Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 049. Miércoles 16 de Abril de 1997 - 1107

IV. ANUNCIOS - Otros anuncios - Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales

1107 - ANUNCIO de 6 de marzo de 1997, de la Dirección General de Administración Territorial y Gobernación, relativo a notificación de Orden del Consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales, por la que se resuelve el recurso de revisión interpuesto por D. Francisco Pérez-Hidalgo Martínez, en representación de la entidad mercantil Pajoypa Máquinas Recreativas, S.A., contra la Orden del Consejero de Presidencia y Turismo de 14 de septiembre de 1993, recaída en expediente administrativo sancionador en materia de juegos y apuestas.- Expte. nº 44/93.

Descargar en formato pdf

Habiendo sido intentada la notificación de la Orden del Consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales, en el domicilio que figura en el expediente sancionador nº 44/93, incoado a D. Francisco Pérez-Hidalgo Martínez, en representación de la entidad mercantil Pajoypa Máquinas Recreativas, S.A., por infracción a la normativa sobre el juego, sin que haya podido practicarse al interesado, de conformidad con lo establecido en el artº. 59.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, se procede a su publicación. Orden del Consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales, por la que se resuelve el recurso de revisión interpuesto por D. Francisco Pérez-Hidalgo Martínez, en representación de la entidad mercantil Pajoypa, Máquinas Recreativas, S.A., contra la Orden del Consejero de Presidencia y Turismo de 14 de septiembre de 1993, recaída en el expediente administrativo sancionador nº 44/93, en materia de juegos y apuestas.

Examinado el expediente tramitado por esta Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales, para la resolución del recurso de revisión interpuesto por D. Francisco Pérez-Hidalgo Martínez, en representación de la entidad mercantil Pajoypa Máquinas Recreativas, S.A., contra la Orden del Consejero de Presidencia y Turismo de 14 de septiembre de 1993, recaída en el expediente administrativo sancionador nº 44/93, en materia de juegos y apuestas.

Vista la Propuesta formulada por la Viceconsejería de Administración Pública.

Teniendo en cuenta los siguientes

I. ANTECEDENTES

1º) Con fecha 14 de septiembre de 1993, fue dictada Orden por la Consejería de Presidencia y Turismo, a D. Francisco Pérez-Hidalgo Martínez, titular del Bar Pajoypa, sito en Santa Cruz de Tenerife, calle Castillo, con multa de un millón trescientas mil pesetas, por la instalación y funcionamiento en el Bar Pajoypa de una máquina recreativa tipo “B”, modelo B-1843, serie D-0177, careciendo de Guía de Circulación, Boletín de Instalación y justificante de abono de la Tasa Fiscal del Juego correspondiente al primer trimestre de 1993, por lo que se procedió a su precinto cautelar. Constituyendo tales hechos infracción a los artículos 11, 12, 30.1.b) y d), y 31.1.b) del Decreto 93/1988, de 31 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Máquinas Recreativas y de Azar de la Comunidad Autónoma de Canarias (B.O.C. nº 83, de 1.7.88), tipificándose como falta muy grave, la carencia de Guía de Circulación, como falta grave, la carencia de Boletín de Instalación, y como falta leve, la de justificante de abono de la Tasa Fiscal del Juego, a tenor de lo dispuesto en los artículos 39.2, 40.4, 41.3 y 42 del citado Decreto, y artículos 22 y siguientes de la Ley 6/1985, de 30 de diciembre, reguladora de los Juegos y Apuestas en Canarias. 2º) Con fecha 27 de diciembre de 1996, fue interpuesto por el interesado recurso de revisión contra la sanción impuesta en el expediente nº 44/93, en base a las siguientes argumentaciones:

a) Toda la documentación correspondiente a la máquina recreativa nº modelo B-1843, nº serie D-0177, así como Guía de Circulación, se encontraba en poder de la Consejería, de donde ha venido a ser rescatada, por hechos ocurridos en mayo y enero de 1993, concretamente robo con destrucción de dos de las máquinas, en enero, y de las otras dos, en mayo, habiendo sido dadas de baja definitiva en julio de 1993. Manifestando, asimismo, que se hizo entrega de la documentación a la Instructora del procedimiento. Adjuntándose a tal efecto fotocopia compulsada de la referida documentación (Boletín de Instalación y Guía de Circulación), así como justificante de las correspondientes denuncias por robo en el interior del Bar Pajoypa de efectos y dinero, causando daños en mobiliario y local.

b) Por otro lado, manifiesta el recurrente que en modo alguno puede ser admitida la afirmación contenida en el tercer Resultando de la Orden que ahora se impugna, relativa a que dentro del plazo concedido al efecto, el interesado no formuló los correspondientes descargos, pese a serle notificado el Pliego de Cargos en debida forma, y ello porque en el expediente que nos ocupa obra un Acuse de Recibo de Correos de fecha 27 de abril de 1993, con firma y carnet desconocidos, que nada tienen que ver con la firma y carnet del recurrente, razones estas por las que se insiste en que la notificación no fue personal, ni en debida forma, debiéndose anular el acto.

Por todo ello solicita que se declare la nulidad de la sanción impuesta, al concurrir la circunstancia 1ª prevista en el artº. 118.1 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre.

II. CONSIDERACIONES JURÍDICAS

Primera.- Las competencias funcionales en esta materia vienen determinadas en la Ley 6/1985, de 30 de diciembre, reguladora de los Juegos y Apuestas en Canarias (B.O.C. nº 158, de 31.12.85), y en el Decreto 93/1988, de 31 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Máquinas Recreativas y de Azar de la Comunidad Autónoma de Canarias (B.O.C. nº 83, de 1.7.88), modificado por los Decretos 132/1989, de 1 de junio (B.O.C. nº 97, de 17.7.89), y 89/1990, de 23 de mayo (B.O.C. nº 80, de 29.6.90).

Segunda.- De conformidad con lo establecido en el artº. 6.1 del Decreto 321/1995, de 10 de noviembre, del Reglamento Orgánico de la Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales, este Departamento es competente para resolver el recurso deducido.

Tercera.- En la tramitación de este expediente se ha observado el procedimiento previsto en los artículos 119 y concordantes de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Cuarta.- En el recurso interpuesto se observan todos los requisitos de índole adjetiva y formas que hacen procedente su admisión a trámite, tales como la legitimación del recurrente y la interposición en el plazo legalmente establecido, de conformidad con los artículos 118 y siguientes de la citada Ley 30/1992, de 26 de noviembre.

Quinta.- No procede, sin embargo, admitir a trámite dicho recurso extraordinario de revisión, toda vez que de los propios documentos incorporados al expediente no resulta que al dictar la Resolución recurrida se hubiera incurrido en error de hecho, a saber: 1º) En la formulación del Pliego de Cargos correspondiente al expediente administrativo sancionador nº 44/93, del que trae causa la Resolución recurrida, y durante toda la tramitación del procedimiento, se deja constancia por la Instructora del mismo que la documentación a conservar en la máquina no se encuentra en poder de esa Instrucción, como así lo manifestó el compareciente al Inspector del Juego actuante en el mismo acto de inspección.

A mayor abundamiento, manifiesta el recurrente en su escrito de interposición de recurso que la documentación de la máquina se encontraba en la Consejería, Delegación de Hacienda; aportando a tal efecto fotocopia compulsada por la encargada del registro de la Consejería de Economía y Hacienda de dicha documentación (Boletín de Instalación y ejemplar para la Delegación de Hacienda de la Guía de Circulación de la máquina).

2º) No obstante lo anterior, y de la propia documentación de la máquina, aportada por el interesado, concretamente del documento que lleva por rúbrica Boletín de Instalación de Máquinas Recreativas y de Azar, se comprueba que la máquina tenía autorizada su explotación para local distinto del establecimiento en el que realmente se estaba explotando sin documentación (Guía de Circulación, Boletín de Instalación y Justificante de abono de la Tasa Fiscal del Juego del 1er trimestre de 1993), en el momento de la inspección; hechos estos que determinaron la imposición de sanción en el expediente nº 44/93 al hoy recurrente por infringir la normativa del juego.

3º) Respecto a los otros documentos aportados por el recurrente (solicitud de baja definitiva de las máquinas TF-B-10.512, TF-B-10.345, TF-B-10.511 y TF-B-10.346, por haber sido destruidas en un robo que tuvo lugar en el interior del Bar Pajoypa, sito en la calle Calderón de la Barca, 16, de Santa Cruz de Tenerife, según se acredita con las correspondientes denuncias de fecha 12 de enero y 11 de mayo de 1993), lo cierto es que dichos documentos no son de valor esencial para la resolución del asunto, por cuanto en el momento de la inspección, el día 24 de marzo de 1993, el Inspector del Juego actuante tan sólo denuncia la instalación y funcionamiento en el Bar Pajoypa de referencia, de una máquina recreativa tipo “B”, nº modelo B-1843, nº serie D-0177, careciendo de Guía de Circulación, Boletín de Instalación y Justificante de abono de la Tasa Fiscal del Juego del primer trimestre de 1993.

Posteriormente, de la fotocopia compulsada de la Guía de Circulación, aportada por el interesado, se comprueba que la máquina anteriormente citada es la que se corresponde al nº de permiso de explotación TF-B-10.511, que según el recurrente fue objeto de robo con destrucción; hecho este último que no pudo ser constatado por el Inspector, toda vez que en el mismo acto de inspección dicha máquina se encontraba instalada y en funcionamiento, aunque sin documentación; si bien ésta no figura en la relación de efectos sustraídos y/o daños producidos objeto de las mencionadas denuncias.

Sexta.- Finalmente, en cuanto a la identidad del sujeto receptor de la notificación, procede recordar que el párrafo segundo del artº. 59.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, relativo a la notificación domiciliaria, a diferencia del artº. 80.2 de la Ley de Procedimiento Administrativo (derogado por la citada Ley 30/1992, de 26 de noviembre), no exige que haga constar el receptor (en ausencia del interesado) el parentesco o la razón de su permanencia en su domicilio. Sólo puntualiza que el receptor “haga constar su identidad”.

La identificación del interesado o del sujeto receptor se logra plenamente con la exhibición de su Documento Nacional de Identidad al agente notificador, consignando en el recibí, además de la fecha y firma, el número de dicho Documento; como así ocurre en el supuesto que nos ocupa al consignarse en el Acuse de Recibo de Correos, por el que se le notifica al interesado el Pliego de Cargos formulado en el expediente sancionador nº 44/93, no sólo la fecha de entrega, el 27 de abril de 1993, sino también la firma y D.N.I. nº 57.180.363, el sujeto receptor de la notificación.

En el ejercicio de la competencia que tengo atribuida,

R E S U E L V O:

No admitir a trámite el recurso de revisión interpuesto por D. Francisco Pérez-Hidalgo Martínez, en representación de la entidad mercantil Pajoypa Máquinas Recreativas, S.A., contra la Orden del Consejero de Presidencia y Turismo, de fecha 14 de septiembre de 1993, recaída en el expediente sancionador nº 44/93, confirmando dicho acto en todos sus extremos, debiéndose notificar la presente al recurrente, como interesado en el procedimiento, y con domicilio a tales efectos en la calle El Castillo, 37, local nº 2, de Santa Cruz de Tenerife. Contra esta Orden que agota la vía administrativa, cabe interponer recurso contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en el plazo de dos meses, desde la publicación del presente anuncio y sin perjuicio de cualquier otro recurso que pudiera interponerse.

Santa Cruz de Tenerife, a 6 de marzo de 1997.- El Director General de Administración Territorial y Gobernación, Juan José Rodríguez y Rodríguez.

© Gobierno de Canarias