Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 081. Lunes 17 de Junio de 2002 - 872

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación

872 - ORDEN de 5 de junio de 2002, por la que se convocan para el ejercicio de 2002, las ayudas previstas en el Real Decreto 4/2001, de 12 de enero, por el que se establece un régimen de ayudas a la utilización de métodos de producción agraria compatibles con el medio ambiente.

Descargar en formato pdf

Examinada la iniciativa de la Dirección General de Estructuras Agrarias para convocar en 2002 ayudas a la utilización de métodos de producción agraria compatibles con el medio ambiente, así como la propuesta formulada por la Secretaría General Técnica en relación con dicha iniciativa, y teniendo en cuenta los siguientes

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- El Reglamento (CE) nº 1257/1999 del Consejo, de 17 de mayo de 1999, sobre la ayuda al desarrollo rural a cargo del Fondo Europeo de Orientación y de Garantía Agrícola (FEOGA) y por el que se modifican y derogan determinados Reglamentos, establece en el Capítulo VI del Título 2, artículos 22 al 24, un régimen de ayudas para la utilización de métodos de producción agropecuaria que permitan proteger el ambiente y mantener el campo.

Segundo.- Por Decisión de la Comisión Europea de 24 de noviembre de 2000, se aprobó el Programa de Desarrollo Rural para las Medidas de Acompañamiento en España 2000-2006. En él se desarrolla específicamente la medida de utilización de métodos de producción agropecuaria que permitan proteger el ambiente y mantener el campo para el período considerado.

Tercero.- El Real Decreto 4/2001, de 12 de enero, regula el régimen de ayudas a la utilización de métodos de producción agraria compatibles con el medio ambiente.

Cuarto.- En la Ley 9/2001, de 28 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para el año 2002, existe crédito suficiente para atender las ayudas que se convocan. Dichos créditos están cofinanciados por la Unión Europea, a través del FEOGA-Garantía, en un 75,0% y por el MAPA en un 12,5%.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.- En los artículos 5 y 13 del Real Decreto 4/2001, de 12 de enero, por el que se establece un régimen de ayudas a la utilización de métodos de producción agraria compatibles con el medio ambiente, se establece que las solicitudes y documentación se dirigirán al órgano competente de la Comunidad Autónoma, que las resolverán en el plazo que se establezca.

Segundo.- Por su parte, el artículo 10.1 del Decreto 337/1997, de 19 de diciembre, indica que corresponde aprobar las bases y efectuar las convocatorias a los titulares de los Departamentos, a iniciativa de los órganos gestores y a propuesta de la Secretaría General Técnica.

Tercero.- El Decreto 82/1989, de 1 de junio, regula la colaboración por parte de los Cabildos, a través de las agencias de Extensión Agraria, en cuanto a la divulgación, información, asesoramiento y tramitación de los programas y líneas de auxilios económicos a los que pueden acceder los agricultores.

En virtud de lo anteriormente expuesto, y en uso de la competencia que tengo legalmente atribuida,

R E S U E L V O:

Primero.- Convocar para el presente ejercicio las ayudas previstas en el Real Decreto 4/2001, de 12 de enero, por el que se establece un régimen de ayudas a la utilización de métodos de producción agraria compatibles con el medio ambiente.

Segundo.- Las bases que rigen la presente convocatoria son las que aparecen recogidas en anexo a esta Orden.

Tercero.- A los efectos de proceder al seguimiento y asesoramiento facultativo en la aplicación de la presente Orden, se crea un Comité Técnico de Medidas Agroambientales.

Este Comité estará integrado por los siguientes miembros:

1.- El Director General de Estructuras Agrarias, que puede delegar en el Jefe del Servicio de Estructuras Agrarias y Desarrollo Rural.

2.- Vocales: un técnico de cada una de las direcciones generales de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, designado por el Director General correspondiente.

3.- Secretario: con voz y voto, el Jefe de Sección de Desarrollo Rural.

4.- A las reuniones del Comité podrán asistir como invitados, con voz pero sin voto, cuantos expertos sean convocados por el presidente.

Cuarto.- Se delega en el Director General de Estructuras Agrarias la facultad de dictar el acto que ponga fin al procedimiento regulado en la presente Orden, así como cuantas actuaciones sean necesarias para el desarrollo de la presente convocatoria.

Quinto.- La presente Orden producirá sus efectos al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Contra la presente resolución, que agota la vía administrativa, podrá interponerse directamente recurso contencioso-administrativo ante la Sala correspondiente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, sin perjuicio de que pueda interponerse recurso potestativo de reposición, ante este órgano, en el plazo de un mes contado a partir del día siguiente a la notificación de la misma, con los efectos previstos en los artículos 116 y 117 de la ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Santa Cruz de Tenerife, a 5 de junio de 2002.

EL CONSEJERO DE AGRICULTURA,

GANADERÍA, PESCA Y ALIMENTACIÓN,

Pedro Jorge Rodríguez Zaragoza.

A N E X O

BASES DE LA CONVOCATORIA DE AYUDAS A LA UTILIZACIÓN DE MÉTODOS DE PRODUCCIÓN AGRARIA COMPATIBLES CON EL MEDIO AMBIENTE.

Base 1.- Objeto y finalidad.

1.- El objeto de las presentes bases es establecer las normas que han de regir la concesión de las ayudas previstas en el Real Decreto 4/2001, de 12 de enero, por el que se establece un régimen de ayudas a la utilización de métodos de producción agraria compatibles con el medio ambiente.

2.- A los efectos previstos en la presente Orden se estará a las definiciones establecidas en el artículo 3 del Real Decreto 4/2001, de 12 de enero, por el que se establece un régimen de ayudas a la utilización de métodos de producción agraria compatibles con el medio ambiente, y a lo previsto en el presente apartado, y que se expresan a continuación:

1. Explotación agraria.

El conjunto de bienes y derechos organizados empresarialmente por su titular en el ejercicio de la actividad agraria, primordialmente con fines de mercado, y que constituye en sí misma una unidad técnico-económica.

Asimismo, tendrán la misma consideración de explotación agraria los aprovechamientos en común mediante ordenanza de pastos o reglamentación de utilización gestionados por entidades públicas.

2. Titular de la explotación.

La persona física o jurídica, o agrupación de productores, que ejerce la actividad agraria organizando los bienes y derechos integrantes de la explotación con criterios empresariales y asumiendo los riesgos y responsabilidades civil, social y fiscal que pueden derivarse de la gestión de la explotación. Incluye, asimismo, aquellas entidades públicas de montes de utilización comunal que tienen organizado su aprovechamiento en común, mediante ordenanza de pastos o reglamento de utilización.

3. Parcela agrícola.

La superficie continua de terreno en la que un único titular de explotación realice un único tipo de cultivo o aprovechamiento.

4. Actividad agraria.

El conjunto de trabajos que se requieren para la obtención de productos agrícolas, ganaderos y forestales.

5. Buenas prácticas agrarias habituales.

Aquellas que aplica un agricultor responsable en su explotación y que incluyen el cumplimiento de los requisitos medioambientales obligatorios, así como las que vienen recogidas expresamente en el anexo I de la presente Orden.

6. Carga ganadera.

El número de unidades de ganado mayor (UGM) que soporta por término medio anualmente una hectárea de superficie agraria de la explotación con aprovechamiento ganadero. La unidad de medida será la de ganado mayor (UGM) y se entiende por U.G.M., los toros, vacas y otros animales de la especie bovina de más de 2 años y los équidos de más de 6 meses. Para otras edades y especies de ganado se establece la siguiente equivalencia: bóvidos de 6 meses a dos años equivalen a 0,6 U.G.M, y ovino y caprino equivalen a 0,15 U.G.M.

7. Cuaderno de explotación.

El cuaderno de explotación es un documento que debe cumplimentar y actualizar el agricultor o ganadero, y en el que se deben detallar las distintas actuaciones llevadas a cabo para la realización de los compromisos. Para cada año y cada parcela deben figurar como mínimo los siguientes datos: labores básicas del cultivo o uso de la parcela, con indicación de la fecha de realización. Cultivo o uso anual de la misma, con indicación, en su caso, de especie, variedad, dosis de siembra. Tratamientos fitosanitarios y aportaciones de fertilizantes realizadas, con indicación de fecha, tipo de producto y dosis empleada. Altas y bajas de ganado.

Base 2.- Actuaciones o medidas, requisitos y cuantías de las ayudas.

Las actuaciones o medidas objeto de las ayudas que se convocan, los requisitos impuestos a los solicitantes y las cuantías de las mismas, serán los establecidos en el anexo II de estas bases.

Base 3.- Dotación presupuestaria.

Se destinan a la presente convocatoria créditos por importe de 250.000 euros con cargo a la aplicación presupuestaria 13.04.531A.480.11, L.A. 13.4023.02 "Desarrollo agricultura compatible con medio ambiente". Dichos importes podrán verse incrementados con los créditos que pudieran incorporarse.

Base 4.- Solicitudes y documentación.

La solicitud para acogerse a la presente convocatoria se ajustará al modelo que figura como anexo III a estas bases.

4.1. Documentación general.

A todas las solicitudes se acompañará la siguiente documentación:

a) Documento acreditativo de la personalidad del solicitante y, en su caso, de la representación de quien actúa en su nombre.

b) Documento de identificación fiscal del solicitante.

4.2. Documentación específica.

Para la medida de agricultura ecológica:

- Fotocopia compulsada de estar inscrito en el registro del Consejo Regulador de Agricultura Ecológica de Canarias (CRAE de Canarias).

Para la medida de ganadería ecológica:

- Fotocopia compulsada de estar inscrito en el registro del Consejo Regulador de Agricultura Ecológica de Canarias (CRAE de Canarias).

- Plan agroambiental de la explotación.

Para la medida de mantenimiento de razas autóctonas puras en peligro de extinción:

- Certificado de inscripción de los animales en el Libro Registro Oficial de la Raza correspondiente.

4.3. La presentación de la solicitud supone la aceptación incondicionada de las presentes bases y de las condiciones, requisitos y obligaciones que se contienen en las mismas.

4.4. El plazo para la presentación de solicitudes para acogerse a estas ayudas será de un mes, contado a partir de la entrada en vigor de la presente Orden.

Base 5.- Criterios de concesión.

1. Las ayudas se adjudicarán, dentro de las disponibilidades presupuestarias, por el procedimiento de convocatoria pública sin concurso.

2. En el supuesto de que la dotación resultara insuficiente para atender a todos los solicitantes, se aplicará concurso con las siguientes prioridades:

a) Se establece un orden de prioridad entre medidas, de tal manera que se concederán las ayudas siguiendo el mismo:

1.- Agricultura ecológica.

2.- Ganadería ecológica.

3.- Mantenimiento de razas autóctonas puras en peligro de extinción.

4.- Cultivo de tunera para producción de cochinilla.

5.- Renovación del enarenado.

6.- Cultivo de tagasaste.

b) Además, dentro de cada medida, tendrá prioridad la solicitud que afecte a una mayor cantidad de superficie o número de animales.

Base 6.- Procedimiento de concesión.

1. La presentación de la solicitud, acompañada de la documentación que resulte preceptiva, se presentará ante la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, o en cualquiera de las dependencias o formas previstas en el Decreto 164/1994, de 29 de julio, por el que se adaptan los procedimientos administrativos de la Comunidad Autónoma a la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Las solicitudes presentadas en las Agencias de Extensión Agraria deberán ser remitidas inmediatamente y en ningún caso después del día siguiente a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, en cumplimiento de lo establecido en la Disposición Adicional Quinta, en relación con el artículo 3.6 del Decreto 105/2000, de 26 de junio (B.O.C. nº 86, de 12.7.00), por el que se regulan determinados aspectos del funcionamiento de los registros de la Administración Autonómica de Canarias.

2. La Dirección General de Estructuras Agrarias llevará a cabo los actos de instrucción necesarios para la determinación, conocimiento y comprobación de los datos en virtud de los cuales deba pronunciarse la resolución.

3. Una vez llevadas a cabo las actuaciones señaladas en el apartado anterior, la Dirección General de Estructuras Agrarias dictará, por la delegación conferida en el resuelvo cuarto de la presente Orden, la resolución que proceda antes del 30 de noviembre de 2002.

4. Sin perjuicio de la obligación de resolver, se entenderán desestimadas las solicitudes presentadas por los interesados, sobre las que no recaiga resolución expresa en el plazo de que dispone la Administración para resolver.

5. La efectividad de la resolución de concesión de la ayuda está supeditada a su aceptación expresa por el beneficiario, que deberá otorgarla dentro del plazo de los 30 días siguientes a su notificación. En caso de que no se otorgue dentro del referido plazo quedará sin efecto la ayuda concedida.

6. La Dirección General de Estructuras Agrarias modificará la resolución de concesión de la ayuda, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

a) La alteración de las circunstancias o de los requisitos subjetivos y objetivos tenidos en cuenta para la concesión de la ayuda.

b) La obtención por el beneficiario de ayudas o subvenciones concedidas por otros órganos de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma o por otras Administraciones o Entes públicos para el mismo destino o finalidad.

c) La obtención de ayudas y otras atribuciones patrimoniales gratuitas de entidades privadas o particulares para el mismo destino o finalidad.

d) La superación de los topes previstos por la normativa comunitaria como consecuencia de la acumulación de ayudas o subvenciones en los períodos establecidos.

En ningún caso dicha modificación podrá variar el destino o finalidad de la ayuda concedida.

A tenor de lo establecido en el artículo 15.2 del Decreto 337/1997, citado, la previsión contenida en este apartado es también condición específica a la que se sujeta la concesión y disfrute de la ayuda.

Base 7.- Abono.

Las ayudas se harán efectivas en su totalidad a los beneficiarios, una vez concedidas éstas y previa aceptación expresa de las mismas por los beneficiarios.

Base 8.- Obligaciones de los beneficiarios.

Los beneficiarios de las ayudas están sujetos a las siguientes obligaciones:

a) Comunicar al órgano concedente las alteraciones que se produzcan en las circunstancias y requisitos subjetivos y objetivos tenidos en cuenta para la concesión de las ayudas.

b) Comunicar al órgano concedente el importe de las ayudas y subvenciones concedidas con posterioridad para atender a la misma situación, estado o hecho por cualquier Administración o Ente público, así como las ayudas o auxilios económicos recibidos de entidades privadas o particulares con el mismo destino.

c) Someterse a las actuaciones de comprobación que, en relación con las ayudas concedidas, se practiquen por el órgano concedente, la Intervención General, la Audiencia de Cuentas de Canarias o el Tribunal de Cuentas, así como facilitar toda la información que les sea requerida por los mismos o, en su caso, por la entidad colaboradora.

d) Llevar los registros contables a que vengan obligados de modo que permitan identificar de forma diferenciada las partidas o gastos concretos en que se han materializado las ayudas concedidas, así como los demás ingresos propios o afectos a la situación, estado o hecho a que se destinan las ayudas concedidas, incluyendo las ayudas o cualquier otro tipo de atribuciones patrimoniales gratuitas, públicas o privadas, que hayan recibido, y que por diferencia permitan obtener un estado de rendición de cuentas de las cantidades o fondos públicos percibidos en concepto de ayuda.

Base 9.- Control de las ayudas.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación realizará controles administrativos a todas las solicitudes presentadas y controles sobre el terreno, al menos, al 5 por 100 de los beneficiarios.

Estos controles se realizarán de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento (CEE) 3887/92 de la Comisión, de 23 de diciembre, por el que se establecen las normas de aplicación del sistema integrado de gestión y control relativo a los regímenes de ayuda a los productores de determinados cultivos herbáceos y de prima a favor de los productores de carne de vacuno y de carne de ovino y caprino.

Base 10.- Incompatibilidades.

Todas las medidas objeto de ayuda incluidas en esta Orden son compatibles entre sí en la misma superficie excepto: agricultura ecológica y ganadería ecológica; agricultura ecológica y cultivo de tunera para producción de cochinilla; y agricultura ecológica y cultivo de tagasaste.

No podrán ser beneficiarios de estas ayudas los beneficiarios de la convocatoria realizada por Orden de 5 de septiembre de 2001, por la que se convoca para el ejercicio de 2001, las ayudas previstas en el Real Decreto 4/2001, de 12 de enero, por el que se establece un régimen de ayudas a la utilización de métodos de producción agraria compatibles con el medio ambiente (B.O.C. nº 120, de 12.9.01) y que no hayan cumplido, respecto de la medida objeto de ayuda, los cinco años consecutivos de cumplimiento de compromisos.

Base 11.- Reintegro.

No será exigible el abono de la ayuda o procederá su reintegro cuando concurra alguno de los supuestos establecidos en el artículo 35 del Decreto 337/1997, de 19 de diciembre, por el que se establece el régimen general de ayudas y subvenciones de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Base 12.- Régimen jurídico.

Para lo no establecido en estas bases se estará a lo dispuesto en el Real Decreto 4/2001, de 12 de enero, por el que se establece un régimen de ayudas a la utilización de métodos de producción agraria compatibles con el medio ambiente, así como en el Decreto 337/1997, de 19 de diciembre, por el que se establece el régimen general de ayudas y subvenciones de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias.

A N E X O I

BUENAS PRÁCTICAS AGRARIAS HABITUALES

Las buenas prácticas agrarias habituales que deberán respetarse son las siguientes:

1.- Conservación del suelo como recurso natural básico y lucha contra la erosión:

1.1. Laboreo:

El laboreo de los suelos es una de las prácticas más problemáticas desde el punto de vista agroambiental y precisa, más que ninguna otra, que se establezcan normas para que no suponga un perjuicio más que un beneficio para los ecosistemas. La mecanización del campo y la aparición de máquinas cada más grandes y potentes han originado, en muchos casos, graves problemas de erosión y pérdida de fertilidad de los suelos, paliados con frecuencia por el incremento de otros inputs: abonos, semillas, etc.

Por tal motivo, el control de la erosión y de las pérdidas de textura y estructura de los suelos será el principal empeño que se acometa con las medidas agroambientales.

1.- "Son habituales todo tipo de labores en cuanto a profundidad, aperos o momento de realización". Ello dependerá de la profundidad de los suelos, su textura y estructura. El agricultor siempre es consciente de esta circunstancia y no utiliza instrumentos de labranza ni tipo de labores que vayan en detrimento de las producciones esperadas. Por otro lado, es difícil establecer una norma diferenciadora que sea válida, no solo para el conjunto de España, sino para una región o, incluso, para una comarca o la misma explotación.

2.- "Prohibición del laboreo convencional a favor de pendiente". En un país como España, donde la erosión de sus suelos es el problema agroambiental más grave contra el que hay que luchar, se establece como buena práctica agrícola de manera obligatoria para todas las parcelas agrícolas que se acojan a las medidas agroambientales.

1.2. Alternativas y rotaciones:

Se consideran habituales todo tipo de alternativas conforme a criterios sostenibles.

2.- Para optimizar la utilización de la energía: maquinaria agrícola:

Se pasarán las inspecciones prescritas en las correspondientes Estaciones de Inspección Técnica de Vehículos Agrícolas, conforme a la normativa vigente, al objeto de garantizar la seguridad vial, prevenir riesgos laborales y asegurar el uso eficiente de combustibles fósiles.

3.- Para la utilización eficiente del agua:

Riegos:

a) Exigencia de cumplir con toda la normativa vigente en materia de aguas en cuanto a concesión, limitaciones de uso, etc. establecidas por los respectivos Consejos Insulares de Aguas.

b) Independientemente de la eficiencia del sistema de riego implantado, éste deberá estar sometido a un mantenimiento que evite las pérdidas de agua. A tal efecto, se controlará el mal estado de la red de riego interna de la explotación, procediendo a la reparación de las acequias que presenten pérdidas de agua, sustituyendo las piezas defectuosas de los sistemas de aspiración, impulsión y distribución que puedan conducir a pérdidas directas de agua o una mala eficiencia del sistema de riego.

4.- Para conservar la diversidad biológica:

4.1. Material vegetal:

Los beneficiarios de ayudas agroambientales agrícolas deberán justificar que se han cumplido todos los requisitos exigidos por la normativa vigente sobre la producción, comercialización y utilización de semillas y plantas de vivero.

4.2. Hábitos de recolección y post-recolección para datos del mantenimiento:

a) La conservación de los nidos de especies protegidas de difícil localización será una buena práctica a cumplir por todos los solicitantes de ayudas agroambientales. En todos los casos, se deberán tomar las medidas adecuadas para evitar daños en las tareas de recolección. Cualquier sanción firme de la autoridad administrativa competente relacionada con estos hechos dará lugar a la denuncia del compromiso agroambiental.

b) Queda prohibida la quema de rastrojos o pastos de cosecha. En el caso de que sea aconsejable proceder a su quema por motivos sanitarios o fitopatológicos, el beneficiario deberá disponer de la correspondiente autorización de los Servicios Técnicos competentes de la Comunidad Autónoma en la que figurarán expresamente los motivos por los que se autoriza la quema, así como las medidas de seguridad que se deberán tomar a la hora de realizar la operación, cumpliendo estrictamente con las mismas.

c) Las zonas con posibles riesgos de incendio, ya sea porque limiten con lugares en los que se puedan originar incendios (caminos muy transitados, lugares habitados, etc.) o porque haya en las mismas restos de cosecha muy ignífugos o espacios de alto valor paisajístico, se aislarán mediante franjas labradas de, al menos, 3 metros de anchura.

5.- Para la racionalización del uso de fertilizantes:

5.1. Fertilizantes:

En primer lugar, hay que partir de la base de que la contaminación por un mal uso y un abuso de fertilizantes, especialmente los nitrogenados, no representa un problema agroambiental en la mayor parte del territorio español y por tanto del territorio que abarca el programa. En efecto, en la mayor parte de los secanos españoles, los niveles de aportación de abonados nitrogenados son, por regla general, muy bajos.

En todo caso, al no ser estas zonas vulnerables a nitratos, conforme se fija en la Directiva, exceptuando aquéllas con alta concentración de explotaciones intensivas de porcino, no es necesario ni conveniente establecer niveles máximos de fertilización nitrogenada, que siempre estarían muy por encima de las aportaciones habituales.

Los problemas más acusados de contaminación por nitratos se dan en las zonas de riego, en las que se concentran la mayor parte de las zonas declaradas como vulnerables en España. En estas zonas, los niveles de comparación serán los que se especifiquen en sus respectivos Programas de acción, a los que hace referencia la Directiva Nitratos.

5.2. Estiércoles y purines:

- No aplicar sobre terrenos encharcados o con nieve.

- Cuando las explotaciones se encuentren en las zonas vulnerables de acuerdo con la Directiva Nitratos, se definirá la gestión medioambiental adecuada para el control de estiércol almacenado, en lo que se refiere a evitar la lixiviación de líquidos (estercoleros estancos) o en el cálculo del almacenamiento del producto, en función de las salidas y distribución del mismo.

En cualquier caso, la aplicación se regirá, además, por la Orden de 27 de octubre de 2000, por la que se establece el Programa de Actuación a que se refiere el artículo 6 del Real Decreto 261/1996, de 16 de febrero, con el objeto de prevenir y reducir la contaminación causada por los nitratos de origen agrario.

6.- Para la utilización racional de los productos fitosanitarios:

6.1. Fitosanitarios:

En todo lo referente a la aplicación de fitosanitarios existe una normativa muy extensa en España de obligado cumplimiento en materia de productos autorizados, normas de aplicación, manejo de residuos, etc. Esta normativa establece las sanciones en caso de incumplimiento y fija los medios para alcanzar los objetivos que propone:

a) En el uso de fitosanitarios y herbicidas, dentro de los márgenes establecidos por la normativa, deberán respetarse las indicaciones de los fabricantes, así como utilizar productos autorizados, retirando los residuos una vez realizada la aplicación correspondiente.

b) La gestión de envases se hará conforme a las normas establecidas por la autoridad competente.

7.- Para la reducción de la contaminación de origen agrario: materiales residuales:

En este epígrafe se incluyen todas aquellas prácticas encaminadas a eliminar los materiales utilizados en la producción y los restos de poda, cuya permanencia sobre el terreno, por su incidencia sobre la proliferación de plagas y enfermedades, no se considera conveniente.

Asimismo, se manejarán adecuadamente los restos de poda procedentes de los cultivos leñosos tales como la vid, olivo, frutales de secano y de regadío y árboles con aprovechamiento ganadero.

La práctica tradicional incluye el consumo de las partes verdes por el ganado, la obtención de leña de los restos de diámetro adecuado y el apilado y quema del resto.

Esta forma de actuación es una buena práctica agraria que debe conservarse, ya que los aportes de CO2 a la atmósfera son mínimos y, en cambio, los beneficios por lo que se refiere al control de plagas y enfermedades de los cultivos son importantes.

Los restos derivados de los plásticos usados y otros residuos deberán retirarse de las parcelas y depositarse en lugares apropiados.

8.- Otras actuaciones:

8.1. Cultivos finalizados:

No se deberán abandonar los cultivos una vez agotada su vida útil económica y, en cualquier caso, deberán mantenerse libres de plagas, enfermedades, parásitos susceptibles de ser transmitidos a otras propiedades, con riesgos de pérdidas económicas o agroambientales.

8.2. Sanidad animal:

Las explotaciones que se acojan a un programa agroambiental ganadero deberán llevar un programa sanitario preventivo, marcado por un técnico competente, especialmente en todo lo relacionado con el control de parásitos, externos e internos y las enfermedades de declaración obligatoria.

No podrán percibir ayudas agroambientales o de indemnización compensatoria las explotaciones que no cumplan con lo establecido en materia de Campañas Oficiales de Saneamiento Ganadero de carácter obligatorio.

Las explotaciones que perciban ayudas agroambientales e indemnización compensatoria, deberán cumplir todo lo establecido por la normativa vigente en materia de uso de alimentos prohibidos y de anabolizantes.

8.3. Carga ganadera:

La carga ganadera de las superficies forrajeras de la explotación no podrá sobrepasar los límites que a continuación se establecen:

- Comarcas con pluviometría anual inferior a 400 mm, 0,50 UGM/ha. año.

- Comarcas con pluviometría anual mayor de 400 mm y menor de 600 mm, 1 UGM/ha. año.

- Comarcas con pluviometría anual mayor de 600 mm y menor de 800 mm, 1,50 UGM/ha. año.

e) Comarcas con más de 800 mm de pluviometría anual, 2,00 UGM.

9.- Normas mínimas medioambientales:

En cualquier caso, además de aplicar las buenas prácticas agrícolas habituales anteriormente expuestas, los beneficiarios deberán respetar la legislación medioambiental al respecto, contenida en la siguiente normativa:

- Ley 4/1989 modificada por las leyes 40/1997 y 41/1997 de Conservación de espacios naturales y de la flora y fauna silvestres.

- Real Decreto 1.997/1995 por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de hábitats naturales y de la flora y fauna (Directiva 92/43 CE).

- Real Decreto 261/1996 sobre protección contra la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias (Directiva 91/679/CE).

- Ley 10/1998 sobre residuos.

- Ley 12/1990, de 26 de julio, de Aguas.

- Orden de 11 de febrero de 2000, por la que se aprueba el Código de Buenas Prácticas Agrarias de la Comunidad Autónoma de Canarias.

A N E X O I I

MEDIDAS AGROAMBIENTALES OBJETO DE AYUDA

Las medidas objeto de ayuda son:

1.- Agricultura ecológica.

2.- Ganadería ecológica.

3.- Mantenimiento de razas autóctonas puras en peligro de extinción.

4.- Cultivo de tunera para producción de cochinilla.

5.- Renovación del enarenado.

6.- Cultivo de tagasaste.

1.- Agricultura ecológica.

1.1. Beneficiarios.

Titulares de explotaciones que se avengan al cumplimiento de los compromisos establecidos en esta medida por un período, al menos, de cinco años consecutivos.

1.2. Compromisos.

a) Mantener y actualizar el cuaderno de explotación.

b) Cumplimiento de las normas de producción establecidas en el Reglamento 2092/91 que regula la producción ecológica.

c) No emplear abonos de síntesis química.

d) No cultivar la misma especie en otras parcelas de la explotación en las que no se empleen métodos de agricultura ecológica.

e) No emplear productos químicos para control de plagas y enfermedades. En caso de necesidad, emplear únicamente productos autorizados en el anexo II del Reglamento (CEE) 2092/91.

f) Estar inscrito en el Consejo Regulador de Agricultura Ecológica de Canarias (CRAE de Canarias).

g) Llevar a cabo un Plan de cultivo.

h) Llevar contabilidad adecuada.

i) Notificar su actividad y someterse al control de la autoridad u organismo de control.

j) Suscribir un contrato y/o solicitud en la que se comprometa a cumplir con el Reglamento (CEE) 2092/91.

k) Disponer de un certificado expedido por el CRAE de Canarias, afirmando que ha cumplido en el período anterior satisfactoriamente con los compromisos.

l) Mantenimiento de superficies mínimas de cultivo. El CRAE de Canarias decidirá la superficie mínima de la parcela para cada cultivo objeto de ayuda.

m) Participar en actividades de formación.

n) Establecer un plan de gestión de abonado orgánico, en el cual se considerará adecuado un aporte mínimo de 5 t/ha y un máximo equivalente a 170 kg de N/ha.

o) Comercialización de la producción ecológica.

p) Obligatoriedad de la realización de análisis.

Ver anexos - página 10436

Para el cálculo de la ayuda en el caso de plantaciones de "árboles frutales diseminados" se utilizarán los siguientes factores de conversión por cada tipo de árbol considerado: higuera de secano = 100 m2; resto de frutales de secano = 30 m2.

2.- Ganadería ecológica.

2.1. Beneficiarios.

Titulares de explotaciones que se avengan al cumplimiento de los compromisos establecidos en esta medida por un período, al menos, de cinco años consecutivos.

Los beneficiarios de esta medida deberán cumplir, a priori, con los requisitos establecidos para acogida a la producción vegetal ecológica descritos en el Reglamento (CEE) 1092/91 de Producción ecológica.

2.2. Compromisos.

a) Mantener y actualizar el cuaderno de explotación.

b) Presentar un plan agroambiental de la explotación que deberá ser aprobado por la Dirección General de Estructuras Agrarias y respetar todos los compromisos de estas medidas.

c) Cumplir lo dispuesto en el Reglamento Comunitario 1804/1999 de 24 de agosto, sobre producción ganadera ecológica.

d) Cumplimiento de las normas de producción establecidas en el Reglamento 2092/91 sobre la producción ecológica en agricultura.

e) Estar inscrito en el CRAE de Canarias.

f) Llevar contabilidad adecuada.

g) Notificar su actividad y someterse al control de la autoridad u organismo de control.

h) Suscribir un contrato y/o solicitud en el que se comprometan a cumplir con los Reglamentos (CEE) 2092/91, y 1804/1999.

i) Disponer de un certificado expedido por el CRAE de Canarias acreditando, si fuera procedente, que ha venido cumpliendo satisfactoriamente con los compromisos.

j) Participar en actividades de formación.

k) Comercialización de la producción ecológica.

l) Obligatoriedad de la realización de análisis.

2.3. Primas por cultivos en euros por hectárea.

Ver anexos - página 10437

.- Mantenimiento de razas autóctonas puras en peligro de extinción.

3.1. Beneficiarios.

Titulares de explotaciones que cuenten con animales de las siguientes razas autóctonas en peligro de extinción y que figuran en la lista FAO: bovino palmero, ovino canario de pelo y porcino negro canario.

3.2. Compromisos.

a) Realizar las actuaciones de pastoreo con animales de especies autóctonas en peligro de extinción.

b) Mantener el censo ganadero de las razas objeto de ayuda.

c) Pertenecer a una asociación ganadera cuyos fines sean la mejora y conservación de las razas autóctonas.

d) Inscripción en Libro Registro Oficial de la Raza correspondiente.

e) Mantener en pureza los efectivos reproductores machos y hembras de estas razas.

f) Participar en un programa de mejora genética, con la obligación de aportar información para seguimiento de la raza, así como para elaboración de valoraciones.

g) Respetar las cargas ganaderas establecidas.

3.3. Prima por UGM en pesetas y euros.

Se establece una prima única de 120,20 euros por UGM.

4.- Cultivo de tunera para producción de cochinilla (Dactilopius coccus).

4.1. Beneficiarios.

Titulares de explotaciones que se avengan al cumplimiento de los compromisos establecidos en esta medida por un período, al menos, de cinco años consecutivos.

4.2. Compromisos.

a) Mantener y actualizar el cuaderno de explotación.

b) Una vez al año se realizará una escarda exclusivamente a mano.

c) Se prohíbe la aplicación de cualquier producto fitosanitario, herbicida, fungicida o insecticida.

d) Se prohíbe cualquier tipo de fertilización inorgánica. Únicamente se permite la estercoladura.

e) Una vez al año se realizará la poda manual de la tuneras, extendiéndose el producto de la poda por los pasillos y entre las plantas.

f) Conservación de elementos del paisaje.

4.3. Prima en euros por hectárea.

Se establece una prima única de 198,33 euros por hectárea.

5.- Renovación del enarenado.

5.1. Beneficiarios.

Titulares de explotaciones ubicadas en Lanzarote y Tenerife que se avengan al cumplimiento de los compromisos establecidos en esta medida por un período, al menos, de cinco años consecutivos.

5.2. Compromisos.

a) Mantener y actualizar el cuaderno de explotación.

b) Realizar al menos una vez al año un repaso de los muros perimetrales reponiendo las piedras que se hayan desprendido. En ningún caso se podrá utilizar argamasa para la restauración de los muros debiendo siempre realizarse los mismos en piedra seca.

c) Aportar, a lo largo del período de compromiso, al conjunto de las parcelas, una capa de lapilli no inferior a los 10 cm de espesor. El lapilli procederá exclusivamente de canteras debidamente autorizadas.

Será preceptivo comunicar por escrito a la Dirección General de Estructuras Agrarias, con una antelación mínima de 15 días, la fecha en que se va a realizar la aportación de lapilli a la parcela, al objeto de su verificación por técnico designado al efecto.

d) Los vehículos que transportan el lapilli no entrarán en las parcelas debiéndose distribuir el mismo manualmente o utilizando tracción animal.

e) Una vez al año se realizará una escarda exclusivamente a mano.

5.3. Prima en euros por hectárea.

Se establece una prima única de 600,00 euros por hectárea.

6.- Cultivo del tagasate.

6.1. Beneficiarios.

Titulares de explotaciones que se avengan al cumplimiento de los compromisos establecidos en esta medida por un período, al menos, de cinco años consecutivos.

6.2. Compromisos.

a) Mantener y actualizar el cuaderno de explotación.

b) Realizar anualmente una escarda, exclusivamente a mano.

c) No efectuar ninguna aplicación con productos fitosanitarios, herbicidas, fungicidas o insecticidas.

d) No efectuar fertilización inorgánica alguna. Únicamente se permite la estercoladura.

e) Efectuar la poda de las plantas manualmente. A cada planta se le darán varios pases de poda al año para evitar el estrés de una única poda. La poda se realizará siempre con herramienta manual y se transportarán las ramas podadas a hombro hasta el exterior de la parcela no debiendo tener acceso a ésta los vehículos.

f) Conservación de elementos del paisaje.

6.3. Prima en euros por hectárea.

Se establece una prima única de 198,33 euros por hectárea.

Ver anexos - páginas 10439-10443

© Gobierno de Canarias