Estás en:

Noticias

El Gobierno informa a los promotores inmobiliarios sobre las medidas de reactivación económica

Durante el encuentro, el director del Instituto Canario de la Vivienda dio a conocer la ejecución del Plan Canario de Vivienda

El director del Instituto Canario de la Vivienda, Jerónimo Fregel, se reunió en esta pasada semana con los promotores y constructores inmobiliarios de la provincia de Las Palmas con el objeto de informarles acerca del nivel de ejecución del Plan de Vivienda de Canarias 2005-2008.

En el transcurso de la reunión, el director del Instituto Canario de la Vivienda destacó el excelente grado de ejecución del Plan, se centró en la incidencia del mismo en relación a las viviendas de nueva construcción y en la reposición y rehabilitación.

También expuso las novedades que desde el Gobierno de Canarias se han concebido para intentar aliviar la situación de crisis económica que afecta a este sector y planteó una batería de medidas impulsadas por el Gobierno, que ya están en marcha, y cuyo principal objetivo es reactivar la economía en Canarias durante este año.

Entre estas medidas, destacó el aumento de la inversión pública, que supondrá para las viviendas de nueva construcción un compromiso del Gobierno de Canarias de iniciar la redacción de proyectos de nuevas viviendas de promoción pública en régimen de alquiler, desde que los Ayuntamientos cedan suelo apto para dicho fin.

Por otro lado, resaltó el último concurso de adquisición de suelo con un importe de 3 millones de euros, para la construcción de nuevas viviendas de promoción públicas en régimen de alquiler, aumentando la partida con respecto al año 2007 en más de un 42%..

Fregel hizo referencia también al esfuerzo de la empresa pública del Gobierno de Canarias, Visocan para, por un lado aumentar la construcción de nuevas viviendas protegidas, y por otro, comprar promociones de viviendas libres calificándose como protegidas dentro del Plan de Vivienda de Canarias con las ayudas y subvenciones inherentes a dicho Plan.

En opinión del responsable del Instituto canario de la Vivienda "esto supone una serie de ventajas para los promotores y constructores, ya que, ante la ralentización de las ventas de sus viviendas, se le da la posibilidad de calificar dichas viviendas como protegidas con las posibles ayudas que pudieran tener previstas en el Plan de Vivienda de Canarias".

Para el adquirente esto supondrá encontrar viviendas con precios más bajos que los de las viviendas libres y con las ayudas previstas en el Plan de Vivienda de Canarias para la adquisición ó para subsidiación de parte de la cuota del préstamo hipotecario, en su caso.

Otra de las medidas ha sido la publicación de una convocatoria con un importe inicial de 3,8 millones de euros (ampliable según las solicitudes presentadas), de Plan de Choque para los promotores, adquirentes o propietarios de suelo que destinen el mismo a la construcción de viviendas protegidas. Dicha adquisición puede realizarse en el propio ejercicio 2008 o haberse realizado con anterioridad.

Se entenderá que destina el mismo a la construcción de viviendas protegidas cuando el promotor obtenga la calificación previa o provisional de sus promociones en el ejercicio 2007 / 2008 del Plan de Vivienda de Canarias. La subvención es el resultado de multiplicar el número de viviendas protegidas a edificar sobre el suelo objeto de la subvención por 3.000 euros. Dicha subvención es complementaria a la que le pudiera corresponder según las tipologías de viviendas protegidas establecidas en el Plan de Vivienda de Canarias.

En cuanto a la rehabilitación y reposición de viviendas, las medidas que se incluyen son, en primer lugar, incentivar la rehabilitación ( Edificios , viviendas aisladas, Áreas de Rehabilitación, Centros Históricos etc ...), aumentando las subvenciones previstas en el Plan de Vivienda de Canarias a personas mayores de 65 años y con ingresos que no superen los 2,5 veces el IPREM ( 18.000 euros aproximadamente), siempre que sea su residencia habitual y permanente, con el objetivo de mejorar las condiciones de habitabilidad , accesibilidad, suprimiendo barreras de todo tipo etc. con un importe máximo de 12.400 euros.

Por otro lado, incentivar las Áreas de Renovación Urbana de Barrios de Canarias que por su proceso de degradación física, social o ambiental, y por su elevado nivel de deterioro de las viviendas hacen necesario la reposición de las mismas. Esto es, la posibilidad de reposición de viviendas en malas condiciones de habitabilidad, incluyendo realojo de vecinos, gastos de urbanización y la construcción de las nuevas viviendas. El Gobierno de Canarias se compromete a asumir hasta el 30% del coste de dichas Áreas aprobadas.

Por último, aumentar las partidas contempladas en más de un 25% para la rehabilitación, conservación y mantenimiento del parque público de viviendas titularidad del Gobierno de Canarias.

Fregel hizo referencia a otras medidas para reactivar el sector, como son la posibilidad de calificar como protegidas las viviendas libres de nueva construcción, ya sea para venta o arrendamiento. Una medida que supondrá para el adquirente el acceso a viviendas con precios más bajos que los de las viviendas libres y con las ayudas previstas en el Plan de Vivienda de Canarias para la adquisición o para subsidiación de parte de la cuota del préstamo hipotecario, en su caso.

El director del Instituto Canario de la Vivienda destacó otra medida que supone que "los promotores podrán percibir, en concepto de cantidades a cuenta del precio de la compraventa, las ayudas autonómicas a la entrada que le puedan corresponder a los compradores con las garantías pertinentes, descontándose del precio de las viviendas protegidas". "De esta manera aumentamos la liquidez del promotor, ayudando a superar la situación de desaceleración económica, y además al adquirente se le descuenta del precio de compra de la vivienda las subvenciones autonómicas que tuviera derecho a percibir".

"Asimismo-prosiguió Fregel- esta medida también supone un aumento del número de familias que pueden comprar una vivienda protegida, porque la entidad financiera al analizar la capacidad de pago de comprador, la estudia por un importe menor del precio de compra de la vivienda al descontarse las ayudas a percibir".

Actualizado: 22/11/2010   

© Gobierno de Canarias