Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 993


  • Fecha salida:  22/04/2010
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 1/1993 de 24 de septiembre;
  • Texto consulta: Se solicita la devolución de una compraventa realizada en escritura pública autorizada el 5 de diciembre de 2007, por ser joven agricultora y reunir las condiciones necesarias para que su explotación sea calificada de prioritaria. ¿Tiene derecho a la devolución, si la compraventa se realiza en el 2007 y la liquida el 23 de enero de 2008, si el certificado de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, donde se le concede la condición de joven agricultor y la calificación de explotación priotitaria, es posterior a la compraventa?. Concretamente el certificado dice: Con fecha 30 de diciembre de 2008, se emite Certificación fina de obra, dando por justificada la inversión aprobada. No obstante, el 15 de enero de 2009, la Intervención delegada emite informe de fiscalización negativo al entender que la justificación es insuficiente. Revisado el expediente, la contribuyente es requerida por esta Unidad para que aporte documentación complementaria necesaria para ajustarse a la convocatoria. Estas circunstancias dieron lugar a la modificació parcial de la Resolución y al abono de la inversión real justificada. Todas estas actuaciones anteriores conceden a la contribuyente la condición de Jovén Agricultora instalada, habiendo aceptado los compromisos y reúne por tanto, las condiciones necesarias para que su explotación sea calificada de Prioritaria. Se extiende en presente certificado a los efectos oportunos, a 1 de octubre de 2009.
  • Respuesta: La ley 19/1995, de 4 de julio, de Modernización de las explotaciones agrarias, establece una serie de beneficios fiscales, en favor de titulares de explotaciones prioritarias, en unos supuestos en forma de exenciones, en otros en forma de reducciones en la base imponible y de bonificaciones en la cuota del correspondiente impuesto. El artículo 15 de dicha Ley determina que la condición de explotación prioritaria, a los efectos de la obtención de los beneficios fiscales establecidos en la misma , se acreditará mediante certificación expedida por el órgano correspondiente de la Comunidad Autónoma respectiva, sin perjuicio de lo establecido en el artículo siguiente. Entre los beneficios fiscales regulados en dicha Ley, en el artículo 20, bajo la rúbrica "Beneficios fiscales especiales" el apartado 1, literalmente expresa: " 1.- La transmisión o adquisición por cualquier título, oneroso o lucrativo, <> o <>, del pleno dominio o del usufructo vitalicio de una explotación agraria o de parte de la misma o de una finca rústica, en favor de un agricultor joven o un asalariado agrario para su primera instalación en una explotación prioritaria, estará exenta del impuesto que grave la transmisión o adquisición de que se trate." Como podrá observarse, esta exención en favor de los jóvenes agricultores es aplicable en tres supuestos diferentes: la adquisición de una explotación que ya tiene la calificación de prioritaria, la adquisición de parte de una explotación que igualmente tiene la calificación de prioritaria y un tercer supuesto, aplicable al caso que nos ocupa, cual es la adquisición de una finca rústica para la primera instalación del joven agricultor en una explotación prioritaria. En este tercer supuesto, en primer lugar se adquiere la finca rústica y a posteriori se obtendrá la calificación como explotación prioritaria por parte del órgano competente de la correspondiente Comunidad Autónoma. Se trata de un incentivo fiscal de carácter finalista establecido en favor de los jóvenes agricultores y de los simples asalariados agrarios con la finalidad de que éstos se instalen como titulares de explotaciones prioritarias. Sin entrar en el análisis acerca de si la calificación de explotación prioritaria realizada por la comunidad Autónoma tiene carácter constitutivo o meramente declarativo, entendemos que en el caso que nos ocupa, ha de prevalecer el carácter finalista del incentivo fiscal cual es la adquisición de una finca rústica para, una vez adquirida, se instale en ella una explotación agrícola que obtenga la condición de explotación prioritaria. En conclusión, a título de simple opinión, entendemos que en la transmisión objeto de consulta concurren los elementos subjetivos, objetivos y formales para que dicha operación pueda beneficiarse de la exención regulada en el artículo 20.1 de la Ley 19/1995 y, dado el carácter de derecho subjetivo de las exenciones fiscales y no habiendo trascurrido el plazo de prescripción del derecho del obligado tributario para solicitar la devolución del Impuesto, éste, conforme al artículo 120.3 de la Ley General Tributaria puede instar de la Administración la rectificación de la autoliquidación anterior y se le reconozca el derecho a obtener la devolución.
Actualizado  14/12/2012