Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 078. Lunes 10 de Junio de 2002 - 812

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Educación, Cultura y Deportes

812 - ORDEN de 29 de mayo de 2002, por la que se organiza la oferta de enseñanzas de Bachillerato en los centros educativos que imparten esta etapa y se regula la elaboración, aprobación e impartición de las materias optativas.

Descargar en formato pdf

Las enseñanzas del Bachillerato han de permitir que los alumnos y las alumnas cursen sus estudios de acuerdo con sus preferencias, gracias a la elección de una modalidad concreta y de unas determinadas materias optativas, en un momento en que las diferencias personales en cuanto a capacidades específicas, motivaciones e intereses suelen estar bastante definidas. Por tanto, los itinerarios formativos en el Bachillerato deberán contribuir, de acuerdo con los objetivos generales de la etapa, a la orientación profesional, laboral y universitaria y ayudarán al alumnado a tomar las decisiones apropiadas sobre su futuro.

La propia estructura del Bachillerato, caracterizada por un alto índice de diversificación, hace necesario tomar decisiones antes de la conformación de los itinerarios que definitivamente cursarán cada alumno y cada alumna. En todo caso, es necesario buscar un equilibrio entre la libertad del alumnado para definir y adecuar el itinerario a sus expectativas e intereses, y la garantía de que dicha elección responda a opciones adecuadas a las finalidades de la etapa.

Igualmente, hay que considerar la complejidad que la organización del Bachillerato le acarrea a los centros educativos que lo imparten, y que hace necesaria la adopción de acuerdos que faciliten y den una continuidad a esta organización, tanto en lo referente a las materias de modalidad como a las materias optativas.

El Real Decreto 1.178/1992, de 2 de octubre (B.O.E. de 21 de octubre), modificado por el Real Decreto 3.474/2000, de 29 de diciembre (B.O.E. de 16 de enero de 2001), que establece las enseñanzas mínimas correspondientes al Bachillerato, dispone la estructura de éste, fijando las materias propias de las distintas modalidades y facultando a las Administraciones Educativas para fijar las materias optativas. Asimismo, el Decreto 53/2002, de 22 de abril, establece el currículo de Bachillerato en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias, en su artículo 13, atribuye a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes la competencia de la definición de las materias optativas y el establecimiento de su currículo, así como de las condiciones para su autorización.

Por otra parte, el Real Decreto 1.640/1999, de 22 de octubre (B.O.E. de 27 de octubre), modificado por el Real Decreto 990/2000, afecta a la estructura de los Bachilleratos al regular las materias vinculadas a las vías de acceso a estudios universitarios, todo lo cual precisa de la adaptación normativa a las exigencias que la realidad educativa demanda y al nuevo marco legal establecido.

La oferta de enseñanzas en esta etapa quedaba establecida por la Orden de 3 de abril de 2000, por la que se organiza la oferta de enseñanzas en la Educación Secundaria Obligatoria y en el Bachillerato. Tal diseño pretendía que los alumnos y alumnas que hubieran obtenido el título de Graduado en Educación Secundaria se incorporasen al Bachillerato, a través de diferentes itinerarios educativos conformados por materias de modalidad y materias optativas que respondían de forma adecuada a la complejidad del Bachillerato y a sus finalidades.

Las modificaciones propuestas en el Real Decreto 3.473/2000 y en el Decreto 53/2002, de 22 de abril, hacen necesario establecer modificaciones importantes en el diseño de los diferentes itinerarios educativos del Bachillerato a causa de la inclusión de nuevas materias de modalidad, a los cambios en las materias vinculadas a las vías de acceso a estudios universitarios y a la reestructuración del espacio dedicado a la optatividad.

Asimismo, siguiendo las directrices del Pacto Social por la Educación, se hace necesario potenciar el aprendizaje de las lenguas extranjeras, de las tecnologías de la información y la comunicación, así como de los contenidos canarios.

En virtud de ello, esta Consejería, y en uso de las competencias que le confiere el Decreto 305/1991, de 29 de noviembre, por el que se aprueba su Reglamento Orgánico, y de acuerdo con la habilitación que le confiere el artículo 13.1 del Decreto 53/2002, de 22 de abril,

DISPONE:

CAPÍTULO I

ÁMBITO DE APLICACIÓN

Artículo 1.- La presente Orden será de aplicación a los centros educativos, públicos y privados, en el ámbito de gestión de la Comunidad Autónoma de Canarias, y tiene como objeto regular la organización de la oferta de materias del Bachillerato, así como la elaboración, aprobación e impartición de las materias optativas en esta etapa.

CAPÍTULO II

OFERTA EDUCATIVA DE BACHILLERATO

Artículo 2.- Organización de materias de modalidad. Itinerarios en el Bachillerato.

1. Las características de la enseñanza en el Bachillerato hacen necesario establecer unos itinerarios básicos, que garanticen y propicien una oferta educativa estable en los centros, facilitando una correcta información y orientación a todo el alumnado de Educación Secundaria Obligatoria que acceda a esa etapa.

El carácter de itinerario básico viene determinado por la presencia de dos materias que permiten el acceso a las opciones correspondientes de la Prueba de Acceso a la Universidad.

2. Los centros educativos organizarán la oferta de itinerarios formativos para el alumnado respetando los que se establecen en el anexo I de esta Orden.

3. Los centros ofrecerán todos los itinerarios de las modalidades que tienen autorizadas.

Artículo 3.- Organización de las materias optativas.

1. El alumnado podrá elegir como materias optativas cualesquiera de las materias de modalidad vinculadas al itinerario con carácter opcional y no elegidas como tales en el turno de elección de materias de modalidad.

2. En el conjunto de los itinerarios que se definen en cada modalidad de Bachillerato, los centros ofrecerán, además, como materias optativas:

a) Las materias optativas de oferta obligatoria de la modalidad correspondiente y que aparecen relacionadas en el anexo II.

b) Materias optativas de oferta voluntaria, de las relacionadas en el anexo II o bien de las de otras modalidades ofrecidas en el centro, atendiendo a lo establecido en el artículo 14.3 del Decreto 53/2002, de 22 de abril, por el que se establece el currículo del Bachillerato.

c) Otras materias optativas, que el centro estime oportuno añadir a la oferta educativa en esta etapa, y cuyo currículo se adjunte para la debida autorización.

3. En ningún caso se autorizará la oferta, como optativas, de materias propias de modalidades no autorizadas en el centro y que no se hayan recogido expresamente en el anexo I.

Artículo 4.- 1. Los centros ofrecerán al menos un idioma para ser cursado por el alumnado como Segunda Lengua Extranjera.

2. La elección de idioma como Segunda Lengua Extranjera se hará al comenzar la etapa, y será requisito para poderla elegir en segundo haberla cursado en primero de Bachillerato.

Artículo 5.- 1. Con carácter general, el alumnado cursará como primer y, en su caso, segundo idioma, aquel que haya cursado en la Educación Secundaria Obligatoria.

2. Excepcionalmente, podrá incorporarse a la enseñanza de otro idioma diferente al cursado en la Educación Secundaria Obligatoria o, en el caso de Segunda Lengua Extranjera, incorporarse a un idioma sin haberlo cursado durante la etapa anterior cuando, a juicio del Departamento Didáctico que tenga adscrito el idioma solicitado, existan garantías de que pueda alcanzar los objetivos previstos para la etapa.

3. A los efectos de acreditar los conocimientos mínimos a que se alude en el punto anterior, los departamentos que tengan adscritos idiomas para ser impartidos como Lengua Extranjera (primera lengua extranjera) o Segunda Lengua Extranjera establecerán los procedimientos necesarios para evaluar al alumnado en este sentido, especificando las características de las pruebas y los criterios de valoración que, en su caso, sean de aplicación. Dichas características y criterios se incorporarán como anexos al Plan de Oferta de Enseñanzas y serán de aplicación en su período de vigencia.

Artículo 6.- Elección entre Religión y actividades de estudio alternativas.

Al comenzar la etapa, los padres, madres o tutores legales del alumnado, o este mismo si fuera mayor de edad, manifestarán a la dirección del centro su voluntad de cursar las enseñanzas de Religión o actividades de estudio alternativas a ésta. Los centros deberán ofrecer a todo el alumnado la posibilidad de elegir entre una u otra.

1. De la enseñanza de la Religión.

1.1. Los currículos de las enseñanzas de Religión Católica, Islámica y Evangélica serán los establecidos en las siguientes disposiciones normativas: Orden de 27 de octubre de 1998, por la que se regulan los currículos de Religión Católica en los niveles de educación Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria y Bachillerato en la Comunidad Autónoma de Canarias; Orden Ministerial de 11 de enero de 1996, por la que se dispone la publicación de los currículos de Enseñanza Religiosa Islámica correspondiente a la Educación Primaria, Educación Secundaria y Bachillerato; y Orden Ministerial de 28 de junio de 1993, por la que se dispone la publicación de los currículos de enseñanza de la Religión Evangélica correspondiente a la Educación Primaria, Educación Secundaria y Bachillerato.

2. De las actividades de estudio alternativas.

2.1. Las actividades de estudio alternativas, como enseñanzas complementarias, consistirán en el análisis y comentarios de textos, imágenes y composiciones musicales previamente seleccionados y adaptados a la edad del alumnado, que éste ha de realizar bajo la dirección del profesorado.

2.2. Las actividades de estudio alternativas se estructuran en torno a contenidos relativos a la sociedad, la cultura y las artes, en su dimensión histórica o actual, no incluidos entre los propuestos por cada centro desde las diferentes áreas o materias para el conjunto del alumnado, conforme al currículo del correspondiente nivel educativo.

2.3. En el primer curso de Bachillerato versarán sobre manifestaciones escritas, plásticas y musicales de las diferentes confesiones religiosas, que permitan un mejor conocimiento de los hechos, personajes y símbolos más relevantes de las mismas, así como su influencia en la cultura y la vida social de las diferentes épocas, contribuyendo a fomentar entre el alumnado el espíritu de tolerancia.

2.4. Los Departamentos Didácticos elaborarán propuestas de actividades de estudio que serán trasladadas a la Comisión de Coordinación Pedagógica por el Jefe de Departamento. A título orientativo, dichas propuestas podrán elaborarse basándose en los ámbitos temáticos descritos para el segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria y de primero de Bachillerato en el anexo I de la Resolución de 22 de julio de 1997 de la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, por la que se dictan las instrucciones para el funcionamiento de los centros de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato o Formación Profesional (B.O.C. nº 99, de lunes 4 de agosto de 1997).

2.5. El Claustro, a propuesta de la Comisión de Coordinación Pedagógica, seleccionará y aprobará, antes del inicio del período lectivo, las actividades de estudio que habrán de organizarse para el alumnado que no hubiera optado por cursar la enseñanza religiosa.

2.6. Cuando no existan propuestas elaboradas por los departamentos, las actividades de estudio que se aprueben serán las establecidas en el marco de la Resolución de 16 de agosto de 1995 (B.O.E. nº 113) sobre actividades de estudio alternativas a la enseñanzas de Religión en la Educación Primaria, en el primer ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria y en lo relativo a las actividades de Sociedad, Cultura y Religión, durante los cursos tercero y cuarto de la Educación Secundaria Obligatoria y primero de Bachillerato.

CAPÍTULO III

PLAN DE OFERTA DE ENSEÑANZAS

DEL CENTRO PARA EL BACHILLERATO

Artículo 7.- Los Institutos de Enseñanza Secundaria organizarán su oferta educativa en el Bachillerato mediante un Plan de Oferta de Enseñanzas.

Artículo 8.- El Plan de Oferta de Enseñanzas del Bachillerato contendrá la organización de los itinerarios y materias optativas del Bachillerato de acuerdo con lo establecido en el Capítulo II de esta Orden.

Artículo 9.- El Plan de Oferta de Enseñanzas de Bachillerato del centro incluirá los siguientes aspectos:

1. Análisis del contexto socioeducativo y de las necesidades del alumnado escolarizado en la etapa.

2. Los criterios de elaboración del Plan de Oferta de Enseñanzas a que se alude en el artículo 10, apartado segundo.

3. La oferta para el Bachillerato, según el anexo V, que incluirá, a su vez:

a) Idiomas que pueden cursarse como Lengua Extranjera (primera lengua extranjera) y Segunda Lengua Extranjera, y cuya continuidad pueda ser garantizada por el centro.

b) Modalidades de Bachillerato que el centro tiene autorizadas.

c) Relación de materias optativas que se incluyen en cada uno de los itinerarios propuestos. Esta relación deberá ir acompañada, en su caso, de los siguientes requisitos:

- Currículo correspondiente, si se propusieran optativas no relacionadas en el anexo II de esta Orden.

- Justificación de la propuesta, si las adscripciones de materias optativas se hiciesen a departamentos diferentes a los establecidos en esta Orden.

4. Programa de información y orientación al alumnado y a sus familias elaborado por el Departamento de Orientación en colaboración con la Jefatura de Estudios.

5. Características de las pruebas y criterios de evaluación por niveles e idiomas ofrecidos en el centro, a los que se alude en el artículo 5.3.

6. Certificación del acta del Claustro donde se aprueba la oferta.

CAPÍTULO IV

PROCEDIMIENTO DE ELABORACIÓN

Y AUTORIZACIÓN DEL PLAN DE OFERTA

DE ENSEÑANZAS DE BACHILLERATO DEL CENTRO

Artículo 10.- De la elaboración.

1. El Departamento de Orientación, en coordinación con la Jefatura de Estudios, elaborará un informe que contendrá un análisis del contexto socioeconómico y las preferencias, intereses y necesidades educativas de los alumnos y alumnas escolarizados en la etapa.

2. El Claustro dedicará al menos una sesión a conocer y debatir el contenido de dicho informe y a extraer las consecuencias que se estimen oportunas relativas al Plan de Oferta de Bachillerato, estableciendo los criterios necesarios para su elaboración que deben estar en consonancia con el Proyecto Educativo del Centro.

3. La Comisión de Coordinación Pedagógica, atendiendo a los criterios propuestos por el Claustro y considerando las iniciativas de los diferentes Departamentos Didácticos, elaborará la propuesta tanto en cuanto a la organización de la etapa como en cuanto a la oferta de materias optativas.

4. El Claustro será, finalmente, el órgano con competencias para aprobar el Plan de Oferta de Enseñanzas del centro, que será presentado a la Administración Educativa para su definitiva autorización.

Artículo 11.- De la autorización.

Antes del 15 de marzo, los centros presentarán el anexo V en la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa debidamente cumplimentado, con la documentación que se indica en el mismo.

En idéntica fecha, se presentará en la Inspección de Educación el mismo anexo acompañado de todos los documentos que se detallan en el artículo 9 de la presente Orden.

Artículo 12.- La Inspección de Educación evaluará el Plan de Oferta de Enseñanzas de Bachillerato de cada centro o, en su caso, la propuesta de modificación del mismo, en función de lo establecido en la presente Orden, y lo remitirá, acompañado del correspondiente informe, a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa dentro de los quince días naturales siguientes a la recepción del plan o su modificación. En el informe que se emita constarán, de forma expresa, las modificaciones que a juicio de esa Inspección de Educación se consideren necesarias, así como su evaluación general. Del mismo modo, informará, acabados los plazos establecidos, de los motivos por los que determinados centros no hayan presentado el citado Plan.

Artículo 13.- La oferta, una vez aprobada por la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, tendrá carácter estable, pudiendo ser revisada a solicitud del centro o por cambios en las condiciones de escolarización y, en todo caso, a los cuatro años de ser autorizada.

Artículo 14.- A propuesta de la Comisión de Coordinación Pedagógica, los centros podrán variar su oferta remitiendo a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa y a la Inspección de Educación las modificaciones que se pretende realizar, debidamente justificadas, y acompañadas del acta del Claustro en el que se hayan aprobado.

CAPÍTULO V

IMPARTICIÓN DE LA OFERTA EDUCATIVA

EN EL BACHILLERATO

Artículo 15.- 1. En cada curso de un itinerario, el alumnado cursará tres materias de modalidad. Además de las dos materias de modalidad que vienen prefijadas según el itinerario, los alumnos y las alumnas deberán elegir una tercera entre las que se ofrecen como materias de modalidad vinculadas al itinerario con carácter opcional, según se especifica en el anexo I de la presente Orden.

2. En el Bachillerato, el alumnado cursará cuatro horas correspondientes a una materia optativa en primer curso y otras cuatro en segundo. En ese espacio horario podrá cursar las materias optativas que el centro tenga autorizadas.

3. Se tendrán en cuenta en la elección de estas materias, en cada uno de los cursos, las condiciones que se establecen en los artículos 3.5 y 5 de la Orden de 3 de abril de 1995, sobre evaluación y calificación en el Bachillerato (B.O.C. de 21 de abril), en la medida en que se establece que la evaluación de determinadas materias está condicionada a que exista previamente una evaluación positiva de otras cuando los contenidos establecidos en los currículos respectivos son progresivos, según se fija en el anexo III de la presente Orden.

Artículo 16.- Los Departamentos Didácticos a los que queden adscritas las diferentes materias optativas que se imparten en el centro incluirán éstas en su programación para el curso correspondiente.

Artículo 17.- 1. Los centros organizarán los agrupamientos de materias comunes, de modalidad y optativas tendiendo a conformar el menor número de grupos posible, con una ratio máxima de 35 alumnos y alumnas por aula.

2. La necesidad de garantizar el carácter básico de los itinerarios, así como la incorporación a determinados Ciclos Formativos de Grado Superior y la posibilidad de facilitar una doble vía de acceso en las Pruebas de Acceso a la Universidad, dará prioridad, en la organización de los centros, a las materias de modalidad en la configuración de los itinerarios por parte del alumnado, garantizando que se impartan siempre que exista un número mínimo de 8 alumnos y alumnas que las hayan elegido, sean cursadas como materias de modalidad o como optativas.

3. El número mínimo de alumnos y alumnas para autorizar la impartición de materias optativas será de 12, con la excepción que se deriva de lo establecido en el punto anterior referido a la impartición de materias de modalidad.

4. Para la impartición de idiomas ofrecidos como Segunda Lengua Extranjera, se exigirá un mínimo de 8 alumnos y alumnas para aquellos idiomas que ya se viniesen impartiendo en la etapa anterior.

Artículo 18.- En el caso de que se pretenda impartir idiomas, independientemente de que se ofrezcan como Lengua Extranjera (primera lengua extranjera) o como Segunda Lengua Extranjera, no impartidos en la etapa anterior, se aplicará el criterio general expresado en el apartado 3 del artículo 17.

Artículo 19.- Los cursos en que se imparten las materias optativas serán los especificados en el anexo II. En los casos de las materias optativas en que no se especifica curso alguno, será el propio centro el que determine para qué curso o cursos propone la materia.

Artículo 20.- Para cada curso de Bachillerato, el máximo de horas semanales de materias optativas que cada centro podrá impartir, tanto en primero como en segundo, será el siguiente:

- Hasta 35 alumnos y alumnas: 8 horas.

- Entre 36 y 70 alumnos y alumnas: hasta 12 horas.

- A partir de 71 alumnos y alumnas: 4 horas por cada 20 o fracción.

Artículo 21.- 1. Para los cambios de modalidad se estará a lo dispuesto en la Orden de 6 de junio de 1996, por la que se dictan instrucciones para la implantación anticipada del Bachillerato establecido por la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo.

2. Al promocionar de primero a segundo curso, los alumnos y alumnas podrán cambiar de itinerario libremente, respetando, en todo caso, los vínculos con materias de primero que se establecen en el anexo III de la presente Orden. Si con motivo de dichas vinculaciones los alumnos y alumnas, al cambiar de itinerario, deben cursar una o más materias de primero añadidas a su plan de estudios, una de éstas podrá computarse como la materia optativa de segundo curso. En el caso de que los alumnos y alumnas promocionen con materias pendientes e incluidas en el itinerario que abandonan, podrán optar por recuperarlas o por sustituirlas por materias correspondientes al nuevo itinerario.

3. Los alumnos y alumnas que repitan curso podrán cambiar libremente de materia optativa, respetando siempre las vinculaciones con materias de primero. Igualmente, los que promocionen con materias optativas pendientes, o que deban repetir el segundo curso con tres o menos pendientes y alguna de éstas sean optativas, podrán elegir optativas distintas a las cursadas, considerando siempre las vinculaciones con las materias de primero que se detallan en el anexo III de esta Orden.

CAPÍTULO VI

CURRÍCULOS DE OPTATIVAS

Artículo 22.- Los currículos de materias optativas -presentados en soporte digital y en soporte papel- propuestos por los centros para su autorización por la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, deberán presentar la siguiente estructura:

a) Una introducción en la que se debe reseñar la justificación de la optativa, sus finalidades, en qué medida contribuye a desarrollar los objetivos de la etapa, y responde a la diversidad del alumnado, en qué curso se va a impartir, y de qué disciplinas nutre su contenido.

b) Los objetivos de la optativa, es decir, aquellas capacidades que el alumnado desarrollará y su relación con los objetivos generales de la etapa.

c) Los contenidos (conceptos, procedimientos y actitudes) podrán organizarse en bloques.

d) El enfoque metodológico de la materia.

e) Los criterios de evaluación, que deberán estar relacionados con los objetivos y contenidos que se han señalado previamente, y que deberán contener una pequeña explicación de lo que se pretende valorar.

Artículo 23.- La autorización de dichos currículos corresponde a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, y se hará por comunicación escrita a los centros, en la que se indicarán las modificaciones necesarias para la adecuación a los criterios y condiciones establecidos en la presente Orden.

CAPÍTULO VII

CRITERIOS DE APROBACIÓN

DE LOS CURRÍCULOS DE OPTATIVAS

Artículo 24.- Los criterios que permitirán determinar si un currículo de optativas puede ser aprobado serán los siguientes:

a) Apoyo a la formación general en aspectos que resulten de especial interés para el alumnado, con adecuación del currículo a los objetivos generales de la etapa y a las características del centro.

b) Profundización en el carácter orientador y que le facilite al alumnado una formación específica en aspectos no recogidos en las materias que conforman el itinerario o itinerarios para los que se propone, y que pueden resultar complementarios de las diferentes opciones y finalidades formativas.

c) Coherencia entre los distintos elementos del currículo presentado: objetivos, contenidos, metodología y criterios de evaluación.

d) Compromiso, por parte del Departamento al que se adscribe, de asumir la impartición de la materia. Este compromiso debe mantenerse durante el período de vigencia del plan.

e) La documentación relativa a la materia optativa, cuyo currículo se presenta para su autorización, debe adjuntarse tanto en soporte digital como en soporte papel.

CAPÍTULO VIII

PROFESORADO QUE IMPARTE LAS OPTATIVAS

Artículo 25.- Con carácter general, en el Bachillerato, las materias optativas serán impartidas por profesorado del Cuerpo de Enseñanza Secundaria, salvo en el Bachillerato de Artes cuando se imparta en las Escuelas de Artes.

Artículo 26.- Las materias optativas están asignadas, por orden de prelación, a los Departamentos Didácticos correspondientes según el anexo IV de la presente Orden, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 9.3.c).

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera.- En el curso escolar 2002/2003, los centros educativos adecuarán su oferta de enseñanzas, organizada con anterioridad a la entrada en vigor de la presente Orden, a los términos previstos en ésta, sólo para el primer curso de Bachillerato. En el segundo curso las modificaciones seguirán las instrucciones de la Orden de 3 de abril de 2000.

Segunda.- En el curso 2003/2004, todos los centros educativos adecuarán su oferta de enseñanzas a lo establecido en la presente Orden, en todos los cursos de la etapa.

Tercera.- El alumnado que haya iniciado el Bachillerato de acuerdo con la estructura establecida en la Orden de 3 de abril de 2000, o precedentes, y no lo haya finalizado en el curso 2002/03, siguiendo escolarizado en 2º de Bachillerato en el curso 2003/2004, adecuará sus estudios a lo establecido en el Decreto 53/2002, de 22 de abril, por el que se establece el currículo de Bachillerato en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias y a la presente Orden. A este respecto, la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa dictará las instrucciones que sean necesarias.

Cuarta.- Los centros que tuviesen autorización para ofrecer y, en su caso, impartir materias optativas no relacionadas en el anexo II de la presente Orden, podrán seguir ofreciendo dichas materias sin necesidad de repetir el procedimiento de solicitud. En tal caso, deberán acreditar la fecha en que se resolvió favorablemente por parte de la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa dicha solicitud.

Quinta.- Para el curso académico 2002/2003, los centros educativos presentarán el Plan de Oferta de Enseñanzas en el plazo de quince días naturales, contados a partir del siguiente de la publicación de la presente Orden en el Boletín Oficial de Canarias. La Inspección de Educación remitirá el informe a que se alude en el artículo 15 de esta Orden, en un plazo no superior a siete días naturales contados a partir de la fecha de recepción del Plan.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

Quedan derogadas cuantas normas de igual o inferior rango se opongan, contradigan o sean incompatibles con lo dispuesto en la presente Orden y, en especial, la Orden de 3 de abril de 2000, por la que se organiza la oferta de enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato en los centros educativos que imparten estas etapas, y se regula la elaboración, aprobación e impartición de las materias optativas en el segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- Se faculta a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa para el desarrollo y ejecución de lo establecido en la presente Orden y, en especial, para la determinación de los currículos de cuantas otras materias optativas se estimen precisas.

Segunda.- La presente Orden entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Santa Cruz de Tenerife, a 29 de mayo de 2002.

EL CONSEJERO DE EDUCACIÓN,

CULTURA Y DEPORTES,

José Miguel Ruano León.

Ver anexos - páginas 9931-9935

© Gobierno de Canarias