Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 104. Lunes 2 de Junio de 2014 - 2372

ATENCION. La versión HTML de este documento no es oficial. Para obtener una versión oficial, debe descargar el archivo en formato PDF.

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda

2372 DECRETO 47/2014, de 22 de mayo, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento "La Hacienda de Las Palmas de Anaga y los bienes muebles vinculados a la misma", situada en el término municipal de Santa Cruz de Tenerife, isla de Tenerife, delimitando su entorno de protección.

6 páginas. Formato de archivo en PDF/Adobe Acrobat. Tamaño: 1.59 Mb.
BOC-A-2014-104-2372. Firma electrónica - Descargar

Visto el expediente instruido por el Cabildo Insular de Tenerife para la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, a favor de "La Hacienda de Las Palmas de Anaga y los bienes muebles vinculados a la misma", situada en el término municipal de Santa Cruz de Tenerife y teniendo en cuenta los siguientes:

ANTECEDENTES DE HECHO

I. Mediante Resolución del Coordinador General de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo Insular de Tenerife, de 3 de junio de 2010, se incoa expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, a favor de "La Hacienda de Las Palmas de Anaga y los bienes muebles vinculados a la misma" situada en el término municipal de Santa Cruz de Tenerife, y sometido el mismo a información pública, por el plazo legalmente establecido, consta la presentación de alegaciones por interesados personados en el expediente, las cuales fueron desestimadas.

II. Notificado el trámite de audiencia a los interesados, por el plazo de 15 días, no consta la presentación de alegaciones en el expediente.

III. Consta la solicitud de los preceptivos dictámenes a la Universidad de La Laguna y al Organismo Autónomo de Museos y Centros.

IV. Por Resolución del Coordinador General de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo Insular de Tenerife, de 2 de marzo de 2011, se resuelve elevar el expediente al Gobierno de Canarias para la resolución del procedimiento.

V. El Consejo del Patrimonio Histórico de Canarias, en sesión celebrada el 16 de abril de 2012, emite informe favorable para la declaración como Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, a favor de "La Hacienda de Las Palmas de Anaga y los bienes muebles vinculados a la misma" situada en el término municipal de Santa Cruz de Tenerife, isla de Tenerife.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

I. La tramitación de dicho expediente se ha llevado a efecto según lo determinado en la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias.

II. El artículo 18.1.a) de la citada Ley 4/1999, de 15 de marzo, define la categoría de Monumento como "bienes que constituyen realizaciones arquitectónicas o de ingeniería, u obras singulares de escultura siempre que sobresalgan por su valor arquitectónico, técnico, histórico, artístico, científico o social".

III. El artículo 18.2.a) de la anteriormente citada Ley 4/1999, define la categoría de Bienes Muebles Vinculados como "conjunto de bienes declarados de interés cultural por su vinculación a un inmueble declarado".

IV. El artículo 26.2 del mencionado texto legal establece que "se entiende por entorno de protección la zona periférica, exterior y continua al inmueble cuya delimitación se realiza a fin de prevenir, evitar o reducir un impacto negativo de obras, actividades o usos que repercutan en el bien a proteger, en su contemplación, estudio o apreciación de los valores del mismo".

V. Conforme establece el artículo 22.1 del mismo texto legal, la declaración de Bien de Interés Cultural se realizará mediante Decreto del Gobierno de Canarias, a propuesta de la Administración actuante y previo informe favorable del Consejo Canario del Patrimonio Histórico, trámites todos ellos, que se han cumplido y que constan en el expediente administrativo.

En su virtud, a propuesta de la Consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, visto el informe favorable del Consejo del Patrimonio Histórico de Canarias, y tras la deliberación del Gobierno en su reunión del día 22 de mayo de 2014,

D I S P O N G O:

Declarar Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento "La Hacienda de Las Palmas de Anaga y los bienes muebles vinculados a la misma" situada en el término municipal de Santa Cruz de Tenerife, isla de Tenerife, delimitando su entorno de protección, según la descripción y ubicación en plano que se contienen en los anexos I y II de este Decreto.

Contra el presente acto, que pone fin a la vía administrativa, cabe interponer recurso potestativo de reposición ante el Gobierno, en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de su notificación o publicación, o directamente recurso contencioso-administrativo ante la Sala competente de lo Contencioso-Administrativo, del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación o publicación; significando que, en el caso de presentar recurso de reposición, no se podrá interponer recurso contencioso-administrativo hasta que se resuelva expresamente el recurso de reposición o se produzca la desestimación presunta del mismo, y todo ello sin perjuicio de cualquier otro que pudiera interponerse.

Dado en Santa Cruz de Tenerife, a 22 de mayo de 2014.

EL PRESIDENTE

DEL GOBIERNO,

Paulino Rivero Baute.

LA CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES,

POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA,

Inés Nieves Rojas de León.

A N E X O I

DESCRIPCIÓN.

La Hacienda de Las Palmas de Anaga constituye un magnífico ejemplo de arquitectura rural histórica de la isla, vinculada al auge del cultivo del viñedo durante el siglo XVII, como centro de explotación agrícola y vivienda temporal del propietario; mientras que su ermita anexa satisfizo los servicios religiosos del vecindario disperso del lugar.

La hacienda muestra una planta en C, característica de muchas construcciones análogas en la isla, con la pequeña ermita emplazada en su ángulo NE, como cuerpo exento, y articulada en un único nivel de altura. La fachada principal se orienta al norte y en su extremo occidental se localiza la portada enmarcada en sillería y puerta de dos hojas de madera, hoy desaparecidas. A través del zaguán se accede al patio principal, como elemento articulador de la vivienda.

Desde el punto de vista funcional, la edificación se dividía en dos sectores claramente diferenciados, con un total de 11 dependencias: el área de servicios, al este, con pavimento de tierra batida (salvo el granero, que era de madera); y el área doméstica, al oeste, con artesonados de cierta calidad, incluyendo la cocina (que conserva dos hornos y la chimenea) y donde también se localizan las bodegas. Las habitaciones de este sector se encuentran comunicadas entre sí, a diferencia del otro sector, en que las dependencias no tienen comunicación interior.

Los pavimentos del sector noble alternan la piedra con losetas de barro cocido y solo la bodega es de tierra apisonada. Algunas de las ventanas que se conservan son de guillotina y no se corresponden con las originales. La toba roja empleada en los sillares esquineros y en la estructura de algunas de las paredes procedía de una cantera situada en el cercano Roque del Aderno.

La edificación principal se halla delimitada por un camino o paseo cubierto de losas de piedra.

La Ermita de San Gonzalo posee una única portada de medio punto en cantería, con espadaña en idéntico material y pavimento de losetas de barro cocido. Al exterior presenta cubierta a cuatro aguas con teja curva, mientras que al interior se documenta un interesante artesonado ochavado, con pinjante esquematizado. Sus decoraciones florales y geométricas son características del barroco.

En los alrededores de la casa principal aparecen diferentes edificaciones -casas de labranza, ocupadas por medianeros o trabajadores agrícolas- vinculadas a aquella y con rasgos constructivos característicos de la arquitectura tradicional. En concreto son seis conjuntos, uno de ellos sin cubierta; si bien los restantes muestran un aceptable estado de conservación. En algunos casos aparecen conformados por varios módulos simples adosados, con cubiertas de teja a dos y cuatro aguas.

Repartidos por todo el ámbito aparecen elementos relacionados con las prácticas agrícolas y ganaderas desarrolladas en este lugar; aljibes, estanques, dornajos, lagares, en buena parte de los casos excavados en depósitos de toba roja. También se registra un afloramiento rocoso con débiles incisiones, asimilables a grabados rupestres, así como algunas cazoletas excavadas en la toba de adscripción cronológica imprecisa.

Las primeras referencias históricas del inmueble que nos ocupa se remontan a los primeros años del siglo XVII, cuando Gonzalo Fernández de Ocampo adquiere la finca de Las Palmas en 1610 a la familia Armas. El linaje de los Fernández Ocampo está establecido en Tenerife desde la Conquista y sus miembros ocuparon importantes cargos públicos en el gobierno de la isla. El primer titular de la propiedad llegó a ser capitán de milicias y regidor perpetuo.

El interés por la adquisición de estos terrenos se justifica por la importancia que cobra el cultivo del viñedo en esta centuria y por la rentabilidad de su comercio. A pesar de su aislamiento por tierra, las terrazas bajas del norte del Macizo de Anaga disponían de tierras fértiles y de una relativa buena comunicación por vía marítima para la salida de la producción vitícola; circunstancia que justifica la ubicación de la hacienda, junto con las vecinas de Benijo y Las Breñas.

Ya en 1684 existe constancia de la construcción de la Ermita de San Gonzalo de Amarante, aneja a la hacienda, por Pedro Fernández de Ocampo. En 1681 este propietario menciona "las casas grandes de mayorazgo" que poseía en el Valle de Las Palmas y que, con seguridad, aludiría a la actual hacienda, acreditando su antigüedad.

DELIMITACIÓN DEL ENTORNO DE PROTECCIÓN.

La delimitación del ámbito de protección se justifica en la necesidad de preservar una hacienda rural de cerca de tres siglos de antigüedad, así como las distintas dependencias, edificaciones e instalaciones de carácter agrario vinculadas a la misma, junto a los bancales que conforman el soporte paisajístico del conjunto.

La delimitación se ajusta a la siguiente descripción. La margen norte coincide con el sendero que, partiendo del caserío de El Draguillo, atraviesa la zona de Las Palmas de Anaga y se dirige a Los Orobales y al Faro de Anaga. Coincide aproximadamente con el veril del acantilado costero enfrentado a los Roques de Anaga. En el punto con coordenadas UTM (386.332; 3.162.555) el sendero intersecta el Barranco de Las Cañeras, por cuyo eje asciende el límite en dirección sur hasta alcanzar el punto con coordenadas UTM (386.331; 3.162.169). Desde aquí el límite avanza hacia el oeste en línea recta hasta intersectar con el Barranco Cha Canaria en el punto con coordenadas UTM (386.147; 3.162.160). Prosigue por el eje de este cauce aguas abajo hasta intersectar el sendero anteriormente citado en el punto con coordenadas UTM (386.087; 3.162.248), cerrándose la delimitación.

JUSTIFICACIÓN DE LA DELIMITACIÓN.

Los justificantes de la delimitación de este Monumento obedecen a la necesidad de proteger una de las haciendas rurales más antiguas y relativamente bien conservadas de la isla de Tenerife. El entorno de protección se extiende entre el veril del acantilado costero y los dos barrancos principales que flanquean el núcleo principal de la hacienda, extendiéndose hasta una cota en la que se localizan las construcciones e infraestructuras agrícolas más alejadas con vinculación al edificio principal.

Con la fijación de este entorno de protección se garantiza la preservación de la totalidad de los elementos edificatorios y de instalaciones agrarias que conformaban esta unidad de explotación tradicional, incluyéndose, asimismo, el antiguo espacio cultivado que la rodeaba y que conforma el soporte paisajístico de las edificaciones. Con esta delimitación se evita la aparición de posibles impactos negativos, tanto sobre las construcciones propiamente dichas, como aquellos de carácter visual que puedan afectar a su contemplación, estudio o apreciación.

BIENES MUEBLES VINCULADOS.

- Retablo de Nuestra Señora de Candelaria, autor: atribuido al círculo de José Rodríguez de la Oliva, estilo barroco, siglo XVIII. Ubicación: testero.

- San Gonzalo de Amarante, imagen de bulto redondo en madera, titular del templo, anónimo, barroco; siglo XVIII. Ubicación: lateral de la ermita.

- Cristo de los Dolores y la Agonía, imagen de bulto redondo, en madera, anónimo, siglo XVIII. Ubicación: altar.

Ver anexo en las páginas 14379-14379 del documento Descargar

© Gobierno de Canarias