Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 773


  • Fecha salida:  11/02/2009
  • Impuesto:  TTPP y AAJJDD
  • Legislacion: 
  • Texto consulta: En relación con el artículo 55. 1.5º del RD 828/1995 se nos plantean las siguientes dudas: 1. En la contabilización del plazo de tres años, ¿se empieza a contabilizar desde el momento de la constitución de la sociedad en escritura pública o desde el fallecimiento del causante? 2. En el caso de disolverse antes de transcurrido el plazo, se solicita la devolución de lo pagado por la Constitución, ¿qué ocurre con el impuesto abonado por la disolución?
  • Respuesta: El artículo 22.5 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, a efectos del impuesto, equipara a sociedades: " 5.- La misma comunidad (se refiere a la comunidad de bienes constituida por actos inter vivos que realicen actividades empresariales) constituida u originada por actos mortis causa, cuando continúe en régimen de indivisión la explotación del negocio del causante por un plazo superior a tres años. La liquidación se practicará, desde luego, sin perjuicio del derecho a la devolución que proceda si la comunidad se disuelve antes de transcurrir el referido plazo." El hecho imponible de esta operación, por la modalidad operación societaria, lo constituye la continuidad en régimen de indivisión del negocio del causante por un plazo superior a tres años, plazo que entendemos ha de computarse a partir del fallecimiento del causante. Si no se continúa en régimen de indivisión por un plazo superior a los tres años, no existe hecho imponible del Impuesto. Lo que ocurre, es que la propia norma establece que la liquidación se practicará desde luego, es decir, desde el momento del fallecimiento del causante. Así, si la explotación en régimen de indivisión supera los tres años, se habrá consolidado la realización del hecho imponible del impuesto liquidado inicialmente. Si la comunidad se disuelve antes de transcurrir dicho plazo, no habrá existido hecho imponible por la constitución de la misma y por tanto ha de devolverse la cuota del impuesto liquidada inicialmente. En este caso, la disolución antes de los tres años es una operación no sujeta.
Actualizado  14/12/2012