Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 937


  • Fecha salida:  09/09/2009
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991;
  • Texto consulta: empresa con domicilio fiscal en Madrid y no tenemos ningún establecimiento en Canarias. Nuestra actividad consiste en adquirir bienes de naturaleza informática y ofimática y alquilarlos posteriormente.Bien directamente o a veces suele ocurrir que empresas o particulares(para actividades empresariales o simplemente personales) acuden a un distribuidor de los que hay en el mercado, y éste les remite a nosotros para que en vez de comprar el bien, seamos nosotros quien se lo compremos al distribuidor y luego se lo alquilemos a ese cliente final mediante cuotas periódicas(es una forma de financiarse). Esos distribuidores están en la Península normalmente y le hacen llegar directamente el bien adquirido por nosotros al cliente final en este caso en Canarias(con lo cual son los distribuidores los que liquidan el impuesto en aduana normalmente). Hace ya algún tiempo comenzamos a operar así con clientes finales canarios e inicialmente dada la poca habitualidad, aplicamos lo de la inversión del sujeto pasivo, entendiendo que el cliente final soportaba y se autorrepercutía el IGIC. Hoy las operaciones con clientes domiciliados en Canarias han crecido, se han hecho habituales y se cobran cuotas mensuales o trimestrales de alquiler de forma regular. Dado que hoy,aunque seguimos sin tener establecimiento permanente en Canarias, ya son más los clientes domiciliados en Canarias con los que operamos, algunos con la condición de empresarios o profesionales y otros no, y estando a veces sí y otras no el alquiler del bien relacionado con la actividad empresarial que en su caso pudiesen ejercer, la pregunta es: Como debemos operar ahora para que no exista riesgo fiscal con la Administración Tributaria Canaria?. 1.- Seguimos como estamos, entendiendo que se sigue aplicando la inversión del sujeto pasivo, aún sabiendo que pueden existir clientes personas físicas que no ejerzan actividad empresarial o profesional alguna,y que en tal caso no soporten y autorrepercutan el IGIC correspondiente y que la Hacienda Canaria no recaude ese IGIC?. 2.- Nos damos de alta como no establecido(modelo 400), facturamos con IGIC todo y liquidamos trimestralmente el impuesto desde Península a través de entidades bancarias colaboradoras?. 3.- Aplicamos la inversión del sujeto pasivo para los casos en que el cliente final sabemos seguro que es empresario o profesional y soportará y autorepercutirá el IGIC y declaramos y facturamos a parte con IGIC los casos que pudiesen existir de personas físicas que no ejercen actividad empresarial o profesional alguna cuando lo sepamos?.
  • Respuesta: En síntesis, el texto de la consulta plantea la forma en que han de tributar en el IGIC las operaciones de arrendamiento de bienes muebles realizadas en Canarias por una empresa con domicilio fiscal en la Península, sin establecimiento permanente en Canarias, cuyos destinatarios sean empresarios o profesionales o sean personas particulares, tienen su domicilio en Canarias. Respecto de los arrendamientos cuyos destinatarios -arrendatarios- son empresarios o profesionales en el ejercicio de sus actividades, la regla de localización del hecho imponible del IGIC aplicable al caso es la contenida en el artículo 17.2.5º.A.j), conforme a la cual, los arrendamiento de bienes muebles corporales , con excepción de los medios de transporte y los contenedores, se considerarán prestados donde radique la sede de la actividad económica o el establecimiento permanente del destinatario de dichos servicios o, en su defecto el lugar de su domicilio. Dado que los empresarios o profesionales destinatarios de tales servicios tienen la sede de su actividad económica o establecimiento permanente en Canarias, tales servicios están sujetos a IGIC en los que produce la inversión del sujeto pasivo en virtud de lo establecido en el artículo 19.1.2º de la Ley 20/1991. En consecuencia, la empresa arrendadora no repercutirá cuotas de IGIC en las correspondientes facturas, debiendo consignar en ellas que la operación está sujeta a IGIC con inversión del sujeto pasivo. Será el empresario o profesional destinatario del servicio ( arrendatario) quien habrá de emitir factura autorrepercutiendóse las cuotas de IGIC correspondientes y proceder a su liquidación ante la Administración Tributaria Canaria en el periodo correspondiente al devengo. Cuando los destinatarios de los servicios de arrendamiento de tales bienes no son empresarios o profesionales sino personas particulares con domicilio en Canarias, no es de aplicación la regla de localización citada anteriormente, sino la regla general contenida en el artículo 17.1.1º de la Ley 20/1991, conforme a la cual, " los servicios se considerarán prestados en el lugar donde esté situada la sede de la actividad económica de quien los preste." Dado que quien presta los servicios es la empresa arrendadora radicada en la Península, tales operaciones no están sujetas a IGIC, por lo que no se repercutirán cuotas de este Impuesto en las correspondientes facturas. Respecto a la presentación de la declaración censal de comienzo de actividades, modelo 400, manifestar que no es aplicable al caso lo determinado en el artículo 1.2 del Decreto 1/2002, de 11 de enero, por el que se regulan las declaraciones censales que han de presentar los empresarios o profesionales, conforme al cual dicha obligación se extiende, entre otros, a las personas o entidades no establecidas en Canarias cuando realicen con habitualidad operaciones sujetas al IGIC y los destinatarios de las mismas no tengan la condición de empresarios o profesionales. Dado que si bien en el caso que nos ocupa los destinatarios de tales servicios son particulares que tienen su domicilio en Canarias, tales operaciones no cumplen el requisito de estar sujetas a IGIC, por lo que la empresa no establecida que los presta no está obligada a presentar dicha declaración censal.
Actualizado  14/12/2012