Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta VINCULANTE n° 1886


  • Descargar  150,81 KB
  • Fecha salida:  24/04/2018
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
  • Texto consulta: 

    La persona física consultante adquirió dos viviendas durante 2016 soportando las correspondientes cuotas del IGIC. Una de las viviendas la destinó a ser su residencia habitual no deduciendo la cuota del IGIC soportada,  y la otra la afectó al alquiler vacacional desde el año de adquisición deduciendo la cuota soportada al tratarse de una operación sujeta y no exenta al IGIC.
    La vivienda que hasta ahora ha sido su residencia habitual pretende afectarla a la actividad de alquiler vacacional y consulta sobre si, dado que la va a destinar a la realización de un servicio sujeto y no exento al IGIC, podrá ejercer el derecho a la deducción de la cuota soportada.
    Por otra parte, la vivienda que hasta ahora ha estado afectada al alquiler vacacional pretende destinarla a constituir su residencia habitual y consulta si este hecho tiene efecto sobre la deducción efectuada en su día de la cuota del IGIC soportada en la adquisición de la vivienda.

  • Respuesta: 

    - No puede ser objeto de deducción la cuota del IGIC soportada en la adquisición de una vivienda que inicialmente se destinó a constituir la residencia habitual de la persona física consultante y ahora se pretende afectar a la actividad económica de alquiler vacacional
    - La afectación al uso particular de una vivienda que se encuentra afecta al desarrollo de la actividad de alquiler vacacional es una operación de autoconsumo no sujeta al IGIC. Dicha operación de autoconsumo no tendría incidencia en la prorrata ni supondría la transmisión de un bien de inversión durante el período de regularización, pero sí la alteración del principio del destino previsible lo que implicaría la obligación de rectificación de la cuota indebidamente deducida.
    La persona física consultante estaría obligada a presentar una autoliquidación rectificativa de la autoliquidación en la que ejerció la indebida deducción, aplicándose a la misma el recargo y los intereses de demora que procedan de conformidad con lo previsto en los artículos 26 y 27 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.
    Dado el carácter de cuota no deducible, en el supuesto de que haya regularizado la cuota soportada en la adquisición de la vivienda de acuerdo con lo establecido en los artículos 40 y 41 de la Ley 20/1991, la persona física consultante estaría igualmente obligada a rectificar dichas regularizaciones en los términos previstos en el artículo 44 de la Ley 20/1991.

Actualizado  14/12/2012