Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 833


  • Fecha salida:  30/04/2009
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991;
  • Texto consulta: Nuestra actividad es la de realización de informes de tasación, no tenemos establecimiento permanente en Canarias si bien tenemos clientes (canarios) que nos solicitan informes de valoracion de inmuebles radicados en Canarias. PAra la prestación de este servicio subcontratamos con profesionales que prestan su servicio como un informe que remiten a peninsula. Nosotros con nuestros clientes canarios no les repercutimos IVA, practicando una autofactura. La cuestión que se nos plantea es si de la misma forma el colaborador que nos realiza la tasación al facturar a su cliente - que somos nosotros - debería de emitir su factura sin IGIC y realizar una auto factura. De forma contraria agradecería que nos explicasen la manera en que podríamos recuperar el IGIC que nos repercuta el colaboraborador y que por no estar dados de alta en el registro de IGIC (por no tener establecimiento permanente) no podriamos deducirnos
  • Respuesta:  Hemos de partir de las reglas de determinación del lugar de realización del hecho imponible del IGIC en las prestaciones de servicios, reguladas en el artículo 17 de la Ley 20/1991, de 7 de junio, de modificación de los aspectos fiscales del Régimen Económico Fiscal de Canarias. En dicho artículo se regula una regla general, conforme a la cual, los servicios se considerarán prestados en el lugar donde esté situada la sede de la actividad económica de quien los preste y una serie de reglas especiales para determinados servicios. Entre esta reglas especiales, en el número 2, apartado 1º del citado artículo 17, se regula la regla aplicable al caso que nos ocupa, en los siguientes términos: " 1º.- Los servicios directamente relacionados con inmuebles, incluso el alquiler de cajas de seguridad y la mediación en las transacciones inmobiliarias, se entenderán realizados en el lugar donde radiquen los bienes inmuebles a que se refieran." En aplicación de dicha regla, tanto los informes que realizan los profesionales con domicilio en Canarias sobre inmuebles radicados en dicho territorio en favor de la empresa que realiza la tasación radicada en la Península, como los informe de tasación que ésta factura a sus clientes radicados en Canarias, destinatarios finales de dichos servicios, son prestaciones de servicios sujetas a IGIC. En consecuencia, los profesionales canarios que emiten los informes para la sociedad de tasación radicada en la Península, habrán de repercutir en las correspondientes facturas las cuotas de IGIC, al tipo impositivo general del 5% y proceder a su autoliquidación ante la Administración Tributaria Canaria en el periodo correspondiente al devengo, estando la sociedad tasadora obligada a soportar dicha repercusión. Por su parte, cuando la sociedad tasadora facture a sus clientes domiciliados en Canarias los servicios realizados sobre inmuebles radicados en dicho territorio, han de diferenciarse dos supuestos distintos. Si los clientes domiciliados en Canarias son personas particulares, no empresarios o profesionales, dicha sociedad habrá de repercutir las correspondientes cuotas de IGIC en las correspondientes facturas y proceder a su ingreso en el tesoro de la Comunidad Autónoma mediante la presentación de la autoliquidación ocasional, modelo 412. Si por el contrario, los clientes domiciliados en Canarias son empresarios o profesionales que actúan en el ejercicio de su actividad, se produce la inversión del sujeto pasivo del IGIC regulada en el artículo 19.1.2º.c) de la Ley 20/1991, al tratarse de una prestación de servicios sujeta a IGIC, realizada por una empresa no radicada en Canarias, en favor de otro empresario o profesional domiciliado en dicho territorio. En este caso, la empresa tasadora no habrá de repercutir cuotas de IGIC en las correspondientes facturas haciendo constar en ellas que se trata de una operación sujeta a IGIC con inversión del sujeto pasivo. Será el empresario o profesional radicado en Canarias quien habrá de autorrepercutirse las correspondientes cuotas del Impuesto y proceder a su liquidación ante la Administración Tributaria Canaria en el periodo correspondiente al devengo. Por su parte, la sociedad tasadora, si reúne los requisitos exigidos por la normativa del Impuesto, podrá solicitar en su condición de no establecida en Canarias la devolución de las cuotas de IGIC soportadas en las adquisiciones de bienes y servicios realizadas en dicho territorio.
Actualizado  14/12/2012