Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 992


  • Fecha salida:  16/04/2010
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
  • Texto consulta: Se plantea la duda siguiente: Una persona física, profesional, que desarrolla la actividad de asesoría jurídica, y está exenta de IGIC por el artículo 10.1.28, pretende hacer una inversión en varios apartamentos, para alquilarlos, para lo que se daría de alta en el correspondiente epígrafe del IAE como arrendador de inmuebles. Como quiera que para controlar dichos arrendamientos no va a necesitar contratar a nadie, pues él mismo llevará la contabilidad y la gestión de cobros. Cuestiones: 1. ¿Puede renunciar a la exención del artículo 10.1.28 de la Ley 20/1991? 2. ¿Puede deducirse el 100 por 100 del IGIC soportado en la adquisición de esos inmuebles? 3. En caso de que por oportunidades de mercado le surja la oportunidad de vender alguno de esos inmuebles, ¿tendría que regularizar el IGIC soportado? ¿o bastaría solo con repercutirlo en la venta?
  • Respuesta: El último párrafo del artículo 10.1.28 de la Ley 20/1991, determina que esta exención podrá ser objeto de renuncia en los términos y requisitos que establezca el Gobierno de Canarias, añadiendo que la renuncia operará respecto a la totalidad de las actividades empresariales o profesionales realizadas por el sujeto pasivo. El desarrollo reglamentario de este precepto se ha llevado a efecto en el artículo 29 del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, en la redacción dada por el Decreto 250/2008, de 23 de diciembre, que literalmente expresa: " Artículo 29.- Renuncia a la franquicia del Impuesto. 1.- Los empresarios o profesionales personas físicas podrán formalizar la renuncia a la exención recogida en el artículo 10, número 1, apartado 28º de la Ley 20/1991,de 7 de junio, al tiempo de presentar su declaración censal de comienzo de actividades o bien durante el mes de enero del año en que deba comenzar a surtir efectos la renuncia a dicha exención, presentando la correspondiente declaración censal de modificación. 2.- La renuncia a la exención producirá efecto en tanto no sea ejercitada por el sujeto pasivo la revocación, que deberá ser formalizada durante el mes de enero del año en que deba comenzar a surtir efectos ésta mediante la presentación de la correspondiente declaración censal de modificación." Como vemos, la exención es renunciable pero deberá presentarse durante el mes de enero del año en que comienzan sus efectos. Por tanto, si en enero de 2010 no se presentó la renuncia a la exención, las operaciones realizadas en dicho año por el sujeto pasivo a que se refiere la consulta estarán exentas de IGIC, no sólo por las operaciones realizadas como profesional, sino también por los arrendamientos de inmuebles que realice en dicho año al darse de alta de esta nueva actividad, esto último en el supuesto de que tales arrendamientos estén sujetos al IGIC y no exentos por no tratarse de arrendamientos destinados exclusivamente a vivienda sino del arrendamiento de apartamentos o viviendas arrendadas y el arrendador se obligue a la prestación de algunos de los servicios complementarios propios de la industria hotelera, tales como los de restaurante, limpieza, lavado de ropa y otros análogos. Si los arrendamientos de los apartamentos a que se refiere la consulta se destinan exclusivamente a vivienda, dado que tales operaciones están exentas de IGIC en virtud de lo establecido en el artículo 10.1.23.b) de la Ley 20/1991, no se tendrá derecho a la deducción de las cuotas de IGIC soportadas en la adquisición de los mismos porque se destinan a una actividad sujeta pero exenta a IGIC, no a una actividad sujeta y no exenta como exige el artículo 28.1 de la Ley 20/1991 para tener derecho a la deducción. Si se trata del arrendamiento de apartamentos o vivienda amueblas y el arrendador se obliga a prestar algunos de los servicios complementarios propios de la industria hotelera citados anteriormente, tales operaciones estará sujetas a IGIC, sin exención, con lo cual si bien el sujeto pasivo no podrá deducirse en el año 2010 las cuotas de IGIC soportadas en la adquisición de los apartamentos en dicho año, dado que sus operaciones estaban exentas por el artículo 10.1.28 de la Ley 20/1991, si en enero de 2011 renuncia a la exención, tanto por las operaciones realizadas en el ejercicio profesional como por el arrendamiento de los apartamentos, habrá de repercutir las cuotas de IGIC en las correspondientes facturas y proceder a su liquidación ante la Administración Tributaria Canaria mediante la presentación de las autoliquidaciones periódicas correspondientes. Respecto a las cuotas de IGIC soportadas en la adquisición de los apartamentos, podría ser aplicable la regularización de las cuotas soportadas en la adquisición de bienes de inversión regulada en los artículos 40 y 41 de la Ley 20/1991.
Actualizado  14/12/2012