Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 075. Lunes 19 de Junio de 2000 - 2155

IV. ANUNCIOS - Administración Local - Cabildo Insular de Tenerife

2155 - ANUNCIO de 14 de abril de 2000, por el que se hace pública la Resolución de 4 de abril de 2000, que incoa expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Histórico, a favor de la casa del Paseo y capilla de San Juan, término municipal de Güímar.

Descargar en formato pdf

Con fecha 4 de abril de 2000 la Sra. Consejera Insular del Área de Cultura, Educación, Empleo, Juventud y Deportes dictó, entre otras, la siguiente Resolución:

"Vista la solicitud del Ayuntamiento de Güímar relativa a que se incoe expediente de declaración de Bien de Interés Cultural a favor de la capilla de San Juan, sita en ese término municipal y

Resultando que, con fecha 2 de marzo de 1994, la Comisión Insular de Patrimonio Histórico-Artístico informa favorablemente la incoación del citado expediente.

Resultando que, con fecha 31 de octubre de 1998, D.Javier Eloy Campos Torres, Presidente de la asociación inscrita en el Registro Provincial de Asociaciones con el nº 2123, presenta escrito en esta Corporación Insular, registro de entrada nº 30001, solicitando la declaración de la casa del Paseo del Barrio de San Juan como Bien de Interés Cultural.

Resultando que, con fecha 26 de abril de 1999, D. Miguel Ángel Clavijo, asesor de la Unidad de Patrimonio Histórico, emite informe en el sentido de que la solicitud de declaración de Bien de Interés Cultural a favor de la capilla de San Juan debe vincularse con la casa del Paseo, ya que en estos dos inmuebles existen relaciones históricas que aconsejan que sean declarados conjuntamente como Sitio Histórico, debido a que se refieren al núcleo fundacional del Güímar europeo.

Resultando que, con fecha 29 de abril de 1999, la Comisión Insular de Patrimonio Histórico informa favorablemente el inicio del expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Histórico, a favor de la casa del Paseo y capilla de San Juan.

Considerando que, según el artículo 2 de la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias, el patrimonio histórico de Canarias está constituido por los bienes muebles e inmuebles que tengan interés histórico, arquitectónico, artístico, arqueológico, etnográfico, paleontológico, científico o técnico.

Considerando que, según el artículo 15.a) de dicha Ley, los bienes integrantes del patrimonio histórico canario se incluirán, entre otros, en el Registro de Bienes de Interés Cultural.

Considerando que, según el artículo 18.1.e) de la citada Ley, los bienes inmuebles declarados de interés cultural lo serán con arreglo a alguna de las categorías establecidas en tal Ley, siendo una de ellas el Sitio Histórico, que es el lugar o paraje natural vinculado a acontecimientos o recuerdos del pasado de destacado valor histórico, etnológico, paleontológico o antropológico.

Considerando que, según el artículo 20.1 de la referida Ley, la incoación de expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural determinará la aplicación provisional del mismo régimen de protección previsto para los bienes declarados de interés cultural y su entorno, en su caso.

Considerando que, según el artículo 20.2 de la precitada Ley, cuando se haya incoado expediente para la declaración de Bienes de Interés Cultural los Ayuntamientos deberán suspender el procedimiento de otorgamiento de licencias municipales de intervención en los inmuebles, y sus respectivos entornos, así como los efectos de las ya otorgadas; una vez que se haya producido la declaración de interés cultural, el titular de una licencia cuyos efectos hayan sido suspendidos por motivo de la incoación podrá solicitar el levantamiento de la suspensión según el procedimiento establecido para las autorizaciones previas a que se refieren los artículos 55 y 56 de esta Ley.

Considerando que, según el artículo 20.3 de la Ley de referencia, durante la tramitación del expediente para la declaración, sólo se permitirán en el bien objeto de protección las obras y actuaciones que por razón de fuerza mayor hubieren de realizarse y aquellas de conservación y consolidación a que se refieren los apartados a) y c) del artículo 46 de esta Ley que contribuyan a la preservación de sus valores históricos.

Considerando lo dispuesto en el artículo 55 de la citada Ley, en cuanto a la autorización previa de las intervenciones en los Bienes de Interés Cultural.

Considerando que, según el artículo 21.1 de la indicada Ley, en todo caso la tramitación incluirá la audiencia a los interesados y se someterá a información pública, recabándose asimismo el dictamen de al menos dos de las instituciones previstas en el artículo 14.

Considerando que, según el artículo 26.1 de la Ley señalada, la delimitación de un Bien inmueble de Interés Cultural y la de su entorno de protección, en su caso, se determinará con carácter provisional en el acto de su incoación, sin perjuicio de la delimitación definitiva que se incorpore a la declaración al término del expediente.

Considerando que, según el artículo 54.1.a) de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, serán motivados, con sucinta referencia de hechos y fundamentos de derecho, los actos que limiten derechos subjetivos o intereses legítimos.

Considerando lo dispuesto en el artículo 86 de dicha Ley, en relación con el período de información pública.

Considerando que la Disposición Adicional Primera h) de la Ley 14/1990, de 26 de julio, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias, dispone que queda transferida a los Cabildos Insulares, en el ámbito de su respectiva isla, la competencia administrativa de conservación y administración del patrimonio histórico-artístico insular.

Considerando que, según el artículo 8.3.d) de la citada Ley, corresponde a los Cabildos Insulares la competencia de incoar y tramitar los expedientes de declaración de Bienes de Interés Cultural, elevándolos al Gobierno de Canarias para su aprobación, así como las modificaciones de dichos expedientes.

Considerando que, según el artículo 19.1 de la Ley de referencia, corresponde a cada Cabildo Insular, de oficio o a instancia de parte, incoar los expedientes para declarar de interés cultural los bienes de patrimonio histórico que se encuentren dentro de su respectivo ámbito insular, sin perjuicio los expedientes que les correspondan incoar a la Administración Pública de la Comunidad Autónoma.

Considerando que esta Consejería Insular ostenta las competencias en materia de patrimonio histórico en virtud de la atribución conferida mediante acuerdo plenario de fecha 20 de julio de 1999.

Es por lo que

R E S U E L V O:

1º) Incoar expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Histórico, a favor de la casa del Paseo y capilla de San Juan, en el término municipal de Güímar, según la delimitación, justificación de la delimitación y descripción que figuran en los anexos I y II que acompañan a esta Resolución.

2º) Continuar la tramitación del expediente, de acuerdo con las disposiciones en vigor.

3º) Hacer saber al Ayuntamiento de Güímar que según lo dispuesto en el artículo 20 de la Ley 4/1999, de 15 de marzo, la incoación del presente expediente determinará la aplicación provisional del mismo régimen de protección previsto para los Bienes declarados de Interés Cultural y su entorno, en su caso; cuando se haya incoado expediente para la declaración de Bienes de Interés Cultural los Ayuntamientos deberán suspender el procedimiento de otorgamiento de licencias municipales de intervención en los inmuebles, y sus respectivos entornos, así como los efectos de las ya otorgadas; una vez que se haya producido la declaración de interés cultural, el titular de una licencia cuyos efectos hayan sido suspendidos por motivo de la incoación podrá solicitar el levantamiento de la suspensión según el procedimiento establecido para las autorizaciones previas, a conceder por el Excmo. Cabildo Insular de Tenerife, previo informe de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico, a que se refieren los artículos 55 y 56 de dicha Ley; sólo permitiéndose, durante la tramitación del expediente de declaración, en el bien objeto de protección las obras y actuaciones que por razón de fuerza mayor hubieren de realizarse y aquellas de conservación y consolidación a que se refieren los apartados a) y c) del artículo 46 de esta Ley que contribuyan a la preservación de sus valores históricos, según el procedimiento para las autorizaciones previas, anteriormente señalado.

4º) Ordenar la notificación de esta Resolución a la Dirección General de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias, a fin de promover su anotación preventiva en el Registro General y Regional de Bienes de Interés Cultural, y al Ayuntamiento de Güímar, a los efectos oportunos.

5º) Publicar la presente Resolución en el Boletín Oficial de Canarias y abrir un período de información pública, a fin de que cuantos tengan interés, puedan aducir lo que estimen procedente, durante el plazo de veinte (20) días, contados a partir del siguiente al de publicación de la presente Resolución en el Boletín Oficial de Canarias, a cuyo fin el expediente podrá ser examinado en la Unidad de Patrimonio Histórico-Artístico, calle Candelaria, 23, 2ª planta, Santa Cruz de Tenerife, de lunes a viernes de 9,00 a 13,00 horas.

6º) Significar que contra la presente Resolución, que no es definitiva en vía administrativa, se podrá interponer recurso de alzada ante el Ilmo. Sr. Presidente del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife en el plazo de un mes a contar a partir del día siguiente al de su publicación."

Santa Cruz de Tenerife, a 14 de abril de 2000.- El Secretario, José Antonio Duque Díaz.- Vº.Bº.: la Consejera Insular del Área de Cultura, Educación, Empleo, Juventud y Deportes, Dulce Xerach Pérez López.

A N E X O I

BIEN DE INTERÉS CULTURAL.

CATEGORÍA: Sitio Histórico.

A FAVOR DE: casa del Paseo y capilla de San Juan.

TÉRMINO MUNICIPAL: Güímar.

DELIMITACIÓN.

Queda delimitado el citado Sitio Histórico por el polígono que se describe a continuación y que está formado por los siguientes vértices:

Vértice A.- Intersección de la prolongación de la línea imaginaria coincidente con el muro existente por el lado Este de la citada Casa del Paseo, hasta su intersección con la línea imaginaria coincidente con la arista izquierda del camino de acceso asfaltado.

Vértice B.- La prolongación de esta línea imaginaria en sentido sudoeste, coincidente con esta línea de arista izquierda del camino de acceso en sentido ascendente, en una distancia aproximada de unos 44 m hasta su intersección con la línea imaginaria que coincide con el muro que circunda toda la zona arbórea.

Vértice C.- La prolongación de esta línea imaginaria coincidente con el citado muro que circunda la zona arbórea, y cuya prolongación atraviesa perpendicularmente el camino asfaltado hasta una distancia del eje de 9 m hacia el Sur, hasta su intersección con la línea imaginaria que coincide con la línea de fachada de los inmuebles que dan a este límite Sur de la zona arbórea.

Vértice D.- La prolongación de esta línea imaginaria en sentido Oeste a lo largo de esta línea de fachadas con una distancia aproximada de 27 m y que continúa por el borde Oeste de esta zona arbórea, hasta su intersección con otra línea imaginaria coincidente con el límite Oeste de la finca donde se sitúa la capilla.

Vértice E.- La prolongación de esta línea imaginaria que coincide con el muro de delimitación trasera de la finca donde se ubica la capilla en sentido Norte hasta una distancia de 43 m aproximadamente, donde se produce precisamente su intersección con el límite Norte de estas fincas.

Vértice F.- La prolongación de esta línea imaginaria que coincide con el muro de delimitación Norte de estas fincas en sentido noreste produciendo varios quiebros, hasta su intersección con la primera alineación descrita y que coincide con el límite Este de la finca en cuestión.

Y la prolongación de esta línea imaginaria que coincide con el eje de este muro Este anteriormente descrito hasta su intersección con el vértice A cierra este polígono de delimitación.

JUSTIFICACIÓN DE LA DELIMITACIÓN.

Esta delimitación se justifica al entender la misma como el entorno visual y ambiental del bien a proteger.

El interés que ha primado a la hora de establecer esta delimitación ha sido el de proteger su entorno de cualquier alteración de las condiciones existentes en la percepción del mismo, así como el carácter que le rodea, intentando preservarlo de cualquier actuación que pudiera afectarle directa o indirectamente tanto a los valores históricos, culturales, etc., y siempre siguiendo las disposiciones previstas en la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias.

En este caso concreto se ha protegido mediante una poligonal formada por líneas coincidentes con aristas de las vías de acceso y muros de fábrica que lo circundan, así como línea de fachadas de los inmuebles que delimitan la plazoleta con los árboles que se ubican como antesala del bien, al objeto de seguir manteniendo el entorno que pudiera tener incidencia sobre éste.

DESCRIPCIÓN.

CAPILLA DE SAN JUAN.

La Capilla de San Juan consta de una nave, flanqueada por torre de planta cuadrada. En la cabecera del templo se sitúa la capilla mayor, cuyo pavimento se halla elevado con respecto al resto del templo. Esta capilla, que alberga el Presbiterio, se halla ocupada por un retablo de madera policromada, datable en el siglo XVIII, aunque presenta intervenciones posteriores. El retablo de tres calles tiene un altar del tipo "buche de paloma". En la predela aparece hornacina flanqueada en calles laterales por dos grabados dieciochescos enmarcados en unos interesantes marcos rococós, dorados y policromados. En el segundo cuerpo del retablo aparece la hornacina principal ocupada por la imagen titular. En el pasado este lugar era ocupado por un cuadro flamenco representando a San Juan, origen de la advocación, hoy en día está en colección particular. Aún se conservan las pequeñas andas de base triangular que servían para procesionar el cuadro original, sirviendo en la actualidad como peana de la escultura del precursor. A ambos lados de la hornacina, y en las calles laterales encontramos sendos cuadros pintados al óleo sobre lienzo que representan al Cristo de La Laguna y a la Virgen de Los Remedios de la misma ciudad. El coronamiento del retablo está constituido por un remate de madera recortada.

La policromía original se conserva sólo en parte. Destaca por su importancia la policromía de las andas del cuadro procesional, representando flores. En muchas áreas del retablo intervino a principios de siglo Manuel López Ruiz con amarmolados contemporáneos y sus característicos angelotes.

Las otras dos paredes del presbiterio están cubiertas por pinturas murales al temple, obra asimismo de López Ruiz, que representan en tonos dorados y ocres escenas de la vida del Bautista y alegorías de las virtudes. También en el presbiterio encontramos un retrato de D. Luis Tomás Baulén y Fonseca, reedificador del templo.

La capilla mayor se separa de la nave por medio de un importante arco toral, realizado en madera policromada. Las agresivas "limpiezas" a las que se ha visto sometido han deteriorado sensiblemente la policromía de las columnas y basas. Sobre el arco destacan tres medallones representando a San Pedro, San Pablo y a San Luis, rey de Francia y santo protector del restaurador.

En la nave cabe señalar la imagen popular de San Sebastián, muy antigua pero desgraciadamente mal restaurada. También es interesante un Niño Jesús del tipo montañesino, revestido con túnica y capa y sosteniendo cetro. Esta imagen es de procedencia peninsular y se trata de un vaciado en plomo fundido.

Uno de los elementos más característicos de la iglesia es el púlpito de madera policromada representando amarmolados. En las tablas que conforman la copa aparecen los evangelistas, relativamente bien conservados.

La capilla tiene una cubierta de madera con la característica forma de artesa invertida. El artesonado de la capilla mayor, de cuatro aguas, ocupa un cuadrado. En el centro existe un almizate plano decorado con un angelote de López Ruiz que simula sostener la cadena de la lámpara central. La nave se cubre con un artesonado a tres aguas con largo almizate.

Al exterior y sobre la portada encontramos un escudo de mármol con las armas de D. Luis Tomás Baulén y Fonseca. La corona del remate aparece deteriorada por perdigonazos recibidos durante la Guerra Civil.

CASA DEL PASEO.

En los Protocolos de Sancho de Urtarte encontramos una descripción de la Casa del Paseo en los momentos en que era habitada por Argenta de Franquis:

"Argenta de Franquis, va., viuda de Pedro de Alarcón, moradora en el valle y heredamiento de Güímar, dice que en la partición de este heredamiento, ingenio, aguas, tierras, cañaverales, molino y casas entre ella y los hijos herederos de Pedro de Alarcón, así del primer matrimonio ... y entre otras cosas a la otorgante le adjudicaron fue la mitad de una casa terrera, cubierta de teja, con su palacio y una cueva por cocina y un sitio de corral que está detrás y a un lado de la dicha casa. () la casa está situada en este heredamiento, frontero de la iglesia de San Juan. Lindante por delante con el camino que va al Mocanal, y por las espaldas de la dicha casa linda con otro camino que va a dar a una cueva y casas pajiza".

La casa presentaba una planta en U. Entre las crujías se encerraba un patio muy característico recorrido por un porche, de los denominados popularmente "alpende". Este patio dio nombre en ocasiones a la casa que se llegó a llamar la Casa del Patio. En él pernoctaban y bailaban la noche de la víspera de San Juan muchos romeros que venían a visitar la capilla con motivo de la fiesta del santo. Todo el perímetro exterior de la casa se hallaba recorrido por un corredor cubierto con teja. El conjunto estaba formado por varias construcciones que correspondían básicamente con las tres crujías. En dos tercios de la fábrica se levantaba, y aún se levanta una segunda planta que funcionaba como granero.

En el siglo XVIII la casa pasó a ser propiedad de la familia Baulén Fonseca, aristócratas que entraron en la posesión del antiguo Heredamiento. A finales del siglo pasado la familia se extinguió, comenzando el inmueble a repartirse entre distintos dueños. Ésta ha sido una de las causas de su deterioro. A finales de los años setenta se demolió la crujía frontera con la plaza de San Juan. Al mismo tiempo se rehabilitaba la crujía Norte, que da al Barranco de El Río. Una rehabilitación que, aunque con cierta gracia, no es fiel al original. Peor suerte corrió la crujía de la plaza que funciona como fachada de la casa, pues después de la demolición se levantó en ella una fábrica carente de todo interés.

En la actualidad se conserva en buen estado un tercio del "alpende" del patio, una de las partes más antiguas del edificio. El resto de la construcción podría ser recuperable.

Ver anexos - página 8284

© Gobierno de Canarias