Actividad de Observación de Cetáceos con fines turísticos

La observación de cetáceos constituye actualmente una actividad turística de excepcional importancia y supone generalmente, para la mayoría de las personas que se someten a esa experiencia, su primer contacto con los mamíferos marinos.


En Canarias, la observación de cetáceos con fines turísticos se encuentra regulada en el Decreto 178/2000, de 6 de septiembre.