Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 940


  • Fecha salida:  15/04/2009
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991;
  • Texto consulta: Se compra un local a nombre de una S.L.; no envió el modelo 400 en 2005 . Compró un local en 2005 ¿ pero solo empezará su actividad en 2009 ¿ ¿Todavía e puede deducir el IGIC en este año?
  • Respuesta: Conforme al artículo 28.1 de la Ley 20/1991, los sujetos pasivos del IGIC podrán deducir de las cuotas del Impuesto devengadas como consecuencia de entregas de bienes y prestaciones de servicios que realicen en las Islas Canarias las que, devengadas en dicho territorio, hayan soportado en las adquisiciones o importaciones de bienes o en los servicios que les hayan sido prestados, en la medida en que dichos bienes o servicios se utilicen en la realización de operaciones sujetas y no exentas al Impuesto o de las demás operaciones determinadas en el numero 4 del artículo siguiente de esta Ley. El número 2 de este mismo artículo, establece, como regla general , que sólo podrán hacer uso de este derecho los sujetos pasivos que, teniendo la condición de empresarios o profesionales, hayan iniciado efectivamente la realización habitual de las entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a sus actividades empresariales o profesionales. No obstante lo anterior, el propio artículo permite que los empresarios y profesionales puedan deducirse las cuotas soportadas o satisfechas con anterioridad al inicio de la realización habitual de sus actividades con arreglo a lo dispuesto en esta Ley. Ha de tenerse en cuenta que el artículo 33.3 de dicha Ley, determina que el derecho a la deducción podrá ejercitarse siempre que no hayan transcurrido cuatro años, contados a partir del nacimiento del mencionado derecho y que conforme al artículo 33 bis, el derecho a la deducción caduca cuando el titular no lo hubiera ejercitado en los plazos y cuantías señalados en el artículo 33 de esta Ley. Así mismo ha de señalarse que el apartado 4 del artículo 28 de la citada Ley 20/1991, establece un límite subjetivo al derecho a la deducción en los siguientes términos: " No podrá ser objeto de deducción, en ninguna medida ni cuantía, las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios efectuadas sin la intención de utilizarlos en la realización de actividades empresariales o profesionales, aunque ulteriormente dichos bienes o servicios se afecten total o parcialmente a las citadas actividades. A este respecto ha de manifestarse que las adquisiciones de bienes o servicios no sólo deben efectuarse con la intención de destinarlos al desarrollo de actividades empresariales o profesionales, sino que dicha intención debe confirmarse por elementos objetivos, a cuyos efectos ha de tenerse en cuenta lo dispuesto en el artículo 4.2 y 3 del Real Decreto 2538/1994, de 29 de octubre, por el que se dictan normas de desarrollo relativas al IGIC, en el que se señala que los empresarios o profesionales que realicen tales adquisiciones tendrán desde dicho momento la condición de empresarios o profesionales a efectos del IGIC, no obstante, deberán disponer de los medios de prueba que acrediten los elementos objetivos que confirmen que en el momento en que efectuaron dichas adquisiciones tenían la intención de destinarlos al desarrollo de tales actividades empresariales o profesionales, pudiendo serles exigida su aportación por la Administración Tributaria. En el apartado 3 de dicho artículo se determina que los medios de prueba podrán ser cualesquiera de los admitidos en derecho, pudiendo a tal fin tenerse en cuenta las circunstancias relacionadas en el mismo. En aplicación de tales normas podemos concluir en que, aunque el derecho al ejercicio de la deducción no caduca hasta los cuatro años desde su nacimiento, dado el tiempo trascurrido desde la adquisición del bien objeto de consulta y el inicio efectivo de la actividad a la que va a estar afecto, la Administración podrá comprobar que se han cumplido los requisitos subjetivos, objetivos, formales y documentales para tener derecho a la deducción de las cuotas soportadas por la adquisición del local.
Actualizado  14/12/2012