Está en:

Consulta de Otros Tributos

Consulta VINCULANTE n° 38


  • Descargar  182,25 KB
  • Fecha salida:  28/03/2015
  • Impuesto:  Sucesiones y Donaciones
  • Legislacion: 
  • Texto consulta: 

      Se consulta sobre las posibles reducciones y bonificaciones creadas por  la Comunidad Autónoma de Canarias, aplicables en la autoliquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones derivada de una adquisición ¿mortis causa¿ por los hijos herederos del causante. 
      La masa hereditaria, según el escrito de consulta, está constituida por la mitad de la vivienda habitual del causante, gravada por una hipoteca, y unas parcelas de explotación agraria en suelo rústico (todos estos inmuebles sitos en Canarias), estando dado de alta en el régimen agrario. Los herederos son dos hijos con edades en el momento del fallecimiento de su padre de 20 y 16 años.

  • Respuesta: 

       Conforme a los datos aportados, los hijos del causante, como sujetos pasivos del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, tendrán derecho a las siguientes reducciones reguladas por la Comunidad Autónoma de Canarias y que sustituyen a iguales reducciones contempladas en la regulación legal de dicho impuesto (Ley 29/1987):
    -  En concepto de reducción por parentesco, el hijo de 20 años en el momento del fallecimiento de su padre tiene derecho a una reducción de la totalidad de la base imponible, sin que la reducción pueda exceder de 40.400 €. La hija de 16 años en el momento del fallecimiento de su padre tiene derecho a una reducción de la totalidad de la base imponible, sin que la reducción pueda exceder de 57.650 €. 
    - En concepto de reducción por adquisición de la vivienda habitual del causante los hijos tienen derecho a una reducción en la base imponible del 99 por ciento del valor real de la vivienda, minorada en la hipoteca, con un límite conjunto de 200.000 €. Este límite debe prorratearse entre los dos hijos herederos en proporción a su participación; en este caso 100.000 € cada hijo.
    - En concepto de reducción  por la adquisición de una empresa individual o negocio profesional, los hijos del causante tienen derecho a una reducción del 99 por ciento del  valor neto de los elementos patrimoniales afectos a la actividad empresarial o profesional, puesto que el rendimiento neto de la actividad económica agrícola declarada es superior al 50% del total de la base imponible (general y del ahorro). 
    -  La reducción por adquisición de la vivienda habitual del causante y la reducción por la adquisición de una empresa individual o negocio profesional está condicionada al mantenimiento, bajo determinadas condiciones objetivas y temporales, en el patrimonio de los hijos del causante de la  vivienda habitual y de los bienes afectos a la actividad agrícola.
    - Las reducciones citadas anteriormente son compatibles entre sí.

Actualizado  14/12/2012