Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 075. Viernes 21 de Junio de 1996 - 1000

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Política Territorial

1000 - RESOLUCIÓN de 20 de mayo de 1996, de la Dirección General de Urbanismo, por la que se hace público el Acuerdo de la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias de 29 de abril de 1996, de Declaración de Impacto Ambiental sobre el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto denominado Plan Especial Golf Jandía, promovido por la Corporación Local, en la zona costera de Sotovento en el cauce medio del Barranco de Butihondo, término municipal de Pájara (Fuerteventura).

Descargar en formato pdf

En ejecución de la legislación aplicable, por la presente,

R E S U E L V O:

Ordenar la inserción en el Boletín Oficial de Canarias del Acuerdo de la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, en sesión celebrada el 29 de abril de 1996, de Declaración de Impacto sobre el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto denominado Plan Especial Golf Jandía, promovido por la Corporación Local, en la zona costera de Sotovento en el cauce medio del Barranco de Butihondo, en el término municipal de Pájara, cuyo texto figura como anexo.

Las Palmas de Gran Canaria, a 20 de mayo de 1996.- El Director General de Urbanismo, Félix Rodríguez de la Cruz.

A N E X O

La Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, en sesión celebrada el 29 de abril de 1996, adoptó, entre otros, el siguiente Acuerdo:

Declaración de Impacto Ambiental sobre el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto denominado Plan Especial Golf Jandía, promovido por el Ayuntamiento de Pájara, en la zona costera de Sotovento en el cauce medio del Barranco de Butihondo, término municipal de Pájara (Fuerteventura).

PROCEDIMIENTO

La Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, el Real Decreto-Legislativo 1.302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, y su Reglamento de ejecución, aprobado por el Real Decreto 1.131/1988, de 30 de septiembre, establecen la obligación de formular Declaración de Impacto con carácter previo a la resolución administrativa que se adopte para la realización o, en su caso, autorización de las obras, instalaciones o actividades comprendidas en los anexos a las citadas disposiciones. El proyecto consiste en un Plan Especial para la instalación de un campo de golf de 18 hoyos e infraestructura turística complementaria, en la zona costera de Sotovento y en el cauce medio del Barranco de Butihondo, Jandía, término municipal de Pájara.

El Ayuntamiento de Pájara remitió a la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, con fecha 5 de octubre de 1995, copia del expediente seguido sobre el proyecto en cuestión.

Las características principales del proyecto, compuesto por memoria general, anejos, planos y presupuestos, se recogen en el anexo I del expediente administrativo.

Elaborado por D. Eric Landrau Potier y D. Rosendo Jesús López López (Hydra Consultores, S.L.), el Estudio de Impacto Ambiental fue sometido a trámite de información pública, mediante anuncio de 22 de diciembre de 1995, que se publicó en el Boletín Oficial de Canarias nº 4, de 8 de enero de 1996, en cumplimiento de lo establecido en los artículos 28 de la Ley Territorial 11/1990, y 15 y 17 del Reglamento citado.

Los aspectos más destacados del referido Estudio, así como las consideraciones que sobre el mismo realizó la Viceconsejería de Medio Ambiente, se recogen en el anexo II, obrante en el expediente.

Un resumen del resultado del trámite de información pública del Estudio Detallado de Impacto Ecológico se acompaña como anexo III al expediente.

En consecuencia, la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, en el ejercicio de las atribuciones conferidas en el artículo 20 de la Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, así como por el Real Decreto-Legislativo 1.302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, y los artículos 4.2, 16.1 y 18 de su Reglamento de ejecución, aprobado por el Real Decreto 1.131/1988, de 30 de septiembre, formula, a los solos efectos ambientales, la siguiente Declaración de Impacto sobre el Proyecto Plan Especial Golf Jandía, promovido por el Ayuntamiento de Pájara, en la zona costera de Sotovento en el cauce medio del Barranco de Butihondo, término municipal de Pájara (Fuerteventura).

CONTENIDO DE LA DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

En aplicación de la Disposición Transitoria Tercera de la Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, y de forma supletoria lo dispuesto en el artículo 18 del Reglamento para la ejecución del Real Decreto-Legislativo 1.302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, se emite la siguiente Declaración de Impacto:

A) El título del proyecto presentado para su evaluación es Plan Especial Golf Jandía.

B) El ámbito territorial de actuación es la zona costera de Sotovento en el cauce medio del Barranco de Butihondo, Jandía, término municipal de Pájara (Fuerteventura).

C) El proyecto está promovido por el Ayuntamiento de Pájara.

D) El autor del proyecto es D. Ricardo Sánchez Hormiga (Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos).

E) Los autores del Estudio de Impacto Ambiental son D. Eric Landrau Potier (Geólogo) y D. Rosendo Jesús López López (Biólogo).

F) Al proyecto presentado se le ha aplicado la categoría de evaluación de impacto ambiental.

G) La evaluación conjunta del impacto ambiental previsible, tomada del Estudio de Impacto Ambiental, puede ser poco significativa.

H) La resolución de este órgano ambiental actuante sobre la Declaración de Impacto Ambiental solicitada resulta ser condicionada. Los condicionantes ambientales relacionados en el apéndice, apartado O) de esta Resolución, se consideran, a todos los efectos, como parte integrante de este apartado H) en la Declaración de Impacto Ambiental.

I) La presente Declaración de Impacto Ambiental, en aplicación del artículo 18.3 de la Ley Territorial 11/1990, tiene carácter vinculante.

J) Se ha considerado oportuno realizar las siguientes observaciones:

- En el ámbito del Plan Especial se localizan unas seis familias de ganaderos con unas 1.200 cabezas de ganado cabrío.

- El límite del ámbito de actuación del Plan Especial se encuentra a una distancia mínima de 3 m del Parque Natural de Jandía, que es, a su vez, Área de Sensibilidad Ecológica.

- En el ámbito de actuación existe una planta de transferencia de residuos sólidos, propiedad del Excmo. Cabildo Insular de Fuerteventura, sobre la que se ha instalado una zona de uso residencial turístico. K) Los órganos ambientales oídos, según la definición expresa del artículo 19.1 de la Ley Territorial 11/1990, son:

1. Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias.

2. Viceconsejería de Medio Ambiente.

3. Dirección General de Urbanismo.

L) El órgano ambiental actuante es la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias.

O) Apéndice de condicionantes.

Examinada la documentación presentada, se establecen por la presente Declaración de Impacto Ambiental los siguientes condicionantes, de manera que se asegure la minimización de los posibles efectos ambientales negativos, a fin de que la realización de la actuación propuesta pueda considerarse ambientalmente viable:

1. La validez de la presente Declaración de Impacto Ambiental estará condicionada a la obtención de la preceptiva Declaración de Impacto del campo de golf, con carácter favorable o condicionado, puesto que sólo en el caso de obtener autorización para la ejecución del campo de golf es posible el desarrollo urbanístico del área, tal y como exige el Plan General de Ordenación Urbana de Pájara.

2. Dado que, según la Carta Arqueológica de Fuerteventura, existe un yacimiento arqueológico dentro del ámbito del Plan que pudiera verse afectado por las distintas actuaciones del Plan Especial, y especialmente por la construcción del campo de golf y la canalización del barranco, se deberá realizar una prospección arqueológica en la zona del yacimiento nº 327 (numeración de la Carta Arqueológica), con las catas precisas y necesarias para caracterizar la importancia del yacimiento. Los resultados obtenidos de tal prospección deberán acompañar al Es.D.I.A. del campo de golf.

3. En cuanto a la desaladora, se deberá concretar lo siguiente:

a) Se deberán remitir la descripción y cartografiado del recorrido o trazado de la conducción del agua de rechazo o salmuera, desde la desaladora hasta el mar, especificándose el punto de vertido y si se prevé la instalación de un emisario submarino. Asimismo, se deberán evaluar los impactos detectados y proponer, en su caso, las correspondientes medidas correctoras y ampliar el programa de vigilancia ambiental. b) Se deberán especificar las características generales de la desalinizadora así como la calidad del agua salada.

c) Se deberá detallar y presentar la cartografía del acceso que conducirá a la desalinizadora.

4. El agua salada a extraer del pozo con destino a su desalación se deberá realizar por debajo de la interfase agua dulce/agua marina, al objeto de no facilitar la intrusión marina.

5. En cuanto a la estación depuradora de aguas residuales, se atenderá a lo siguiente:

a) Se deberá someter al procedimiento de Evaluación de Impacto Ecológico, en su categoría de Evaluación Detallada de Impacto Ecológico, según el artº. 7.1 y el anexo I, apartado 26, de la Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, ya que su dimensionamiento corresponde a una capacidad equivalente a 5.000 habitantes/día. En dicho estudio, además de la descripción general de las características de la depuradora, incluyendo la calidad del agua depurada esperada, se deberán indicar las características del tratamiento de fangos y, en el caso de que los fangos se traten en otra instalación, exterior y ajena al Plan Especial, se deberá aportar certificación documental de que en dicha planta se van a recibir esos lodos y que se posee la capacidad suficiente para absorberlos.

b) Se deberá detallar y presentar la cartografía del acceso que conducirá a la depuradora.

6. Dado que el campo de golf se debe someter al procedimiento de Evaluación del Impacto Ecológico, en su categoría de Evaluación Detallada de Impacto Ecológico según el artº. 7.1 y el anexo I, apartado 24, de la Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, se deberán estudiar posibles alternativas al campo de prácticas en el sentido de que no se afecte en absoluto a una de las pocas comunidades de cardones (Euphorbia canariensis) que existe en Fuerteventura. Por el mismo motivo, al objeto de evitar los grandes desmontes, minimizando los movimientos de tierra y reduciendo la altura de los taludes.

7. La altura de la edificación no podrá superar, en ningún caso, la cota 150.

8. En el cerramiento de las parcelas se podrían permitir muros construidos o revestidos a base de piedra del lugar como máximo de 1 m de altura.

9. Dado que según consta en el P.G.O.U. y en el P.E. (página 7 de la Memoria): “En el supuesto de que la promoción se hubiera acogido a la oferta complementaria, la autorización o licencia de apertura y funcionamiento del hotel y la extrahotelera, deberá siempre expedirse vinculadas al funcionamiento de la instalación deportiva y quedarán automáticamente anuladas en el supuesto cierre de las instalaciones” (sic), y al objeto de reforzar esa vinculación, se constituirá una Entidad Urbanística de Conservación, de modo que implique la obligación de todos los propietarios de las parcelas en orden a la conservación de la totalidad de la urbanización.

10. En cuanto al ruido, los niveles sonoros durante la fase de construcción no deberán sobrepasar los 110 dB, medidos a 10 m desde el punto de emisión, ya que los 130 dB que permite el Es.I.A. se encuentran en un nivel intolerable para las personas.

11. La segunda fase (oferta complementaria) no se podrá finalizar hasta que no se haya acreditado ante el Ayuntamiento de Pájara que la primera ha finalizado, con el fin de no comprometer su finalidad.

12. La cuneta de drenaje que rodea la actuación deberá aportar medidas correctoras que eviten los procesos erosivos, originados por la ruptura de la ladera, tales como su revestimiento a base de piedra, que en ningún momento se tomará del Parque Natural, y la reducción del ancho de la misma.

13. El programa de vigilancia ambiental deberá incorporar la vigilancia de los alrededores del ámbito del Plan Especial a fin de controlar la proliferación de especies vegetales alóctonas. En el caso de que se detecte la proliferación de alguna especie se procederá a su erradicación inmediata.

14. Deben adoptarse como medidas de obligado cumplimiento todas aquellas medidas correctoras propuestas en el Es.I.A., siempre y cuando no vayan en contra de lo establecido en este condicionado, con el fin de que se garantice la viabilidad ambiental del desarrollo de la actividad en este área. Todas estas medidas, junto con los condicionantes de esta Declaración y la valoración económica del mantenimiento de las zonas ajardinadas, deberán estar recogidas en el Proyecto de Urbanización.

15. La información solicitada en los puntos 3 y 5.b) de este condicionado deberá remitirse a la Viceconsejería de Medio Ambiente y a la Dirección General de Urbanismo del Gobierno de Canarias en el plazo máximo de un mes desde la notificación del presente Acuerdo y, en cualquier caso, antes de la aprobación definitiva del Proyecto de Urbanización. Por todo lo anterior, no se podrá realizar ningún tipo de obra sin que se hayan realizado todos los estudios requeridos en esta Declaración de Impacto y obtengan su conformidad.

Del examen de la información solicitada la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias podrá establecer nuevos condicionantes y/o modificaciones de los previstos, en función de una mejor consecución de los objetivos ambientales de esta Declaración de Impacto.

Contra este acto, que agota la vía administrativa, cabe interponer recurso contencioso-administrativo ante la Sala correspondiente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en el plazo de dos meses a partir de su notificación, en virtud de lo dispuesto en el artículo 58 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, en relación al artº. 8 del Decreto 164/1994, de 29 de julio, por el que se adaptan los procedimientos administrativos de la Comunidad Autónoma a la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

© Gobierno de Canarias