Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 823


  • Fecha salida:  21/05/2009
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
  • Texto consulta: Acabamos de constituir una empresa, cuya actividad inicial es el desarrollo e investigación sobre la obtención de xxxxxx por sistema laser. Por tanto inicialmente, sólo genera compra de activos-inmovilizados y gastos de los mismos, y de personal para el desarrollo. Posteriormente, en uno o dos años, probablemente genere facturación por servicios. LA PREGUNTA ES.....En este primer año de ejercicio, por las compras de inmovilizados, y dado que no vamos a generar facturación alguna, PODEMOS ACOGERNOS AL NO PAGO DE IGIC, Y COMO TENEMOS QUE ACTUAR RESPECTO AL SUJETO PASIVO, EL VENDEDOR, QUE SI TIENE LA OBLIGACION DE FACTURARNOS EL IGIC POR LA COMPRA/VENTA DE INMOVILIZADOS Y SERVICIOS, QUE NO NOS VAN A GENERAR EN LOS PRIMEROS AÑOS FACTUACION ALGUNA.
  • Respuesta: En las operaciones de adquisiciones de bienes y servicios que ha realizado o pretende realizar la empresa consultante, son sujetos pasivos de las mismas y, en consecuencia, los obligados a realizar la repercusión de las cuotas del Impuesto, los empresarios o profesionales que realizan las entregas de los bienes o prestan los servicios adquiridos por aquélla. Esta obligación únicamente deja de ser exigible cuando concurra alguno de los supuestos de exención del Impuesto previstos en la propia Ley 20/1991 o en otras leyes sectoriales Salvo en los supuestos anteriores, los empresarios o profesionales que realizan las entregas de bienes o prestan servicios a la empresa consultante están obligados a repercutir las cuotas de IGIC que correspondan a cada operación y ésta está igualmente obligada a soportar dicha repercusión, por lo que no cabe legalmente actuación alguna por parte de la empresa ante los sujetos pasivos de las adquisiciones de bienes y servicios para la no repercusión de las cuotas correspondientes. El artículo 28 de la Ley 20/1991, al regular la naturaleza y ámbito de aplicación de las deducciones determina, con carácter general ,el derecho de los sujetos pasivos del Impuesto a la deducción de las cuotas soportadas. En el número 2 del citado artículo se determina lo siguiente: " 2.- No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, las cuotas soportadas o satisfechas con anterioridad al inicio de la realización habitual de entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a sus actividades empresariales o profesionales podrán deducirse con arreglo a lo dispuesto en esta Ley." Por su parte, en el artículo 43 de dicha Ley se regula la deducción de las cuotas soportadas o satisfechas con anterioridad al inicio de la realización de entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a las actividades empresariales o profesionales, tanto en el supuesto de los que vinieren desarrollando con anterioridad actividades empresariales o profesionales que inicien una nueva actividad, como de los que no viniese desarrollando con anterioridad tales actividades y adquieran la condición de empresarios o profesionales por efectuar adquisiciones o importaciones de bienes o servicios con la intención, confirmada por elementos objetivos , de destinarlos a actividades de tal naturaleza, como parece ser el caso que nos ocupa. El número 3 de dicho artículo 43, determina lo siguiente: " 3.- Los empresario o profesionales podrán solicitar la devolución de las cuotas que sean deducibles en virtud de lo establecido en el presente artículo, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 45 de esta Ley." Por tanto, la sociedad consultante, podrá solicitar la devolución de las cuotas de IGIC soportadas con anterioridad al inicio efectivo de la realización habitual de entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes al ejercicio de su actividad empresarial o profesional. Para ello, ha de presentar la declaración censal previa al ejercicio de operaciones, modelo 400. Una vez presentado tiene la opción de solicitar la devolución antes citada o esperar a que inicie efectivamente la realización de las entregas de bienes o prestaciones de servicios propias de su actividad en la que comience a repercutir cuotas de IGIC y en ese momento comenzar a deducirse las cuotas soportadas antes del inicio, para lo cual dispone de un plazo de hasta cuatro años.
Actualizado  14/12/2012