Oveja Canaria de Pelo

  • Orígenes: Los aborígenes criaban una oveja de pelo, de gran tamaño y con tendencia al engrasamiento. Ejemplares de las mismas fueron exportados a las Américas en los primeros viajes tras el descubrimiento. Allí se adaptaron y se reprodujeron de forma numerosa. Hace pocos años, varios ganaderos se han dedicado a reintroducirla con gran éxito en Canarias. 
  • Descripción: Son animales de proporciones medias con tendencia a aumentarlas, de perfil convexo o subconvexo y temperamento nervioso así como biotipo carnicero. Capa variada, que va desde una coloración bermeja clara o lavada hasta el bermejo oscuro o cerezo, también se pueden encontrar ejemplares pintos, barriga negra, blancos y negros. La piel desprovista de lana, aunque ésta puede aparecer de forma vestigial en el dorso.(Reglamentación Específica del Libro Genealógico de la Raza Ovina Canaria de Pelo, Orden de 13 de agosto de 2001, BOC núm. 117 de 5 de septiembre de 2001 )
  • Situación poblacional: La ausencia del esquileo (corte de lana), con el ahorro de la mano de obra que esto supone, así como su gran adaptabilidad a los terrenos de cultivo plataneros, la están convirtiendo en la protagonista de las razas ovinas canarias. Su cría se encuentra en franca expansión en Tenerife, ya que se alimenta de los subproductos agrícolas, siendo el fin de la misma la producción de carne y estiércol .

 

 

 

Programa de selección y mejora de la raza ovina canaria de pelo.

Reglamentación

Enlaces de interés