Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 1017


  • Fecha salida:  26/04/2010
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991;
  • Texto consulta: Somos una empresa de la pensinsula que nos dedicamos a la venta de vehiculos fluviales y maritimos (barcos....)(actividad 654.2) En la actualidad, estamos pensando en vender dichas embarcaciones tambien en las Islas Canarias. OPCION 1 El procedimiento de venta es a través de una pagina de internet, los interesados, mayoritariamente particulares, en la compra de embarcaciones se ponen en contacto con nosotros. En principio, el comprador confirma la compra y enviamos la embarcacion a canarias. En este caso, ¿deberíamos repercutir IGIC y, por tanto, presentar liquidaciones trimestrales, o seríamos considerados comerciantes minorista? OPCION 2 Dado que entendemos, que los clientes pueden ser reacios a comprar un producto sin verlo, pensaríamos en un futuro tener un almacen en Canarias para que los posibles clientes vean el producto antes de comprarlo. En este caso, ¿deberiamos repercutir IGIC?
  • Respuesta: La regla general de localización del lugar de realización del hecho imponible del IGIC en las entregas de bienes se regula en el artículo 16.1 de la Ley 20/1991, conforme a la cual: " Las entregas de bienes se entenderán realizadas donde éstos se pongan a disposición del adquirente." De otra parte, el número 2.1º de dicho artículo establece una regla especial que literalmente expresa: " Las entregas de bienes muebles corporales que situados en fábrica, almacén o depósito, deban ser objeto de transporte para su puesta a disposición del adquirente, se entenderán realizadas en el lugar en que se encuentren aquéllos al tiempo de iniciarse la expedición o transporte , sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 2º siguiente." Entendemos que en el supuesto objeto de consulta resulta de aplicación la regla especial del artículo 16.2.1º de la Ley 20/1991, transcrita anteriormente, por tanto, las entregas de las embarcaciones no están sujetas a IGIC. Estarán sujetas a IVA pero exenta de dicho impuesto al tratarse de la entrega de un bien para su exportación a Canarias, circunstancia que habrá de figurar en la correspondiente factura. La entrada de bienes en Canarias, en este caso las embarcaciones, constituye hecho imponible del IGIC por el concepto de importación que tributa al tipo impositivo que corresponda en función del tipo de embarcación de que se trate, siendo sujeto pasivo obligado al pago del Impuesto el importador. Si la importación en Canarias la realiza la propia empresa de la Península y posteriormente se pone la embarcación a disposición del adquirente, la entrega se realiza en Canarias y por tanto estará sujeta a IGIC, por lo que, si el adquirente es un particular, la empresa no establecida habrá de repercutirle las correspondientes cuotas de IGIC y proceder a su liquidación ante la Administración Tributaria Canaria mediante la declaración ocasional, modelo 412, en el periodo correspondiente al devengo. En dicha declaración podrán deducirse las cuotas de IGIC satisfechas en la importación. Si el adquirente es un empresario o profesional en el ejercicio de su actividad empresarial o profesional, la operación estará igualmente sujeta a IGIC en la que, dado que la empresa que realiza la entrega no está establecida en Canarias ni actúa en dicho territorio a través de establecimiento permanente, se produce la inversión del sujeto pasivo regulado en el artículo 19.1.2º.a) de la Ley 20/1991. En este caso, la empresa no establecida no repercutirá cuotas de IGIC el las correspondientes facturas en las que se hará constar que la operación está sujeta a IGIC con inversión del sujeto pasivo. Será el empresario o profesional radicado en Canarias, quién habrá de autorrepercutirse las cuotas de IGIC y proceder a su liquidación ante la Administración Tributaria Canaria en el periodo correspondiente al devengo. En este caso, la empresa no establecida en Canarias podrá solicitar la devolución de las cuotas de IGIC soportadas en Canarias. Finalmente, si la empresa opera en Canarias desde un establecimiento permanente en dicho territorio, su régimen fiscal respecto del IGIC es el mismo que el de cualquier sujeto pasivo radicado en Canarias, régimen similar al del IVA. Si en el sujeto pasivo que realiza operaciones desde el establecimiento permanente en Canarias concurren los requisitos exigidos por el artículo 10.3 de la Ley 20/1991 para tener la consideración de comerciante minorista, a efectos del IGIC, las entregas que realice estarán exentas del Impuesto en virtud de lo establecido en el artículo 10.1.27 de dicha Ley.
Actualizado  14/12/2012