénico-sanitarias en las unidades de producción y servicio de alimentos y bebidas, y el nivel adquirido tanto para la identificación y prevención de riesgos, como para la aplicación práctica de dichas normas. Asimismo, se pretende evaluar el grado de aplicación de normas y métodos que eviten pérdidas de nutrientes al manipular, elaborar, conservar y servir alimentos de origen animal y vegetal.

En el marco de la capacidad de aplicar las normas básicas higiénico-sanitarias, se pretende también con este criterio evaluar las habilidades y destrezas adquiridas por los alumnos y las alumnas al aplicar las técnicas de conservación y limpieza de locales, instalaciones y equipos.

Asimismo, con este criterio de evaluación se pretende comprobar la capacidad de los alumnos y las alumnas para utilizar en la práctica contenidos que se recogen en distintos bloques del currículo canario de la E.S.O. para el área de Ciencias de la Naturaleza, relacionados con causas biológicas y químicas de alteración de los alimentos, toxiinfecciones de origen alimentario, causas que influyen en la pérdida de nutrientes de los alimentos, y normas de manipulación y consumo, incluidos en los bloques 3 (“La estructura de las sustancias. Los cambios químicos”), 7 (“Los seres vivos”), 8 (“El ser humano y la salud”), y 9 (“Interacciones y cambios en el medio”).

También se pretende comprobar con este criterio la capacidad de los alumnos y las alumnas para utilizar en la práctica contenidos que se recogen en el bloque 5 (“Herramientas, técnicas y procesos de fabricación”) del área de “Tecnología”, relativos a conceptos como “normas de seguridad e higiene”, y a actitudes como “valoración y respeto de las normas de seguridad en el aula-taller, así como de los posibles peligros que entraña el uso de las herramientas”, e “interés por el cuidado y conservación de las herramientas y materiales del aula-taller”.

7. Participar activamente en las tareas de grupo respetando los planes colectivos y las normas que rigen su funcionamiento.

Con este criterio se pretenden evaluar las capacidades actitudinales de los alumnos y las alumnas para colaborar en las tareas de grupo, asumiendo y compartiendo responsabilidades, cooperando en la superación de las dificultades que se plantean en los procesos colectivos de diseño, elaboración y servicio de ofertas gastronómicas, y aportando soluciones y esfuerzos con actitud generosa y tolerante hacia las opiniones de los demás. 8. Reconocer y evaluar capacidades, actitudes y conocimientos propios con valor profesionalizador, y motivaciones e intereses individuales, en relación con opciones de tipo profesional en los ámbitos de la “restauración gastronómica” y de la “pastelería y panadería artesanales”, identificando la oferta formativa y la demanda laboral referida a tales intereses.

Con este criterio se pretende comprobar la capacidad terminal de los alumnos y las alumnas, en la fase final de desarrollo de esta materia de Iniciación Profesional, para evaluar, autocríticamente, las potencialidades, actitudes y predisposición que tienen ante la posibilidad de inserción profesional en el mundo de la restauración gastronómica o del subsector de la panadería y pastelería artesanales, manejando la información identificada sobre la oferta formativa y datos de empleo relacionados con ambos subsectores.

Asimismo, con este criterio de evaluación se pretende comprobar la capacidad de los alumnos y las alumnas para aplicar contenidos que se recogen en el bloque 9 del currículo canario de la E.S.O. para el área de Tecnología, titulado “Organización y mundo laboral”, relativos a conceptos como “la división técnica y social del trabajo: tipologías profesionales”, y “perspectivas de empleo y formación en los sectores relacionados con la tecnología en Canarias”, y a actitudes como “interés por conocer aspectos relacionados con la orientación vocacional y profesional” y “sensibilidad para cuestionarse y analizar críticamente las causas de las desigualdades y discriminaciones ligadas al sexo existentes en el mundo laboral”.

9. Analizar y evaluar, como consumidores de productos de pastelería y panadería artesanales y como usuarios de servicios de restauración gastronómica, la oferta de servicios de esta naturaleza existente en el entorno del alumnado.

Con este criterio se pretende evaluar la capacidad de los alumnos y las alumnas para identificar los distintos tipos de establecimientos dedicados a la producción y/o servicio de alimentos y bebidas en su zona, comparando críticamente los productos y bebidas que ofrecen y el servicio que prestan de acuerdo con parámetros tales como variedad, equilibrio y atractivo de sus ofertas gastronómicas, grado de adaptación a las necesidades y gustos de los distintos tipos de clientela, relación calidad-precio de los productos-servicios ofrecidos, tipo de local, ubicación y ambientación, aplicación de las normas higiénico-sanitarias, y cumplimiento de la normativa relativa a la protección de los derechos de consumidores y usuarios.

10. Valorar el hecho gastronómico desde la perspectiva social y de tiempo libre compartido, apreciando el placer de la buena mesa y la comunicación interpersonal que a su alrededor tiene lugar, y aplicando las normas y modales básicos de comportamiento que permiten una mejor interrelación entre comensales.

Con este criterio se pretende comprobar la capacidad de los alumnos y las alumnas para apreciar la importancia social que ha tenido y tiene el acto social de comer y beber en compañía.

Por otro lado, también se pretende evaluar con este criterio en qué medida los alumnos y las alumnas asumen como valores positivos en sí mismos no sólo el placer que supone ver e ingerir determinados platos y bebidas, sino la mesa como tiempo libre compartido que favorece el diálogo, la negociación y, en definitiva, una comunicación interpersonal más fluida.

Asimismo, incluye este criterio la conveniencia de evaluar la capacidad de aplicar normas básicas de comportamiento en la mesa, según la ocasión y tipo de comida en cuestión, en la medida en que dichas reglas facilitan una mejor interrelación social y una reunión más placentera para todos los comensales.

INICIAClÓN PROFESIONAL: MANTENIMIENTO DEL HOGAR

1. INTRODUCCIÓN.

Como su propio nombre indica corresponde a ésta, como a todas las materias de Iniciación Profesional, una introducción a los conocimientos y destrezas característicos de una familia profesional, tomando como referencia básica en este caso la familia de “Edificación y obra civil”. Trata de dar respuesta a los intereses, motivaciones y necesidades del alumnado, contribuyendo al desarrollo de sus capacidades generales, facilitando su transición a la vida activa y orientándolos en lo que a esta familia profesional compete.

A través de algo tan próximo a todos como es el hogar, su funcionamiento, organización y mantenimiento, se aproxima a los alumnos y alumnas a las ocupaciones del campo profesional de la edificación y las obras civiles en las áreas profesionales de la “Ejecución” y el “Proyecto y seguimiento de la producción”.

Se justifica esta materia optativa por la necesidad de contribuir, conjuntamente con el área de “Tecnología”, a la formación profesional de base inicial del alumnado, así como a la orientación profesional-laboral en relación con el sector de la construcción. Contribuye además a que los alumnos y alumnas, como consumidores y usuarios, tengan un conocimiento de las características técnicas óptimas de una vivienda y su incidencia en la confortabilidad y la calidad de vida de los ciudadanos.

Considerando su inclusión en el cuarto curso de la E.S.O., se nutre esta materia de las capacidades desarrolladas en todas las áreas, especialmente de las áreas de Tecnología, Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Geografía e Historia, Lengua, Matemáticas y Educación Plástica y Visual, reforzando el aprendizaje con la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos y favoreciendo una visión interdisciplinar de los mismos.

Las finalidades de esta materia optativa de Iniciación Profesional son: Contribuir al desarrollo de las capacidades generales de los alumnos y alumnas y a la consecución de los Objetivos Generales de la Etapa. Facilitar la transición a la vida activa en el campo profesional de la “Edificación y Obra Civil”. Acercar al alumnado, mediante la realización de diversas actividades básicas, a las competencias y al dominio profesional de este sector. Introducir a los alumnos y alumnas en los conocimientos y destrezas característicos de esta familia profesional. Ofrecer un panorama lo más fiel posible de las ocupaciones relacionadas con el sector. Ayudar a que los alumnos y alumnas adquieran una correcta visión crítica como usuarios de los servicios-productos de este sector profesional. Orientar profesional, laboral y académicamente al alumnado en relación con el sector de la construcción.

2. OBJETIVOS. Las finalidades anteriormente relacionadas se concretan en los siguientes objetivos generales, expresados en forma de capacidades que deben desarrollar en el alumnado: Analizar los procesos de producción y la organización de la empresa constructora, aproximándose a contextos de trabajo reales y adquiriendo una visión global de los distintos campos profesionales del sector, así como de las posibles vías de formación. Aplicar conocimientos adquiridos en las distintas áreas de la Educación Secundaria Obligatoria a la resolución de problemas prácticos sencillos relacionados con el sector, adquiriendo conocimientos y destrezas propios de sus campos profesionales específicos. Desarrollar la confianza y la capacidad de intervención en situaciones de trabajo práctico, adquiriendo conciencia de los propios valores y capacidades en relación con posibles opciones de tipo profesional. Valorar la importancia económica y social de la calidad en el trabajo técnico y manual, así como la necesidad del mantenimiento de los elementos constructivos, las instalaciones y los edificios. Realizar operaciones básicas de mantenimiento o reparación relacionadas con procesos de albañilería, acabados de construcción, aislamiento e impermeabilización de edificios, induciendo los fundamentos tecnológicos elementales de dichos procesos. Realizar operaciones básicas de mantenimiento o reparación relacionadas con procesos de instalación eléctrica o de fontanería, induciendo los fundamentos tecnológicos elementales de dichos procesos. Realizar operaciones básicas de mantenimiento o reparación relacionadas con procesos de carpintería, mobiliario y decoración, induciendo los fundamentos tecnológicos elementales de dichos procesos. Identificar posibles soluciones alternativas a la organización de espacios en una vivienda, edificio o sector urbano, caracterizando los fundamentos elementales de su diseño.

3. CONTENIDOS: conceptos, procedimientos y actitudes.

Bloque 1: la vivienda, el barrio y la ciudad.

Conceptos:

Viviendas: sus clases.

Edificios: tipo y funciones.

Organización de espacios interiores.

El barrio. Estructura y servicios.

La ciudad. Ideas elementales sobre urbanismo.

Organización de espacios exteriores.

Relaciones entre los espacios interiores y exteriores. Procedimientos:

Análisis de localizaciones, zonas y relaciones en la habitación, la vivienda, el barrio y la ciudad.

Realización de bocetos y croquis de objetos, muebles, elementos y espacios.

Propuesta de alternativas a la organización de espacios y a la ubicación de muebles y edificios.

Actitudes:

Curiosidad por descubrir la estructura organizativa de los espacios, su incidencia en las actividades y en la calidad de vida de las personas.

Toma de conciencia de los problemas relacionados con el desequilibrio demográfico y la deshumanización de las grandes ciudades.

Disposición a realizar hipótesis, partiendo de situaciones concretas.

Bloque 2: elementos del proceso constructivo.

Conceptos:

Materiales y productos utilizados: Piedras. Maderas. Corchos. Metales. Plásticos. Papeles. Pegamentos. Colas. Adhesivos. Pinturas. Masillas. Aglomerantes. Pastas. Morteros. Ladrillos. Bloques. Losetas. Baldosas. Placas. Láminas. Paneles. Perfiles. Tubos. Medios de producción: Producción. Máquinas y herramientas específicas. Medios auxiliares. Seguridad. Medios de protección individual. Medios de protección colectiva. Calidad. Medios de control. Herramientas y útiles: Paleta. Paletín. Fratás. Llana. Rasqueta. Espátula. Cinta métrica. Regla. Escuadra. Cepillo. Cortadora. Nivel de albañil. Plomada. Operaciones básicas: Medición. Replanteo. Alineación y nivelación. Aplomado. Corte. Acopio y preparación del material. Presentación y recibido de elementos. Mezcla y amasado. Configuración de los edificios: Estructura. Cerramientos y particiones. Acabados. Instalaciones. Procedimientos: Análisis e identificación de materiales, productos intermedios y medios de los procesos de ejecución de edificios. Realización de operaciones elementales de medición, replanteo, nivelación y aplomado de diversos elementos constructivos. Realización de operaciones elementales de mezcla de materiales y confección de pastas y morteros. Actitudes: Interés por conocer las formas de trabajo y los fundamentos técnicos de los diferentes sectores productivos. Curiosidad por descubrir la utilidad y el funcionamiento de las herramientas y los medios de producción específicos.

Bloque 3: suelos. Conceptos: Función, tipos y características de los suelos. Materiales más comúnmente utilizados. Material de acabado. Material de agarre o unión. Procedimientos de colocación. Útiles y herramientas. Desgaste y rotura. Criterios para su mantenimiento, reparación y sustitución. Procedimientos: Manejo correcto de útiles, herramientas y materiales básicos. Reparación de suelos de madera. Lijado. Enmasillado de fisuras y grietas. Sustitución de baldosas y losetas de diversos materiales. Colocación de moquetas y suelos vinílicos.

Operaciones de replanteo y nivelación. Relleno y sellado de juntas.

Amasado de adhesivos, pastas y morteros.

Medición y corte de piezas.

Actitudes:

Valoración de la planificación, el orden y el método en el trabajo y perseverancia ante las dificultades.

Confianza en la propia capacidad para resolver problemas prácticos y alcanzar resultados correctos.

Bloque 4: paredes y techos.

Conceptos:

Función, tipos y características de paredes y techos.

Materiales comúnmente utilizados. Elementos prefabricados y material de agarre o unión.

Función, tipos y características de los revestimientos.

Revestimientos continuos, en placas y láminas.

Pinturas y barnices.

Útiles y herramientas.

Desgaste y rotura. Criterios para el mantenimiento, reparación y sustitución.

Procedimientos:

Manejo correcto de útiles, herramientas y materiales básicos.

Fijación de elementos en paredes y techos.

Apertura de rozas y realización de taladros.

Sustitución de azulejos y plaquetas.

Rejuntado de alicatados.

Realización de empapelados y revestimientos en láminas.

Restauración de superficies. Reparación de desconchados.

Montaje y fijación de paneles.

Aplicación de pinturas y barnices sobre soportes de fábrica, madera y metal. Actitudes:

Gusto por la precisión y el trabajo bien hecho.

Reconocimiento de la importancia de mantener el entorno de trabajo seguro y ordenado.

Valoración de los efectos técnicos y estéticos de los acabados.

Bloque 5: puertas y ventanas.

Conceptos:

Función, tipos y características de las puertas y ventanas.

Materiales comúnmente utilizados. Accesorios. Acabados.

Útiles y herramientas.

Deformación, descuelgue y rotura. Criterios para su mantenimiento, reparación y sustitución.

Procedimientos:

Manejo correcto de útiles, herramientas y materiales básicos.

Reparación de puertas y ventanas de madera.

Sustitución y colocación de cerraduras y bisagras.

Sustitución de acristalados.

Instalación de persianas, estores y cortinas.

Colocación de topes, burletes y juntas autoadhesivas.

Actitudes:

Interés por las diversas formas de conocimiento técnico y actividad manual.

Respeto por las normas de seguridad y el correcto mantenimiento de herramientas y manipulación de los materiales.

Bloque 6: mobiliario y decoración.

Conceptos:

Función, tipos y características de los muebles.

Ideas fundamentales de estilo, diseño, fabricación y materiales. Estética y función en la creación de ambientes.

Color, forma, material, textura e iluminación.

Útiles y herramientas.

Criterios de mantenimiento, reparación y sustitución.

Procedimientos:

Manejo correcto de útiles, herramientas y materiales básicos.

Encolado de muebles.

Sustitución y colocación de pomos, tiradores y accesorios.

Reparación de daños superficiales.

Reparación de ensambles.

Corrección de desniveles y ajuste de elementos móviles.

Montaje de repisas y estantes.

Análisis de ambientes y propuesta de alternativas.

Organización y distribución de muebles en distintos ambientes.

Utilización de efectos ópticos y lumínicos.

Análisis de funciones y organización de espacios.

Actitudes:

Consideración equilibrada de los valores técnicos, funcionales y estéticos de los materiales.

Gusto por confrontar las soluciones propias con las de los demás.

Disposición a cambiar el punto de vista propio y aceptar las posiciones de los demás.

Bloque 7: electricidad.

Conceptos:

La instalación eléctrica. Fundamentos esenciales.

Circuitos, elementos y materiales.

Útiles y herramientas. Criterios de mantenimiento, reparación y sustitución.

Procedimientos:

Manejo correcto de útiles, herramientas y materiales básicos.

Medición de unidades eléctricas elementales.

Detección de averías.

Sustitución de fusibles.

Operaciones básicas de cableado, pelado de cables, empalmes y conexiones.

Sustitución y reparación de tomas de corriente, enchufes, interruptores y portalámparas.

Instalación de lámparas de techo y fluorescentes.

Actitudes:

Predisposición a utilizar métodos de investigación sistemática.

Respeto por las normas de seguridad y toma de conciencia de los peligros del mal uso de herramientas y materiales.

Bloque 8: fontanería.

Conceptos:

La instalación de fontanería. Conducciones a presión y desagües. Fundamentos esenciales.

Circuitos, elementos y materiales.

El calentador instantáneo a gas y el termo eléctrico.

Útiles y herramientas.

Criterios de mantenimiento, reparación y sustitución.

Procedimientos:

Manejo correcto de útiles, herramientas y materiales básicos.

Detección de averías.

Sustitución y reparación de fugas en grifos y conexiones.

Reparación de cisternas de descarga. Realización de empalmes y conexiones en mangueras y tubos plásticos.

Tendido de conducciones.

Desatascado de desagües.

Actitudes:

Interés por conocer los principios científicos del funcionamiento de los aparatos y mecanismos.

Disposición a mejorar las estrategias y soluciones obtenidas.

Bloque 9: aislamiento e impermeabilización.

Conceptos:

El aislamiento térmico y acústico. Fundamentos esenciales. El ahorro energético.

Sistemas, elementos y materiales comúnmente utilizados.

La impermeabilización de edificios. Tipos y características. Protección contra las humedades.

Útiles y herramientas.

Criterios de mantenimiento, reparación y sustitución.

Procedimientos:

Manejo correcto de útiles, herramientas y materiales básicos.

Clasificación de disposiciones constructivas aislantes en suelos, paredes y techos.

Colocación de materiales aislantes en placas rígidas, láminas, mantas, rellenos y coquillas o manguitos aislantes.

Clasificación de posibles causas de humedad en los edificios.

Disposición de barreras antihumedad, emulsiones, pinturas y membranas impermeabilizantes.

Actitudes:

Toma de conciencia de los graves problemas que entraña la imprevisión en las soluciones técnicas y las consecuencias de la mala ejecución constructiva. Bloque 10: el proyecto en edificación.

Conceptos:

Justificación del proyecto en el proceso productivo de edificios y obras. Aspectos a considerar en su definición.

Definición, características y partes de un proyecto de edificación.

Profesionales que intervienen en la elaboración del proyecto.

Los planos. Tipología, escalas y datos fundamentales.

Ideas sobre el funcionamiento de una oficina técnica.

Procedimientos:

Identificación de los diferentes documentos que conforman un proyecto.

Síntesis de los datos relevantes contenidos en dichos documentos, desde diferentes puntos de vista.

Interpretación de aspectos básicos de las edificaciones a través de su definición en los planos de un proyecto.

Aplicación de escalas y medición sobre plano de elementos constructivos y superficies.

Confección de maquetas de volumen a partir de los planos definitorios de edificios sencillos.

Actitudes:

Gusto por el orden y la pulcritud en la elaboración y presentación de documentos técnicos.

Valoración de la importancia de la claridad, la exactitud y las convenciones en la comunicación técnica.

Tendencia a utilizar diversas fuentes de información ante una situación dada.

Bloque 11: la empresa constructora.

Conceptos:

Definición, tipos, funciones y características.

Estructura y organización de la empresa de construcción. Planificación, organización y ejecución de las obras.

Diferentes campos de actividad, procesos y ocupaciones relacionados con la empresa constructora.

Procedimientos:

Análisis y clasificación de actividades realizadas por las empresas de construcción.

Análisis y clasificación de actividades realizadas por los técnicos del sector.

Análisis y clasificación de tareas realizadas por los operarios de la construcción.

Representación mediante diagramas de procesos elementales de construcción.

Actitudes:

Reconocimiento de la importancia de las técnicas de organización y gestión en la ejecución de obras.

Valoración de la necesidad del trabajo en equipo en la consecución de realizaciones profesionales.

Valoración de la interrelación entre actividad manual e intelectual.

4. METODOLOGÍA.

La metodología que se podría seguir en esta materia deberá ser aplicada por el propio profesor o profesora; serán esbozados aquí, por tanto, sólo determinados principios metodológicos que se deben tener en cuenta. El desarrollo curricular de la materia deberá ajustarse a los objetivos, criterios de evaluación y contenidos definidos en este currículo, teniendo como referentes los objetivos generales de la etapa y el proyecto curricular de centro.

Al establecer la programación de aula, en general y en cada uno de los bloques de contenidos, las actividades se organizarán en torno a los procedimientos; mejor aún, en torno a un procedimiento relevante y motivador desde el punto de vista de los intereses de los alumnos y alumnas y que tenga un carácter eminentemente práctico y básico, integrando el resto de los contenidos en el proceso de enseñanza-aprendizaje según vayan siendo demandados por la actividad y logrando la construcción de nuevos conocimientos y habilidades a partir de los preconceptos que el alumno tenga. Ello supone una inversión de tiempo superior a la necesaria para la mera transmisión de conceptos; por tanto, es imprescindible seleccionar concienzudamente los conceptos, procedimientos y actitudes que se deben trabajar. El hecho de que la organización del proceso de enseñanza-aprendizaje en esta materia sea notablemente procedimental no implica su reducción al mero trabajo manual, sin establecer la necesaria conexión entre las actividades manuales e intelectuales.

Se procurará dar a la materia un enfoque metodológico activo, con la máxima participación del alumnado en su propio aprendizaje, trabajando los contenidos de lo concreto a lo abstracto, fomentando la relación con las áreas básicas, aplicando los conocimientos y habilidades en ellas adquiridos a la resolución de problemas técnicos reales e incorporando una dimensión práctica a las mismas, asegurando una formación profesional de base apropiada en este nivel educativo. Las propuestas de trabajo irán adquiriendo un mayor componente científico-técnico a medida que se avanza en cada uno de los bloques de contenidos. Las actividades tenderán a reforzar dichos conocimientos poniendo de manifiesto su necesidad para la vida activa.

Al ser el alumnado quien construye su propio aprendizaje, el profesorado actuará como guía y mediador para facilitar la construcción de nuevos aprendizajes.

Hay que recordar en todo momento que la misión del profesorado no es sólo enseñar contenidos del área, sino iniciar al alumnado en las profesiones del sector, ayudándolo a descubrir su capacidad potencial para las realizaciones en ellas implicadas, reforzando y motivando la adquisición de nuevos hábitos de trabajo.

Se intentará evitar la presentación de soluciones únicas y exclusivas a los problemas técnicos planteados, ya que impiden al alumno y alumna la posibilidad del descubrimiento autónomo. Por esta ra-zón es conveniente, al presentarle nuevas actividades, propiciar por su parte la propuesta de soluciones alternativas, experimentando hasta encontrar soluciones personales.

La estructura de los contenidos en bloques, tal como han sido presentados, no tiene por qué considerarse única e inflexible, si bien parece conveniente una presentación de los contenidos que vaya desde el análisis de la propia vivienda (bloque 1), pasando por actividades relacionadas con cada uno de los elementos constructivos de los edificios (bloques 2 al 9), y concluir con una iniciación-orientación profesional en el sector de la construcción (bloques 10 y 11).

En el ámbito de los procedimientos, que tienen su máxima entidad en los bloques 2 al 9, las actividades que se deben desarrollar serán reales si la disponibilidad de recursos en el centro educativo lo permite; en todo caso sería admisible la simulación del medio físico, pero no la sustitución de las operaciones ni de las herramientas adecuadas.

Los materiales, las instalaciones y los espacios se adaptarán en la medida de lo posible a los campos profesionales del sector de la construcción.

Una parte de las actividades que se deben desarrollar en la materia se podría realizar en el aula de plástica, pero la mayoría de las tareas relacionadas con la ejecución constructiva, donde hay un mayor componente procedimental, convendrá emplazarlas en el aula-taller. Con el fin de no disociar el trabajo intelectual y el manual, sería preferible utilizar esta última como aula base de la materia donde se propicien actividades de análisis, consulta, documentación y de dibujo.

En general será conveniente alternar el trabajo individual con la actividad de pequeños grupos tan necesaria y generalmente aplicada en este sector productivo.

Con el objeto de fomentar la relación con el entorno productivo, una actividad complementaria de especial importancia para esta materia es la visita técnica, que permite un acercamiento a la realidad profesional del sector. Debe estar conectada con la actividad en el centro educativo, pudiendo ser en ocasiones la “antesala” a una propuesta de trabajo concreto, o bien el refuerzo a un conjunto coherente de tareas realizadas en el aula. En cualquiera de los casos la visita debe tener un objetivo concreto y programado, y debe organizarse de forma que se relacione estrechamente con el proceso de enseñanza-aprendizaje tal y como ha sido diseñado.

Medios didácticos específicos mínimos para impartir esta materia optativa:

Las propias actividades y el trabajo de los diferentes contenidos deciden en última instancia los materiales y medios didácticos que se van a necesitar, sin embargo se relacionan en forma resumida de cuáles de estos recursos es conveniente disponer para esta materia.

Albañilería y acabados: espátula, rasqueta, llana de acero, llana de madera, fratás, llana dentada, maceta, nivel de albañil, tendel, paleta, paletín, artesa o pastera, cincel, buril, brocas de pared, cortadora de plaquetas, maceta.

Tijera, cuchillo, cuchilla, cepillo de empapelar.

Rascador, rodillo y bandeja, brocha y pincel.

Cinta métrica metálica, regla, escuadra, falsa escuadra, plomada. Carpintería: martillo, tenazas, serrucho, serrucho de costilla, serrucho de punta, sierra de calar, caja de ingletes, gubia de mano, formón de cantos biselados, formón de mortajar, escofina, gramil, taladro eléctrico, fresas de taladro, broca de avellanar, barrena de espiral, brocas para madera, papel de lija, grapadora, lijadora eléctrica de banda, lijadora orbital, cepillo de desbastar, sierra de marquetería, taladro manual, sierra eléctrica de disco.

Instalaciones y aislamientos:

Alicates universales, alicates de puntas, llave de mordaza, sierra de arco para metales, torno de banco, lima plana, de media caña, redonda, destornillador de ranura simple, destornillador de cruz, destornillador con funda aislante, pistola para cartuchos de adhesivos y masillas, punzón, alicates pelacables, multímetro digital y analógico, comprobador de tensión, comprobador de circuito.

Llave de cremallera, llave de tubo, juego de llaves fijas, cortador de tubos, cepillo metálico, llave inglesa, llave de mordaza.

5. CRITERIOS DE EVALUACIÓN.

1. Describir las zonas, locales y relaciones que se producen en una vivienda y su incidencia en las funciones que en ella se desarrollan.

Con este criterio se trata de evaluar el grado de conocimiento y análisis que el alumnado ha obtenido en relación con el núcleo básico de los edificios con los que está más íntimamente relacionado y su capacidad para descubrir la estructura organizativa de los espacios que habita.

2. Realizar croquis en planta de edificios en los que habite cotidianamente, estableciendo propuestas alternativas a la zonificación u organización de sus espacios, de acuerdo con aspectos funcionales o estéticos.

Este criterio pretende valorar la capacidad del alumnado para aplicar su habilidad en la realización de dibujos a mano alzada a la comunicación objetiva de soluciones técnicas.

3. Definir de forma elemental las partes principales que conforman los edificios, su función, materiales comúnmente utilizados en los diferentes elementos y procesos básicos mediante los cuales construyen.

Pretende este criterio evaluar qué nivel han alcanzado los alumnos y alumnas en la identificación de los diversos aspectos del proceso constructivo, y su curiosidad por descubrir la estructura y características físicas de los edificios. 4. Realizar operaciones elementales de medición de longitudes, superficies y volúmenes, de replanteo de formas geométricas sencillas y de nivelación o aplomado de elementos cuya forma se asemeje básicamente a los más comúnmente usados en la construcción.

Este criterio pretende evaluar la capacidad que el alumno tiene para aplicar conocimientos de otras áreas en realizaciones prácticas y su habilidad para llevarlas a cabo, identificar posibles errores cometidos, su causa y llegar a una solución técnicamente aceptable.

5. Realizar operaciones básicas características de las realizaciones constructivas tales como mezcla de materiales diversos de diferente naturaleza, confección de pastas y morteros, extendido sobre soportes horizontales y verticales, ensamblaje de elementos, uniones diversas, acopio de material, etc.

Se pretende comprobar si los alumnos y alumnas han adquirido destrezas manuales peculiares del proceso constructivo, su capacidad para la obtención de resultados aceptables en diferentes condiciones y su habilidad en la utilización de herramientas propias de las elaboraciones de obra.

6. Describir resumidamente los procedimientos de ejecución de suelos, sus acabados y posibles causas de desgaste o rotura, así como formas de realizar el mantenimiento, reparación o sustitución de los elementos, y realizar o simular operaciones sencillas que conlleven la colocación o reparación de suelos de distinta naturaleza.

Con este criterio se intenta valorar el conocimiento e interés que el alumnado ha adquirido por realizar con esmero estas realizaciones y su curiosidad por los procedimientos de ejecución de acabados de construcción.

7. Especificar simplificadamente la tipología y características de las paredes y techos en los edificios, sus acabados, posibles causas de desgaste o rotura y formas de realizar su mantenimiento, reparación y realizar o simular actuaciones simples para la ejecución o reparación de dichos elementos.

Se pretende evaluar con este criterio la capacidad analítica del alumnado para con estas realizaciones propias del sector de la construcción y la habilidad manual adquirida acometiendo tareas de mantenimiento y reparación simples, generalizables para un amplio sector de la ciudadanía.

8. Distinguir tipos y características de las puertas y ventanas, materiales con los que habitualmente se fabrican, posibles causas de desgaste o rotura y criterios para su mantenimiento, reparación y realizar o simular reparaciones sencillas de estos elementos, así como la colocación de sus accesorios.

Con este criterio se trata de comprobar si los alumnos y alumnas conocen cómo se fabrican estos elementos, sus acabados y su funcionamiento y las destrezas adquiridas para la colocación de diversos accesorios, así como para realizar sencillas reparaciones de diversas causas que provoquen su accionamiento incorrecto o defectuoso.

9. Analizar los fundamentos técnicos, estéticos y funcionales de ambientes concretos y proponer posibles alternativas a su configuración y características mediante descripciones gráficas adecuadas.

Se pretende evaluar la capacidad del alumnado para descomponer en sus distintos aspectos los espacios y las formas a partir de su simple observación, y para determinar posibles errores conceptuales, especialmente relacionados con los aspectos técnicos y funcionales.

10. Realizar o simular pequeñas reparaciones en muebles y elementos decorativos y sustituir y colocar accesorios, utilizando de forma correcta las herramientas y útiles necesarios a tales fines.

Se pretende comprobar si los alumnos y alumnas han adquirido la habilidad para llevar a cabo este tipo de operaciones, demostrando interés por el trabajo manual bien hecho y valorando los efectos estéticos de su resultado.

11. Efectuar instalaciones eléctricas básicas simuladas o realizar la reparación y sustitución de elementos en una instalación eléctrica real, respetando escrupulosamente las normas de seguridad y siendo capaz de plasmar en un esquema la instalación sobre la que se ha operado.

Con este criterio se persigue evaluar la aptitud de los alumnos para efectuar este tipo de acciones y, además, su capacidad para abstraer de la realidad los elementos, relaciones y fundamentos implicados.

12. Ejecutar sencillas instalaciones de fontanería simuladas, o realizar reparaciones y sustitución de elementos en una instalación de fontanería real, demostrando interés por indagar los principios científicos y técnicos y el funcionamiento de los diversos aparatos y mecanismos.

Se pretende valorar con el criterio expuesto la capacidad desarrollada por el alumnado para realizar estas operaciones, siendo capaces de comprobar que la solución obtenida es la correcta y la estrategia seguida ha sido válida.

13. Averiguar posibles causas de humedades y deficiencias en el aislamiento térmico-acústico de edificios reales, especificando posibles soluciones constructivas que las hubieran evitado y proponiendo remedios aceptables a las mismas.

Se trata de evaluar la capacidad de los alumnos y alumnas para determinar factores que influyen en los deterioros y falta de calidad de los edificios, utilizando para ello métodos sistematizados de indagación.

14. Interpretar aspectos definitorios concretos de las edificaciones a partir de los documentos de proyectos, especialmente de los planos, siendo capaz de medir en ellos y realizar dibujos a mano alzada o maquetas sencillas de las mismas.

Se pretende la evaluación de la capacidad adquirida por el alumnado para analizar documentos técnicos de diversa índole y extraer de ellos los datos mínimos necesarios para su plasmación en un modelo.

15. Analizar y describir de forma elemental la estructura, organización y funciones que se realizan en una empresa constructora tipo, representando en un diagrama los distintos procesos que en ella tienen lugar y los sujetos que intervienen en los mismos.

El criterio intenta comprobar si el alumnado ha adquirido los conocimientos básicos necesarios para comprender las peculiaridades de la empresa de construcción y valorar suficientemente la necesidad del trabajo en equipo y las técnicas de organización para la consecución de óptimos resultados en este campo.



© Gobierno de Canarias