Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 840


  • Fecha salida:  29/05/2009
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991;
  • Texto consulta: El inicio de un procedimiento de reclamación judicial contra un deudor por el impago de facturas en las que se hayan repercutido cuotas de IGIC, no da lugar al inicio de un procedimiento de devolución de las cuotas del impuesto que no se han cobrado, sino a la práctica de la reducción de la base imponible de las correspondientes facturas, regulada en el artículo 22.7 de la Ley 20/1991, en la redacción dada por la Ley 4/2008, de 23 de diciembre, en los siguientes términos: " 7.- La base imponible también podrá reducirse cuando los créditos correspondientes a las cuotas repercutidas por las operaciones gravadas, sean total o parcialmente incobrables. A estos efectos, un crédito se considerará total o parcialmente incobrable cuando reúna las siguientes condiciones: 1.- Que haya transcurrido un año desde el devengo del Impuesto repercutido sin que se haya obtenido el cobro de todo o parte del crédito derivado del mismo. 2.- Que esta circunstancia haya quedado reflejada en los libros registros exigidos para este Impuesto. 3.- Que el destinatario de la operación actúe en la condición de empresario o profesional, o, en otro caso, que la base imponible de aquella, Impuesto General Indirecto Canario excluido, sea superior a 300 euros. 4.- Que el sujeto pasivo haya instado su cobro mediante reclamación judicial al deudor. La modificación deberá realizarse en el plazo de los tres meses siguientes a la finalización del periodo de un año a que se refiere la condición 1 del párrafo anterior y comunicarse a la Administración Tributaria Canaria en el plazo que se fije reglamentariamente. Una vez practicada la reducción de la base imponible, ésta no se volverá a modificar al alza aunque el sujeto pasivo obtuviese el cobro total o parcial de la contraprestación, salvo cuando el destinatario no actúe en la condición de empresario o profesional. En este caso, se entenderá que el Impuesto General Indirecto Canario está incluido en las cantidades percibidas y en la misma proporción que la parte de contraprestación percibida. No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, cuando el sujeto pasivo desista de la reclamación judicial al deudor, deberá modificar nuevamente la base imponible al alza mediante la emisión, en el plazo de un mes a contar desde el desistimiento, de una factura rectificativa en la que se repercuta la cuota procedente." En consecuencia, respecto de las operaciones que, por cumplir los requisitos citados anteriormente, podrá el sujeto pasivo proceder a la reducción de las bases imponibles de las mismas, mediante la emisión de facturas rectificativas sustitutivas de las anteriores y proceder a practicar la deducción de las cuotas en la autoliquidación correspondiente al periodo en que se realice la reducción.
  • Respuesta: El inicio de un procedimiento de reclamación judicial contra un deudor por el impago de facturas en las que se hayan repercutido cuotas de IGIC, no da lugar al inicio de un procedimiento de devolución de las cuotas del impuesto que no se han cobrado, sino a la práctica de la reducción de la base imponible de las correspondientes facturas, regulada en el artículo 22.7 de la Ley 20/1991, en la redacción dada por la Ley 4/2008, de 23 de diciembre, en los siguientes términos: " 7.- La base imponible también podrá reducirse cuando los créditos correspondientes a las cuotas repercutidas por las operaciones gravadas, sean total o parcialmente incobrables. A estos efectos, un crédito se considerará total o parcialmente incobrable cuando reúna las siguientes condiciones: 1.- Que haya transcurrido un año desde el devengo del Impuesto repercutido sin que se haya obtenido el cobro de todo o parte del crédito derivado del mismo. 2.- Que esta circunstancia haya quedado reflejada en los libros registros exigidos para este Impuesto. 3.- Que el destinatario de la operación actúe en la condición de empresario o profesional, o, en otro caso, que la base imponible de aquella, Impuesto General Indirecto Canario excluido, sea superior a 300 euros. 4.- Que el sujeto pasivo haya instado su cobro mediante reclamación judicial al deudor. La modificación deberá realizarse en el plazo de los tres meses siguientes a la finalización del periodo de un año a que se refiere la condición 1 del párrafo anterior y comunicarse a la Administración Tributaria Canaria en el plazo que se fije reglamentariamente. Una vez practicada la reducción de la base imponible, ésta no se volverá a modificar al alza aunque el sujeto pasivo obtuviese el cobro total o parcial de la contraprestación, salvo cuando el destinatario no actúe en la condición de empresario o profesional. En este caso, se entenderá que el Impuesto General Indirecto Canario está incluido en las cantidades percibidas y en la misma proporción que la parte de contraprestación percibida. No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, cuando el sujeto pasivo desista de la reclamación judicial al deudor, deberá modificar nuevamente la base imponible al alza mediante la emisión, en el plazo de un mes a contar desde el desistimiento, de una factura rectificativa en la que se repercuta la cuota procedente." En consecuencia, respecto de las operaciones que, por cumplir los requisitos citados anteriormente, podrá el sujeto pasivo proceder a la reducción de las bases imponibles de las mismas, mediante la emisión de facturas rectificativas sustitutivas de las anteriores y proceder a practicar la deducción de las cuotas en la autoliquidación correspondiente al periodo en que se realice la reducción.
Actualizado  14/12/2012