Información COVID-19

Está en:

  • Inicio

Novedades

Plan de Acción Anual de la Agencia Ttributaria Canaria para el ejercicio 2020

Modificación del Contrato de gestión de la Agencia Tributaria Canaria

Se prorroga hasta el 31 de octubre la aplicación del tipo 0 en el IGIC para el material sanitario destinado a combatir los efectos del COVID-19

Cita previa para trámites presenciales en las oficinas de la Agencia Tributaria Canaria

Trámites frecuentes

Noticias

La Agencia Tributaria Canaria fomentará el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales

· La Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos adapta el contrato de gestión de la ATC al contexto socioeconómico tras la Covid-19 con un modelo más eficaz y eficiente

La Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias ha modificado objetivos de actividad incluidos en el contrato de gestión de la Agencia Tributaria Canaria (ATC), aprobado por el Gobierno canario hace un año para el periodo 2019-2021, con el doble objetivo de adecuarse al nuevo contexto socioeconómico originado por la crisis sanitaria generada por la COVID-19 y avanzar en el sistema de dirección por objetivos. En particular, la ATC fomentará el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales.

Con el cambio del contrato de gestión -formalizado mediante una Orden del titular del departamento, Román Rodríguez, al tratarse de objetivos de actividad, no estratégicos-, se persigue dotar al sistema de mayor flexibilidad, dado que las consecuencias de la crisis no pueden evaluarse en su totalidad, y establecer nuevos indicadores con los que medir la actividad desarrollada por la Agencia para avanzar hacia una administración más eficaz y eficiente y, de forma paralela, incentivar que los contribuyentes cumplan sus compromisos correctamente sin dar lugar a actuaciones ejecutivas.

El sistema de dirección por objetivos implantado en la Agencia Tributaria Canaria desde su creación por Ley 7/2014, de 30 de julio, como ente de Derecho público con autonomía de gestión, tiene encomendada la aplicación del sistema tributario canario. No obstante, la actividad de la ATC no se limita a la realización de actuaciones de control y recaudación, sino que además está centrada en prestar un servicio público esencial y en la satisfacción de las expectativas de la ciudadanía, objetivos que se plantean de modo más ambicioso con la Orden suscrita por el consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos.

Por ello, entre los indicadores contemplados con esta modificación del modelo de gestión, se pretende la mejora de la calidad de los servicios de asistencia a los contribuyentes, potenciando la asistencia no presencial; la agilización de la tramitación tributaria reduciendo los tiempos de tramitación de los procedimientos; la prevención y control del fraude con actuaciones encaminadas a la detección del fraude tributario y a la regularización de obligaciones tributarias potenciando su carácter voluntario; y con respecto a las actuaciones recaudatorias, mejorar la gestión y el control de deudas realizada por la ATC.

Estos nuevos indicadores se contemplan en detalle en el Plan de Acción de la ATC para el 2020.

El Gobierno prorroga el tipo 0 para el IGIC de material sanitario hasta el 31 de octubre

· Se justifica por la persistencia de medidas de prevención y control ante la gravedad de la pandemia por el Covid-19

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó en su última reunión un proyecto de decreto ley para prorrogar hasta el 31 de octubre el tipo 0 en el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) aplicable a la importación o entrega de material sanitario para combatir los efectos del Covid-19. La propuesta, tramitada por la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, se fundamenta en "la imperiosa necesidad de promover el equipamiento de bienes imprescindibles para atender una crisis sanitaria que sigue latente en la medida en que el virus no se ha extinguido y siguen apareciendo casos".

A lo largo de este año, se han adoptado diversas medidas en el ámbito fiscal, de carácter excepcional y vigencia transitoria, que han sido necesarias no sólo para promover el crecimiento económico, sino también para respetar el principio de justicia tributaria. Una de esas medidas se plasmó en el Decreto Ley 8/2020, de 23 de abril, por el que se estableció el tipo 0 al material sanitario hasta el 31 de julio. Comoquiera que la situación derivada de la lucha contra la pandemia persiste, hay que continuar en alerta cumpliendo con las mismas medidas de prevención y control instauradas desde hace meses, lo que justifica liberar de carga fiscal indirecta al material sanitario.

En la norma aprobada se incluye la relación de productos a los que se aplica el tipo 0, como dispositivos médicos (respiradores, ventiladores para respiración artificial), monitores, bombas, tubos, mascarillas para ventilación no invasiva, sistemas/máquinas de succión, laringoscopios, aparatos de monitorización de pacientes, escáneres de ultrasonido portátiles, guantes, protecciones faciales, monos de protección, kits de pruebas para el Covid-19, hisopos, esterilizadores médicos, artículos de uso quirúrgico o higiénico, fluxímetros o detectores de CO2 colirimétricos de espiración.

La Agenica Tributaria Canaria recuerda que las normas sobre fraccionamiento de pago de los tributos las fija el Estado

· La Agencia ha venido informando a los contribuyentes, en cualquier caso, de los procedimientos aprobados en los reales decretos del Estado de Alarma

La Agencia Tributaria Canaria (ATC) recuerda que la normativa reguladora de los aplazamientos y fraccionamientos para el pago de impuestos corresponde a la Administración General del Estado, específicamente la incorporada en los reales decretos leyes reguladores del Estado de Alarma.

Ante la acumulación del cobro de los fraccionamientos de los meses de marzo, abril y mayo de determinados tributos, la ATC recuerda que este procedimiento se reguló en el artículo 33 del Real Decreto-ley de 17 de marzo de Medidas Urgentes Extraordinarias y en otro posterior de 21 de abril, en el que los vencimientos de los plazos y fraccionamientos se trasladaron definitivamente al 30 de mayo o al día inmediato hábil posterior.

De esta manera, los vencimientos de aplazamiento y fraccionamiento a los que se refería el citado artículo 33, que vencieran los días 20 de marzo, 20 de abril y 20 de mayo, así como los vencimientos de 5 de abril y 5 de mayo, se suspendían hasta el 30 de mayo, o inmediato hábil posterior, que, en este caso, era el día 1 de junio. La suspensión del vencimiento no comportaba una modificación del plazo o periodo de fraccionamiento, sino exclusiva y puramente del vencimiento, que se trasladaba al primer día hábil siguiente por lo que se ha procedido a realizar el cobro de esos plazos suspendidos, al nuevo vencimiento señalado, es decir, el 1 de junio.

La Agencia Tributaria, en cualquier caso, ha venido informando desde hace semanas en su página web de esta circunstancia y dando respuesta a las preguntas formuladas a este respecto por los contribuyentes.

El cobro tramitado, en cumplimiento de la legislación estatal tributaria, no afecta solo al IGIC o al resto de tributos canarios, sino a la totalidad de impuestos del Estado.

Además, la orden aprobada por la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias el 20 de marzo de 2020 por la que se aprobaron nuevos plazos tributarios, ya establecía que "resulta aplicable la regulación" del citado Real Decreto-Ley de 17 de marzo.

 

Actualizado  09/07/2020