BOC - 1991/027. Viernes 1 de Marzo de 1991 - 270

VI. ANUNCIOS - Otros anuncios - Audiencia de Cuentas de Canarias

270 - ACUERDO de 16 de enero de 1991, del Pleno, por el que se hace público informe de revisión documental correspondiente al ejercicio económico de 1989 del Ayuntamiento de Pájara (Fuerteventura).

Descargar en formato pdf

Recibida en esta Audiencia de Cuentas la documentación del ejercicio económico de 1989 que expresamente se había solicitado a esa Corporación, a excepción de los reparos de legalidad y la relación de contratos, y una vez realizado su examen formal, referido a la situación del último día del ejercicio y únicamente en base a la información que de la misma se desprende, se observa lo siguiente:

A) En relación con el área de Tesorería. 1.- El acta de arqueo remitida no se adapta al modelo 8 aprobado por la Circular del Servicio de Inspección y Asesoramiento de las Corporaciones Locales de 1.12.58 (B.O.E. nº 8) pues carece del apartado correspondiente a "Situación" de las existencias.

Se recomienda la necesidad de adaptarse a dicho modelo, toda vez que el utilizado por esa Corporación carece de datos necesarios para realizar un análisis lo suficientemente completo de la Tesorería.

2.- Como la diferencia entre el "Metálico" de la clasificación de las existencias (62.309.898 pesetas) y el "Saldo según libros de la Corporación" (40.993.517 pesetas) del modelo TC/3 necesariamente han de ser las existencias en "Metálico" existentes en la Caja de la Corporación, salvo que en dicho modelo no se hayan incluido todas las cuentas, nos encontramos con que dichas existencias ascienden a 21.316.381 pesetas, lo que representa:

a) Un 34,21% de las existencias finales de Tesorería en metálico del Ayuntamiento.

Como quiera que la administración de los fondos públicos responde mejor a los principios de seguridad y fácil control interno si son depositados y gestionados mediante entidades bancarias, se estima que se debe reducir la existencia de metálico en caja.

Al mismo tiempo, se debe efectuar el correspondiente ingreso en entidades bancarias, si ello es posible, el mismo día en que el importe efectivo sobrepase un límite razonable ya que, en principio, en caja no debe haber más efectivo que el necesario para atender pequeños pagos.

A estos efectos se recomienda que el Alcalde, previo informe del Secretario-Interventor y del Depositario, fije la cantidad máxima de fondos en metálico que puede haber en caja, así como el importe máximo de cada pago en efectivo.

b) Como mínimo un 68,14% de la existencia final de metálico en la Caja del Ayuntamiento procede del VIAP.

Se ha de evitar a toda costa el que con cargo a dicho importe se hagan pagos que queden pendientes de su formalización definitiva, por lo que se manifiesta la necesidad de que, si sucede esto, se regularice la situación lo más pronto posible y, en todo caso, el que para ejecutar pagos se atienda el procedimiento establecido que implica ordenación del gasto, contraído y expedición del oportuno mandamiento de pago. La existencia del hecho de referencia implica que no se han respetado las cantidades limitativas aprobadas para los distintos conceptos del Presupuesto de Gastos y que figuran cantidades ficticias en el acta de arqueo.

3.- Figura una existencia final en "Metálico" del VIAP por importe de 55.519.591 pesetas. Este importe ha de corresponder normalmente, entre otros conceptos, a retenciones por el IRPF del último trimestre, así como a las cuotas de la MUNPAL y, en su caso, a las de la Seguridad Social. Como dicho importe es elevado, en relación con la cantidad que figura en el capítulo I del Estado de Gastos del Presupuesto Ordinario, convendría revisar si se han efectuado e ingresado adecuadamente las deducciones ya citadas, así como si se ha realizado el pago a las entidades acreedoras en los términos reglamentarios. Asimismo, y ante la posibilidad de que existan saldos o remanentes de inversión no utilizados, convendría una depuración de éstas existencias dando cuenta al Pleno para fijar su destino. En caso de que dichos saldos provengan de subvenciones, debería solicitarse del organismo concesionario autorización para incorporarlos al Presupuesto Ordinario.

4.- En la conciliación de la cuenta nº 42 de la Caja Insular de Ahorros de Canarias, se observa en "Pagos contabilizados banco y no Ayuntamiento", un importante desfase, en cuanto a contabilización, en la partida conciliatoria siguiente:

Fecha Ayto. Fecha Banco Concepto Importe

13.01.90 15.11.89 Error cgo. cta. 250.000

Razón por la que resulta conveniente emprender acciones encaminadas a determinar el motivo de dicho retraso, con objeto de evitar que se produzcan en el futuro.

5.- En la conciliación de la cuenta nº 7 del Banco Bilbao-Vizcaya, la partida conciliatoria incluida en "Cobros contabilizados Banco y no Ayuntamiento" no ofrece una interpretación inequívoca de su significado, ya que no se especifica la fecha de contabilización por el Ayuntamiento, siendo esta fecha imprescindible para justificar dicha partida y efectuar un adecuado seguimiento de la misma.

B) En relación con la Cuenta del Presupuesto.

1.- En el "Estado de Gastos", columna "Estado de Ejecución", las cantidades deberían figurar con signo negativo.

2.- En la "Situación Económica", columna "Estado de Ejecución", línea "Total Gastos", la cantidad consignada debería figurar con signo negativo. 3.- En la "Situación Económica", columna "Estado de Ejecución", línea "Diferencias", figura un error aritmético, pues aparece consignada la cantidad 179.735.265 pesetas cuando la correcta es 291.106.955 pesetas.

4.- Con anterioridad a la incorporación de los remanentes del ejercicio anterior, el Presupuesto preventivo mostraba un superávit inicial de 25.200.000 pesetas.

5.- En Resultas se han liquidado derechos y obligaciones por importe inferior a las respectivas previsiones definitivas, lo que evidencia la existencia de bajas de derechos y obligaciones previamente reconocidas, lo cual implica necesariamente que la Corporación habrá tramitado los oportunos expedientes de baja.

En este mismo sentido, debería procurarse que, para evitar estos expedientes durante el ejercicio presupuestario, previamente al cierre del ejercicio se efectúe una depuración de derechos y obligaciones que previsiblemente no sean realizables.

6.- Son elevadas las cantidades pendientes de cobro en todos los capítulos del Estado de Ingresos, siendo de resaltar especialmente los capítulos I, VII y IX, cuyos pendientes de cobro ascienden a un 68,21%, 79,23% y 60,62% de los derechos liquidados, respectivamente, razón por la que resulta conveniente emprender acciones encaminadas a mejorar este aspecto.

En este mismo sentido y por lo que hace referencia al caso concreto de las Resultas de Ingresos, dicho pendiente de cobro representa un 31,53% de los derechos liquidados. Como este porcentaje ha de considerarse elevado, se recomienda, en base a lo dispuesto en el artículo 172.2 de la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, un análisis de la antigüedad de las Resultas, a fin de determinar el motivo que ha impedido el que no se hayan recaudado en su mayor parte durante 1989, así como si existen o no cantidades de difícil o imposible recaudación.

7.- Son elevadas las cantidades pendientes de pago en los capítulos 0, VII y IX del Estado de Gastos, razón por la que resulta conveniente emprender acciones encaminadas a mejorar este aspecto.

En este mismo sentido y por lo que hace referencia al caso concreto del Capítulo de Resultas de Gastos, dicho pendiente de pago representa un 37,81% de las obligaciones liquidadas. Como este porcentaje ha de considerarse elevado, se recomienda, al igual que en el punto 6, un análisis de la antigüedad de las Resultas.

8.- Es de destacar como positivo que el porcentaje de recursos que la Corporación destina a "Inversiones Reales" es elevado, en relación con su estructura presupuestaria, lo cual demuestra el alto nivel inversor de esa Corporación.

9.- El endeudamiento a 31.12.89, obtenido con datos de la propia liquidación y sin exclusión de las operaciones de Tesorería, está en un 4%, lo que demuestra que durante el ejercicio 1989 el endeudamiento se ha mantenido en niveles muy reducidos.

10.- Se ha obtenido un nivel muy alto de liquidación presupuestaria, por lo que hace referencia a la liquidación de derechos y obligaciones, aunque hay que observar, como ya expusimos en el punto 6, que los derechos se encuentran en gran parte pendientes de cobro.

11.- Con relación al volumen del Presupuesto el superávit contable obtenido es muy elevado, aunque posee un bajo grado de liquidez. En este sentido, y teniendo en cuenta lo ya expuesto en el punto 6 del presente apartado, en caso de que se produjeran bajas, anulaciones o fallidos sobre el importe pendiente de cobro podría éste reducirse de forma importante.

C) En relación con los ingresos obtenidos mediante la Tributación Local.

1.- Sólo se ha remitido una cuenta de la gestión recaudatoria, que incluye valores-recibos y valores-certificaciones de descubierto, cuando en realidad se deberían haber remitido dos cuentas diferentes, una por valores-recibos y otra por valores-certificaciones de descubierto, de acuerdo con lo establecido en la Regla 187 de la Instrucción General de Recaudación y Contabilidad aprobada por Decreto 2.260/1969 y el artículo 3.1 del Decreto 3.697/1974, de 20 de diciembre (B.O.E. nº 23, de 27.1.75).

En relación con lo anterior, la aprobación de dichas cuentas corresponde, en virtud de lo dispuesto en el artículo 22.2.e) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, al Pleno de la Corporación.

2.- La cuenta rendida no incorpora los estados anuales a que se refiere la Regla 189 del Decreto 2.260/1969, y que han de recoger el movimiento de valores de un mismo ejercicio económico del contraído de débitos.

3.- La cuenta rendida por el recaudador-agente ejecutivo no se adapta al formato establecido por la Regla 188 del Decreto 2.260/1969.

4.- Se ha rendido una cuenta ordinaria correspondiente al 1er semestre de 1989, faltando por rendir la ordinaria correspondiente al 2º semestre que abarque la gestión de dicho semestre, toda vez que la extraordinaria rendida por el recaudador-agente ejecutivo solo abarca el 3er trimestre del año, por lo que resulta incompleta.

En este sentido, hay que recordar lo dispuesto por el Decreto 3.697/1974 en su artículo 3.1 en el sentido de que los recaudadores están obligados a rendir cuentas de su gestión siempre que las autoridades superiores así lo exijan y de modo regular en el mes de enero de cada año con referencia a la gestión realizada en el año anterior. Estas cuentas tendrán la consideración de ordinarias y serán extraordinarias las que se exijan en un periodo diferente. Lo que implica la pérdida del carácter ordinario de las cuentas semestrales.

5.- Los ingresos realizados en periodo ejecutivo durante el 1er semestre de 1989 son muy bajos, ya que representan aproximadamente un 3,44% de los valores pendientes.

6.- En la cuenta del 1er semestre se observa que en la tasa por basura se ha producido un ingreso en voluntaria por importe superior al cargo en voluntaria, lo cual resulta bastante extraño si tenemos en cuenta que los valores pendientes de cobro de la cuenta anterior deberían estar prácticamente en su totalidad en vía ejecutiva.

7.- En la cuenta extraordinaria se observa que en la tasa por basura y en el impuesto por circulación de vehículos se producen ingresos en voluntaria, cuando dichos valores debían estar en ejecutiva, por lo que parece que es práctica habitual de esa Corporación el traspaso de saldos en periodo voluntario de una cuenta a la siguiente manteniendo los saldos el carácter de voluntarios, lo que implica el incumplimiento del artículo 93 y siguientes del Reglamento General de Recaudación (Decreto 3.154/1968) que regula el procedimiento de apremio.

A estos efectos se recuerda lo dispuesto en el artículo 79 del Reglamento antes citado, en lo que se refiere al plazo de ingreso en periodo voluntario de deudas por recibo.

8.- Parece extraño los elevados impuestos consignados en la columna "Saldo deudor de la cuenta anterior", cuando en la misma las cantidades figuradas deben ser reducidas.

9.- No se ha remitido el informe de la Comisión Liquidadora ni del Tesorero proponiendo la aprobación de la cuenta.

10.- No se ha remitido copia de las resoluciones de la Alcaldía ni de las alegaciones del recaudador correspondientes al expediente de perjuicio de valores del 1º, 2º y 3er grado, por la gestión recaudatoria en periodo ejecutivo, conforme determina el artículo 202 del Reglamento General de Recaudación.

11.- No consta la aprobación de las cuentas de Recaudación por el Pleno de la Corporación, en el ejercicio de las facultades que le otorga el artículo 22.2.e) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local.

D) En relación con otros aspectos de la gestión económico-financiera.

No se ha remitido la relación de contratos.

En el supuesto de que esa Corporación no haya formalizado expedientes de contratación hay que recordar lo dispuesto en el artículo 125 del Reglamento General de Contratos del Estado, al prohibir expresamente la contratación verbal en la ejecución de obras y hacer personalmente responsables a las autoridades y funcionarios que contraten con empresarios los pagos derivados del negocio irregular, así como los artículos 208 y 237 del mismo Reglamento al extender su aplicación a los contratos de gestión de servicios públicos y suministros.

Adjunto al presente informe se remite la liquidación del Presupuesto de esa Corporación correspondiente al ejercicio económico de 1989, así como los ratios más significativos obtenidos de la misma debidamente detallados para su mejor interpretación.

De conformidad con el artículo 19.2 de la Ley 4/1989, de la Audiencia de Cuentas de Canarias (B.O.C. nº 64, de 8.5.89), el presente informe deberá ser conocido por el Pleno de la Corporación. Del acuerdo que se adopte deberá remitirse, en el plazo más breve posible, certificación a esta Audiencia de Cuentas.

Lo que se comunica para su conocimiento y efectos consiguientes.

Santa Cruz de Tenerife, a 18 de septiembre de 1990.- El Presidente, Antonio Márquez Fernández.



© Gobierno de Canarias